a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
 

Enero -2011

 
       
 

10/01/2011

  Miami / Homestead (U.S.A.)

 

Inicio del 4º año de ViendoMundo con una programación muy completa de visitas a diferentes países, lo cual, nos llevará a Carmen y a mí estar mucho tiempo fuera de casa. Cada año ajusto más los itinerarios y soy más ambicioso en mi objetivo de conocer todo lo mejor que la naturaleza nos ha regalado.

Esta etapa la hemos comenzado por Estados Unidos para durante unos pocos días y como parada estratégica en el billete de "vuelta al mundo" que hemos adquirido este año, visitaremos 2 lugares ya vistos por mí el año pasado: Miami y Chicago, y acto seguido la estación de esquí de Aspen, cerca de Denver (Colorado). Después volaremos a Australia y Nueva Zelanda que son el principal objetivo de esta etapa que finalizaremos a mediados de Marzo.

Así pues, después de algún contratiempo en el vuelo de Iberia hemos llegado a Miami, lo cual ya me va pareciendo bastante normal porque siempre que lo hacemos con esta compañía surge algún tipo de incidente. Esta vez ha sido una ¡¡¡ remontada a lo tipo avión de caza de las películas de guerra !!! cuando ya casi tocábamos suelo en el aeropuerto. No sabemos el motivo porque el tiempo era muy bueno, ni nadie ha dado explicaciones, pero todo el avión se ha llevado un susto de muerte porque de pronto y cuando todos esperábamos el golpe del tren de aterrizaje en la pista, ha habido una fuerte aceleración levantando bruscamente el vuelo para dar una segunda vuelta por el cielo de Miami. El caso es que cada uno parecía que teníamos nuestras propias dudas sobre lo que iba a ocurrir a continuación y cuando al fin ha aterrizado, ha habido una fuerte ovación y muchos suspiros de alivio.

Con todo el tiempo perdido nos hemos replanteado el destino de hoy. Esperábamos poder llegar hasta "Los Cayos" en el extremo sur de Florida, con el coche que tenía alquilado en " Alamo ", pero nos hemos quedado a dormir en Homestead que es una ciudad en la que se coge la desviación al Parque Nacional de los Everglades, cambiando el orden de las visitas para mañana.

Gracias al GPS TomTom hemos podido salir de Miami sin problemas y encontrar un motel llamado "A1-Budget" muy bien de precio, un poco ¡¡¡ cutre !!! pero suficiente para pasar una noche en viaje. Eso sí, ya nos hemos estrenado con las hamburguesas por cercanía de "Burger King" al motel.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

11/01/2011

  Parque Nac. de los Everglades / Key West (U.S.A.)

 

Con buen tiempo y una temperatura muy agradable hemos tomado rumbo a Flamingo, situado en el extremo sur del Parque Nac. de los Everglades por una carretera que atraviesa todo el parque.

Cuando estuve aquí la primera vez utilicé la ruta de Shark Valley recorriendo la parte norte de los Everglades, sacando unas conclusiones bastante pobres acerca del parque (Ver diario) y que hoy han mejorado considerablemente, gracias a que he podido disfrutar de la flora y fauna de una manera mucho más profunda. En esta ruta había diversos lugares en los que poder hacer paseos y ver de cerca la cantidad de animales que viven en este frágil ecosistema tan cercano a una civilización tan desarrollada. La agricultura y el turismo consumen demasiados recursos requeridos por su hábitat, incidiendo en su equilibrio y la poca agua existente complica todavía más la supervivencia de la fauna.

Por la tarde hemos retornado hasta Homestead para coger la ruta que nos ha llevado hasta Key West, el último de los cayos de Florida cercano ya a Cuba. Una carretera llena de puentes que van uniendo los diferentes cayos a través de 160 Km. en la que muchos tramos van por encima del agua y a pocos metros de altura.

Después de tener un tiempo fabuloso durante todo el camino, al llegar a Key West nos hemos introducido en una densa niebla que nos ha impedido ver esta ciudad y la tradicional puesta de sol que es uno de los principales atractivos de aquí. Hasta nos ha costado encontrar alojamiento a precio asequible, porque no he sido capaz de dar con el anterior motel en el que estuve y del que no guardé su nombre. La niebla no nos ha dejado ver más allá de 30 metros y no he podido identificar su entrada, de la que sí me acordaba.

Mañana volveremos a Miami después de dar una vuelta por Key West, si la niebla lo permite, para que Carmen al menos vea un poco como es. Aunque también es cierto que no tiene mucho que ofrecer para los que no se dedican a salir en yate a pescar o bucear.

En defintiva, bonito día por la mañana y desastroso por la tarde. Conducir durante varias horas al lento ritmo obligatorio aquí, para no ver más allá de un palmo de nuestras narices.

 

Ver reportaje de los Everglades
   
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

12/01/2011

  Key West / Miami Beach (U.S.A.)

 

Hoy el día ha amanecido frío y ventoso, por lo que después de desayunar nos hemos acercado en coche al centro de Key West y al puerto, para que Carmen echara un vistazo rápido y seguidamente hemos cogido ruta a Miami Beach. Hemos tardado cerca de 4 horas en hacer los 270 Km. que había de distancia y es que conducir en Estados Unidos por carreteras comarcales es un ¡¡¡ auténtico coñazo !!! con la limitación de velocidad que en contadas ocasiones permiten llegar a los 90 Km. hora. Ahora bien, cuando llegas a una gran ciudad por carreteras de varios carriles, todo el mundo se lanza a velocidades muy superiores a las permitidas, y tu también tienes que seguir la corriente porque en caso contrario puedes ocasionar tapones y algún posible accidente debido a la densidad de tráfico. En algún punto he visto señales de limitaciones de velocidad tanto máxima como mínima obligatorias.

Hemos llegado al " Hotel The Clay " muy bien ubicado en Miami Beach y del que yo tenía un buen recuerdo de mi visita de hace 2 años. Hemos conseguido una habitación y salido a continuación a visitar las avenidas donde los edificios están diseñados conforme a los patrones del "Art Deco". Y al igual que la primera vez que los vi, de nuevo me ha gustado pasear entre una arquitectura fiel a su época y con tanta personalidad. Igual le ha sucedido a Carmen que esperaba por contra encontrarse con las torres de cemento tan características de los centros turísticos masificados.

