a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
 

Marzo - 2008

Selección por días:

   
     

01/03/2008

  Donostia - El Cairo (Egipto)

 

Inicio una nueva etapa de viajes para todo el año 2008, esta vez a lo ancho del mundo y con la ilusión de mejorar si puedo, la estupenda sensación que tuve el año pasado recorriendo gran parte de Europa. He salido de casa con la convicción de disfrutar al máximo de esta afición a viajar y con una menor sensación de despedida de mi familia, puesto que en 15 días los recogeré en Asuán, para realizar juntos las vacaciones de Semana Santa viajando por Egipto.

He metido muchísimas horas calibrando los mapas para el GPS y referenciando los principales puntos de interés, para poder valerme por mí solo e ir directamente a los lugares que quiero visitar de forma más rápida y directa. Espero haber realizado un buen trabajo, después de todo el trabajo que me he tomado.

He llegado a El Cairo a las 22:30 hora local y me estaba esperando un taxi facilitado por el hotel Luna, de precio económico pero que está bien situado y muy recomendado por Lonely Planet. La hora tardía de llegada me aconsejaba no coger el coche alquilado a esas horas y meterme en el tráfico con la fama de caótico que tiene. Mi primera sorpresa ha sido que había otro pasajero, Ernesto, que iba al mismo hotel y mira por donde, oriundo de Arrasate. Con lo grande que es el mundo y al final coincides con tus vecinos. La experiencia me dice que Arrasate es cuna de viajeros, porque ya anteriormente en Croacia, coincidí con otra pareja.

La carrera en taxi desde el aeropuerto ha sido ¡¡¡TREMENDA!!!. Tal vez porque el taxista era un chaval joven, que parecía confundir su trabajo con la muy posible afición que debía tener a las carreras de coches. Cruce de rotondas prácticamente en línea recta, bocinazos, frenazos, tirones, etc. eso sí, sin inmutarse ni cabrearse nadie. Hemos llegado al hotel y me he ido directamente a la cama, pensando en que lugar de mi ranking particular de ciudades más difíciles de conducir, tendré que poner a El Cairo. Por lo que he visto en un principio supera a Estambul, México D.F. y Nápoles, todas ellas de ¡¡ Gran Nivel !! y veré cómo me las apaño.

Mañana podré contar como me ha ido y si he podido sobrevivir. Iniciaré la toma de contacto con este país, famoso por su historia, civilización, cultura y también por el caos circulatorio de El Cairo, una megaciudad de 25 millones de habitantes.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

02/03/2008

  El Cairo (Egipto)

 

Lo primero que he hecho hoy ha sido sacar libras egipcias en un cajero. Por una vez he tenido suerte y he sido el único al que le ha dado dinero de toda la cola que había y que gentilmente se iban cediendo el turno para que se probara como en las quinielas.

A continuación he cogido un taxi preguntando primero lo que me iba a costa ¡¡¡ por si acaso !!! ya que la dirección de la agencia de alquiler estaba cerca del aeropuerto y tenía referencia del precio pagado ayer.

Nos ha costado un montón encontrar el sitio con la dirección puesta en Internet. No me he atrevido a sacar el GPS, por respeto a la experiencia del taxista y porque las coordenadas las tuve que poner con muy poca información. Después las he comprobado para asegurarme cuando tenga que devolver el coche y realmente las tenía bien, sólo con un margen de error de 50 metros.

Vista la forma de conducir y cómo están todos los coches de abollados, he aclarado la situación de posibles golpes y me han obligado a dejar una fianza de 150 € como límite máximo de responsabilidad mía, en caso de accidente. Lo que no debe importar es quién tiene la culpa, porque en la documentación ni aparece el tema. Por la cantidad de tiempo que lo voy a tener alquilado creo que es una buena opción y no andar con miedos.

He saltado al tráfico dispuesto a no dejarme avasallar y poco a poco creo que me he puesto a su altura, pegando acelerones, frenazos y sobre todo con la tranquilidad de que el coche no es mío y de que el GPS me daba situaciones correctas con la realidad del trazado. Nunca había visto funcionar los pocos semáforos que hay, en la forma de que los coches tienen siempre naranja parpadeando y los peatones también en verde parpadeante. Y no sólo en plazas donde se va más despacio, sino también en grandes avenidas. Uno se puede imaginar quién gana en esta apelación a la gentileza, pues yo creo que "el coche", porque por lo menos ¡¡¡ avisa con varios bocinazos para que se aparte el peatón !!! porque él no va a parar. Pero el peatón también tiene delito, porque en muchos casos sitúa a los niños en la dirección del tráfico y debe ser otra forma de avisar a los conductores que tengan cuidado y les enseñan con quién van.

