a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
 

Noviembre -2013

 
         
   

01/11/2013

  Morondava / Antananarivo (Madagascar)

 

Lo que en coche se tarda cerca de 13 horas en cubrir el tramo de carretera entre "Morondava" y "Antananarivo", en avión no ha llegado a 1 hora. Ello da una idea de que infraestructuras viales cuenta Madagascar y del término malagasy de moda que lucen las camisetas que se visten aquí: "mora, mora" (despacio, despacio) o tómatelo con calma que va para largo.

A la llegada a la capital nos esperaba "Andry", propietario de la agencia "Madagascar-tour-guide", con quien hemos hecho balance del estupendo servicio que nos ha prestado y de la amabilidad de todos los chóferes con quienes hemos viajado. Salvo algún problema con un hotel que nos dijo no tener reserva y que suponemos ha sido un error del propio hotel, el resto de cosas han estado rozando a la perfección y si tenemos en cuenta que el servicio fue contratado por Internet, sin realizar ningún pago previo por el alquiler de los coches con conductor, pensamos que hemos acertado de pleno al confiar en esta agencia que además es la más barata de cuantas comparamos.

Nos ha llevado al mismo hotel "Sakamanga" en el que estuvimos cuando llegamos a "Madagascar", e incluso hemos podido repetir la misma habitación junto a la piscina, lo que nos ha alegrado el día.

Hemos quedado con él para mañana, en el que dispondremos de un coche todo el día para visitar los alrededores, ya que el transporte urbano es muy complicado y lento. El reducido precio de casi todo lo que se consume en Madagascar, permite abordar este tipo de situaciones con comodidad y en un día poder ver lo principal de la ciudad, sin estar dentro de un grupo organizado con lo que ello conlleva.

Por la tarde, hemos dado una vuelta andando, acercándonos hasta el lago "Anosy". A la vuelta y después de un baño en la bonita piscina del hotel y de cenar en el estupendo y barato restaurante que dispone, nos hemos olvidado del cansancio de los últimos días y del poco interés del último parque visitado, "Kirindy Forest".

 

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

02/11/2013

  Antananarivo / Ambohimanga (Madagascar)

 

El día de hoy daba poco de sí. La capital de Madagascar poco interés tiene desde el punto de vista turístico y por la mañana nos ha venido a recoger el chófer "Eric" para llevarnos a las principales atracciones de "Tana", que realmente son pocas después de haber visto ayer el lago "Anosy". Nos ha subido a una colina para ver el "Palacio Imperial" que está en reconstrucción después de que se quemara hace ya varios años y desde allí lo mejor ha sido la vista de la ciudad que se tiene. Desde luego, de lejos es mejor que de cerca, porque no se puede apreciar el chabolismo de algunos barrios periféricos, en los que los anuncios de las bondades de la fibra óptica que van a instalar, choca bastante con la realidad de la gente que empuja carros por cuestas empinadas transportando bidones de agua hasta sus casas.

Después hemos salido de la ciudad para dirigirnos a unos 15 Km. en donde se sitúa "Ambohimanga", una colina declarada por la Unesco "patrimonio cultural de Madagascar". Fue capital original de la familia real merina que residía en un palacio fortaleza.

Tampoco esta visita daba para mucho y de vuelta al hotel, nos hemos empotrado en su bonita piscina, comiendo ensalada y leyendo hasta que ha empezado a llover y no hemos podido salir como pensábamos, a dar una vuelta por el centro donde miles de tenderetes venden de todo.

Mañana abandonaremos Madagascar para visitar Isla Mauricio, lo que será un cambio profundo de destino, pasando a una isla plenamente turística.

