a a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
Contacto
 

Noviembre - 2022

Desplegar lista y seleccionar destino
 

     
 
     
 
 
   

04/11/2022

Donosti - París - Túnez (Túnez)

 

Inicio de otro viaje adaptándonos a las limitaciones existentes en los países por el covid, que todavía nos obliga a cambiar el orden que teníamos para elegir un destino para nuestras escapadas, primando aquellos que no ponen ya impedimentos para entrar en ellos.

Así que nos hemos decidido por Túnez, que como hemos podido comprobar no nos han puesto ninguna traba ni comprobación tan siquiera del pasaporte de vacunación ni exigencia alguna de visado de entrada, así que ha sido casi como viajar a cualquier país de la UE. Pero el viaje en sí, ha estado pasado por agua, porque no era lluvia lo que caía sino auténtico diluvio que ha comenzado saliendo de casa, y como no había forma de contactar con un taxi, hemos tenido que ir andando a la estación de autobuses arrastrando las maletas y sin paraguas, por lo que cuando hemos llegado a Loiu, lo primero que hemos hecho ha sido cambiarnos de ropa, teniendo que llevar la mojada en la maleta de facturación hasta Túnez, que también nos ha recibido con fuertes lluvias y volviéndonos a calar de nuevo hasta llegar al hotel.

Y es que el coche que habíamos reservado en la compañía"Budget" nos lo han entregado en el aparcamiento al que hemos tenido que llegar también arrastrando las maletas y mojándonos como tontos, incluso salir de dicho aparcamiento ha sido una odisea, porque había que pagar la tarifa de tres dinares de aparcamiento y había que encontrar la máquina donde se pagaba y no todas funcionaban. La de la agencia no nos había dicho nada, al igual, que tampoco nos ha dicho que nos entregaba vacío el deposito de gasolina y debíamos buscar una gasolinera con urgencia para no quedarnos tirados de noche y con el tiempo que hacía.

Gracias a que llevaba mi arsenal de gps's hemos podido ir resolviendo los problemas y encontrar el hotel "Downtown Tunis" en el que teníamos reservada la habitación.

Una cena espantosa en el hotel y además fría, tal vez por la hora, ha completado un día para olvidar y que esperemos no sea el preludio del resto del viaje.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

05/11/2022

Túnez capital (Túnez)

 

A las 5 y media de la mañana, nos han despertado los rezos matutinos por altavoz con una fuerza que nos ha sobresaltado y cuando han terminado después de largo rato, ha empezado la alarma de un coche que por lo fuerte que sonaba debíamos tenerlo debajo de nuestra ventana y no había forma de que parara. Después ha sonado la alarma de nuestro móvil a las 7 y media, alarma que utilizamos ayer para ir al aeropuerto y que se nos olvidó quitarla, y además, continuaba lloviendo a chaparrones fuertes.

Pero no nos hemos amilanado y salíamos en coche hacía la oficina de turismo, que hemos encontrado cerrada a pesar de que según su web en Internet debería estar abierta. Como seguía lloviendo, hemos optado a pesar de que no nos gusta especialmente ir de museos, acercarnos al famoso aquí "Museo del Bardo" al que no hemos podido ni llegar porque estaban cerrados los accesos, debido a inundaciones en los alrededores que nos han obligado a cruzar balsas de agua sin tener muy claro su profundidad.

Después de esto, hemos empezado a dudar de si habíamos hecho bien en venir a Túnez, pero sólo por tozudez continuábamos al itinerario que teníamos marcado al ver que por lo menos, la lluvia iba amainando, visitando las zonas de la Medina, la Kasbah, el Mercado Central y el distrito comercial, sin lluvia salvo algún que otro chaparrón, que ya ni nos inmutaba después de ayer. Largos paseos por la Medina, llena de tiendas en las estrechas callejuelas y un té a la menta en una típica terraza donde se fumaba narguile o shisha viendo pasar gente, han llenado unas horas del día.

A media tarde, volvíamos al hotel para descansar un rato y buscar algún restaurante por Internet que ofreciera platos tunecinos para la cena, y conseguir hacerla mejor que la de ayer. Después de mucho mirar porque aquí no se prodigan en estar presentes en la Red, hemos encontrado un restaurante llamado "Sultán Ahmed" que nos ha gustado mucho, porque hemos pedido ¡¡ a ojo !! lo que nos parecía, acertando con un guisado de cordero hecho en una especie de marmita de barro que la rompen para sacarlo y ponértelo en el plato.

Parece que vamos mejorando y dando con cosas de las que nos gustan y que nos hacen sentirnos más integrados con los destinos que visitamos. Mañana parece que hará buen tiempo aprovechando para visitar Cartago y Sidi Boud Said en la costa.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

06/11/2022

Cartago / Sidi Boud Said (Túnez)

 

Hoy el tiempo nos ha permitido pasar el día al aire libre porque salvo a primera hora de la mañana que ha caído un chaparrón, el resto del día ha estado seco y con incluso calor para nosotros, que hemos podido ir en manga corta, si bien los autóctonos no se liberaban de sus anoraks.

Así que, después de desayunar en el hotel, poníamos rumbo a Cartago en coche y después de algún contratiempo con el gps "Tomtom", que no tenía los mapas de esa zona correctamente actualizados, hemos recurrido al "Maps.me" del móvil que nos ha llevado hasta las ruinas de Cartago, empezando en el "Anfiteatro Romano" que estaba muy poco concurrido porque no es uno de los importantes del yacimiento.

A continuación, nos hemos acercado a las "Cisternas de la Malga", una división de tanques de agua alineados, que se alimentaban de una rama del acueducto de Zaghouan, para dar servicio de agua a toda Cartago y en especial a las "Termas de Antonino". Una magnífica obra de ingeniera de la que aún se desconocen algunos aspectos técnicos.

Las siguiente eran las "villas Romanas", un agradable lugar que se elevaba para tener una vista del mar y que mostraba los pequeños habitáculos en los que se desenvolvían los romanos y en donde destacaban bonitas y artísticas representaciones de la vida diaria en mosaicos.

Y por último, la estrella del yacimiento al borde del mar "Las Termas de Antonino", sin duda el yacimiento más importante de todo el complejo y que por su dimensión, situación y grandeza de las construcciones, destacaba sobre el resto de ruinas.

También hemos ido a algunos más pero de menor interés, como el: "Teatro Romano" que se utiliza actualmente para festivales y las ruinas púnicas "Quartier Magon" y "Tophet de Salambo", cerrando la visita y dirigiéndonos al pueblo cercano de "Sidi Boud Said", en el que por sus villas, accesos e infraestructuras, playa y el Palacio Presidencial, parecía que integraba la alta sociedad del país. A nosotros en particular, no nos ha gustado nada puesto que está construido para la exclusividad de sus residentes, estando cortados numerosos accesos para los de fuera y por lo poco que hemos visto, no nos ha parecido interesante ni la playa ni el propio pueblo. Así que nos hemos vuelto a la ciudad de Túnez, encontrando sus calles semivacías de gente y de animación. Hoy era domingo y hasta la Medina estaba con muy pocos establecimientos abiertos.