De todas formas, creo que he dado un poco "la nota", ya que debía ser el único de todo El Cairo que llevaba el cinturón puesto y me miraban como a un bicho raro.

He ido como es natural a ver las pirámides aunque volveré con mi familia. Lo de hoy era casi una prueba de si era capaz de valerme sólo con mi sistema de mapas y creo que debo felicitarme, porque aunque me he perdido un poco en algún momento en la ida desde la agencia de alquiler, la vuelta al hotel desde las pirámides que estaban a más de 10 Km., ha sido directa.

Mañana saldré con dirección al Sinaí, donde seguramente pasaré unos días visitando la zona.

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

03/03/2008

  El Cairo - Monasterio Sta. Catalina - Monte Sinaí (Egipto)

 

He salido de El Cairo dirección Suez con el único problema del tráfico. Riadas de coches circulando y tardo en dejar la ciudad. A partir de ahí me quedo prácticamente solo en la carretera y así ha sido el resto del día. Los egipcios viven en la capital y fuera quedan pocos.

Paso por el túnel que cruza el canal de Suez y empiezan los controles de policía, pidiéndome el pasaporte y preguntándome a dónde me dirigía. He contado 14 controles en los 250 Km. que he recorrido, en algún caso con distancias de 40 metros entre ellos. La carretera ha transcurrido por la costa este del mar Rojo con paisaje de desierto a un lado y mar al otro. Carreteras en bastante buen estado y viaje placentero si no hubiese sido por los excesivos controles, aunque todo hay que decirlo el trato por parte de la policía ha sido muy amable.

Alrededor de las 3 de la tarde he llegado al monasterio de Santa Catalina, al pie del monte Sinaí. Es un monasterio bastante famoso aunque no he podido verlo porque estaba ya cerrado hasta mañana, pero creo que para mí y una japonesa que tenía delante, porque el portero nos ha preguntado si veníamos con un grupo de rusos a los que estaba dejando entrar.

Tampoco me ha importado mucho porque estoy de monasterios un poco harto y sobre todo, de los que vienen precedidos de fama, que al final es sólo un reclamo para turistas.

La japonesa me ha preguntado si sabía por dónde se subía al monte Sinaí y como yo también tenía intención de subir, nos hemos puesto a indagar el camino con la gente local. Hemos averiguado que tardaríamos cerca de 2 horas en llegar a la cima y me ha preguntado si no me importaba que subiera conmigo. Era muy joven y viajaba sola, acababa de terminar sus estudios y estaba realizando un viaje de un mes por varios países. Se le veía un poco cortada cuando tenía que preguntar algo a los autóctonos y parece ser que por mi edad le daba la confianza de un padre. Así que nos hemos puesto en marcha, con una subida tranquila al principio y que se ha ido complicando hasta un momento en el que hemos tenido que ascender más de 750 escalones en diferentes formas de piedra para llegar a la cima. La hora de llegada ha sido perfecta porque el sol se estaba poniendo y el paisaje era auténticamente precioso. Se iban extendiendo las sombras por las zonas bajas de la montañas y un sol rojizo resaltaba las crestas, todo un espectáculo que ha merecido la pena. El problema ha sido que cuando baja el sol rápidamente se hace de noche y hemos bajado a la carrera hasta cruzarnos con un grupo de jóvenes colombianos que nos ha parado y se han empeñado en sacarnos un montón de fotos todos juntos y con cada una de las cámaras, incluida la de la propia japonesa.

Hemos llegado al monasterio justo cuando se hacía de noche y ya dábamos algunos peligrosos tropezones con las piedras del camino. En total, cerca de 4 horas de excursión con un buen esfuerzo físico, al que hay que añadir el esfuerzo mental de hablar o parlotear inglés durante tanto tiempo.

Como era tarde para buscar alojamiento he conseguido en el propio monasterio de Santa Catalina una habitación con baño incluido al razonable precio de 25 €, con la cena y desayuno incluido.

Mañana continuaré viaje por esta península hacia Nuweiba y visitaré el Cañón Coloreado

 

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

04/03/2008

  Monasterio Sta. Catalina - Cañón Coloreado - Dahab(Egipto)

 

Cuando he salido del Monte Sinaí con dirección a Anuweiba, he atravesado la parte más bonita de este desierto. Con unos espectaculares paisajes, mezcla de arena y rocas de diversos colores, sus dimensiones lo hacen muy accesible. Conducir por esta zona ha sido como estar dentro del desierto, pero con la comodidad de desplazarte por una carretera perfectamente asfaltada y con altas velocidades, hasta que llegabas como es natural al siguiente control policial y debías de parar.