 

Ver reportaje de: Antananarivo (Madagascar)
arriba
----------------------------------------------------------------------
Resumen

 

El viaje a Madagascar ha superado nuestras expectativas. Con esto queremos decir que veníamos con intención de ver principalmente lémures y lo que la naturaleza le ha dotado, pero la visita ha sido mucho más. Es una isla muy exigente para el viajero, por cuanto la infraestructura de carreteras es mala y puedes pasar muchas horas en los desplazamientos. Así como en otros países nos hemos adaptado en ocasiones a utilizar el transporte público, aquí eso es prácticamente imposible, porque te puedes pasar días enteros de espera en determinadas zonas para conseguir llegar a tu próximo destino. En nuestro caso que hemos utilizado un coche con chófer y aviones para los desplazamientos grandes, también tuvimos que organizar las rutas teniendo en cuenta las fechas en las que había vuelos. No es sencillo viajar por Madagascar si previamente no has estudiado bien las rutas.

Como los precios que se pagan en Madagascar son muy bajos, nuestra recomendación es gastar el dinero en el tema de los desplazamientos, porque ya hemos encontrado gente bastante desilusionada que después de 2 semanas en la isla, sólo conocían la carretera y poco más. Pero teniendo en cuenta este tema, la visita es realmente apasionante. Nosotros hemos realizado 3 rutas y sin querer en el orden perfecto.

Primero ha sido la ruta hacia el norte de la isla, en la que hemos visitado los Parques Naciones de "Ankarafantsika" y "Ankarana", ambos con avistamiento de lémures y cañones preciosos, entre los que destaca "Ankarokaroka". Durante este primer trayecto de varios días y muchas horas de coche, comenzamos a vislumbrar lo que es Madagascar en sí, pueblecitos muy pequeños de apenas unas casas de estrechos troncos o cañas y niños bañándose en los ríos sin ninguna obligación de ir a la escuela. Diego Suárez con sus "3 bahías" y después la isla de "Nosy Be" ocuparon esta primera etapa.

Volvimos en avión de Nosy Be a "Tana", donde comenzamos la 2ª etapa por la N7 con dirección al suroeste. El paisaje y la gente cambió mucho en su aspecto. Mucha pobreza con niños en la carretera mendigando y bonitos paisajes de terrazas de arroz. Este era otro Madagascar que nos gustaba menos, hasta que llegamos al Parque Nacional de L'Isalo, que nos encantó con sus cañones y piscinas naturales y en el que tuvimos la suerte de coincidir con una gran familia de lémures "kata" en su propio ambiente.

El calor conforme nos acercábamos a la costa de nuevo volvía y constantemente exclamábamos en malagasy ¡¡¡ mafana be !!! que viene a decir ¡¡¡ joder que calorazo !!! en nuestra jerga. Un avión, nos colocó en "Morondava" del que habíamos leído que no tenía nada de especial pero que sin embargo a nosotros nos encantó. Desde donde estábamos " Toiliara" no había carretera por la costa y la mejor forma de llegar era volar.

Aquí comenzamos la 3ª etapa, quizá la mejor, porque a pesar de su gran dureza, con tramos de varias horas en 4W4 por caminos impracticables, las imágenes que tuvimos eran impresionantes. Cruzar los ríos "Tsiribihina" y "Manambolo" rodeados de nativos, algunos con las caras pintadas como ornamentación, han sido experiencias que no olvidaremos nunca. Llegamos al Parque Nacional "Tsingy de Bemaraha" donde nos dedicamos durante un par de días a escalar y andar entre piedras afiladas a 40º de temperatura más la alta humedad, bebiendo hasta 5 litros de agua en unas horas que a su vez habíamos tenido que cargar durante los recorridos. Y como colofón a la vuelta a "Morondava" un atardecer entre los 302 baobabs de la zona, algo único que sólo lo puedes hacer aquí.

En definitiva, un viaje muy exigente en el que se requiere una buena forma física, una gran adaptación al medio, pérdida de comodidad y que como contrapartida te da sensaciones y experiencias increíbles de vivir en realidad lo que creíamos eran escenas de películas ya un tanto antiguas: moler grano a base de golpear en grandes morteros, lavar en los ríos, mercados de cebúes, etc., etc., etc.