Mañana abandonaremos la capital e iremos bajando por la costa hasta la ciudad de Hammamet, parando en algunos lugares como: los acantilados de "Al Huwariyah", las ruinas púnicas de "Kerkouane", y "Korba", que es nuestra forma de ir conociendo Túnez en sus múltiples facetas y entornos.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

07/11/2022

Acantilados de Al Huwariyah / Hammamet (Túnez)

 

Con un sol radiante que ha durado toda la jornada, nos hemos puesto en marcha para pasar un día principalmente en la carretera, porque queríamos ver unos acantilados en "Al Huwariyah", en la costa "este" de "Túnez". El itinerario ha sido un tanto lento de avanzar por el denso tráfico y aunque la carretera pensábamos que iba a ser peor, el tener que atravesar bastantes poblaciiones, nos ha impedía avanzar al ritmo que queríamos. El mirador para ver los acantilados estaba en la cresta de una montaña a la que se ascendía por una empinada carretera de grava y asfalto deteriorado. Allí arriba había una estación de control y seguimiento militar, con una antena que giraba como las que llevan los barcos de la armada, por lo que enseguida unos soldados nos han cerrado el paso, prohibiéndonos el acceso. Los militares amablemente nos han dicho que debíamos darnos la vuelta y como lo que se veía desde allí no era nada especial, después de sacar un par de fotos para tener constancia del lugar, hemos bajado y puesto dirección a las ruinas púnicas de Kerkouane.

.

Al llegar a la entrada y ver el mapa del yacimiento y las imágenes de lo que podíamos ver allí, hemos decidido que a lo que queda en general de las ruinas púnicas no merece la pena dedicarles nada de tiempo y ayer ya lo empleamos demasiado en nuestra visita a Cartago, por lo que hemos seguido camino hasta Hammamet, parando a comer y llegando a media tarde al hospedaje llamado "Le Corail Appart'Hotel Yasmine ". Como todavía hacía calor nos hemos ido a la piscina pero ha durado muy poco el sol, ocultándose entra las casas y dejándonos en una sombra que era bastante fresca.

El atardecer lo hemos pasado en el pueblo de "Hammamet" que tiene un bonito paseo marítimo que te acerca a la Medina y a la Casbah.

Mañana nos lo tomaremos con tranquilidad sin movernos de esta ciudad, disfrutando del sol que parece que tendremos y visitando los lugares de interés.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

08/11/2022

Hammamet (Túnez)

 

Tal como estaba previsto, ha amanecido un día precioso y después de desayunar he salido por los alrededores del hotel, que se denomina "zona Yasmine" a conocer la infraestructura turística y situar los servicios que necesitamos como el cambio de moneda. Y de hecho, a la vuelta de la esquina he encontrado una agencia con unos cambios sin comisiones bastante más ventajosos de los que se hacen en bancos o cajeros automáticos con tarjeta de crédito.

Un larguísimo paseo marítimo que no he conseguido saber donde terminaba, acompañaba a una playa para nosotros poco apetecible acostumbrados a las nuestras de Donosti y con montañas de algas que a pesar de esforzarse en recogerlas y limpiar el entorno, te hacen valorar la preciosa de piscina que tenemos en el hotel.

Y por ello, hemos aprovechado la mañana, leyendo en la tumbona y disfrutando de la tranquilidad de estar solos en la piscina. Pocos días solemos tener tiempo para holgazanear por el ritmo de visitas que imprimimos.

Por la tarde, hemos vuelto como ayer al pueblo de Hammamet, pero con más tiempo para ver la Kasbah. Una fortaleza preciosa a la orilla del mar, con un ambiente muy relajado rodeados de personas autóctonas con cultura occidental, muy pocos pañuelos cubriendo cabezas y forma de vestir europeo, por lo que costaba creer que estábamos en un país árabe.

Al margen de la zona donde nos hospedamos "Hammamet-Yasmine", que tiene puerto deportivos con lujosos yates, enormes hoteles y turismo extranjero como principales clientes, esta otra zona más tunecina, nos ha gustado mucho más, por su cuidada arquitectura, más acorde con su tradición y estilo.

Mañana seguiremos bajando por la costa hasta "Susa", otra importante ciudad donde nos espera la "Gran Mezquita Uqba" y el "Ribat", recinto fortificado para monjes guerreros.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

09/11/2022

Susa (Túnez)

 

Otro día radiante en nuestro desplazamiento a "Susa", circulando por una autopista, lo que ha supuesto que en un poco más de una hora estuviéramos en el hotel "Sousse Pearl Marriott Resort & Spa". Un hotel blindado en cuanto a seguridad en donde nos han pasado un detector de bombas por los bajos del coche, como en las películas y también el acceso de personas a través de un arco sacando como en los aeropuertos todas las pertenencias. Todo ello para llegar a la recepción y encontrarnos con una sola empleada atendiendo el check-in y varios clientes en cola por delante nuestro.

Como hacía calor y era pronto para salir a visitar "Susa", nos hemos ido a la piscina para hacer tiempo y comer algunas cosas que nos habíamos traído por si nos pillaba la hora de la comida en la carretera.

Por la tarde, nos hemos acercado a la "Medina" sentándonos en una terraza para tomar un té verde, que día a día va mejorando de sabor, porque los primeros que tomamos en la capital de Túnez, estaban muy fuertes y amargaban. Nos encanta sentarnos y pasar un rato además de saborear un té viendo pasar gente muy diferente a nosotros y que muchas nos sonríen educadamente salvo los pesados de los vendedores, que aquí dejan de molestar sin insistir cuando les dices que no quieres nada, o ni les contestas cuando te preguntan de donde eres, en varios idiomas.

Esta "Medina" de "Susa" se parece más a la de Túnez capital, que a la de "Hammamet", más orientada al turismo con souvenirs para extranjeros, mientras que las otras son parte de la vida cotidiana de los tunecinos y están mucho más animadas, notándose más ahora que por la época escasean los turistas.

Mañana toca excursión para el día volviendo a este mismo hotel para dormir. Conduciremos unos 60 km. hacia el interior para ir a "Kairuan", una ciudad con algunas mezquitas, la Medina y las cisternas de los Aglabíes que son un monumento histórico tunecino.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

10/11/2022

Kairuan (Túnez)

 

Por una buena carretera de dos carriles por dirección y bastantes rotondas nos presentábamos en 45 minutos en "Kairuan", dirigiéndonos en primer lugar a las "Cisternas de los Aglabíes", unos gigantescos depósitos de almacenamiento de agua, edificados por los aglabíes en el siglo IX, pasando a formar parte de una extensa red hidrotécnica considerada en la actualidad una de las obras de ingeniería hidráulica más importantes del mundo árabe. El agua llegaba por un acueducto desde el monte Jebel Cherichera a 36 Km de distancia hasta la cisterna más pequeña para que asentara, y luego pasaba al gran estanque principal de reserva, que tenía 5 metros de profundidad y 128 m de diámetro.

Terminada la visita, el siguiente destinos ha sido el mausoleo de Abi Zamaa, en el que no era necesario cubrirse para ver algunas zonas, otras sin embargo, estaban cerrada a los turistas y sólo dejaban entrar a los islámicos a rezar.