Me he dirigido en primer lugar como tenía previsto al Cañón Coloreado. Con el coche no se puede llegar hasta el cañón y hay que dejarlo varios kilómetros antes. De "increíble" calificaría a la ayuda del GPS, que desde Donosti tenía referenciado el punto exacto donde debía dejar la carretera y adentrarme por una pista en la que no había ninguna indicación. El problema ha sido después cuando he empezado a andar y he llegado a otro control policial, quienes no me han dejado pasar andando y me han aconsejado que esperara en el propio control a los viajes organizados en 4x4 de grupos, para ir con ellos. Así que he estado observando como funcionan los controles más o menos, porque allí había 7 personas: 2 de la policía turística con un tipo de uniforme, 2 de la policía nacional con otro tipo de ropa, 2 del ejercito con casco, fusil y chalecos antibalas y 1 vestido de civil, pero con un pistolón al cinto. Eso sí, con gran camaradería me han ofrecido un té buenísimo, mientras esperaba. El caso es que todos los coches iban hasta los topes y no tenían sitio para mí. La policía turística que hablaba un poco de ingles, me ha dicho que alguno llegaría con sitio, pero he decidido marcharme y dejar la visita para hacerla con mi familia, si puedo llevar el coche en un ferry que cruce el mar Rojo.

Les he dado una propina por la buena compañía y por su preocupación de resolverme el tema y me he ido hacia Dahab, en la costa. Un bonito pueblo turístico, para lo que se puede encontrar aquí, con bastantes europeos tumbados al sol.

Las playas son de mala calidad, con muchas piedras y se requieren tumbonas. Te puedes bañar pero con zapatillas de plástico y normalmente casi todo el mundo bucea, porque delante hay un extenso arrecife que parece ser una delicia. El pueblo está llenos de agencias que te organizan las inmersiones y te sumerges allí mismo, delante del paseo.

He preferido dejar el buceo para mañana que probablemente iré a Sharm El-Sheikh, otra ciudad turística que está junto a un Parque Nacional y de paso, me enteraré de las posibilidades del ferry para coches.

En definitiva un bonito día, con el contratiempo de no haber visto el Cañón Coloreado, pero con la esperanza de volver para hacer la excursión acompañado de los míos.

 

Ver reportaje del Sinaí
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

05/03/2008

  Dahab - Sharm El-Sheikh (Península del Sinaí - Egipto)

 

He continuado por la costa hacia el sur de la península del Sinaí, para conocer Sharm El-Sheik, importante centro turístico tristemente famoso por el ataque terrorista ocurrido a finales de los 90 y que marcaron el desarrollo de una protección al turista que impide moverte con un mínimo de libertad.

En el primer control policial, es decir, a 1 Km de la salida de Dahab, me han pedido que llevara a 2 policías hasta mi destino y aunque les he dicho que era un coche alquilado y que tenía prohibido llevar pasajeros, me han repetido con amabilidad de que eran policías y no habría ningún problema. No me ha hecho ninguna gracia el tema, pero he tenido que aceptar e ir acompañado. Gracias a que no hablaban nada de inglés hemos ido callados la hora que ha durado el viaje. Les he puesto la radio en árabe para distraerlos y he acelerado a fondo, por lo que ido a 140 Km/h. sobre un límite de 100. Esperaba que me dijeran que redujera la velocidad, pero como no ha sido así he continuado para llegar cuanto antes.

Había oído hablar de las medidas policiales que tenía Egipto y las llevo sufriendo desde que he venido, pero nada en comparación con las que hay en Sharm El-Sheikh. En todas las entradas a los hoteles está la policía y no se puede acceder en automóvil a sus entradas, porque en cada calle hay un control que impide la circulación. En las entradas a la playa, que son muchas, porque cada hotel tiene su zona privada, hay hasta arcos de control como en los aeropuertos y detectores de mano que te pasan por si introduces algo. A más categoría de hotel mayor protección, así que la entrada al Hilton y al Marryot, parecían la entrada al cuartel general del Estado Mayor, con garitas incluidas.

Al margen de todo esto, me he dedicado a buscar información sobre la posibilidad de pasar el coche en ferry desde Hurgada con mi familia, pero definitivamente no es posible y tendré que encontrar otras alternativas para que vean el Sinaí.

Después he encontrado un hotel muy bien situado junto a la playa con zona privada de tumbonas y también con piscina, que me ha costado 30 €, incluida la cena (Buffet muy bueno) y el desayuno de mañana. Da gusto viajar con estos precios, incluso he visto perder al Real Madrid con el Roma, 2-1.