Por otra parte, la baja temperatura que ha hecho nos ha llevado a desistir de bañarnos en la playa tal y como teníamos previsto, debiendo utilizar además algo más de ropa de abrigo, que ayer.

Mañana nos dirigiremos a Miami en la península, para conocer su " Downtown ", el centro comercial, el financiero y "Little Havana" entre otros puntos de interés.

 

   
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

13/01/2011

  Miami (U.S.A.)

 

Con bastante sol pero mucho frío ha amanecido el día en esta zona que se anuncia "sin invierno", pero que la temperatura existente lo contradice porque se veía cantidad de personas por la calle con anoraks, capuchas cubriendo cabezas, e incluso algunos exagerados con bufandas y guantes puestos.

Miami si no tienes coche para desplazarte a las afueras o un barco para pasear, poco tiene que ofrecer de verdadero interés. Hemos pasado el día de un lado para otro metidos en atascos y cuando llegábamos a los destinos enseguida acabábamos de verlos, ya que casi todos se centraban en centros comerciales muy grandes y bonitos pero en los que no se centraba nuestro objetivo. Coconat Grove, Bayside Marketplace, Dolphin, etc. recomendados en las guías de viajes, son puntos para realizar compras y donde además parece que pasea mucha de la gente de aquí.

Otro de los puntos de referencia en Miami es "Little Havana" donde parece ser que hay muy buen ambiente de música cubana por la calle, pero no sé cuando se dará esto, porque ya es la 2ª vez que voy y las 2 veces estaba ¡¡¡ muerto !!! La primera vez pensé que el motivo había sido que era domingo, pero hoy es jueves y estaba igual de vacío. Para finalizar nos hemos acercado a "Cayo Biscayne", lugar en donde residen los adinerados y desde el cual hemos podido disfrutar de una bonita puesta de sol.

Así que poco que contar de este último día en Miami, mañana volaremos a Chicago en donde esperamos encontrar nieve y mucho frío, conforme lo visto por televisión sobre la climatología que hay en el norte.

 

 
Ver reportaje de Miami
 
   
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

14/01/2011

  Miami / Chicago (U.S.A.)

 

Hoy hemos puesto a prueba nuestra capacidad de una adaptación rápida a los cambios de temperatura, pasando en menos de 3 horas que ha durado el viaje en avión, del clima veraniego de Florida, a los -7 º invernales que marcaban los termómetros en Chicago. Y a pesar de que íbamos preparados con ropa de abrigo, sobre todo Carmen ha pasado mucho frío durante toda la tarde.

Por la mañana hemos entregado el coche en la "Central de Coches de Alquiler" junto al aeropuerto, sin problemas y de forma rapidísima. Es un edificio donde se concentran todas la grandes compañías y en el que tanto coges el coche como lo devuelves al final del periodo. Un buen sistema: rápido, eficaz y casi hasta barato con el que se aprecia que existe un gran negocio, debido al trasiego de clientes que se ve, cogiendo y entregando coches continuamente.

Después hemos hecho el Check-in en American Airlines, y si decía que alquilar un coche es sencillo, rápido y cómodo, no sucede así con el sistema de esta compañía aérea. Ya me acordaba de las veces anteriores que había volado con ella, que al final me tenía que ayudar algún empleado de la compañía porque siempre encontraba problemas y esta vez se ha repetido el caso, pero al menos me he enterado de cual es el motivo de mi problema. Resulta que aparte del localizador de mi billete de vuelta al mundo, único para todos los vuelos, hay otro concreto para los de American Airlines, cosa que nunca me había dado cuenta, ni nadie hasta ahora me lo había comentado, y era éste el que debía introducir en el sistema. En cualquier caso, el proceso es un tanto curioso porque después de conseguir hacer el Check-in en la máquina, tienes que esperar a que una azafata te llame de viva voz por tu nombre colocándote personalmente las etiquetas de destino en el equipaje, para a continuación llevarlos a otro lugar donde otro empleado los va recogiendo. Vamos que cada día encuentras algo nuevo que aprender. El próximo vuelo también lo haré con esta compañía y veré si soy capaz de hacer el Check-in sin ayuda de nadie.

El vuelo ha sido muy rápido y ya en Chicago hemos cogido el Metro para trasladarnos al hotel, lo que nos ha llevado 1 hora y media. Cuando hemos salido a la calle ha sido cuando nos hemos dado realmente cuenta del intenso frío que hacía, pero parecía soportable porque las aceras estaban limpias de nieve y los pies los conservabas secos. Una vez dejado el equipaje, nos hemos armado de valor y salido a dar una vuelta por el centro (Loop) y a medida que avanzaba la tarde e iba anocheciendo, el frío se ha intensificado tanto que hemos optado por cenar muy pronto y volver al calor del hotel.

Mañana veremos que día nos toca y aunque estamos seguros de que volverá a hacer mucho frío, esperamos que no nieve porque las grandes ciudades se vuelven impracticables para andar durante todo el día, cuando el blanco elemento cubre las aceras y no paras de patinar.

 

 
 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

15/01/2011

  Chicago (U.S.A.)

 

Sigue el intenso frío sobre Chicago. Tal vez sea lo normal pero cuando sopla un poco de aire el frío se te mete hasta dentro y no hay ropa que lo frene. Hasta me he puesto un pantalón térmico forrado interiormente de lana que lo había usado en muy contadas ocasiones en el Pirineo, pero que llevarlo aquí ha sido un auténtico acierto.

Cuando hemos salido por la mañana le he dicho a Carmen de dar una vuelta en barco por el lago Míchigan, porque ver la ciudad desde el agua era una maravilla y me había causado una bellísima impresión. Nos hemos dirigido al río donde yo cogí el bote en su día, pero todo estaba cerrado, por lo que hemos recurrido a ir a una oficina de "Información de Turismo", para enterarnos donde podíamos coger un barco. Cuando le he preguntado a la señorita del mostrador lo que quería, me ha dicho con una sonrisa que no había servicio de barcos, por lo que le he dicho a Carmen de ir a ver por lo menos el lago desde la orilla. Cuando hemos llegado nos hemos encontrado con esto: ¡¡¡ unos patos cabreados que no encontraban la forma de bañarse !!!

y claro, me ha venido a la cabeza enseguida la sonrisa que se le había puesto en la cara a la señorita de "Información" ante mi petición, y más que una sonrisa después he pensado que lo que se le había dibujado en la cara había sido una "mueca sardónica" por no haberle solicitado un ¡¡¡ barco rompehielos !!! para pasear por el lago. En fin, un lapsus que he tenido porque me debiera haber imaginado que con el frío que hace, el lago Michigan estaría helado y con una buena capa de hielo.