En donde Carmen se ha tenido que cubrir la cabeza con un pañuelo ha sido en la "Gran Mezquita" o "mezquita de Uqba", que es una de las más importantes de Túnez y está considerada como el más antiguo santuario del Occidente musulmán y una de las más importantes de Túnez. Actualmente, es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y un importante centro espiritual visitado por fieles y turistas.

Cuando hemos aparcado el coche enfrente de la mezquita, se nos ha acercado el clásico guía pelmazo que nos indicaba que le siguiéramos para entrar. Automáticamente hemos cogido la dirección contraria para que nos dejara en paz, pero nos ha abordado otra persona bastante educada que indicando que no era un guía, nos ha dicho que la mezquita había cerrado porque estaban rezando y que en la "Medina", hoy era la fiesta de la mujer tejedora de alfombras y tapices, que se terminaba la fiesta en una hora y que le podíamos acompañar para disfrutar de tal acto y ver como trabajaban. Nosotros que llevamos ya muchos años soportando a este tipo de personas, que parecen haber aprendido de los oportunistas tailandeses de Bangkok, que siempre que preguntas por un templo te dicen con una amplia sonrisa de que está cerrado y están dispuestos a llevarte a otro más bonito sin ningún compromiso, le hemos despedido al más que probable vendedor de alfombras tunecino y hemos seguido andando hasta ver el acceso a la mezquita abierto.

También hemos estado en otros puntos como el mausoleo "Sidi Abada" en el que hemos tardado menos de cinco minutos en la visita por el poco interés que despertaba. Y por último, en "Bir Ruta", donde un pobre camello daba vueltas a una noria para subir agua y en el que todavía hemos tardado menos tiempo, por el pestazo que había y ante el temor de que nos escupiera o meara, lo que por experiencia ya sabemos y lo hemos sufrido.

Después nos volvíamos a "Susa", saliendo al atardecer a la "Medina" a tomarnos un té verde en la misma terraza de ayer.

Mañana continuaremos el itinerario previsto parando en "Monastir" a ver algunos puntos recomendados y seguiremos hasta "Mahdía" donde pasaremos la noche.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

11/11/2022

Monastir / Mahdía (Túnez)

 

Seguimos con nuestra ruta y en cuanto hemos desayunado, salíamos por la carretera de la costa en dirección a Monastir, escasos 25 km para conocer una población que en principio la tenía programada con poca convicción y porque nos quedaba de camino y que sin embargo nos ha gustado bastante.

Hemos aparcado el coche delante del "Ribat" una fortaleza muy bien conservada y con una espectacular altura de sus paredes que la protegían de sus invasores.

Muy cerca se encontraba "La Medina", pero hoy al ser viernes y por lo tanto fiesta para los musulmanes, se encontraba poco animada. Dentro de ella se ubicaba la mezquita de "Bourguiba", a la que no hemos entrado porque su exterior no despertaba nuestro interés y porque cada vez somos más selectivos para entrar en las mezquitas por los inconvenientes de los velos y la imposibilidad de que entren mujeres en determinadas zonas.

Pero lo que si nos ha impresionado ha sido el "Mausoleo de Bourguiba", un impresionante recinto de mármol situado en una extensa zona en la que también se ubicaba un cementerio. A este recinto si que hemos querido entrar y sin ningún problema por parte de los responsables de seguridad, hemos podido visitarlo sin restricciones, admirar la belleza de las salas y la perfección del trabajo en mármol, tanto en la edificación del mausoleo como en su utilización para filigranas y motivos ornamentales.

Después de un buen rato de disfrutar del sitio, abandonábamos "Monastir" y tomábamos dirección "Mahdía". Unos 50 kms. que se nos han hecho eternos por la cantidad de pueblos atravesados y la lentitud con la que avanzábamos. A la hora de comer llegábamos al hotel "Mahdía Palace", un ostentoso hotel digno de un sultán, con medidas de seguridad de jefes de estado, casi con tanto mármol como el mausoleo del que veníamos, varias piscinas, playa y todo lo que se pueda pedir, menos Internet en las habitaciones, ni el funcionamiento del aire acondicionado. Según nos han indicado el 15 de octubre se cambia a temporada de invierno, por lo que si enciendes el climatizador te sale calor. Es un contrasentido en el siglo XXI, establecer normas que no tengan en cuenta el cambio climático, pero parece que con los 25 grados de hoy en este país deben pasar frío.

Nosotros nos hemos bajado a la piscina a leer un rato y por la tarde nos hemos acercado al pueblo de "Mahdía", para ver su "Fuerte Otomano" que lo hemos encontrado ya cerrado y a "La Medina" que también estaba vacía al igual que la de "Monastir".

Mañana tenemos el plato fuerte del viaje en cuanto a visitas de yacimientos. Iremos a "El Djem" para ver su famoso "Anfiteatro Romano" y después seguiremos hasta "Sfax" donde pasaremos la noche.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

12/11/2022

El DJem: anfiteatro romano / Sfax (Túnez)

 

Hoy hemos contemplado una de las mayores obras arquitectónicas romana. Un impresionante anfiteatro que debe estar entre las tres construcciones más grandes realizadas por los romanos después del "Coliseo de Roma" y el de "Capua", y que realmente nos ha dejado atónitos, aún después de que ya habíamos visto imágenes de ella. No obstante, casi nos quedamos sin verla porque el gps nos ha llevado a otras pequeñas ruinas que cuando las hemos visto he pensado que ya nos habían engañado y aunque yo había visto fotos del anfiteatro, me ha hecho dudar de que allí en mitad de una población con mucho tráfico y casas, pudiera haber una obra de tal magnitud.

Cuando ya nos montábamos en el coche de pésimo humor por haber hecho tantos kilómetros para nada, he visto entre antenas una mole de piedra a varios cientos de metros que sobresalía por encima de los edificios y que nos ha devuelto el buen humor.

Al entrar en el recinto y ver semejante obra de arquitectura, me han venido preguntas sin respuesta momentánea. ¿Que hacía semejante recinto en el que cabían más de 30.000 personas en un pequeño pueblo como el actual de El Djem?, ¿donde habían conseguido tantos bloques de piedra y su transporte para construir semejante recinto?, porque en muchos kilómetros a la redonda no hemos vistos ya no montañas, sino tan siquiera pequeñas colinas que pudieran suministrárselas de su subsuelo, situación algo parecida a las pirámides de Egipto, pero en bonito.

Como me he quedado con la mosca detrás de la oreja, después he buscado las respuestas, enterándome de que "Thysdrus" fue el primer asentamiento púnico sobre el que después los romanos fijaron su colonia. El Djem se convirtió en una próspera región agrícola romana gracias a la producción de aceite de oliva y de trigo, viviendo un crecimiento demográfico importante a partir del siglo II a,C.. La llegada de comerciantes que gestionaban el boyante negocio comercial permitió que lujosas villas de patricios se edificasen siguiendo el estilo romano del Imperio, con pavimentos de mosaicos que se han encontrado. La vida pública de esta élite también exigía nuevos espacios públicos de ocio, entre ellos el anfiteatro.