Me he dado un chapuzón en una bonita playa, por eso de decir que también me he bañado en el Mar Rojo y he pasado el día como un auténtico turista, sentado en terrazas y demás.

De cualquier forma, mañana me iré hacia el Parque Nacional de Ras Mohamed y si tengo suerte bucearé un poco, pero como todo esto funciona con viajes organizados para estar controlado y quiero hacerlo de camino de vuelta hacia Suez, veré si lo consigo y si no, tampoco pasa nada porque he buceado ya mucho en mi vida.

 

Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

06/03/2008

  Sharm El-Sheikh / Suez (Península del Sinaí - Egipto)

 

Hoy ha sido un día de contratiempos. Cuando he ido a buscar el coche al aparcamiento casi a 1 Km del hotel, por eso de estar prohibido el acceso al pueblo, no encontraba las llaves. Ayer como fui a la playa, dejé en el hotel todo lo que suelo llevar encima de importancia, dentro de una de las bolsas bajo llave. El caso es que he deshecho las bolsas varias veces y he comprobado que tiene múltiples bolsillos que ni siquiera conocía, pero las llaves no aparecían. Me han ayudado un empleado y un policía que parecían tan preocupados como yo por la situación, ya que estaba a 500 Km. de El Cairo y solicitar otras llaves sería complicado. Después de casi 1 hora de hacer y deshacer, he pensado que se me tenían que haber caído en el hotel al sacar todo lo que guardé ayer, porque no cabía otra explicación. El policía muy amablemente se ha prestado a cuidarme las cosas para no tener que llevarlas y traerlas, y cuando comenzaba a andar, se me ha encendido la luz de que las llevaba dentro de una cartera que llevo colgando del cuello con el pasaporte y dinero, pero como era la primera vez que las guardaba ahí no había caído en la cuenta. Los sitios más seguros a veces se vuelven en contra.

Pero no queda ahí la cosa, en el mismo aparcamiento cuando he empezado a colocar los artilugios del receptor GPS y la PDA, el sistema no recibía satélites. Otro buen rato investigando que podía pasar, hasta que he visto que el cargador del receptor no se encendía, por lo que la batería del receptor ya estaba agotada y no podía recibir la señal. El tema para mí era casi tan importante como perder las llaves del coche porque sin GPS no puedo andar. Así que he empezado a buscar una tienda de accesorios de este tipo, cosa que en Egipto es más difícil que encontrar una momia. Me he metido en una tienducha que vendían teléfonos móviles, en la que tenían poco más de 4 modelos y varias carcasas entre cajas rotas y sucias. Cuando les he dicho lo que quería, han puesto cara de circunstancias como ya me lo imaginaba, pero ha aparecido un chaval y cuando ha visto las características, me ha venido con uno que parecía un poco usado pero que funciona perfectamente. Así que creo que el Ángel de la Guarda existe y hoy estaba conmigo.

Me he puesto en camino y cuando he pasado a la altura del Parque Nacional de Ras Mohamed he comprobado que no había acceso por tierra y que lo importante son los fondos marinos, por lo que he decidido continuar y preparar un viaje con mi familia a la zona. He llegado a Suez sobre las 3 de la tarde y he encontrado a la primera el hotel que tenía georeferenciado. He salido para buscar un cibercafé y actualizar la web y después me he ido al canal para ver si pasaba algún barco, cosa que no ha ocurrido. A mí me ha parecido muy estrecho para grandes barcos, pero será error de apreciación. He cenado bastante bien en el hotel y cuando estoy escribiendo estas líneas, debajo de mi ventana hay unas carpas con una música árabe fortísima y estridente que espero que acabe y me deje dormir.

Mañana volveré a pasar por El Cairo en dirección a los desiertos del oeste: Negro y Blanco y comenzar a descender hacía el sur.

 

Parque Nac. Ras Mohamed
Mezquita en Abu Rudeis
  Túnel del Canal de Suez
Desembocadura del canal de Suez
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

07/03/2008

  Suez - Bawiti - El Cairo (Egipto)

 

Hoy ha sido otro día de contratiempos. He salido pronto de Suez hacia El Cairo con la intención de pasarlo rápido y coger la carretera del desierto hacia Bawiti. Pues bien, cruzar la capital de Egipto, ha sido todo un poema, de pronto la autopista de 3 carriles por cada lado se ha terminado y ha desembocado en un descampado con caminos de tierra sin asfaltar y el plano que tenía introducido en el GPS no llegaba hasta ese punto. Me he metido por sitios de chabolas que ni en México D.F. las hay tan pobres. Nadie sabía cómo indicarme para salir de allí y poco a poco me he ido acercando a las pirámides, hasta que he vuelto a tener mapa en el GPS y he conseguido encontrar la carretera que buscaba después de cerca de 1 hora. Debo decir que a pesar de la pinta exterior que tenían los del poblado, se han portado con toda amabilidad, intentando ayudarme. El problema principal ha sido que lógicamente sólo hablaban árabe y no entendían ni el mapa de papel que les enseñaba. Por añadidura tampoco se ponían de acuerdo entre ellos.