 

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

03/11/2013

  Antananarivo (Madagascar) / Mahebourg (Isla Mauricio)

 

Por unos u otros motivos, cambiar de país siempre lleva tiempo y aunque el vuelo sólo duraba 1:30 H., la hora de salida a media tarde ha hecho que, gran parte del día de hoy lo hayamos pasado sentados esperando.

Por la mañana nos hemos despedido muy afectuosamente de "Andry" de quien nos llevamos un gran recuerdo, al igual que de todos los chóferes que hemos tenido en nuestra visita a Madagascar. Creo que nunca en nuestros numerosos viajes habíamos topado con tantas personas amables. Siempre habíamos coincidido con alguien especial, pero todo un grupo ha sido una bonita novedad.

Después salíamos a dar una vuelta para hacer tiempo, pero al ser domingo las calles estaban medio vacías y no era aconsejable andar por ellas. De hecho, ya hemos tenido alguna bronca con un grupo de jóvenes que nos pedían dinero muy insistentemente y a quienes ya conocíamos de una situación similar cuando llegamos a esta ciudad. Así que para evitar incidentes y como poco había que hacer, hemos vuelto al hotel a hacer tiempo en la piscina hasta que llegara el coche que "Andry" nos ha enviado sin cobrarnos nada, para que nos llevara al aeropuerto.

Con un vuelo tranquilo y una rápida entrada por inmigración entrábamos en "Isla Mauricio", e íbamos a buscar el coche que teníamos alquilado, con la sorpresa de que tuve un error en la fecha de la reserva, haciéndola para el mismo día 3, pero de octubre y no quedándoles coches disponibles. Lo hemos solucionado con otra compañía y conduciendo por la izquierda y de noche, nos íbamos al hotel "Coco Villa" en la cercana ciudad de "Mahebourg".

Mañana visitaremos esta zona, ya que cogí hospedaje para 2 días. Veremos si nos gusta "Isla Mauricio", porque en principio no somos propensos a utilizar y permanecer en resorts. Nos gusta movernos mucho y ver lo que la naturaleza ha regalado a cada país.

 

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

04/11/2013

  Mahebourg (Isla Mauricio)

 

Día no muy interesante el de hoy. Tal vez esta zona de la isla no sea la mejor, aunque en las postales de "Isla Mauricio" suele aparecer la montaña que aparece en las fotografías de abajo como referencia, por lo que al verla nos hemos acordado enseguida de ella.

Después de desayunar en el hotel, nos acercábamos al mercado. Por ser hoy lunes, es "día de mercado" en el que se incrementan considerablemente los puestos de venta. Pero claro, después de venir de "Madagascar" donde los mercados son auténticas fiestas, y única oportunidad que tiene mucha gente de los pueblos de comprar lo que necesitan para el resto de la semana, el de aquí no tenía nada de especial.

Dejado el mercado y en coche nos hemos desplazado por la costa en dirección sur hacia "Pointe de Esny", en donde habíamos leído que se encontraban unas de la mejores playas de la isla. Todo el camino estaba cercado hacia el lado de la costa por multitud de propiedades que cerraban el paso e impedían acercarte a lo que podría ser una playa, hasta que hemos llegado a "Blue Bay". No sabemos si la playa que hemos visto era la ¡¡¡ elegida !!! pero no tenía nada de extraordinaria.

En la zona había poquísimos lugares donde poder comer, terminando en un chiringuito en el que no servían más que noodles. Por la tarde, una visita a "Le Souffleur" en donde parece ser que revientan las olas con fuerza creando las clásicas chimeneas de agua, pero que aquí al menos hoy, eran simples reventones sobre las rocas, como cualquier día tranquilo de nuestro Cantábrico.

Poco que contar, porque no hemos visto nada interesante. Mañana subiremos por la costa este hacia el norte de la isla, a otra de las playas que la anuncian como extraordinaria.

