a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
 

Octubre - 2007

 
     
20/10/2007   Donostia - Estambul (Turquía)

 

Transcurrido más de un mes desde que tuve que volver a casa como consecuencia del incidente con el pickup, en el que se rompió el chasis, he vuelto a hacer las maletas y hoy he cogido un avión con destino a Turquía, que es donde debía estar según el plan trazado en un principio. El problema del vehículo todavía no se ha arreglado y la casa Ford niega que la garantía cubra esta avería, pero eso es "harina de otro costal", que en su momento y con más datos que me tiene que facilitar dicha casa lo comentaré profusamente y con documentos, para que los aficionados a este mundo y al de la autocaravana en general, no les ocurra lo que a mí y se lo piensen en el momento de elegir una marca de vehículo.

He llegado a Estambul a primera hora de la tarde y directamente en el aeropuerto he ido a recoger el coche que había alquilado por Internet. No conocía Estambul y la primera impresión ha sido muy grata, aunque hay que echarle moral para salir del aeropuerto conduciendo y meterte en el maremagno de tráfico e intentar llegar al hotel que tenía reservado. La necesidad de coger el coche ha sido porque mañana salgo para hacer un recorrido por Turquía: Troya, Pamukale, Konya, Capadocia, Ankara, etc., porque de otra forma, lo mejor es coger un taxi y olvidarte del agobiante tráfico de Estambul.

He tardado cerca de 3 horas en encontrar el hotel y eso que tenía las coordenadas GPS, que previamente me las había arreglado para calcularlas utilizando un web, que a su vez enlaza con Google Maps para las direcciones de las calles. A partir de un domicilio, puedes llegar a saber con exactitud su eje de coordenadas. Esto es una importantísima ayuda, por lo menos sabes si te vas acercando al destino y a qué distancia te encuentras en línea recta, aunque no te pueda indicar el camino a seguir. En estas ciudades no hay letreros en las calles, por lo que a pesar de tener un mapa en papel muy detallado, de poco te sirve y es muy difícil saber dónde te encuentras. El GPS juega un papel muy importante situándote permanentemente.

El caso es que creo que en mi vida había cometido tantas infracciones de tráfico en tan poco tiempo, pero es lo normal aquí y en una ocasión he aprovechado que el coche que me precedía, se ha metido por un carril especial y protegido de tranvías, en el que circulaban en ambas direcciones y hemos hecho más de 1 kilómetro entre vías. El otro coche no sé, pero yo iba rezando para que no apareciesen, porque no sabía que podía suceder. Cuando llevas un rato conduciendo te contagias de lo que ves y creo que es lo mejor, "integrarte y ser uno más". No obstante, pienso que a pesar de los bocinazos y acelerones, hay mucho respeto por los demás y te dejan maniobrar cediéndote el paso. En algunas ocasiones he tenido que cruzar desde el carril izquierdo hasta 3 más a la derecha, a base de acelerones y frenazos, pero nadie se ha enfadado y me han dejado sin problemas.

Mañana saldré hacia Troya y dejaré la visita a Estambul para la vuelta, fechas en la que vendrá mi mujer Carmen.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
21/10/2007   Estambul - Troya - Ayvalik (Turquía)

 

Me he levantado con un día muy lluvioso que ha durado hasta primeras horas de la tarde. Sin embargo, la temperatura sigue siendo buena como para andar en mangas de camisa. He salido de Estambul dirección Troya por la costa norte del mar de Mármara, pasando por Tekirdag y cruzando el parque nacional de Gelibolu o Gallipoli, donde se libró la famosa batalla en la Primera Guerra Mundial. El paisaje no dice gran cosa porque este mar es como una balsa y su costa es muy sosa.

He cruzado en ferry a Canakkale, donde he parado a comer el clásico quebac, pero al que han añadido un pimiento que picaba más que los de Padrón. Con la boca todavía llameante, he cogido el coche y he tomado dirección Troya. A mitad de camino he adelantado a una chica con pinta de nórdica, que iba andando sola por la carretera con ropa fluorescente y arrastrando una bolsa con ruedas. Iba a buen ritmo por el lado izquierdo y me imagino que estaba haciendo todo un recorrido a pie por Turquía. Impresiona la capacidad de aventura y sufrimiento de personas así.