He cargado el depósito de gasolina a tope, porque no hay ningún pueblo en el mapa entre El Cairo y Bawiti y son cerca de 400 Km. No obstante al cabo de 50 Km he parado a preguntar a un camionero que estaba estacionado y me ha dicho que aproximadamente a 100 Km había una gasolinera. He ido controlando el consumo porque prácticamente no pasaba nadie y siempre te entra cierta preocupación al estar solo ante algún incidente en la inmensidad del desierto. La carretera estaba bien asfaltada pero era muy peligrosa, constantemente había piedras grandes, neumáticos rotos, chapas, etc y la velocidad a la que te desplazabas enseguida alcanzaba los 150 Km/hora sin darte cuenta, ya que aquí no había controles policiales. Por añadidura había un constante viento que inundaba la carretera de arena fina, con lo que ayuda a patinar en acciones bruscas.

He llegado a la gasolinera y he visto que el consumo del coche había sido muy alto y he pensado que sería debido al octanaje de la gasolina: 90 ó 92 que se utiliza. Lo que no me extraña porque por 6 euros llenas el depósito. El caso es que cuando he ido a echar gasolina, no había nadie atendiendo en la estación de servicio y he empezado a buscar a algún empleado. Me lo he encontrado tumbado en un colchón detrás de la caseta durmiendo y le he tenido que despertar. Me ha dicho por señas que no tenía electricidad y las bombas no funcionaban, por lo que no me podía suministrar gasolina, ni tampoco había otras gasolineras de camino, lo cual no me extraña por el nulo tráfico.

Tampoco sabía cuándo iba a tener electricidad y con el tremendo calor que hacía he decidido no arriesgarme y volver de nuevo a El Cairo, ya que el punto de retorno en cuanto al nivel de combustible que marcaba el reloj del coche me permitía dar la vuelta con garantía de llegar de nuevo a la capital.

La realidad ha sido que he llegado bastante justo, porque el indicador del coche en su parte inferior ha bajado mucho más rápido que en la zona superior, así que menos mal que no me he arriesgado, porque no hubiese llegado a Bawiti.

Esta situación me obliga a bajar hacia Asuán por la orilla oeste del Mar Rojo, ya que por la zona más directa que es por la cuenca del Nilo no dejan circular a turistas, por motivos de seguridad. Desde Luxor y en función del tiempo disponible intentaré subir hacia algunos oasis y ver si puedo hacer alguna excursión en todoterreno al Desierto Blanco, que debe merecer la pena.

Cuando viajas debes contar con que este tipo de situaciones se pueden dar y maniobrar adecuándote a las posibilidades que tengas en cada momento. Espero que mañana las cosas vayan mejor. He vuelto al mismo hotel en el que estuve cuando llegué a Egipto y he visitado a Tutankamón en el Museo Egipcio, que lo tenía cerca.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

08/03/2008

  El Cairo - Suez (Egipto)

 

Llevo 3 días gafado, porque todo son incidentes. Esta mañana cuando iba a salir con el coche me he dado cuenta que la PDA no se encendía y sin embargo se veía que cargaba. Al pulsar el encendido no hacía nada, e investigando he comprobado que el receptor GPS también se había estropeado por la forma en la que se gestionaban las luces. Esto último tiene más sentido porque al tener que comprar otro cargador en el que no venían especificaciones, es posible que no cumpliera los requisitos exigidos y haya medio quemado el receptor. Pero a lo de la PDA no le encuentro explicación. Posiblemente haya sido la batería por el tute que le meto, pero el caso es que me he quedado helado, por cuanto supone para mí contar con el sistema GPS para poder moverme con libertad.

He estado en varios centros comerciales especializados en ordenadores en El Cairo, incluso en uno que aparecía el logo de DELL, pero creo que no habían visto nunca una PDA y menos un receptor GPS. Me he puesto manos a la obra para intentar solucionar el tema y he contactado con Juanagus Zumalabe, de quien me acordaba que tenía una PDA similar a la mía. Gentilmente y como cabía de esperar conociendo a Juanagus, se ha ofrecido a prestármela, configurándola con los mismos programas que utilizo y enviándosela a mi mujer para que me la traiga cuando nos veamos la próxima semana en Asuán.