 

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

05/11/2013

  Mahebourg / Belle Mare (Isla Mauricio)

 

Después de andar por todo Madagascar sudando de forma agotadora, habíamos pensado que pasar unos días en Isla Mauricio nos iba a venir bien para descansar. Pues bien, al 2º día de estar aquí ya nos parece una cárcel, eso sí, de lujo, porque lo que se dice ver al menos por este lado de la isla no hay mucho.

Como ya nos imaginábamos por lo que habíamos leído sobre la clase de turismo que viene, ayer mismo encontramos una oferta de última hora en el hotel "Le Surkouf" que nos iba a permitir estar tumbados en una playa agradable. Un resort con bungalows en los que pasar un par de días mientras nos movíamos por este lado de Mauricio. Hoy hemos venido por la carretera costera y no hemos visto nada de interés, así que a media mañana ya estábamos entrando en el hotel y tumbándonos a leer.

 

Por la tarde, ya estábamos un poco aburridos de bañarnos y de la hamaca, así que hemos cogido el coche e inspeccionado la zona. Tampoco en cuanto a lugares hemos encontrado nada, pero al menos la cena ha sido en un restaurante que ofrecían platos locales, que aunque con mucha influencia hindú ha variado a lo que ofrecen en el resort.

Mañana intentaremos de nuevo encontrar algo que merezca la pena de visitar, ampliando el radio de acción y en el peor de lo casos, caer de nuevo en la tumbona y recordar los preciosos momentos vividos en Madagascar y que aún tenemos frescos en la cabeza.

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

06/11/2013

  Belle Mare (Isla Mauricio)

 

Hoy las estrellas de nuestra estancia en Isla Mauricio ha sido los ebooks, porque ha salido un día lluvioso por la mañana, lo que nos ha limitado el ya reducido espacio a visitar en la zona. Un día de lectura total y que gracias a los más de 900 títulos de todos los géneros de libros electrónicos que llevamos, hemos salvado primero en la terraza del bungalow resguardándonos de la lluvia, y por la tarde, ya con sol, en las hamacas de la playa.

Nuestra estancia en el resort, la hemos complementado con algunas partidas de ping-pong al aire libre, que el viento se ha empeñado en fastidiar, desviando los ya precarios golpes que éramos capaces de dar. A la hora de comer y cenar, hemos salido al pueblo de "Trou D'Eau Douce" para hacerlo en un restaurante de comida local.

Mañana cambiaremos de sitio, subiendo a "Grand Baie" en el norte de la isla, donde esperemos que mejore nuestra visita a "Mauricio". Hasta ahora y sin poder decir que es fea la isla, no nos encontramos muy a gusto como turistas de tumbona y playa, haciéndosenos eterno el tiempo.

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

07/11/2013

  Belle Mare / Grand Baie (Isla Mauricio)

 

Algo hemos mejorado hoy. Aunque durante el trayecto no hemos encontrado nada interesante, cuando hemos llegado a "Grand Baie" nos ha parecido que por lo menos fuera del resort te podías mover y hasta ver algunos paisajes bonitos, como el del "Cap Malheureux"

Nos hospedamos en un hotel boutique llamado "Ocean Beach" que al igual que el de días anteriores estaba de oferta. Es un resort con playa privada que en cuanto traspasas la puerta de entrada su único objetivo es que no te muevas de allí y consumas contra más mejor a precios muy elevados. Cenar en el bufete cuesta tanto como la propia habitación, por lo que lo de la oferta es un gancho para captarte y después comienza el proceso de convencerte de utilizar todo lo que tienen: excursiones, spa, etc.

A nosotros no nos va esto, pero nos gustan los servicios básicos que conlleva la habitación: piscina, playa, desayuno y demás, saliendo fuera para las comidas y cenas. Dejar el equipaje nos ha costado nuestro tiempo porque decían que tenían que preparar la habitación y cuando nos la han enseñado hemos entendido la larga espera. Habían llenado de flores de bouganvilla, lo que nos ha supuesto tener que retirar lo que otros habían puesto.