En cualquier caso hemos disfrutado mucho con el paisaje e incluso a esa hora hasta ha salido el sol mitigando un poco el frío. Por la tarde, la visita ha sido al "Navy Pier", puerto de embarcaciones y atracciones con noria incluida que como es natural estaba vacía.

En cuanto ha empezado a arreciar el frío nos hemos vuelto al hotel a descansar un poco porque llevábamos más de 6 horas sin parar y notábamos las piernas un poco cansadas.

Mañana nos desplazaremos hacía la orilla sur del lago porque hay un bonito y largo paseo con la ciudad al fondo del que tengo buen recuerdo.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

16/01/2011

  Chicago (U.S.A.)

 

Hoy al ser domingo, Chicago por la mañana estaba vacío. Incluso ha estado nevando durante bastante rato lo que supongo que ha frenado todavía más el salir a la calle. Nosotros por nuestra parte, por la mañana nos hemos acercado a ver algunos edificios de arquitectura singular pero que no eran mejores a los ya vistos ayer.

También hemos ido a Chinatown que era la zona donde yo tenía el hotel la anterior vez que estuve y me apetecía andar por allí de nuevo, recordando los lugares por los que estuve ¡¡¡ Y hablando de hoteles !!! así como el de Chinatown era sucio y poco recomendable, el de esta vez es realmente estupendo. Su nombre es " Holliday Inn Express " y lo reservé por Internet con " Agoda ". Su ubicación es fabulosa a un par de manzanas de la famosa "Magnificient Mille", calle donde se concentran las mejores tiendas de Chicago y por lo tanto en pleno centro. Su relación precio/calidad y su bufete de desayuno, lo hacen la mejor opción que he visto en esta ciudad, principalmente para economías medias, de ahí que entre los clientes predominase la juventud.

Hemos comido en Chinatown, saborendo unos platos vietnamitas con: noddles, rollitos de primavera, etc muy buenos y además baratos, que son mejor opción que la cocina americana de días anteriores. Después hemos cruzado hasta el lago Michigan, para ir retornando por la orilla y pisando nieve hacia el centro de la ciudad.

Otro día de andar muchas horas para terminar de ver lo que esta ciudad ofrece, que no es poco. Mañana tomaremos un vuelo con destino a Denver (Colorado) con intención de acercarnos a Aspen y a Vail para esquiar un poco, eso si el tiempo y las carreteras lo permiten.

 

Ver reportaje de Chicago
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

17/01/2011

  Chicago / Denver / Dillon (U.S.A.)

 

Chicago nos ha despedido nevando y Denver nos ha recibido sin nieve y con menos frío del esperado, pero en cuanto nos hemos acercado a la montaña, el tiempo ha cambiado radicalmente encontrándonos con un temporal de nieve, hielo en la carretera, accidentes, atascos y todo lo malo que suele conllevar una fuerte nevada.

A primera hora de la mañana nos hemos desplazado en Metro hasta el aeropuerto y hoy si hemos sido capaces de hacer el Check-in con American Airlines, nosotros solos y sin ayuda. El vuelo se ha retrasado cerca de 1 hora y nevaba intermitentemente. Tras 2 horas y 10 minutos de vuelo hemos llegado a Denver, en el que se veía poquísima nieve y hasta lucía el sol a ratos, teniendo una temperatura bastante agradable de 6 º. Con el clima tan seco que hay aquí se soportaba muy bien el frío.

Nos hemos dirigido en un autobús a una oficina de alquiler de coches equivocada, porque se me había metido en la cabeza que la reserva la tenía con " Thrifty " cuando realmente era " NationalCar " y todo ello después de tener el oportuno papel en la mano y haberlo mirado bastante. El mismo autobús no ha llevado a las oficinas correctas que no estaban muy lejos, y allí hemos cogido el coche, un Jeep 4x4, por un poco más de precio del reservado, pero que como he visto el estado de la carretera con nieve en unas pantallas que emitían imágenes de cámaras webcam situadas en nuestra ruta, he preferido ir con la seguridad que da la tracción a las 4 ruedas. Un coche de estas características sería impensable alquilarlo en nuestro país por el precio.

Colocado el GPS con la dirección del pueblo Carbondale donde teníamos previsto dormir, distante a 300 Km. de Denver y a 100 de la estación de esquí de "Aspen", hemos salido en nuestro flamante Jeep por una buena carretera con bastante tráfico. Pero en cuanto hemos empezado a subir el primer puerto ha comenzado a nevar muy fuerte y poco a poco muchos coches se han debido dar la vuelta, porque hemos terminado prácticamente solos bajando el puerto, mientras que en el sentido contrario todos los carriles estaban llenos de coches parados, y esta situación ha durado cerca de 50 Km.

Como la situación iba empeorando con mucho hielo en la carretera, además de comenzar a anochecer y ver un accidente de un pick up volcado en la cuneta, todavía con los ocupantes dentro a quienes estaban intentando sacar como podían, hemos decidido buscar lo antes posible un hotel y parar a dormir, porque el otro sentido de la carretera seguía lleno de coches parados y he pensado que en cualquier momento el buscar alojamiento iba a ser complicado.

Hemos entrado en un pueblo llamado "Dillon" y después de esperar una larga cola en la recepción del hotel " Comfort Suites ", hemos conseguido una de las últimas habitaciones, asegurándonos el dormir calientes, cosa que dudo que consiguieran muchos de los miles de los ocupantes de los coches que estaban atascados.

Mañana está previsto que el mal tiempo continúe, pero veremos el estado de las carreteras para decidir lo que vamos a hacer en los 3 días que estaremos en esta zona, si adentrarnos más en la montaña o retornar hacia Denver..

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

18/01/2011

  Dillon / Aspen / Carbondale (U.S.A.)

 

Por la mañana continuaba nevando, pero se anunciaba una mejoría en el tiempo y como ya habían pasado las máquinas quitanieves, nos hemos decidido a continuar viaje a Aspen, o mejor dicho, hasta donde llegáramos. De encontrarnos con alguna situación como la de ayer nos daríamos la vuelta sin pensarlo 2 veces. Pues bien, no hemos tenido ningún problema, la nieve era seca y el coche circulaba bien, sin pendientes pronunciadas y con poco tráfico. Hemos tardado 3 horas justas en llegar a Aspen y como suele ocurrir casi siempre con los sitios que arrastran fama, nos ha decepcionado y mucho. Hasta el punto de que no hemos querido esquiar por los precios de los forfaits en relación a la calidad de las pistas que podíamos observar y a lo avanzada de la hora que ya era.