Hasta entonces tendré que valérmelas como pueda, porque aunque pueda parecer que exagero, la infraestructura y trazado de las carreteras y la forma de conducir en Egipto no la he visto en ningún otro sitio.

A media tarde he salido de El Cairo con destino de nuevo a Suez, de donde vine ayer por la mañana, para luego tomar la carretera de la costa oeste del Mar Rojo y dirigirme hacia Hurghada camino de Luxor. A pesar de ya haber hecho el trayecto anteriormente, cuando salí de la capital para ir al Sinaí, he tardado bastante en encarrilar la llamada autopista a Suez, porque prácticamente no hay indicaciones y he tenido que parar varias veces a preguntar.

Para mayor colmo, me ha costado muchísimo encontrar un hotel libre en Suez, porque en el que estuve antes y todos a los que me han enviado estaban llenos, supongo que por ser sábado, menos el último que costaba más del doble que los demás. Aún y todo por 40 €, dormiré con aire acondicionado, con vistas a la fea bahía y desayunaré.

Mañana saldré temprano y espero que mejore la situación. No obstante te agradezco Juanagus tu ofrecimiento y no olvidaré invitarte a lo que quieras cuando nos veamos. Te nombro además colaborador especial de ViendoMundo, por cuanto has hecho en repetidas ocasionas por ayudarme en este proyecto.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

09/03/2008

  Suez - Hurghada (Egipto)

 

He bajado por la costa hasta Hurghada que es otro de los destinos turísticos de playa en Egipto. El viaje ha sido muy cómodo ya que los más de 400 Km han transcurrido por una buena carretera de 2 carriles por dirección y con muy poco tráfico y hasta estaba bastante bien señalizada. La pena ha sido la bruma que todo el día ha permanecido muy baja impidiendo disfrutar de las vistas, aunque también creo por lo que he vislumbrado que este Mar Rojo no dice nada en cuanto a paisaje. Los fondos los tendrá muy bonitos pero en cuanto a playas al menos por esta zona son de muy baja calidad, no hay olas y me recuerda al Báltico pero con desierto insulso a los lados.

Tampoco había controles por lo que para el mediodía ya había llegado. Los 3 primeros hoteles que tenía referenciados estaban llenos porque hay mucho europeo. Al final he encontrado un hotel con piscina a buen precio que aparece recomendado en la guía Lonely Planet y me he dado un chapuzón. Hay muy poca gente en este hotel y no entiendo porqué. Está exactamente enfrente de los otros y cuesta la mitad de precio. Debe ser que los demás estarán cogidos por mayoristas para viajes organizados y se llenan. Esto del turismo es un camelo tremendo, participan tantos intermediarios que alguien tiene que pagarlos: el turista o los propios hoteles con las promociones. De hecho recomiendan incluso en contratación de excursiones hacerlo en las agencias de la zona donde salen, para que intervengan un mínimo de personas y ahorrar costes.

Hurghada me ha parecido horrendo. Sharm El-Seikh al menos era tan hortera que parecía un primo lejano de Las Vegas, pero esta ciudad no dice absolutamente nada. Principalmente son resorts de grandes cadenas y una gran calle de centros comerciales. Por lo menos en la zona del Sinaí está Dahab, que tiene un precioso paseo marítimo con restaurantes y tiendas pequeñas por el que da gusto pasear.

Lo bueno que tiene Hurghada es el ferry que en 90 minutos te lleva al Sharm El-Sheikh en el Sinaí, aunque no lleva coches. Así que estudiaré la forma de llevar a mi familia hacia el Sinaí desde aquí y pasar allí 2 ó 3 días, porque de todo lo que he visto por ahora es lo único que merece la pena.

Mañana tengo intención de pasar Luxor y ver si puedo llegar a Mut que es un oasis en el desierto, desde donde hacer alguna excursión organizada adentrándome más en el desierto. Aunque en las guías dicen de que para llegar desde aquí al valle del Nilo, tengo que ir en convoy militar escoltado con horarios de salida que los van cambiando, he preguntado en el hotel si había algún problema para que fuera solo y me han dicho que no. Veremos si tengo suerte, porque integrarte en un convoy militar seguro que llevará mucho tiempo y el viaje será lento, además las esperas me pueden y por eso prefiero ir a mi aire.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

10/03/2008

  Hurghada - Luxor (Egipto)

 

Mi destino de hoy era Luxor con algunos miedos de tener que integrarme en un convoy militar cerca de Safaga, como así me lo han confirmado al salir del aparcamiento. La verdad es que he ido pasando los controles y cuando me preguntaban de donde era y veían el pasaporte me han dejado pasar sin problemas. Desconozco el motivo, si ha sido por deferencia hacia nuestro país o porque para ellos ni existimos, supongo que será esto último.