He visitado las ruinas de Troya y no me han gustado. Hay que tener mucha imaginación para hacerte una idea de cómo era en la antigüedad. Sólo quedan piedras bastante desparramadas y algunos muros bajos. Si no fuera por la reproducción del caballo en la entrada al parque, pasaría totalmente desapercibida.

La visita no me ha durado más de 1/2 hora, incluidas las fotografías de rigor, por lo que he decidido avanzar más camino del previsto y llegar hasta Ayvalik, puerto pesquero y centro de fabricación de aceite, muy turístico en verano.

Es un pueblo muy apacible, con mucha gente pescando y paseando en un espléndido atardecer. He ido a cenar a una taberna llena de lugareños, donde he comido pollo guisado al estilo "Marmitako". El precio con arroz y agua mineral incluidos, ha sido de 3,70 € y estaba bueno. En los 2 días que llevo en Turquía la gente ha sido muy amable en todos los sentidos.

Mañana continuaré viaje hacia Pérgamo y Esmirna.

 

Ver reportaje
 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
22/10/2007   Ayvalik - Pérgamo - Esmirna (Turquía)

 

Ayer vi en la televisión las acciones del ejército de Turquía contra los kurdos, lo que ha llevado a una noche de jolgorio con coches tocando el claxon. Hoy por la mañana todo el pueblo de Ayvalik estaba llenos de banderas, igual que los taxis y muchos coches particulares, como señal de patriotismo.

La mañana ha sido tranquila, desplazándome a Pérgamo y viendo una preciosa acrópolis, a la que he subido a primera hora para no encontrarme con muchos turistas. El viaje ha merecido la pena, porque es un lugar poco conocido pero que sin embargo cuenta con los suficientes alicientes como para pasar unas deliciosas horas. Había mucho ambiente en las calles, mercado y terrazas, estaban llenos y hasta he presenciado una bronca de varias mujeres con 2 hombres que estaban sentados en un petril. Los gritos de las mujeres eran de tal intensidad que ha tenido que intervenir la policía. No sé cual era el problema, pero las mujeres llevaban la voz cantante y supongo que el origen de todo habrá sido alguna grosería que les habrán dicho, porque parecían no conocerse.

A continuación he tomado dirección Esmirna y han empezado los problemas. Ha comenzado a llover como si nunca lo hubiera hecho, hasta el punto de que cuando pasaban principalmente camiones, desplazaban tal cantidad de agua hacia tu parabrisas, que en varias ocasiones he estado sin ninguna visión durante un par de interminables segundos. En otras ocasiones tenía que atravesar auténticas bolsas de agua que estaban a punto de inundarte el coche. Así que tras 3 largas horas, he conseguido llegar a la entrada de Esmirna y he buscado rápidamente un hotel, porque no bajaba la intensidad de la lluvia y llevaba ya varias horas sin parar. He llegado a pensar que podía ser una "gota fría" y no he querido arriesgarme más. Había coches parados en mitad de la carretera, golpes de chapa, gente empujando y muchos boletos para tener un accidente.

Si con tiempo normal el tráfico es agobiante, se puede uno imaginar en estas condiciones. He salido del hotel con intención de coger un autobús para ir al centro, pero la calle estaba colapsada y he decidido echar a andar, porque me había puesto las botas de monte y el anorak. Ni aún así he podido avanzar, a los 300 metros estaba totalmente empapado y en un cruce he decidido meterme en un bar que tenía una terraza cubierta para tomarme un té y observar el tráfico porque era digno de ver. Los más ruidosos eran los taxistas, pero los que sin duda mandaban eran los basureros, con sus cacharros macizos imponían su ley. Era todo un espectáculo.

Error el mío al no darme cuenta de dónde me había metido. Eran las 5 de la tarde y había poca luz en general, pero me ha sorprendido de que no quisieran cobrarme el té y que insistiesen en que entrase dentro, con mucha educación y saliendo una señorita a la terraza para hablar en inglés conmigo.

Rápidamente he tenido que aclarar la situación y me he marchado antes de que se complicara más el tema, echándome de nuevo al diluvio para volver al hotel y llegando totalmente calado.

Son las 8 de la tarde, hora local y todavía sigue lloviendo mucho y oigo continuamente bocinas, sirenas de bomberos y ambulancias, así que espero que mañana mejore la situación para poderme marchar al Parque Nacional de Pamukkale.