La oferta de esquí de Aspen lo componen 4 estaciones cercanas pero que no están unidas entre sí, debiéndose coger un transporte para cambiar de estación ¡¡¡Vamos, que no tiene nada que ver con los dominios de esquí de los Alpes, en los que puedes hacer recorridos que te llevan todo el día, sin repetir pista y con un paisaje espectacular. Incluso los desniveles que hemos podido apreciar a primera vista eran del nivel de las estaciones de los Pirineos. Lo que si tenía gran calidad era la nieve, que parecía "azúcar glacé". En cuanto al paisaje tampoco ofrecía vistas espectaculares como las que estamos acostumbrados en Europa. Se parte desde una meseta que ya tiene una altura considerable sobre el nivel del mar, por lo que la perspectiva que se tiene es de que muchas de las pistas están en unas colinas, aunque alguna cumbre rebasa los 3.500 m. de altitud.

Por otra parte, es cierto que la fama de esta estación se debe más al !!! glamour ¡¡¡ de los visitantes, que a su calidad respecto al deporte del esquí. Pienso que al estar relativamente cerca de Hollywood-Los Ángeles ¡¡¡ en avión claro !!! residencia de adineradas estrellas de cine, han escogido este lugar para sus escapadas a la montaña, adquiriendo mansiones espectaculares y poder continuar disfrutando en la naturaleza, de su círculo íntimo de "Beverly Hills".

En las 2 estaciones que hemos estado no había nada de interés y el pueblo tampoco aportaba nada especial, por lo que después de dar una vuelta y comprar un par de gorros de esquiar con el nombre de Aspen para que nuestro hijos ¡¡¡ chuleen un poco !!! nos hemos marchado a Carbondale, donde los precios de hospedaje son mucho más asequibles.

Mañana retornaremos hacía Denver, parando tal vez en Vail que es otra de las estaciones famosas, para llevarnos seguro que otra desilusión porque ya intuimos algo al venir hacia aquí cuando pasamos muy cerca de ella.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

19/01/2011

  Carbondale / Vail / Denver (U.S.A.)

 

Otra jornada de nieve hasta los topes y sin esquiar. La poca visibilidad y la cantidad de nieve que estaba cayendo en Carbondale cuando nos hemos levantado, aconsejaba ponernos en camino cuanto antes y recorrer los más de 300 Km. de vuelta a Denver, para tener margen de tiempo si teníamos algún atasco o cierre de carreteras. Lo más importante era asegurarnos de coger el avión pasado mañana con destino a Australia, por lo que preferíamos andar con tiempo de sobra. Además como lo que vimos ayer en Aspen no nos gustó demasiado, después de desayunar nos hemos puesto en carretera.

Aquí cuando nieva no es como en Europa, caen copos como canicas y enseguida se cubren las carreteras. A pesar de ir por una ruta interestatal con varios carriles por cada lado, y que los quitanieves no paran de limpiar, circular por una ruta que todo el rato va entre los 2.000 y 3.200 m. de altitud, supone un riesgo permanente. Aunque la gente aquí está acostumbrada a conducir en estas condiciones, un cruce de uno de los enormes camiones que circulan, puede dar lugar a que la carretera se corte por varias horas, como pienso que sucedió antes de ayer, pero por suerte en sentido contrario.

Hemos ido con poquísimo tráfico los primeros 150 Km. y me sentía seguro con la posibilidad de ir cambiando de forma manual y muy rápidamente en el cambio automático del "Jeep", notando que el coche se agarraba bien a la carretera. Durante unos kilómetros hemos bajado de altitud y la carretera estaba limpia de nieve, lo cual nos ha dado confianza y como íbamos bien de tiempo hemos parado en Vail, la otra famosa estación de esquí de Las Rocosa.

Aunque las pistas al igual que las de Aspen, no presentaban gran calidad para esquiar, sin embargo el pueblo, es uno de los más bonitos que hemos visto. Impresionantes construcciones alpinas a los lados de calles peatonales cuya pavimentación debía de llevar resistencias de calor por debajo, para que no se helaran y mantenerlas secas, a tenor del vaho que echaban. Todo ello unido a la gran nevada que ha empezado a caer le daba a Vail una imagen de postal realmente preciosa.

Pero como cada vez arreciaba más la nieve, hemos salido poco menos que corriendo para ponernos de nuevo en carretera. Sabíamos que todavía teníamos que pasar un alto de 3.200 m. de altura y nos imaginábamos como estaría la carretera. Después de otras 2 horas llegábamos a Denver en el que no había nieve en ese momento. Y digo esto, porque nada más dejar el equipaje en el hotel, ha empezado a nevar al estilo de aquí, es decir, ¡¡¡ a lo bestia !!!. Íbamos en coche al centro de Denver y nos hemos tenido que volver al hotel, porque ya de entrada no conseguía girar en las curvas, derrapando sin peligro porque iba muy despacio. Imaginando como estaría el centro de la ciudad nos hemos dado la vuelta, habiendo tomado la decisión correcta, porque ahora mismo muy calentitos y desde la ventana vemos los grandes atascos que está originando esta última nevada.

Mañana espero que mejore la situación para ver la capital y algunos puntos de interés que están a las afueras.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

20/01/2011

  Denver (U.S.A.)

 

Por fin el tiempo ha cambiado y hemos podido disfrutar de un día de sol. Pensábamos que el eslogan de que en Denver salía el sol 300 días al año era un cuento publicitario, pero después del precioso día que ha hecho hoy, hasta puede que sea cierto.

Por la mañana cuando hemos salido con dirección al "Anfiteatro Red Rocks" quedaba nieve y hielo en la carretera principalmente en el acceso a este curioso lugar natural de rocas rojizas, que tienen una especial acústica y en donde se ha creado un anfiteatro al aire libre. En este lugar han estado las principales figuras mundiales de la música, incluyendo a los "Beatles".