Me he cruzado con un convoy que lo componía cerca de una centena de autobuses y taxis encabezados por un coche oficial. Esto si que es un peligro. Circulaban a gran velocidad y además se adelantaban entre ellos en las rectas, invadiendo tu carril y obligándote a frenar y casi salirte de la carretera.

Cada día te encuentras cosas incomprensibles en este país. Las rayas continuas en el tramo que he hecho hoy se desdoblaban en 2, con una zanja en medio que te impedía volver a tu carril si te atrevías a adelantar (Pulsar en la foto de abajo).

He llegado a Luxor sin más contratiempos y he conseguido encontrar uno de los hoteles que tenía referenciados. Está bastante bien situado, con piscina en la azotea y se ve El Nilo desde el balcón de la habitación. He aprovechado para darme un baño, comer algo y después me he ido a andar para centrarme en la ciudad y buscar alguna excursión al desierto. Después de varias consultas en agencias, todas han coincidido en que no tenían otras reservas y el precio se me disparaba al tener que organizar la excursión sólo para mí. En una de ellas estaba en ese momento el propio guía y ha entendido la razón de mi negativa. He visitado el Templo de Luxor que está muy céntrico y al atardecer cuando salía de un supermercado cerca del hotel, estaba este guía sentado en una terraza y me ha reconocido. Hemos empezado a hablar y me ha contado que podría hacerlo más barato si lo contrataba directamente con él, evitando la comisión de la agencia. Como aún y todo me parecía excesivo el precio, hemos quedado en que le llamaré cuando dentro de una semana vuelva con mi familia, porque el precio puede estar más ajustado al ir 4 personas y probablemente les guste a mis hijos la idea de recorrer dunas y pasar una noche en el desierto.

Ante este nuevo aplazamiento de la excursión, mañana me quedaré en Luxor visitando los muchos y famoso sitios que hay: Karnak, Valle de los Reyes, etc.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

11/03/2008

  Luxor (Egipto)

 

Hoy por la mañana he pasado a la orilla oeste del Nilo donde se concentran los grandes templos. Como todavía me voy a quedar otro día más, dejaré para lo último el famoso Valle de los Reyes y los Templos de Karnak. De esta forma podré llevarme y así lo espero, un buen sabor de boca.

A pesar de que desde el hotel veía la zona de los templos enfrente, me he tenido que desplazar 20 Km para cruzar el puente que te lleva al otro lado del río. Primero he ido al Valle de las Reinas y por lo que he visto, las reinas debían de pintar muy poco en Egipto en su época, porque el sitio no tiene nada de espectacular. Tumbas excavadas en la tierra, pequeñas aunque bonitas por los grabados en colores de sus paredes. Como siempre ocurre, la principal tumba de Nefertari estaba cerrada al público, así que poco he tardado en marcharme.

A pocos minutos en coche está el Templo de Hatshepsut. Construido en un magnífico sitio con vistas al valle del Nilo, este templo es espectacular principalmente por su entorno: Montaña de piedra rojiza típica del desierto con una construcción de enormes dimensiones, incluidos 3 patios a diferentes niveles y mirando al verde valle de Luxor. El único problema ha sido el auténtico calor que hacía y los miles de turistas que entraban y salían en grupos cada uno con su guía, lo que impedía sacar fotos con un mínimo de composición de imagen.

Al mediodía ante el calor que hacía, he vuelto al hotel para darme un baño en la piscina y comer en su terraza, ya que dan bastante bien y a buen precio.

A media tarde se me ha ocurrido ir andando siguiendo las indicaciones al "Downtown" de Luxor, esperando encontrar un centro animado y de calidad. Nada más lejos de la realidad, parecía que había habido un terremoto, casas medio derruidas, carretera sin asfaltar salvo una estrecha franja, etc. Es la parte que no sale en los folletos de viaje, pero que es donde viven los egipcios normales. Así que uno se puede imaginar los barrios pobres del extrarradio de el Cairo como son, que no me atreví ni a sacar fotografías por respeto a los lugareños.

He vuelto a la cornisa del Nilo que es zona turística y por supuesto lo pagas caro. Todo el mundo te ofrece algo y sobre todo de forma tan insistente, que en algún caso he tenido que cortar de mala manera y eso que estoy acostumbrado a sufrir estos continuos asaltos. En cuanto he pasado por el Museo de las Momias, he pensado que era la solución para huir del ejército de vendedores, pero creo que ha sido peor. Un museo nuevo y muy cuidado, un auténtico timo, porque sólo era una sala en la que explicaban cómo era el proceso de momificación, mostraban 4 utensilios que usaban y enseñaban una momia. En fin, ver para creer, pero estoy en Egipto y..........