Sin duda un día intenso que ha comenzado muy tranquilo y se ha ido complicando mucho.


 
Ayvalik
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
23/10/2007   Esmirna - Afrodisias - Pamukkale (Turquía)

 

Por fin ha parado de llover e incluso por la mañana ha salido el sol. Todavía quedan restos de bolsas de agua en la carretera pero la situación se va normalizando. He tomado dirección a Pamukkale, abandonando la costa y adentrándome en el interior, por amplísimos valles con mucho campo de cultivo y frutales.

Durante 100 Km. he rodado por una buena autopista y después la carretera normal también era muy buena, con muchos tramos de doble vía. Cuando me estaba acercando a Denizli, he visto una desviación que llevaba a Afrodisias (43 Km.), que lo tenía anotado como punto de interés.

La verdad es que he acertado al desviarme; este enclave arqueológico merece la pena de visitar. Está perfectamente conservado en el tiempo e incluso las instalaciones están muy cuidadas y limpias. Pienso que no tiene nada que envidiar a los existentes en su vecina Grecia. Pasear entre sus ruinas te permite hacerte una idea de cómo era en la antigüedad e integrarte en un entorno precioso, sobre todo como en mi caso, que prácticamente he estado solo durante toda la visita.

Después me he dirigido a Pamukkale, a 12 Km. de Denizli, ciudad ésta última, que me ha parecido que tiene un nivel económico muy superior al resto de las que he atravesado. Sus infraestructuras, jardines, centros comerciales y edificios, se parecen a los de cualquier ciudad europea. Es un enclave próspero y famoso por sus telas.

Nada más llegar a Pamukkale se me ha acercado un joven, ofreciéndome un hotel a muy buen precio (11 €, desayuno incluido), muy bien situado y según él con todas las comodidades, así que como tenía tiempo me he acercado a echar un vistazo. La habitación aunque modesta estaba bien y me he instalado.

Como era pronto he decidido subir al parque que lo veía desde el hotel. Pamukkale me ha recordado a "Hierve el Agua" en México, pero más espectacular. Es una colina llena de blancas formaciones calcáreas, con terrazas de agua donde te puedes mojar. De hecho, hay que subir descalzo por la cantidad de agua que desciende y es una experiencia muy agradable.

Sin duda, si ayer fue un día complicado, hoy ha sido todo lo contrario, con tiempo apacible y unas visitas preciosas. Ojalá este tipo de experiencias se repitan muchas veces.


Ver reportaje de Afrodisias
   
Ver reportaje de Pamukkale
   
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
24/10/2007   Pamukkale - Hierápolis - Termessos - Antalia (Turquía)

 

A primera hora, he vuelto a subir a la zona de las termas de Pamukkale para visitar las ruinas de Hierápolis y de otra parte de la zona calcárea que me quedó de ayer. Así que he actualizado el reportaje con nuevas imágenes que me han impactado.

Hierápolis, son las ruinas de unas antiguas termas que aprovechaban el agua calcárea con aspectos medicinales. De espectacular se puede considerar el teatro que creo que ha sido el más bonito que he visto, por lo bien conservado que está y por sus grandes dimensiones, con un aforo para 12.000 espectadores.

A media mañana he salido con destino a Antalia, en la costa mediterránea que dista 212 km.. Un viaje tranquilo con buenas carreteras y un precio de gasolina exorbitante (1,50 € el litro de 95 Oc.), más cara que en Noruega, que ya es decir. Sobre todo, si tenemos en cuenta lo barato que es aquí el resto de cosas.

A 30 Km. de Antalia, he visto la desviación hacia Termessos y me he dirigido allí. Estas ruinas están perdidas en la montaña, más de 12 Km. subiendo por empinadas cuestas y con una carretera bastante mala. Pero lo peor estaba por llegarme, cuando he aparcado y con una simple explicación verbal me han mandado a recorrer las ruinas, en un área de un par de kilómetros entre densa vegetación y sin prácticamente indicaciones. Menos mal que había tomado nota de las coordenadas en el GPS de mano, porque pienso que todos los días tendrán que salir en búsqueda de turistas perdidos. Había un sinfín de senderos que al final no llevaban a ninguna parte y teniendo que retroceder. Eso quiere decir, que todo el mundo tenía los mismos problemas de orientación. Cuando te cruzabas con alguien, el tema de conversación siempre era el mismo, "Do you know, if this is the way to the parking (otopark)".