Cuando estábamos observando el precioso entorno en el que está enclavado, hemos comprobado que era cierto lo de la sensacional acústica que tiene el lugar. Había un empleado retirando nieve a nivel de escenario y nosotros oíamos desde la parte más alta de las gradas, el ruido de la pala de forma muy nítida y como si estuviese amplificado.

Posteriormente hemos vuelto al centro de Denver para conocerlo ya que todavía no nos habíamos acercado y aunque la ciudad no tiene grandes atracciones, dispone de una bonita y larga calle comercial peatonal llamada "16 Th street Mall", un precioso Capitolio con cúpula de oro, en recuerdo a los años históricos en los que se buscaba este rico elemento, un museo del arte con avanzado diseño de arquitectura y muchos edificios y rascacielos mezclándose la modernidad, con la restauración de viejos emplazamientos de clásico ladrillo rojo.

De cualquier forma con un día es más que suficiente para recorrer el casco histórico de Denver, salvo que se quiera visitar interiores de museos, Capitolio, etc.

Mañana finalizaremos nuestra estancia en Estado Unidos, ya que desde aquí volaremos a Sidney con escala en Los Ángeles. Nos espera un larguísimo viaje llegando casi 2 días más tarde y en el que incide el uso horario de Oceanía, es decir, saliendo de Denver a las 16:00 H. y de Los Angeles a las 22 H. del viernes, llegaremos a Sidney a las 8:00 h. del domingo.

 

Ver reportaje de Denver
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

21/01/2011

  Denver / Los Angeles (U.S.A.)

 

Día de viaje cambiando de continente. Salíamos por la tarde de Denver y después de esperar 4 horas en Los Angeles y tras un breve contratiempo resuelto muy rápidamente por la propia aerolínea en la que viajábamos. Desconocíamos que debíamos tramitar un visado por Intener para Australia al estilo del "ESTA" para Estados Unidos antes de llegar al país.

Prácticamente a la hora anunciada hemos embarcado en un precioso y enorme Boing 747 de 2 pisos de la aerolínea australiana Qantax, que ha salido a su hora.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

22/01/2011

  Los Angeles (U.S.A.) /Sídney (Australia)

 

Día consumido en el avión y por el cambio al uso horario de Australia.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

23/01/2011

  Los Angeles (U.S.A.) / Sídney (Australia)

 

Hemos llegado a las 8 H. a Sídney, que nos ha recibido con un bonito día y una temperatura de 24 º c. Pasar del frío de Denver a la agradable temperatura de aquí ha sido como una bendición. El viaje con Qantax ha sido muy bueno, durmiendo ambos varias horas y con un buen sistema de entretenimiento a base de películas que ayuda a pasar las horas. Además la comida ha sido muy buena, en especial el desayuno que se sitúa en el mejor que hemos hecho en un avión. Así que, a pesar de estar cansados del viaje y después de dormir un poco en el hotel " Castlereagh Boutique " muy bien situado en pleno centro, hemos salido a explorar la ciudad.

Viendo información de eventos de esta época, nos hemos enterado de que el próximo día 26 se celebra el día de Australia, con diversos actos callejeros por toda la ciudad. Ese día teníamos previsto estar en el "Parque Nacional Blue Mountains" para lo que teníamos reservado un coche para desplazarnos por la zona. Ante esta nueva situación hemos decidido cancelar la reserva y hacer la visitar con un tour de día, que había anunciado en el "Visitor Centre" y que estaba recomendado además por Lonely Planet. La segunda parte ha sido encontrar un hotel en Sídney a precio asumible para esos días que pensábamos estar fuera y que finalmente nos quedaremos, ya que en el que estamos no quedaban habitaciones disponibles. La fecha especial lo complica y mañana por la mañana será resolver este tema.

Como estábamos bastante cansado nos hemos montado en uno de esos autobuses abiertos, en el que al más estilo turista hemos dado una vuelta amplia por todo Sídney, visitando los puntos de interés de la ciudad y que no han sido demasiados, si descontamos el famoso "Palacio de la Ópera" y el "Harbour". También hemos paseado por el centro en el que había bonitas y "caras" calles comerciales y en la que predominaban los establecimientos de "comida rápida", apreciando que vamos a tener que ¡¡¡ tragar mucha hamburguesa !!!

La primera impresión de Sídney ha sido de cierta decepción respecto a las expectativas, como nos suele venir ocurriendo con los lugares muy famoso, aunque pienso que nuestros cuerpos no estaban muy receptivos a causa del larguísimo viaje. Hasta nos ha parecido que el entorno en el que se sitúa el Palacio de la Ópera no era ni mucho menos lo espectacular de las fotografías que habíamos visto de él. Lo que si nos ha sorprendido muy agradablemente ha sido el extraordinario y relajado ambiente que había en la calle, con mercadillos y muchísima gente paseando, tal vez por ser domingo. Mañana continuaremos explorando otras zonas de la ciudad con la seguridad de que mejorará con mucho esta primera imagen.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

24/01/2011

  Sídney (Australia)

 

Con el cuerpo descansado todo parece mejor. Hoy después de dormir toda la noche de un tirón nos hemos levantado con otra alegría. Tal como quedé ayer, lo primero que he hecho es encontrar un nuevo hotel para los próximos días, lo cual me ha costado bastante. Al final he realizado la reserva a través de " Agoda " y a pesar de que ofrecía la confirmación inmediata del hotel, no he recibido ningún correo electrónico con la misma. Por otra parte, la conexión de Internet en el hotel que estamos es muy mala, además de ir muy lenta la conectividad y estar desconectándose continuamente. Nos hemos marchado en la confianza de que por la tarde recibiríamos la confirmación.

Hemos cogido el autobús turístico de ayer, pero con otra ruta que también entraba en el precio ya pagado. El circuito de hoy ha sido por las playas, destacando la de "Bondi" , en la que nos hemos bajado para verla con más calma. Esta playa nos ha recordado a la "Zurriola" por la cantidad de surfistas que había, si bien las olas de aquí parecían menores, al menos hoy. Lo mejor de todo es que hemos cogido un paseo costero, que también nos ha vuelto a recordar a la "Zurriola", porque tenía algunos tramos de madera en la misma forma del proyecto que hay para prolongar el malecón hasta Mompás. Ha sido un paseo muy agradable con preciosas vistas de unos acantilados y playas, acariciados por pequeñas olas.

Después del paseo nos hemos acercado al Harbour, que cuando pasamos ayer por delante nos gustó y hemos vuelto para dar otro paseo, encontrándonos con los preparativos del "Día de Australia" que parece que va a ser estupendo, por la cantidad de eventos anunciados.