La tarde la hemos pasado recorriendo los alrededores de "Perèybere" acercándonos hasta el cabo de "Malheureux", desde donde se tenía una bonita vista de un islote de roca muy parecido al de "Ïzaro" en la ría de "Mundaka".

En esta zona hay más vida por la calle, con tiendas, centros comerciales y restaurantes, lo que nos da más opciones de hacer nuestra vida que en el este de la isla que sólo había resorts que te enclaustraban.

Mañana esperamos visitar la capital de la isla "Port Louis" y el resto de la costa norte.

 

Ver reportaje de: Costa este (Isla Mauricio)
arriba
----------------------------------------------------------------------
   

08/11/2013

  Port Louis (Isla Mauricio)

 

Otro día en el que no hemos encontrado nada interesante en la visita obligada a la capital de la isla. Salvo la zona portuaria que siguiendo las pautas de tantas ciudades costeras en el mundo, reconvierten sus viejos puertos en desuso, en zonas comerciales y de turismo, y de los mercados, donde a voz en grito se ofrece de todo, el resto de la ciudad poco tiene que ofrecer, salvo los consabidos atascos de los que no hay país que se libre.

Por la mañana nos hemos acercado a "Port Louis", que está unos 20 Km. de "Grand Baie" unidos por una llamada autopista, pero que no es tal. Es una carretera con 2 carriles por dirección y multitud de rotondas que lentifican los desplazamientos. Nos ha costado 1 hora entre llegar y aparcar y habremos estado allí poco más de otra hora, volviendo a "Grand Baie" para comer y tumbarnos en la playa del hotel a leer, que en definitiva es lo mejor que se puede hacer aquí. Solemos comentar entre nosotros preguntándonos ¿cómo es posible venir hasta aquí para pasar unas vacaciones enteras sin hacer absolutamente nada?.

Pero es realmente lo que se hace ¡¡¡ nada !!! Tal vez ir en una excursión en barco hasta otra isla para ¡¡¡ cambiar de tumbona!!! o en un alarde de dinamismo ponerse el tubo y las gafas para hacer snorkel. Llevamos 5 días en "Mauricio" y poco tenemos para recordar en el futuro. Bueno sí, algo sí, el récord de horas seguidas en posición horizontal y número de páginas leídas de tirón.

Mañana volveremos a desplazarnos, esta vez por el oeste de la isla y hacia el sur, siguiendo nuestra ruta de rodearla, y dejando para el final lo que pensamos que es lo mejor de "Mauricio".

 

Ver reportaje de: Norte de la isla (Mauricio)
arriba
----------------------------------------------------------------------
   

09/11/2013

  Costa oeste (Isla Mauricio)

 

Seguimos con la misma tónica de: desplazarnos por la costa, llegar al hotel de oferta reservado el día anterior, dejar el equipaje, salir a comer o comprar, darnos un baño, esta vez en el mar y en la piscina, salir al atardecer por los alrededores y por primera vez ver una puesta de sol. Eso sí, realmente preciosa.

Por lo demás un día repetitivo, aunque hemos podido vislumbrar a lo lejos la península de "Le Morne", que parece ser la zona costera más bonita de la isla y a la que mañana pensamos acercarnos.