El entorno era impresionante, al estilo de las películas de Indiana Jones y Lara Croft, y costaba creer que estuvieses en Turquía. He tardado casi 3 horas en salir y he llegado a Antalia justo para buscar un hotel y salir a echar un vistazo a la ciudad. Lo que he visto me ha gustado tanto, que mañana me quedaré todo el día para visitarla con tranquilidad.

 

Ver reportaje de Hierápolis
Ver reportaje de Termessos
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
25/10/2007   Antalia (Turquía)

 

Por fin ha salido el sol, así que me he acercado al puerto para realizar una excursión en barco. Ayer vi la posibilidad de ir a una bonita cascada que cae al mar y además ver Antalia desde fuera. La excursión ha durado 2 horas y me ha costado sólo 10 €, con varios tes y pastas incluidos. Con estos precios da gusto viajar, todavía me acuerdo de los de Noruega y sigo sin entenderlos.

Antalia tiene una preciosa bahía con aguas azul turquesa. En el extremo oeste están los magníficos montes Bey, sigue una extensa playa de guijarros y en el Este la costa tiene pequeños acantilados y rocas, finalizando con una caudalosa cascada cayendo al mar. Todo ello conforma un entorno bellísimo y la excursión ha merecido la pena.

Es posible que los ánimos estén un poco exaltados por lo que está ocurriendo con los Kurdos, pero el caso es que ayer a la tarde presencié una pelea en plena calle, hoy ha habido una nutrida manifestación con muchos gritos, gesticulaciones y todas las tiendas han colgado sus correspondientes banderas dando la sensación de estar presionadas. A la hora de comer, ha habido otra bronca entre un cliente y el de la caja, consecuencia de los cambios y ha faltado muy poco para otra pelea. Y menos mal, porque estaban encima mío discutiendo y posiblemente me hubiese llevado algo. En fin, habrá sido una casualidad, porque por lo demás, los encuentro amabilísimos y no me acosan los vendedores. Igual tengo pinta de autóctono y por eso me dejan en paz.

En definitiva, un precioso día en todos los sentidos y muy relajado. Mañana me marcharé hacia Konya, de camino a Capadocia.

 

Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
26/10/2007   Antalia - Konya (Turquía)

 

He vuelto a adentrarme en el interior, abandonando definitivamente la costa sur y dirigiéndome a Konya. He utilizado una preciosa carretera de reciente construcción y que no figuraba en mis mapas. He atravesado una cadena montañosa con paisajes y colores espectaculares, comenzaban a aparecer los tonos ocres, dorados y rojizos combinados con el verde, propios de esta época de otoño.

Un viaje muy agradable y sin prisa, porque apenas han sido 300 Km., y he salido bastante temprano de Antalia. He llegado a Konya a la hora de comer y me he instalado en un hotel muy céntrico en la línea de precios habitual.

Tenía un mapa de la ciudad en la que aparecían bastantes reseñas para visitar, así que he comenzado el recorrido. Apenas he tardado 3 horas, porque no me ha gustado lo que he visto y me ha parecido muy mediocre, salvo el Mausoleo de Mevlana, que es la estrella del lugar. Como el "papel lo soporta todo", te llevas auténticos chascos de los sitios recomendados.

Cuando llegaba a esta mezquita que es de todo, incluido museo, me ha sorprendido cruzarme con centenares de personas que salían de orar y muchas de ellas llevaban la alfombra al hombro, mientras que por los altavoces continuaban los cantos. Las tiendas y negocios de los alrededores habían cerrado y volvían a abrir. Sorprende ver a personas trajeadas transportando la alfombra. Para entrar en la mezquita he tenido que ponerme unas fundas de plástico sobre los zapatos y no he tenido que descalzarme. Dentro poco había que ver: muchos libros del Corán y todo el mundo orando.

El resto de la tarde lo he pasado deambulando por calles y parques, encontrando bastante suciedad acumulada por todos los sitios. No tiene nada que ver con Antalia, aquí se ve principalmente gente musulmana bebiendo y lavándose en las innumerables fuentes que hay por las calles.

Mañana me marcharé hacia Capadocia, porque allí hay mucho que ver y hoy tengo la sensación de haber perdido el tiempo.


Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
27/10/2007   Konya - Capadocia (Turquía)

 

Contento de abandonar Konya y dirigirme a Capadocia, he salido con un día espléndido. El paisaje ha cambiado totalmente, ayer era montañoso y hoy llanuras interminables hasta llegar a Nevsheir. Directamente me he dirigido a Uçhisar como primer destino a visitar, que está a la entrada de los principales valles. He quedado impresionado por las enormes rocas puntiagudas que parece que alguien las ha puesto en pie y por la espectacularidad de dimensiones y cavidades que tienen.

La naturaleza parece haber trabajado a fondo componiendo caprichosas formas que conforman un entorno único.

A continuación me he dirigido a Göreme. El pueblo es fascinante con hotelitos y pensiones cuyas habitaciones son cuevas acondicionadas y con todas las comodidades. También he ido al "museo al aire libre", que aunque está bien, me ha defraudado un poco. Como generalmente ocurre, se le da demasiada importancia a unos cuantos frescos bizantinos pintados en los monasterios/cuevas, que al entorno en sí. Había un mundo de gente y ha sido una pesadilla entrar a verlos, por la estrechez de los accesos.

El atardecer con una preciosa puesta de sol, lo he pasado en "Chimeneas de Hadas", inolvidable lugar donde disfrutas paseando y te pierdes un poco entre ellas. Aquí están los famosos conos con un sombrero en forma de seta.

Un precioso día con visitas a lugares bellísimos y que mañana continuaré ampliando a otros valles.

 

Ver reportaje de Uçhisar
Ver reportaje de Göreme y Chimeneas de hadas
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
28/10/2007   Capadocia - Kaymakli - Zelve - Ankara (Turquía)

 

Hoy he dormido en una habitación que estaba dentro de una de las cavidades de la roca, pero con todas las comodidades incluido un cuarto de baño con ducha. Las paredes eran la propia roca y la temperatura era muy agradable. El precio me sigue sorprendiendo: 23 €, desayuno incluido.

He abandonado con pena el hotel y me he marchado a ver la ciudad subterránea de Kaymakli, que está unos 20 Km. de Göreme. Unas cavidades en las que desciendes hasta 5 pisos y que incluso las hay de 8. Son estrechos pasillos y como ya empezaba a haber gente, la cosa se entorpecía bastante. Ha habido un momento que al entrar en una de las salas, me he encontrado en medio de un grupo de japoneses. A mi derecha estaban en plan pose, unas 15 personas y a mi izquierda el fotógrafo, que lógicamente era otro japonés. Pero lo curioso era que de un brazo le colgaban las 15 cámaras del resto del grupo y ha tenido que repetir la toma con cada uno de los aparatos que tenía colgando. La pena es que no he sabido reaccionar a tiempo, porque debía de haberle sacado yo una foto al fotógrafo, porque verle con tantas cámaras colgando era digno de inmortalizarlo. Es increíble la trascendencia que han tenido tanto los teléfonos móviles como las cámaras fotográficas, independientemente de culturas, en lo relativo a la individualización y personalización, llevando situaciones hasta hace poco normales a extremos insospechados.

Me he escapado bastante rápido de las cavidades, trasladándome a Zelve. Es un museo al aire libre ubicado en un pequeño valle en el que la naturaleza ha creado un pueblo troglodita. Posiblemente éste ha sido el sitio que más me ha impresionado, puedes pasear y entrar en las cuevas. Un entorno mágico que bien parece que haya servido para ambientar alguna de la saga de la "Guerra de Las Galaxias".

Cuando he terminado la visita se estaba nublando y la luz ya no era buena para sacar más fotografías, así que he cogido carretera y me he ido hasta la capital Ankara, a unos 320 Km. Un viaje rápido por las buenas carreteras y el poco tráfico de domingo. He encontrado el hotel que tenía previsto sin ningún problema y aún me ha dado tiempo a darme una vuelta por los alrededores para tomar contacto y hacerme una idea de la ciudad.

Mañana pasaré el día visitando los lugares más importantes, que parece que no son muchos.

 

Ver reportaje de Kaymakli y alrededores
Ver reportaje del museo al aire libre de Zelve
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
29/10/2007  

Ankara (Turquía)

 

Ciudad muy poco interesante desde la óptica turística. El plato fuerte debe ser el "Museo de las Civilizaciones Anatolias", pero hoy estaba cerrado, así que primero he ido a la "Ciudadela" que se sitúa en una pequeña colina.