Sin ninguna restricción hemos andado por todo el recinto incluso bajando a la arena, donde te das cuenta de las sensaciones que podía despertar este anfiteatro de ¡¡¡ olla a presión !!! en los gladiadores, similar a lo que se busca en la construcción de los modernos estadios de fútbol, teniendo en cuenta que tiene 148 m. de largo por 127 m. de ancho con 5 niveles de altura.

Después de disfrutar durante un par de horas, algo poco habitual en nosotros, continuábamos viaje a "Sfax", llegando al "BUSINESS HOTEL SFAX" en medio de un caos circulatorio para dejar el equipaje.

La ciudad de "Sfax" es la capital del aceite de oliva de Túnez, y como no presenta un turismo activo adolece de la infraestructura de la que veníamos disfrutando desde nuestra llegada al país. Así que, después de movernos por la plaza de la "Kasbah" y de la "gran mezquita" que está integrada en "la Medina" y absorbida por las casas, "Sfax" no nos ha gustado en absoluto y hasta nos ha costado bastante encontrar una terraza para tomar el clásico té de la tarde, mientras disfrutamos de ver pasar gente distinta a nosotros.

Mañana nos toca día de viaje, porque la isla de "Djerba" en la que pasaremos tres días es nuestro próximo destino y se encuentra a unos 330 Km de aquí.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

13/11/2022

Sfax / Isla de Djerba (Túnez)

 

Hoy hemos pasado varias horas en la carretera cubriendo por una buena autopista un tramo del viaje a la isla de "Djerba" con muy poco tráfico y una buena velocidad. Tal es así, que hemos debido tener ayuda divina cuando marchando a unos 30 km. por encima del límite de velocidad permitids, he tenido un fuerte estornudo que ha hecho que levantara el pie del acelerador en el momento que pasaba por un control con un policía apuntándonos con la pistola que calcula la velocidad a la que vas. La verdad es que no lo habíamos visto y la pura casualidad nos ha librado de una multa y del engorro que conlleva.

Acabada la autopista, hemos entrado en carretera normal y atravesado numerosos pueblos lo que ha sido un calvario por la cantidad de controles de policía que había revisando los coches que circulaban. En uno de ellos, también a nosotros nos ha tocado abrir el capó para que vieran lo que llevábamos, y es que parece que vienen los jefes de estado de habla francesa a "Djerba" a reunirse, entre los que debe figurar "Macron" y ya es la tercera vez que coincidimos en distintos lugares con él, con lo que supone de incordio por las medidas de seguridad que se implantan. Primero coincidimos en 2017 con la reunión del G7 en "Taormina" (Sicilia), teniendo que cambiar el orden de nuestra ruta porque cerraron todos los accesos, la segunda en el año 2019 en "Etiopía", limitándonos la visita a la famosa iglesia excavada en roca de "Lalibela", y ahora en 2022 de nuevo en la isla de Djerba / Túnez).

Para la hora de comer llegábamos al hospedaje "Menzel Caja", una villa con piscina en la que alquilan habitaciones y en donde hemos coincidido con 2 españoles que están haciendo casi el mismo recorrido que nosotros, pero en sentido contrario. Uno de ellos ha resultado que había trabajado durante unos años en una agencia que organiza viajes en África, y contratan los servicios de los transportes especiales por el desierto de Namibia, coincidiendo que también solían utilizar a la empresa "Nomad" con la que viajamos nosotros un par de veces por esas rutas.

Hoy la cena la hemos hecho en un restaurante de la zona de "La Marina", en donde he comido un dorada bastante bien cocinada para variar, al ritmo de música tunecina con la que un grupo nos ha amenizado sin dejarnos hablar por el volumen.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

14/11/2022

Isla de Djerba (Túnez)

 

Hemos recorrido la mayor parte de la isla y no nos ha gustado nada de lo que hemos visto. Lo primero ha sido acercarnos a la que según nos han dicho es la mejor playa de "Djerba", la llamada "Sid Mhares", y no hemos llegado ni a pisarla porque o somos muy exigentes con la calidad de la arena o quien nos la ha recomendado no ha pisado una playa normal. Una isla totalmente plana y con muy poca altura sobre el nivel del mar, ninguna montaña y una costa realmente fea, con zonas de tierra en la orilla y mucho escombro a la vista. Y eso que como están aquí los jefes de estado de habla francófona, han limpiado y asfaltado las vías por las que se desplazan para que se lleven una buena impresión del país anfitrión.

Después del chasco de la playa, nos hemos aproximado a la sinagoga "El Ghriba", también en la lista ¡¡¡ top !!!de los lugares a visitar, resultando ser un memorial a las víctimas del atentando terrorista del año 2002 y volviendo al hospedaje para tumbarnos después de comer a leer, ante las pocas probabilidades de encontrar algo que despertara nuestro interés.

Al atardecer como ya sigue siendo habitual, salíamos en dirección a la costa oeste de la isla para ver la puesta de sol. Hemos elegido en el mapa una mezquita a la orilla del mar, que ha resultado ser un punto habitual para disfrutar del momento porque nos hemos encontrado con mucha gente, a pesar de que el lugar estaba bastante apartado de las vías transitadas. Sin duda ha sido el mejor momento del día, porque el sitio cumplía los requisitos para un bonito atardecer: barcas en el mar, pescadores recogiendo las redes, un cielo muy limpio, etc.

Seguido nos hemos acercado a un restaurante que la propietaria de la villa en la que estamos nos ha recomendado como el mejor de la isla para degustar la comida tunecina, pero como hoy era lunes, estaba cerrado por descanso semanal. Mañana volveremos a intentarlo de nuevo, lo mismo que con el resto de la isla que seguiremos intentado encontrar algo bueno que nos haga disfrutar, porque somos muy machacones y hasta el último momento ¡¡¡ no tiraremos la toalla !!!.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

15/11/2022

Isla de Djerba (Túnez)

 

Esta mañana hemos estado con los dos chicos catalanes que ya se marchaban y al pasarnos información resulta que ayer habíamos estado en el mismo sitio, la sinagoga "El Ghriba" y cuando les hemos dicho que no habíamos entrado porque no nos parecía interesante, nos han dicho que ellos después dieron una vuelta por el pueblo de allí, llamado "Erriadh" y les había sorprendido por la cantidad de pinturas que había en las fachadas de las casas árabes y que no nos debiéramos de perderlo. Nos han enseñado algunas fotos que sacaron y nos han convencido.

Así que hemos salido de nuevo dirección a la sinagoga de ayer, esta vez entrando a visitarla y saliendo a los pocos minutos por el poco interés que tenía para nosotros, acercándonos al pueblo de "Erriadh". Hemos tenido que dar varias vueltas por el pueblo para descubrir la zona donde se ubicaban numerosas casas pintadas, disfrutando de un precioso paseo entre curiosas fachadas que presentaban motivos de muchas clases y todos de una gran calidad.

Esta atracción yo no la había descubierto en Internet, pero es sin duda, una de las mejores cosas que puedes hacer en la isla de "Djerba", darte un buen paseo admirando arte en grafitis, que elevan muy considerablemente que un pueblo perdido en el centro de la isla tenga opciones de ser visitado. Una idea que se podría llevarla a cabo en muchos lugares en principio anodinos.