Hoy ha sido el día que más kilómetros hemos hecho, unos 70, y hay que decir que aquí rigen otras reglas de tráfico diferentes al resto de países del mundo. En cualquier momento el que va delante tuyo puede parar en mitad de la carretera y bajarse del coche, y claro en muchos casos sin luces de freno ni intermitentes, por lo que tienes que ir ¡¡¡ ojo avizor !!! también con los que ves parados en el otro carril, porque muy probablemente el que iba detrás de él, invada tu carril para adelantarlo como si fuera lo más normal y esperando que tu frenes para que termine la maniobra. Al principio pensé que era algún desalmado, pero después de 5 días he visto que es parte de su cultura, lo mismo que poner los pulsadores de luz de la habitación del hotel detrás del frigorífico, volviéndote loco para encontrarlos porque además hay otros a la vista que no funcionan. También lámparas de cabecera de cama sin enchufe ni posibilidad encenderlas. Eso nos ha pasado hoy mismo sin ir más lejos en este "Sea Villa ": hotel/resort & spa/estudio/villa...., de varias estrellas en "Flic en Flac".

En fin, una cultura muy diferente a la nuestra regida principalmente por mauricianos de ascendencia hindú y que seguro que los turistas que están enclaustrados en los resorts ni se enteran, pero si te mueves por la isla te vas encontrando multitud de situaciones extrañas para nosotros que requieren que te adaptes continuamente.

 

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

10/11/2013

  Black River Gorges Nat. Park / Península "Le Morne" (Isla Mauricio)

 

Algo ha mejorado el plan que hemos hecho hoy pero todavía no lo suficiente como para decir que Isla Mauricio es un destino recomendable, al menos desde nuestro punto de vista de ver naturaleza. Es cierto que los mejores paisajes de la isla están en el suroeste, pero las playas de Mauricio en general son para sacar fotografías, más que para disfrutarlas. En nuestro caso, debemos decir que no hemos estado en ninguna en la que hayamos disfrutado, porque si bien, la imagen que transmiten es paradisiaca, cuando te bañas es un suplicio el entrar y salir del agua. Lo que parece arena no lo es, ni tan siquiera piedrecitas como en la "Costa Brava" o en el "Adriático". Aquí lo que parece arena es el coral de los arrecifes cercanos a la costa que la rompiente no siempre disuelve del todo formando una fina capa. Las playas no dejan de ser parte del arrecife seco cubierto por blanquísimo polvo de coral que da esa imagen perfecta en las fotografías, pero que cuando lo pisas descalzo, hay zonas del que no esta pulverizado que se te incrusta y parece perforarte las plantas de los pies, causando bastante dolor. Además, al estar rodeada la isla por arrecifes, la zona de agua cercana a la costa no tiene profundidad, por lo que debes ir pisando el arrecife hasta poder nadar un poco.

Por la Mañana hemos cambiado de hotel, que distaba a escasos 15 Km del de ayer, en un pueblo llamado "Black River" y ha resultado ser un curioso complejo de bungalows con diseño muy avanzado. Se llama "Vanilla House " y amablemente nos han indicado los puntos de interés de la zona, para que nos organicemos las visitas.

Hoy hemos ido al Parque Nacional "Black River Gorges" que lo mejor era que por su altura las vistas cubrían una amplia zona de la costa, una garganta muy ancha con frondosa vegetación y alguna que otra cascada con poca agua en esta fecha próxima ya a la época de lluvias.

El tema más gracioso ha sido cuando un grupo de hindúes han visto a varios monos y una señora con su sari ha ido corriendo a su autobús a por plátanos. En cuanto el mono le ha visto que los traía en la mano, ha ido corriendo hacia ella que asustada los ha tirado al aire y ha salido corriendo. Una vez más, queda ratificado que para ver animales el mejor sitio es el parking de coches.

Después recorriendo la costa sur nos hemos dirigido a la península "Le Morne" con su famoso peñasco, que es representativo de Isla Mauricio. Al ser domingo las playas estaban a rebosar con las clásicas barbacoas a la sombra de los árboles que bordean la costa, pero no hemos sido capaces de encontrar un simple chiringuito donde tomar una cerveza y disfrutar del ambiente festivo.

Así que nos hemos vuelto al hotel, para darnos un baño en la piscina y para que nos picaran los mosquitos, a los que parece no hacer ningún efecto el repelente especial que llevamos para prevenir la malaria en Madagascar. Mañana tendremos que comprarnos otro de aquí a ver si tiene mejores resultados.