Desde allí se divisaba todo Ankara y a pesar de que había mucha bruma, he divisado a lo lejos una enorme mezquita, que después he constatado que se trataba de "Kotacepe" una de las mayores del mundo.

Como no tenía ningún destino en especial programado, he decidido ir andando hasta esa mezquita, que distaba varios kilómetros, de forma que he pasado cerca de 3 horas entre calles, barriadas, mercados y parques. He preguntando varias veces, hasta que al fin he conseguido llegar.

Realmente de cerca era todavía más bella y me he decidido a entrar, quitándome los zapatos. Dentro el espectáculo era fascinante, con un enorme espacio central, unas alfombras preciosas sobre las que daba gusto andar y al fondo un frente de vidrieras por las que entraba muchísima luz. Mirando hacia las vidrieras estaban un par de hileras de fieles orando y siguiendo las instrucciones que se oían por los altavoces.

He sacado algunas fotos con cuidado de no molestar y realmente he sentido una sensación de "pequeñez" porque imponía el entorno.

Después he tomado la vuelta hacia la zona comercial de Ulu, que es donde tenía el hotel y me he topado con una comitiva que debía ser del Gobierno. Varias decenas de coches oficiales acompañados de policía con sirenas, motos y luces, daban a entender una reunión de urgencia, ante el cariz que está tomando la situación con los kurdos y los embargos anunciados por Irak. Ahora entiendo que el negocio de algunos fabricantes de automóviles de alto nivel, no pasa por la venta a los pocos ricachones que hay, sino a los gobiernos. En un momento, habré vistos más de 80 coches todos iguales de la gama muy alta, todos ellos "Mercedes".

A media tarde ha habido una gran manifestación, supongo que de apoyo al gobierno, aunque en algunas noticias de la televisión, se ven "cargas" de la policía contra algunos manifestantes. De cualquier forma, como no me entero bien de lo que pasa y soy extranjero, procuro esfumarme y desaparecer de aquellos lugares donde hay más personas con banderitas de lo normal.

Mañana volveré a Estambul a buscar a mi mujer Carmen, con quien he quedado para pasar unos días visitando la ciudad.

 

Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
30/10/2007  

Ankara - Estambul (Turquía)

 

He salido bastante temprano de Ankara para dirigirme a Estambul. El viaje ha sido de lo más cómodo y rápido. Por una poco transitada autopista he cubierto tranquilamente los 450 Km. en 3 horas y media, ¡¡¡ bueno!!! hasta la entrada de Estambul, porque creo que seguía el mismo atasco que dejé hace 10 días. Es incomprensible como se malgasta el dinero en combustible al excesivo precio que tiene en este país, para quemarlo en las interminables paradas sin apenas avanzar nada.

Esta vez no he tenido ningún problema para llegar al mismo hotel que estuve cuando llegué a Turquía y en el que volví a reservar habitación. El hecho curioso es que cuando en mi primera visita, pregunté en recepción el precio de la habitación para estos 7 días, unos días individual y otros con mi mujer, me recomendaron que lo hiciese por la misma vía anterior, es decir, a través de www.expedia.es por Internet, ya que iba a conseguir los mejores precios. Y así lo hice, me subí a la habitación y como tenía Wi-Fi, hice la reserva al momento. Curiosa situación que estando en el propio hotel la reserva la hiciese por Internet desde una de sus habitaciones.

El resto del día lo he pasado, deambulando un poco y perdiéndome por algunas callejuelas, que poco les faltaba para que fueran consideradas de "auténtico chabolismo", pero sin ninguna sensación de riesgo para mi persona. En varias ocasiones he estado perdido y he tenido que preguntar, siendo todo el mundo muy amable e intentando ayudarme.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
31/10/2007  

Estambul (Turquía)

 

Día de transición, esperando a que por la tarde llegara mi mujer al aeropuerto para ir a recogerla. He pasado la mañana habituándome al funcionamiento y los trayectos del metro y tranvías, ya que tengo parada de ambos cerca del hotel. El tranvía de alta velocidad ha sido una buena opción para la zona del centro, aunque realmente he ido ¡¡¡prensado!!! y lo que más me apetecía era bajarme cuanto antes.

Poco más que contar.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
   
© Viendomundo.com
Volver