Al atardecer hemos subido por la "zona turística" repleta de resorts, pero igual de fea que el resto de la isla, hasta "Houmt Souq", la principal ciudad de la isla, yendo al restaurante "Essofra" que ayer estaba cerrado, cenando comida tunecina, y disfrutando de este último día en la isla.

Mañana seguiremos ruta hacia el desierto cambiando de ambiente turístico. Dejando la costa y adentrándonos en el interior, que seguramente será más auténtico y de nuestro estilo, que el entorno turístico de masas y resorts.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

16/11/2022

Matmat / Toujene / Tamezret (Túnez)

 

Continúa el buen tiempo y con tranquilidad salíamos de la isla de "Djerba" que sigue tomada por la policía y los equipos de seguridad, que inundan las rotondas parando a muchos coches y de los que hoy nos hemos librado. En cuanto hemos cruzado a la península por la carretera que la une con la isla, han terminado los controles y todo ha vuelto a la normalidad. Por una carretera bastante buena, como la mayoría de las que hay en este país, que nos ha sorprendido por la buena red viaria y su cuidado asfalto, pasábamos "Medenine" y girábamos hacía el interior del país, entrando enseguida en una zona más árida y próxima al desierto y en donde aparecían montañas con pueblos en sus laderas. Uno de ellos es "Toujene", que tiene una vista paisajística muy bonita desde un mirador en lo alto y en donde hemos parado a sacar algunas fotos y tomar un té.

Después seguíamos hacia "Matmata" y "Tamezret" en donde teníamos el hotel "Dar Ayed Tamezret", de estilo árabe, muy agradable, vistas y en el que el recepcionista hablaba español. Cuando le hemos preguntado dónde y cómo había aprendido porque se defendía bastante bien, nos ha dicho que de oír hablar a los españoles que vienen al hotel, como si el pueblo de "Tamezret" donde se ubica fuese "Benidorm", el caso que yo personalmente envidio a estas personas que son capaces de aprender, como él nos ha dicho porque le gusta el idioma y le suena bien. También le hemos preguntado que por esa regla de tres, debía hablar más idiomas, y nos ha respondido: árabe, bereber, francés, italiano, español, ingles y ruso. ¡¡¡ casi nada el políglota !!!, que no sabría si viajara como nosotros.

Al atardecer nos hemos acercado a conocer una casa troglodita. En Matmata se rodaron muchas escenas de "La Guerra de las Galaxias" en este tipo de casas, que ahora utilizan como reclamo turístico. El día se ha terminado integrándonos en el entorno y tomando una pantagruélica cena bereber de tres platos: ensalada, densa sopa de verduras, carne, pasta y hasta habas, y el plato fuerte: cordero, patatas, tomates, y muchas hierbas aromáticas.

Mañana seguiremos ruta hasta "Douz" la llamada "Puerta del Desierto", para hacer una escapada y apuntar en nuestro haber, un desierto más, visitado.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

17/11/2022

Tamezret / Douz (Túnez)

 

En cuanto hemos salido de las montañas en las que está incrustado "Tamezret", comprobábamos que ya estábamos en esa parte que todo desierto tiene de pequeño pedregal mezclado con un poco de arena, pequeños arbustos dispersos y una profundidad de paisaje que parece avisarte de que pienses donde te vas a meter, porque cualquier simple avería de coche o accidente, se te puede complicar mucho, así que parece aconsejarte que tengas mucho cuidado. En nuestro caso, hemos realizado cerca de 100 km. de carretera con buen asfalto y cruzándonos con sólo tres o cuatro coches en todo el camino, por lo que ha sido un viaje muy rápido y tranquilo.

Llegados a "Douz" nos hemos dirigido al hotel "Sahara Douz" para dejar el equipaje y gestionar una salida al desierto con alguna agencia, porque nuestro coche alquilado no es 4W4. En el propio hotel nos han dicho que en poco tiempo estaría con nosotros una persona de la propia agencia de viajes del hotel para explicarnos los detalles y posibles tours. Enseguida ha aparecido una persona hablándonos en español e indicándonos las opciones que teníamos. Hemos quedado con él en una salida hoy por la tarde para ver la puesta de sol en las dunas y mañana un día en otra zona del desierto. Pero nada más marcharse ha aparecido otra persona diciéndonos que era el enviado del hotel para informarnos. Está claro, que en estos tiempos de poco turismo, los guías utilizan todas las argucias para conseguir los pocos servicios que se solicitan y entre ellos hay sus más y sus menos. Ante esta situación, nos hemos puesto en contacto con el primer contratado y le hemos dicho que le habíamos confundido con el del hotel y que disculpara nuestro error, pero que ya no lo necesitábamos. Lo que no sabemos es quien le ha pasado a éste la información de que había dos personas buscando un coche para ir al desierto, porque no es creíble que haya aparecido por casualidad en nuestro hotel nada más llegar nosotros.

El caso es que a las 4 de la tarde se ha presentado "Ali", un chófer muy agradable y que chapurreaba algo de español para llevarnos al desierto por las dunas. Al poco rato hemos tenido nuestra primera experiencia de cruzarnos con un tuareg en dromedario, que venía probablemente de "Mali" o "Argelia". Después parábamos en un memorial a un joven francés que se mató allí conduciendo un quad.

Llegando la hora de la puesta de sol, "Ali" nos ha llevado entre dunas hasta situarnos en la parte alta de una de ellas, para tener una curioso atardecer, algo diferente a los que hemos visto en otros desiertos, porque se ha creado un neblina en el horizonte en la que el sol se vislumbraba a ratos con más fuerza, delimitando las dunas como si fuera un campo de arena parcelado.

Mañana "Ali" nos llevará al oasis de "Ksar Ghilane" en el "Gran Erg Oriental del Sáhara", tras tres horas de coche en la profundidad del desierto y en donde nos ha asegurado que podremos bañarnos en sus aguas termales.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

18/11/2022

Douz / Desierto / oasis de Ksar Ghilane / Douz (Túnez)

 

Esta es la tercera vez que nos adentramos en el desierto del Sáhara, en el año 1988 hicimos una visita de dos semanas en la parte de Argelia, teniendo como base "Tamanrasset". En 2006 estuvimos en Marruecos en el área de las dunas de "Erg Chebbi" y hoy en 2022, en el "Gran Erg Oriental" de Túnez.

Hemos salido a las nueve de la mañana de "Douz" por la llamada !!! llave del desierto !!! y nos adentrábamos en el "Sáhara" por una carretera que llevaba a varias plantas de explotación de gas francesas, ya que "Túnez" exporta este elemento principalmente a "Argelia". Cuando se han acabado las pistas, "Alí" nos ha llevado entre dunas, enseñándonos como cambia el color de la arena, pasando del casi blanco de las de donde veníamos en "Douz", al anaranjado de las que íbamos encontrando.