 

arriba
----------------------------------------------------------------------
   

11/11/2013

  Chamarel / Grand Bassin / La Roche Qui Pleure (Isla Mauricio)

 

Cuando pensábamos que íbamos a pasar otro día aburrido deambulando por la zona, nos hemos encontrado con que a pesar de que el tiempo era bastante malo y con lluvia en la montaña, nos han cundido las visitas mucho más de lo que esperábamos. Incluso hemos encontrado un curioso y precioso paisaje de tierra de colores, consecuencia de la descomposición del basalto en arcilla.

Con cierta pereza y después de un buenísimo desayuno de los que ya teníamos olvidados, a base de: huevos, bacon, fruta, café, etc., que estaban incluidos en el precio de la habitación, pero que ha superado con mucho a los anteriores resorts, tomábamos de nuevo el mismo camino de ayer, adentrándonos en las montañas para recorrer los puntos que nos habían quedado pendientes.

Junto al Parque Nacional "Black River Gorges" se encuentra "Chamarel", que aparte de tener una importante destilería de ron, la naturaleza le ha creado un entorno de lo más curioso y por ello se debe pagar una entrada para verlo. Un precioso salto de agua en un corte de piedra, aunque en esta época final de la estación seca, el escaso causal desmerecía un poco. Hay actividades de descenso y canopy "Vertical World" como atracción turística.

A 1 Km. escaso, "La tierra de los 7 colores", llamada así por su aspecto multicolor, consecuencia de la acción del agua y descomposición del basalto en arcilla, crea un curioso paisaje de pequeñas dunas en una colina que parece pintada expresamente con spray.

Continuando nuestra ruta, el siguiente destino ha sido "Grand Bassin" o "Ganga Talao", lugar de culto donde los hindúes una vez al año se concentran procedentes de toda la isla por cientos de miles, para rendir culto a "Shiva" y su esposa "Parvati".

El tiempo ha empeorado bastante y ha comenzado a llover con fuerza. Bajando a la costa sur fuera de las inclemencias del tiempo, nos hemos acercado a "La Roche Qui Pleure" o "La Roca que Llora", llamada así porque es la única parte de la isla que cuenta con unos pequeños acantilados donde rompen las olas. Hemos comentado que si aquí le han puesto este nombre, nosotros bebiéramos llamar a nuestro "Paseo nuevo de Donosti", "La zona de los berrinches", sobre todo estos pasados días que ya hemos visto en Internet que el mar ha estado muy activo por allí.

Ya de vuelta al hotel y tras haber comprado otro insecticida local que pensábamos que sería más efectivo, hemos comprobado que con los mosquitos de aquí no hay repelente que pueda, porque han seguido picándonos con voracidad. Si embargo, vemos que los vecinos de los bungalows se permiten cenar en el exterior tranquilamente, lo que para nosotros sería un suicidio.

Mañana tendremos que pensar a donde dirigirnos, porque sobre el papel aquí ya no nos queda nada mínimamente interesante que ver.

 

Ver curiosidad: Un cóctel de tierra de 7 colores (Mauricio)
arriba
----------------------------------------------------------------------
   

12/11/2013

  Costa oeste (Isla Mauricio)

 

Día de pasar el tiempo como mejor lo hemos podido, en una tumbona de la playa pública de "Flic en Flac". Aunque pensábamos dirigirnos sin muchas ganas a realizar la llamada "Ruta del Té", los nubarrones que se vislumbraban en la montaña y un golpe que nos han dado en el coche, con el consiguiente papeleo del seguro, ha hecho que nos fuésemos a la playa a darnos baños y leer.