Al volver al hotel hemos comprobado que la dichosa confirmación, para las noches a partir de mañana todavía no había llegado y como mañana no podré resolver nada porque nos marcharemos a pasar el día al "Parque Nacional de Blue Mountains", hemos decidido coger ¡¡¡ el toro por los cuernos !!! y resolver el tema de inmediato para poder marcharnos tranquilos. Así que, entre que la conexión a Internet continuaba dando problemas, el número de teléfono de Agoda era de Bangkok y no hemos conseguido contactar con ellos, y el teléfono del hotel reservado nos daba fuera de servicio, he cogido el Metro y me he ido personalmente al hotel para enterarme de la situación real. Pues bien, cuando he llegado allí no había nadie en la recepción, pero al menos una nota decía que se atendía en la oficina, pero como era tarde tampoco en ella había nadie, salvo otra nota en la puerta con un número de teléfono al que llamar si se necesitaba algo. Pero claro, mi teléfono tampoco conseguía contactar.

En ese momento ha aparecido una familia que venía del aeropuerto para hacer el check-in en el hotel y ha conseguido contactar por teléfono con la recepcionista. Amablemente después de resolver sus temas me han pasado el teléfono y he podido hablar sobre mi problema, a lo que me han respondido que no me preocupara porque ya tenía la reserva a mi nombre. Tranquilo me he vuelto al hotel a buscar a Carmen para ir a cenar, pensando que estas situaciones son las que te enseñan a andar por el mundo. Ayer llegaba de Estados Unidos a Australia por primera vez y hoy andaba por Sídney en Metro, buscando la ubicación de un hotel contratado por Internet y hablando por teléfono desde el propio hotel con mi mal inglés, aclarando un tema de reservas realizada a través de una compañía con sede en Bangkok. Esto debe ser sin duda ¡¡¡ LA GLOBALIZACIÓN!!!.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

25/01/2011

  Blue Mountains National Park (Australia)

 

Con mucha puntualidad nos han venido a buscar esta mañana para llevarnos al Parque Nacional de Blue Mountains, situado en el interior a unos 65 Km. de Sídney. Cerca de la entrada del parque, hemos parado en una zona donde había algunas familias de canguros, que parecían estar esperándonos para cumplir con su parte de la atracción.

El tiempo se ha ido aclarando hasta quedar un día precioso de sol radiante que acrecentaba el color azul de estas montañas y que se debe a las emanaciones de un aceitoso vaho que desprenden los eucaliptos que llenan la zona.

Después nos hemos acercado paseando hasta una bonita catarata que no tenía mucha agua y que caía de gran altura. Un teleférico nos ha cruzado 2 miradores con una vista aérea panorámica excepcional de una montaña llamada "Las 3 hermanas" representadas por 3 peñascos que sobresalían en el horizonte. También hemos pasado por encima de otra espectacular cascada de 2 niveles hasta situarnos en un punto en el que hemos descendido para recorrer un bosque lluvioso dentro de una profunda garganta. La remontada posterior la hemos realizado en una especie de funicular que debido a la verticalidad en la que se ponía, te encerraban en una especie de lata de sardinas para que no te cayeras.

La última parte de la vuelta a Sídney y para evitar la hora punta de tráfico, la hemos realizado en un ferry que durante 30 minutos nos ha llevado hasta puerto, disfrutando de unas bonitas vistas de la ciudad desde el agua.

Seguro que hubiéramos disfrutado mucho más haciendo esta visita por nuestra cuenta, ya que había algunos senderos que tenían muy buena pinta y que llevaban a diversos puntos de interés y que no hemos podido hacer, pero el querer estar mañana en Sídney para ver el "Día de Australia" tan anunciado, nos ha obligado a condensar la visita a "Blue Mountains".

Como teníamos que cambiar de hotel, hemos cogido el equipaje y el Metro para hacer el check-in en el nuevo hospedaje, lo cual al igual de ayer ha sido complicado, porque me he encontrado de nuevo con que no había nadie en la recepción. Después de estar 40 minutos esperando, ha aparecido una señorita muy sonriente que estaba ¡¡¡ no sé que haciendo !!! dentro de las propias instalaciones. No éramos los únicos esperando y todo el mundo llamaba al número de teléfono que aparecía en el mostrador y nadie contestaba.

Al final la habitación ha resultado ser muy agradable, funcional y hasta con una pequeña cocina que nos va a permitir comer un poco a nuestro aire, porque los precios de la comida aquí son muy altos, incluida la denominada ¡¡¡ basura !!!.

Mañana comprobaremos como celebran los australianos su gran día del año, aunque ya de antemano parece que será una réplica de las costumbres inglesas de la que tanto les gusta alardear aquí.

 

Ver reportaje de Blue Mountains
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

26/01/2011

  Sídney (Australia)

 

Hoy ha sido el gran día de los australianos. Dando muestras de patriotismo, cubiertos de banderas, gorras y todo tipo de elementos representativos del país han inundado calles, plazas y principalmente las orillas del río Parramatta que atraviesa la ciudad.

Desde primeras horas de la mañana se apreciaba un día especial, porque la música se oía por todas partes. Muchas calles cerradas al tráfico y convertidas en peatonales, eran escenarios de exposiciones de coches antiguos y festivales de diversos tipos de música. Pero los puntos más concurridos se han centrado por la mañana en la orilla de río y por la tarde y noche en "Darling Harbour".

A nosotros sólo nos ha faltado comprarnos unas banderitas australianas para parecernos a los de aquí. Hemos vivido el día como ellos, o mejor dicho, como unos de los muchísimos extranjeros que residen en esta ciudad multirracial, integrándonos al máximo en su estilo de vida. Un ferry nos ha llevado a la orilla de enfrente del "Palacio de la Ópera", desde donde hemos visto una gran cabalgata fluvial, en la que participaban preciosos veleros ornamentados con banderas. Sentados en el césped debajo del gran puente, nos hemos comido nuestro "hot dog" escuchando música, y no esperando por sentir ¡¡¡ vergüenza ajena !!!! a que apareciera en escena un grupo representativo español que habíamos visto por los alrededores y en el que como es natural había mucho flamenco y toreros. Al igual que en la Expo de Shanghai, nos hemos encontrado con una joven china vestida de flamenca y que hemos pensado que era la misma. Tal vez sea un grupo itinerante contratado para este tipo de eventos, pero el caso es que parece una ¡¡¡ parodia poco sería sobre un país !!! y desconozco lo que se pretende con ello. Si yo fuera australiano pensaría que era una payasada de circo para alegrar el día.