Después de una hora de camino, nos hemos cruzado con una moto que ha parado y se ha puesto a hablar con "Ali" que según nos ha explicado después, el motorista había ido a tomar un café a un bar en mitad del desierto llevando a su hermano que trabajaba allí. Curiosa las diferentes sensaciones que se tienen sobre una misma cosa. Lo que para nosotros se puede decir que es aventura, para la gente de allí es puro relax y se van a tomar un café a un remoto lugar con toda tranquilidad.

Después de otra hora de saltar dunas, llegábamos al famoso bar llamado "Café del Gran Erg" del que venía el motorista y allí nos han preparado un pan a la arena que hemos comido tomando un té. Les hemos comentado que parece ser que para conseguir pan hay que venir al desierto porque ayer nos recorrimos todo "Douz" buscando pan, y en todos los sitios nos dijeron que no tenían, cosa que nos extrañó porque es una ciudad relativamente grande. Nos han respondido que los problemas de la guerra de "Ucrania" les están afectando porque no les llega harina y no pueden hacer pan, así que supongo que el motorista habrá aprovechado el viaje y se habrá preparado unos cuantos panes a la arena. Si alguien está interesado en conseguir ese tipo de pan porque no encuentra otro, las coordenadas del bar son (33.070512, 9.414238), un poco lejos y es necesario ir en 4W4.

Siguiendo ruta, otra hora más nos ha llevado el llegar al oasis "Ksar Ghilane", un alargado vergel con agua en la que uno se podía bañar, si bien aunque la temperatura del agua era muy buena, fuera corría un airecillo bastante fresco para estar mojado. Allí hemos comido el clásico cuscus con pollo y comenzábamos el retorno a "Douz" por otro camino más largo pero asfaltado.

En el camino de regreso "Alí" se ha desviado un poco de la carretera y nos ha llevado a un lugar en el que manaba agua termal bastante caliente, en donde había varias mujeres con niñas bañándose. Nos hemos sentido un poco invasores de su intimidad y nosotros no hemos querido bañarnos, pero cuando se han marchado las mujeres "Alí" se ha dado un baño de por lo menos 20 minutos en calzoncillos disfrutando del agua. Incluso ha aparecido una señora mayor vestida que se ha puesto al chorro de agua disfrutando también cada uno a lo suyo.

A media tarde llegábamos al hotel, después de haber disfrutado de una visita a este oasis que yo la había considerado cuando estaba organizando la ruta, pero que la excluí porque no llevábamos coche 4W4. Al final la hemos podido hacer y de la mejor forma, atravesando las dunas con un experto guía local, que nos ha permitido disfrutar del desierto al máximo.

Si alguien está interesado en tener garantía de realizar una buena excursión por el desierto, puede solicitarla en en hotel "Sahara Douz" o acceder directamente a "Quad Evasion" - Tel. 00 216 26 071 700 - Tel. 00 216 20 528 762.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

19/11/2022

Douz / Tozeur (Túnez)

 

Después de muchos días de sol, hoy como varias veces que hemos ido a un desierto, nos ha llovido, incluido el de "Atacama" que es el más seco de todos. Ha sido poca agua la que ha caído, pero como ayer nuestro guía "Alí" nos comentó que hacía tres años que no llovía, hemos dejado nuestra huella dándoles un poco de lluvia.

Después de desayunar abandonábamos "Douz" con destino final "Tozeur" que está una distancia de 130 km., parando primero en "Debebcha" para ver unas arenas petrificadas con formaciones erosionadas por el viento. Cuando llevábamos un rato solos paseando y sacando fotos, ha aparecido un autobús turístico que ha descargado un grupo de energúmenos, posiblemente franceses e italianos por las pintas que llevaban, que se han subido a las formaciones como si fueran de roca y provocando desprendimientos. Este lugar no está como para soportar el salvajismo que en poco tiempo conseguirá que desaparezca del mapa. Al fin y al cabo son formaciones de arena por muy petrificada que esté.

Poco después entrábamos en el lago salado de "Chott El Jerid", que está a una altitud de entre 10 y 25 metros sobre el nivel del mar, siendo la mayor superficie salina del "Sáhara". Debido al clima extremo de la región, con temperaturas máximas de 50 °C, el agua que llega al lago se evapora rápidamente y se explota extrayendo la sal.

Al mediodía llegábamos a "Tozeur" dirigiéndonos al hospedaje "Maison D'Hôtes Villa Fatima", en donde lo primero que hemos hecho es preguntar si se podía pagar con tarjeta, porque ya estoy harto de estar cambiando y sacar en cajero encarece bastante entre comisiones y el cambio aplicado por el banco. La señora que nos ha atendido nos ha dicho que ellos cobran en efectivo pero que ya lo arreglaría para cobrar con tarjeta a través de una cuñada suya que tiene hotel y datáfono. Después ha llegado su marido y nos ha dicho que sólo admitía en efectivo y que la tarjeta que yo había dado a Booking, sólo era como garantía de que me presentara. Como no nos ha hecho ninguna gracia la forma de exigirnos el pago en efectivo, y como además publicaba que ¡¡¡ sin comisiones en el pago con tarjeta !!!, le hemos dicho que nos íbamos a buscar otro hotel.

En la calle y sin internet, estaba la cosa difícil pero una vez más, el contar con el gps "Maps.me" nos ha sacado del atolladero presentándonos un hotel cercano de 4 estrellas llamado "El Mouradi" con piscina, y que con cenas incluidas nos ha resultado más barato que la casa de huéspedes que traíamos reservada.

Por la tarde salíamos a un parque cercano para ver la imagen de "El Ain", una copia en pobre de los bustos del monte Rushmore en Estados Unidos. Los de aquí eran 3 bustos iguales colocados en un montículo y parecían estar hechos con un molde, quedando una obra con muy poca calidad.

De allí nos dirigíamos a la "Medina" encontrando casi todas las tiendas cerradas y sin ningún tipo de aliciente para deambular por las calles vacías. Al final hemos subido a un bar bereber que decía tener una terraza con bellas vistas, cosa que no era así, tomando un té y marchándonos al hotel a esperar la hora de la cena, que ha estado bastante bien.

Mañana saldremos por los alrededores, con un itinerario que nos llevará a las cascadas de "Tamaghza" o también llamada "Tamerza", una profunda garganta llamada "Golden Canyon" y los oasis "Mides" y Chebika" para volver a dormir a este mismo hotel en "Tozeur".

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

20/11/2022

Tozeur / Tamaghza Golden Canyon / Tozeur (Túnez)

 

Como último día en el desierto, hemos pasado el día recorriendo la zona montañosa que se ubica a unos 50 km. de "Tozeur" y donde se encuentra el "Tamaghza Golden Canyon" .

El valle dorado de Tamaghza se encuentra cerca de la frontera con Argelia. Es un valle rocoso en medio del desierto de clima caluroso, y un oasis de montaña decorado con palmeras, valles y sorprendentes manantiales de agua que le dan una elegancia especial y un ambiente refrescante, que muestra la naturaleza llena de sorpresas. Estos lugares fueron los escenarios donde se filmó el "El paciente inglés".

En cuanto nos hemos adentrado en las montañas, la orografía vista en las 2 semanas que llevamos en Túnez ha cambiado sensiblemente, en un momento, las enormes llanuras que hemos recorrido durante días, nada tienen que ver con el paisaje de hoy.