Cuando íbamos por un estrecho callejón en el que no entraba más que un coche, nos ha embestido otro que no sabemos porqué, ha entrado en el callejón casi sin mirar, lo que ha supuesto un pequeño arañazo en la puerta trasera de mi lado de conductor. Menos mal que era un educado europeo que enseguida se ha disculpado y que vivía en la misma calle, por lo que se entiende menos el despiste, aunque por otro lado, supongo que estaría acostumbrado a ir sólo en ese tramo y no se esperaría encontrarse con nosotros. Amablemente se ha ocupado de todo, rellenar los partes del seguro, llamar a nuestra agencia de alquiler "Hertz" y firmar su aceptación de culpa. Hemos tenido que esperar a que se personara una persona de la agencia quien después de ver el parte y el golpe, nos ha dicho que no había ningún problema, cerrando el tema pasada una hora después del incidente.

Lo curioso ha sido, que cuando he entrado al callejón, ha aparecido un pick-up teniendo que parar, maniobrar y salirme de la calle para que pasara, comentando con Carmen que sería el único vehículo en todo el día que pasaba por la calle y que me había tocado a mí y que suelo tener mala suerte con estas coincidencias pero que sin embargo, en temas de averías y demás, suelo tener la suerte de cara porque siempre me ocurren en lugares en los que o bien encuentro ayuda o puedo resolver rápidamente el problema. Bien, estar diciéndolo y notar el golpe ha sido todo uno.

Y continúo aseverando que tengo suerte porque al menos el culpable se ha encargado de resolvernos el tema que no siempre suele ser así. Definir como ha sido el accidente en inglés y todos los demás datos requeridos por el seguro, hubiera sido un engorro para nosotros.

Así que la tranquilidad de la tumbona y los baños en agua tibia rompiéndote la suela de los pies con el duro coral, ha sido la actividad principal de este último día completo en Mauricio.

Ver reportaje: Costa oeste (Mauricio)
arriba
----------------------------------------------------------------------
Resumen

Después de rodear la isla durante 10 días la conclusión a la que llegamos es de que no es un destino de interés para viajeros, sino que puede que cumpla con los requisitos que el turismo de hamaca y playa requiere, siempre que se esté recluido en un resort. Pero incluso para ellos lo que aporta no parece compensar la lejanía, ni el excesivo precio tanto del viaje como de lo que rodea al alojamiento, la manutención y las actividades que se puedan realizar. Existen otros destinos más cercanos y baratos que cumplen igual o mejor que Mauricio con el cometido de proporcionar descanso en bonitos centros vacacionales y con mejor relación de coste/calidad.

La isla en sí se puede considerar bonita con unas curiosas montañas de cumbres rocosas en el interior y las costa con playas muy blancas y mar azul turquesa, que quedan muy bien en las fotografías. Pero sólo es eso, bellas imágenes que para disfrutar de ellas, es necesario disponer de muchos y caros medios: alquiler de coche o taxi, excursiones en barco, etc.

Si lo que se pretende es lo que hicimos nosotros de recorrer la isla descubriendo playas y lugares bucólicos que parecen existir y que se desprenden de su marketing turístico, hay que decir que tal posibilidad es imposible. Los mejores lugares están reservados a los clientes de cada uno de los resorts, dejando algunas playas públicas para los foráneos. Nosotros nos íbamos hospedando en los resorts que ofrecían promociones de última hora, disfrutando de sus servicios de piscina y playas privilegiadas, pero sin caer en la tentación de consumir dentro, salvo el desayuno que siempre va incluido en la habitación, aunque también es cierto que comer y cenar fuera no es tan sencillo porque no existe una gran infraestructura de restaurantes. No existe la demanda suficiente de clientes porque el turista suele contratar la pensión completa y por lo tanto, la oferta exterior se limita a pocos restaurante y además nada baratos.

En definitiva, un destino poco recomendable desde nuestro punto de vista, que se ha sabido vender muy bien, por cuanto la imagen que teníamos del mismo era de bellas playas paradisiacas. Nada más lejos de la realidad.

arriba
----------------------------------------------------------------------

 

© Viendomundo.com
Volver
 
0n12ov