La vuelta la hemos hecho a pie cruzando el puente, que tiene unas espléndida vistas sobre el río y todo el trasiego de barcos y yates que hay en su impresionante marco. Al atardecer nos hemos desplazados al "Darling Harbour" donde proseguían los actos de reconocimiento a: bomberos, trabajadores del puerto, autoridades y extranjeros residentes ¡¡¡ esta vez sin toreros ni flamencas !!!.

El broche final ha sido un espectáculo de luz y sonido con unos magníficos fuegos artificiales que en tan sólo 10 minutos han quemado un impresionante arsenal, haciendo vibrar todo el puerto.

Un bonito y curioso día que hemos vivido y por el que ha merecido la pena cambiar nuestros planes. Mañana daremos un último vistazo a Sídney visitando alguna zona que todavía no hemos hecho.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

27/01/2011

  Sídney / Manly (Australia)

 

El día lo hemos pasado en Manly, situado en la costa marítima y en donde teníamos recomendado un paseo paisajístico de 4 horas, atravesando parte del "Parque Nacional de Sydney Harbour".

Para ello hemos cogido primero un ferry que en media hora nos ha llevado por el río hasta la línea costera del mar donde se ubica Manly. Esta ciudad es muy visitada por sus playas en las que se puede practicar surf y el barco iba prácticamente lleno de gente. En el "Visitor Centre" ubicado justo a la salida del puerto, nos hemos hecho con un mapa del recorrido y aprovisionado de agua y una ensalada, con la intención de comerla en alguna playa del camino después de darnos un baño. El paseo tenía una distancia marcada de 10 Km. y cuando nos hemos puesto en marcha, pegaba un fuerte sol y hacía mucho calor, con una sensación térmica superior a la temperatura real, debido a la gran humedad que hay en esta zona.

Llevábamos un buen ritmo andando y el paisaje era realmente bonito, con un cómodo trazado sin cuestas y bastante bien señalizado. Mientras andábamos no hemos topado con varias salamandras de respetable tamaño y muy vistosas que no se inmutaban cuando nos acercábamos

Pasado la mitad del trayecto hemos llegado a una pequeña cala de arena y rápidamente hemos buscado sitio para dejar las cosas y darnos un baño. Había muy poco sitio libre con sombra pero estaba ocupado por una ¡¡¡ peleona !!! salamandra a la que nos ha costado echar, porque se enfrentaba envalentonada. Al final se ha debido de cansar de nosotros y se ha marchado, pudiendo ponernos los bañadores y disfrutar de un relajante baño que nos ha refrescado bastante. Cuando terminábamos de comer ha aparecido una curiosa embarcación que se distinguía del resto, resultando ser un vendedor de cafés expresso, que no sabemos lo que cobraría por darte un servicio tan sofisticado. El caso es que parecía tener bastante éxito, aunque el calorazo que hacía no invitaba a tomar nada caliente.

Cuando hemos llegado a "Spit" que era la ciudad donde finalizaba el paseo, en autobús hemos regresado al centro, dando por finalizada nuestra visita a Sídney, ya que mañana volaremos a Nueva Zelanda, para volver dentro de 3 semanas y proseguir visitando otros destinos de Australia.

Un bonito día que recordaremos por haber andado a nuestro aire y prácticamente solos durante todo el trayecto con un precioso paisaje como telón de fondo, lo que hace sentirte especialmente cómodo con el entorno.

 

Ver reportaje de Sídney
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

28/01/2011

  Sídney (Australia) / Auckland (Nueva Zelanda)

 

Más lejos ya no podemos estar de nuestra casa. Hemos llegado a nuestras antípodas en un vuelo muy agradable de 2 y 1/2 horas con la compañía LAN, que nos hemos plantado en Auckland (Nueva Zelanda). Cada vez que cojo un vuelo no hago más que repetirme que los peores aviones en los que he viajado son los de Iberia. El de hoy parecía nuevo y desde luego el sistema de entretenimiento individualizado que aportaba, ha mejorado considerablemente el aburrimiento del viaje y el que tener que soportar horas anclados en los asientos. Una película y la lectura en nuestros "ebooks Papyre" de la última novela de Ken Follet, han conseguido que el tiempo se nos pasara volando ¡¡¡ nunca mejor dicho !!!

Auckland nos ha recibido lloviendo y después de poner la nueva hora en nuestros relojes (12+ que en España), coger todos los folletos de turismo, y pasar controles tanto de inmigración como de posible entrada de comida prohibida y esporas en las suelas de los zapatos, hemos cogido un autobús que nos ha llevado muy cerca del céntrico hotel "Kiwi Internacional", controlando con el GPS como nos íbamos acercando para bajarnos en la mejor parada.

Después de consultar vía Internet el correo y actualizar el web con información de Sídney, hemos salido a la calle bajando por la principal Queen Street hasta el puerto, para ver horarios de salida y precios de ferry a la isla Rangitoto, a la que pensamos ir pasado mañana.

No ha parado de llover bastante fuerte en toda la tarde y nos han asegurado que todos los días no son así, aunque ha habido quien nos ha dicho que todos los días llueve algo. Cansados de comer hamburguesas, nos hemos sentado en un restaurante que después nos han dicho que era coreano, pero que en la entrada se anunciaba como japonés y de hecho los platos eran japoneses. Es curioso la cantidad de restaurantes coreanos que hay en "Queen Street ", pero desde luego no son como los que yo recordaba de cuando estuve en Corea del Sur, aquí tienen mesas y sillas normales y allí me tenía que echar al suelo y meter las piernas como pudiera por debajo de una mesita y luchar además con palillos metálicos que parecían que los habían rociado con aceite de lo que resbalaba la comida, para una vez conseguido llevar a la boca algo de comida, ponerte a llorar y de color rojo de lo que picaba.

Un día de transición como la mayoría de los que te toca pasar cuando cambias de país. Mañana comenzaremos la visita a la ciudad de los volcanes y a sus campos de magma.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

29/01/2011

  Auckland (Nueva Zelanda)

 

Un día agotador el de hoy. Durante toda la jornada nos hemos movido andando por Auckland sin coger ningún medio de transporte, lo que nos ha llevado a acumular 8 horas de caminar con el consiguiente cansancio al final del día. Ha comenzado el día lloviendo pero a media mañana ha parado y el resto ha estado entre sol y nubes con una temperatura muy agradable para caminar.