Riachuelos que forman pequeñas cascadas como las de "Tamerza" se desplazaban irrigando grandes oasis como los de "Mides" y "Chabika" y convierten la arena en auténticos vergeles con extensos palmerales datileros. Un cómodo recorrido bajo un radiante sol y con temperatura fresca idónea para pasear por estos lugares.

Seguimos encontrando estupendas carreteras asfaltadas que nos sorprenden por su buena conservación y calidad hasta en zonas no muy habitadas, que nos están permitiendo llegar a todos los destinos que tenemos programados con mayor rapidez de la prevista.

Mañana comenzaremos el retorno hacia el norte por etapas, dirigiéndonos a las ruinas romanas de "Sufetula" o "Sbeitla" para lo que tendremos que hacer unos 220 km.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

21/11/2022

Tozeur / Sbeitla: Ruinas romanas de Sofetula (Túnez)

 

Cambiamos el desierto por la historia, comenzamos una ruta de tres días visitando diversas ruinas romanas en nuestra vuelta hacia el norte del país. El primer yacimiento ha sido el de "Sbeitla", un importante vestigio romano en el interior de Túnez

Hemos realizado 220 km. desde "Tozeur" con importantes cambios de ritmo en el avance por carretera, rápido fuera de poblaciones e irritantemente lento al pasar por ellas. Como queríamos comprar pan, hemos parado en varios lugares y no había forma de encontrar una mísera baguete, hasta que en uno de ellos nos han dirigido a un supermercado que cuando he ido a entrar me he encontrado con varias decenas de hombres que salían cargados de barras de pan. Me he parado sin atreverme a entrar porque el super seguía lleno de personas, y no veía ningún autobús aparcado y no sabía de donde había podido salir tanto hombre como para llenar la tienda. Además se les veía muy nerviosos como si se fuesen a acabar las existencias y luchaban para que les atendieran cuanto antes. Supongo que el tema de la falta de harina por la guerra de "Ucrania" estaría detrás de esta situación, pero he reaccionado pensando que también nosotros llevábamos un buen rato buscando el dichoso pan y yo debía agenciarme alguno como fuera. Como dice "Carmen" que yo me integro muy bien en las culturas que visitamos, he ¡¡¡ saltado !!! dentro de la tienda como uno de ellos y sin esperar a que me sirvieran he pillado una baguete de un canasto y me he ido a pagar a la caja. Los hombres seguían discutiendo para que les sirvieran en el mostrador, pero a mí nadie me ha dicho nada, ni en la caja tampoco, cobrándome 200 dinares, equivalente a 6 céntimos de euro. He salido con una sonrisa triunfadora de haber conseguido un trofeo, como es el comprar pan en estos díasen Túnez.

Varios kilómetros después llegábamos al hotel "Sufetula"para dejar el equipaje y marcharnos al yacimiento arqueológico, en el que hemos estado prácticamente solos, una vez que nos hemos deshecho de los pesados guías turísticos que se nos acercaban intentando que les contratásemos.

Es una pena que un lugar que ha sobrevivido muy bien a varios siglos y muchas vicisitudes, se encuentre plagado de plásticos y basura. Y se entiende menos, cuando se ha creado una importante infraestructura hotelera de lujo, exclusivamente para los visitantes de este yacimiento, porque en el pequeño pueblo de "Sbeitla" no hay otra razón de contar con este tipo de hospedaje.

En lo referente a su historia, los romanos durante la expansión de Vespasiano fundaron la urbe romana, de la que quedan fastuosos ejemplos como las termas, el teatro, el foro, el arco del triunfo y varios templos a los dioses Júpiter, Juno y Minerva. Tras el colapso del imperio, Sbeitla corrió la misma suerte, pero el establecimiento de los bizantinos volvió a reflotar la ciudad, levantándose numerosos lugares de culto cristianos, que fueron contribuyendo a la regeneración urbana muy particular.

Mañana continuaremos hacia el norte, visitando "Dougga" del que tenemos muy buenas referencias, para lo que deberemos hacer otros 165 km. y buscar pan desde los primeros pueblos que atravesemos.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

22/11/2022

Dougga: Ruinas romanas (Túnez)

 

Otro yacimiento romano del que poco se oye hablar. "Dougga" nos ha impresionado por su bonita localización, sus enormes dimensiones y su calidad de construcción sobreviviendo bastante bien al paso del tiempo. Una ciudad romana con vistas, ya que se encuentra en una ladera rodeada de olivares y con vistas a los campos de cereales y con colinas boscosas.

Construido con piedra de color tostado amarillento, sus tonos suaves se combinan armoniosamente con el paisaje marrón y verde oscuro del valle, donde se ubica el destacado teatro restaurado, cuyos 19 niveles podían albergar una audiencia de 3500 personas. Fue construido en el año 168 dC por uno de los residentes más ricos de la ciudad, Marcius Quadratus.

Al norte del teatro, las ruinas de la Iglesia Vándalo de Victoria son la única evidencia del cristianismo, construida a principios del siglo V con piedra extraída de los templos circundantes. Un poco más al norte se encuentra el Templo de Saturno, del que hoy solo quedan seis columnas atrofiadas.

Un yacimiento que al igual que la mayoría de los existentes en Túnez, adolece de un mínimo mantenimiento y le sobra suciedad, escombros y ovejas pastando.

Terminada la visita poníamos rumbo al hotel "Dar Khedija", en el que que teníamos una reserva que no cumplía ni de lejos con las imágenes que ofrecen en "Booking.com", con un precio más del doble de lo que cuestan los hoteles de 4 estrellas aquí en Túnez y que pretendían además cobrar en efectivo, cuando lo cogí precisamente porque se podía pagar con tarjeta de crédito. Una habitación sombría pegada a una zona común con varias personas viendo el mundial de fútbol, con el equipo de "Túnez" jugando un partido. Así que le hemos dicho que nos marchábamos a buscar otro hotel, cosa difícil porque era el único en varios kilómetros a la redonda y por eso se aprovechaba del precio.

Nos hemos tenido que ir a 40 km. en "Jendouba", atravesando pueblos llenos de gente en la carretera porque había terminado el partido y nos ha costado mucho tiempo el llegar a un hotel de pueblo que se veía en total decadencia. Vuelta a conducir ya de noche dirigiéndonos a "Tabarka" en donde yo tenía reservada habitación para mañana con la esperanza de encontrar sitio para hoy. Otros 68 km. de carretera con pueblos y puertos de montaña en el que el coche nos ha indicado bajando un largo trayecto detrás de un camión militar, que teníamos problemas con el líquido de refrigeración, teniendo que parar el coche para dejarlo enfriar un poco. Después a los pocos kilómetros se ha vuelto a encender el aviso y vuelta a parar.

Bajado el puerto, el coche ya no ha vuelto a dar problemas llegando al hotel "Les Mimosa Tabarka" donde al final hemos podido descansar. Una vez más cuando nos surgen problemas, no son uno o dos, sino que se encadenan, no sabiendo cuando se acaban.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

23/11/2022

Tabarka (Túnez)

 

Se acabó el buen tiempo. Después de bastantes días de calor y de sol, estamos como cuando llegamos a Túnez, con frío, viento y lluvia. Túnez lloviendo es bastante desagradable, porque hay pocas cosas que ver de interés que no estén en el exterior. Además esta época del año no es muy propicia porque muchas lugares están cerrados.

A pesar de la lluvia, hemos cogido el coche y salido para ver el par de cosas que tenía apuntadas, como un fuerte genovés, y "Les Aiguilles", unas rocas puntiagudas en la costa. Así como una larga playa con olas, cosa rara, que hoy parecían ser buenas para el surf. A todo esto le añadimos una vuelta por el mercado y en un par de horas ya no teníamos nada más que hacer.

Por lo menos, parte de la tarde la he tenido ocupada con el partido del mundial de fútbol entre "España" y "Costa Rica", en el que el 7:0, ha sido gratificante mientras cenábamos en un restaurante muy tranquilo y con pantalla grande.

A pesar de que tenemos reservadas dos noches más de hotel aquí, hemos hablado con recepción para marcharnos mañana, porque el tiempo sigue con pronóstico malo y veremos si "Bizerta" que es nuestro próximo destino, tiene algo más de interés que ofrecer.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

24/11/2022

Bizerta (Túnez)

 

Otra mañana de viaje para llegar a "Bizerta" en la costa norte de Túnez. Un viaje por zona montañosa y pueblos con enormes mercados instalados en la carretera general, que nos dificultaban el paso entre puestos de verduras, frutas, ropa y todo lo que se le pueda ocurrir a uno. Una carretera con dos carriles en cada sentido, en los que en uno de ellos montaban los tenderetes y por el otro cientos de personas deambulaban viendo o buscando cosas, incluso la zona de la mediana entre las dos direcciones estaba abarrotadas de pequeños puestos. Aquí se tiene la noción de que las carreteras son primero para los peatones y después para los coches cuando puedan pasar, así que la gente ni mira si viene algún vehículo sino que va a lo suyo. Además, si se le añade que aparecen coches por calles perpendiculares ¡¡¡ sacando el morro !!! hasta que consiguen meterse y que otros vehículos van por dirección contraria para ahorrarse el desplazamiento hasta una rotonda que le permita cambiar de dirección, mezclamos todo lo comentado y nos da la norma real de circulación que se aplica en Túnez.

Pero también es cierto que no hemos visto en el tiempo que llevamos en el país ni un solo accidente entre coches, ni atropellos a peatones o animales, que también estos últimos participan en el caos aportando su granito de arena, cruzando o tumbándose en la carretera.

Con todo ello, llegábamos al mediodía al hotel "Nour Congress & Resort" y por la tarde salíamos a echar un vistazo a "Bizerta", que por lo que yo había visto en Internet parecía un bonito lugar. Y así ha sido, porque nos ha parecido sin duda el pueblo más bonito de Túnez, recordándonos a algunos de la "Isla de Malta" pero en pequeño, que por cierto queda bastante cerca de aquí.

Mañana pasaremos el día aquí y aunque nos parece que ya hemos visto lo mejor, buscaremos algunos lugares de interés para pasar las horas, esperando que se repita el buen tiempo de hoy.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

25/11/2022

Bizerta (Túnez)

 

Cuando pensábamos que hoy nos íbamos a aburrir en "Bizerta" estábamos equivocados, después de desayunar nos hemos ido al precioso jardín del hotel que rodea la piscina a leer un rato y disfrutar de un radiante sol que calentaba lo justo, sin molestar. Después salíamos en coche para acercarnos al "Fort D'Espagne", para lo que hemos tenido que subir atravesando un cementerio y sorteando pequeñas tumbas, hasta encontrar la puerta de acceso al fuerte, que lo único que tenía era que al estar en una colina ofrecía una vista de todo Bizerta.

A la hora de comer, había buscado en Internet algún restaurante que tuviera pescado, encontrando una recomendación del llamado "El Ksiba" al que nos hemos dirigido andando. Nos hemos sentado en el exterior al borde del agua y durante toda la comida una familia de gatos nos han estando dando la lata para que les diésemos comida y cuando hemos terminado uno de ellos que debía ser el padre se ha subido a la mesa para comerse las sobras de mi plato. Me ha sorprendido y los reflejos han hecho que le haya soltado un manotazo con la mala fortuna de que lo he tirado al agua. Todo el mundo se ha levantado de las mesas para ver si conseguía salir a flote, y la verdad es que yo también me he preocupado porque no les gusta mucho mojarse. No ha tardado mucho en aparecer su cabeza que subía por las cuerdas donde se atan los barcos, desapareciendo de nuestra vista todo calado. Después le hemos visto al sol secándose y limpiándose..

Mañana dejaremos "Bizerta" para volver a la capital en la que pasaremos los dos últimos días que nos quedan para volver a casa.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

26/11/2022

Bizerta / Túnez (Túnez)

 

Parece que vamos a terminar el viaje como empezamos, lloviendo y con frío. Hoy hemos vuelto a la capital del país, a ver si conseguíamos pasar los dos días que nos quedan con visitas que nos aporten algo más de interés, pero a estas alturas y con este tiempo la cosa ha resutado difícil, habiéndolo aprovechado para ir de compras por la "Medina" y comprar realmente muy poco.

Lo que si hemos hecho es cenar bien, repitiendo el restaurante "Sultán Ahmed", y tambien el plato de guisado de cordero en marmita, dando un poco de alegría al cuerpo en un día bastante aburrido.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

27/11/2022

Túnez (Túnez)

 

Hoy último día de estancia en "Túnez", hemos tenido que echar mucha imaginación para pasarlo lo mejor posible. Para ello, hemos vuelto a "Sidi Bou Said", un pueblo en la costa cerca de "Cartago" en el que ya estuvimos al principio de nuestro viaje. En aquella visita no nos gustó, porque nos pareció que era un lugar muy elitista, con muchas zonas cerradas para únicamente los residentes, por lo que decidimos marcharnos sin bajarnos del coche. Hoy le dábamos una segunda oportunidad y no hemos hecho más que corroborar lo que nos pareció en la primera visita, hasta el punto de que simplemente aparcar ha sido una pesadilla y con unas tarifas, fuera de toda lógica en "Túnez". Así que por segunda vez nos hemos marchado sin bajarnos del coche, y con la sensación una vez más de que en este tipo de países, la clase media/alta, se quiere distancia como sea de la masa de la población, creando guetos y aislándose del resto mediante cortapisas que eliminen a los intrusos, quienes no dejan de ser sus hermanos. En los países europeos también hay ambientes elitistas pero no tan pronunciados como en estos países de menor nivel de desarrollo económico y cultural.

De vuelta al centro de la capital, nos hemos acercado a la zona del "Mausoleo de la Zaouia de Sidi Mahrez", muy animada con un enorme mercado en el que hemos pasado un buen rato.

Mañana por la mañana cogeremos el avión de vuelta a casa con escala en "París", ya con ganas de terminar este viaje y volver durante un par de meses a la rutina diaria y preparar a fondo nuestro próximo viaje en febrero a "Vietnam".

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
 
     
 
     
<<<< Anterior

© Comunicándomelo
Volver