La primera visita ha sido el "Monte Eden", un cono volcánico situado al sur de la ciudad, en el que se puede apreciar su cráter de 50 m. de profundidad, cubierto hoy en día de verde hierba y cuyo interior se considera sagrado por la cultura maorí. Desde el borde del cono se tiene una estupenda vista de toda la ciudad y alrededores, con un entorno muy cuidado por el que da gusto pasear.

Auckland se denomina "campo de volcanes" porque cuenta con más de 50, aunque la mayoría extinguidos. La última erupción se produjo hace 600 años por el Rangitoto, situado en la isla de enfrente y al que iremos mañana a realizar un recorrido a pie. No se sabe a ciencia cierta cuando puede volver a producirse una próxima erupción.

A continuación nos hemos dirigido al "Museo de Auckland", para tener un primer contacto y conocer algunas características de la cultura maorí, con la que durante casi 3 semanas nos vamos a encontrar en nuestro recorrido por la isla norte de Nueva Zelanda. Un bonito museo en el que destacaría: una impresionante canoa de 25 m. de largo y que parecía proceder de un solo tronco de árbol, una preciosa casa maorí de madera tallada tanto en su interior como en su exterior, y un espectáculo de danza y canciones propias de esta cultura.

Siempre andando, hemos vuelto al puerto donde se anunciaba una feria de gastronomía local, a la que no hemos querido entrar, porque había que pagar su acceso, además de los platos a degustar dentro. Nos ha parecido demasiado caro y hemos estado recorriendo el puerto donde estaban atracados impresionantes veleros y un enorme transatlántico. Como en casi todos los puertos deportivos, aquí también el ambiente era festivo con mucha gente paseando y atracciones callejeras.

De vuelta al hotel hemos entrado a cenar en el mismo restaurante de ayer, donde nos han reconocido y obsequiado con "chupitos de aguardiente de soja" y comida extra a la que habíamos pedido. La misma agradable y sonriente joven coreana que nos atendió ayer, se ha preocupado por lo que habíamos hecho hoy y por lo que vamos a disfrutar mañana en Rangitoto. Una sencilla manera de hacerse con clientes fijos a la que no estamos acostumbrados en nuestra tierra. Hay que reconocer que los asiáticos son gente amabilísima aunque todos sepamos el trasfondo y lo que se pretende con ello.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

30/01/2011

  Auckland / Volcán Rangitoto (Nueva Zelanda)

 

Hoy el tiempo nos ha acompañado en nuestra visita al volcán Rangitoto. Cogimos ayer un tour organizado porque había que ir a una isla y no sabíamos las dimensiones de la misma y lo que tardaríamos en llegar a la cima del volcán. Estando allí hemos podido comprobar que podíamos haber realizado la visita por nuestra cuenta al igual que muchas personas que se habían desplazado en nuestro mismo barco. La única diferencia consistía en la forma de subir al volcán, que en lugar de hacerlo a pie nos han llevado en un remolque preparado, abierto y tirado por un tractor. Hasta hemos tardado el mismo tiempo que los que iban andando, ya que nosotros hemos dado una vuelta muy grande para ir remontando la subida poco a poco.

Ni la isla ni el volcán en sí, tienen mucho que ofrecer. La vegetación ha cubierto gran parte del suelo de lava, a pesar de ser el último volcán que entró en erupción de los de la zona. Lo que sí merecía la pena eran las espectaculares vistas de la costa y de muchas islas con sus cráteres ya verdes que se tiene desde la cima del Rangitoto.

Hoy era domingo y el barco ha ido lleno, ya que es una excursión muy solicitada porque además del volcán, navegar entre islotes resultaba muy agradable. Este mar tiene que ser un paraíso para los aficionados a la vela, ha soplado un fuerte viento permanente todo el día y se veía multitud de yates y veleros a lo largo de todo el horizonte a grandes velocidades.

Mañana cogeremos la furgoneta que tenemos reservada y nos desplazaremos a un mirador en la costa porque se celebra el "día de regatas" y será curioso ver los precioso veleros que hay por aquí compitiendo. A partir de ahí iniciaremos el recorrido hacía el norte de la isla.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

31/01/2011

  Auckland / Goat Island Marina Reserve (Nueva Zelanda)

 

En el mismo autobús que cogimos del aeropuerto al hotel, hemos vuelto para recoger la furgoneta reservada en "Juci Rental". Acostumbrados durante años a disponer de nuestra propia autocaravana, nos ha costado un poco acostumbrarnos a las pequeñas medidas del habítáculo y al resto de accesorios que eran un poco viejos. Pero el precio lo compensaba, con una media de 70 € diarios resolvemos el tema aquí en Nueva Zelanda, donde parece obligado realizar la visita en este tipo de vehículos por las posibilidades que aportan.

Cerca del mediodía conseguíamos salir después del primer avituallamiento en una hipermercado con destino al mirador "Achilles Point" muy concurrido porque hoy es festivo y en ese punto además de las regatas de veleros se concentraban otro eventos.

Después de nuestra primera comida en la furgoneta en el mirador, hemos salido en dirección norte po la costa hasta una reserva marina que Lonely Planet recomendaba llamada "Goat Island", si bien la atracción principal era realizar buceo por las posibilidades de avistar grandes ejemplares. Hoy el día no estaba para mojarse, ya que entre la baja temperatura que ha hecho para la época en la que estamos y el fuerte viento que continúa soplando, no apetecía en absolute el meterse al agua.

Después de dar un paseo y comprobar que la bombona de gas nos la habían entregado vacía, hemos continuado viaje hasta un camping en "Mangawhai", donde pensábamos que podríamos comprar una botella llena. Pues bien, ni se compran en los camping sino que se rellenan en las gasolineras e incluso los de la rulot vecina nos ha tenido que ayudar a soltar el racord de la bombona con una llave inglesa. ¡¡¡ Bien por Juci Rental que entrega las cosas vacias !!!. Mañana pararemos en una gasolinera para ver si somos capaces de llenar la dichosa bombona. Después de casi 20 años con autocaravana todavía me queda mucho que aprender.

 

Ver reportaje de Auckland
 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

 

© Viendomundo.com
Volver
 
v