   
Templo de Hatshepsut
Valle de las Reinas
Centro de Luxor
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

12/03/2008

  Luxor (Egipto)

 

Había dejado lo más famoso de Luxor para el último día y ha sido decepcionante. La visita al Valle de los Reyes me ha parecido realmente bochornosa. He comprado una entrada como en los demás sitios y resulta que tenía un límite máximo de 3 tumbas para visitar. Por supuesto y para no ser de otra forma la tumba más importante y famosa de Ramsés II, es decir, la principal, estaba cerrada. Las que he visto, recomendadas por Lonely Planet no tenían nada de especial. No se podía sacar fotos en los interiores de las tumbas y básicamente eran todas muy parecidas, unos pasillos con bonitas pinturas pero repetitivas y al final una salita con un sarcófago.

Tal vez influenciado por la espectacularidad empleada en las películas de Hollywood cuando han tratado estos temas, pensaba encontrar algo deslumbrante y nada más lejos de la realidad. Así que me he negado a coger otra entrada y me he marchado a buscar Deir Al-Bahari, que está un poco metido en el desierto. He encontrado a un nubio como el tizón llamado Hashet, quien me ha acompañado por el camino andando y a quién le he dado una buena propina. Pero aquí son insaciables y me quería vender nada menos que "joyas directamente sacadas de las tumbas", según me decía Hashet al oído en perfecto inglés.

Al mediodía con un tremendo calor hemos vuelto al coche y me he dirigido al hotel como es ya habitual, a darme un baño y a comer. Me habían hecho la habitación y la cama presentaba una imagen curiosa por la forma de doblar las sábanas y la colcha (ver foto). A la tarde me he acercado al Museo de Luxor, para ver si merecía la pena que lo visitara mi familia. En este caso me he llevado una sorpresa agradable, porque es de las pocas cosas nuevas muy bien hechas que hay aquí, bien adecuado al entorno y con unas estatuas restauradas preciosas de granito: negro, gris y rojo y en algunos casos mezclados.

Al salir me he llevado otra sorpresa todavía mayor. El sol se estaba poniendo sobre el Valle de los Reyes y el Nilo parecía una postal. Las falúas y cruceros navegaban y la imagen era de estar sentado contemplando el atardecer y sacando muchas fotos.

Al final y como despedida parece que Luxor ha querido premiar mi constancia y la tarde ha sido preciosa.

Mañana partiré hacia Asuán con la esperanza de que los controles no me impidan avanzar y llegar a la ciudad sin contratiempos.


   
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

13/03/2008

  Luxor - Edfu - Asuán (Egipto)

 

Un bonito día con viaje muy tranquilo, ya que no he tenido problemas en los controles y he podido visitar por la mañana al templo de Horus en Edfu, el cual estaba de camino a Asuán. El templo me ha gustado porque está muy bien conservado, aunque los puristas dirán que su valor no es como los de Luxor al pertenecer a una época posterior : 237 a.C.

Ha sido una visita muy agradable y aunque había bastante gente porque hacen escala los cruceros que van o vienen de Asuán, ha merecido la pena buscar este templo preguntando como he podido en Edfu. Lo peor que tiene Egipto es cuando entras en una población, siempre hay algún mercado en el extrarradio con ingentes cantidades de personas, coches, camiones, burros, camellos y demás, por lo que moverte por esas zonas y sin saber muy bien a dónde te diriges, te obliga a preguntar bajándote del coche constantemente y con los problemas del idioma.

Después de la visita he continuado viaje a Asuán, al que he llegado sin más complicaciones. Esta ciudad sin embargo es bastante fácil de controlar, porque lo principal se concentra en un par de avenidas que transcurren paralelas a la cornisa del río Nilo. Como el hotel (Isis) está situado en la cornisa, no me ha costado encontrarlo y me ha parecido espléndido para el precio que tiene. Piscina, varios restaurante, tiendas, agencia de viajes, habitaciones en bungalows y además sobre el propio río Nilo.

Me he dado el consiguiente baño y he salido a conocer Asuán e informarme de las posibilidades de ir a Abu Simbel, que desde luego no está nada cómodo. Me han asegurado en una agencia que puedo ir en avión, pero sale muy caro. Por carretera en todos los casos y todo el mundo debe ir en convoy militar, da lo mismo ir en una excursión organizada como con tu propio coche. La salida para todo el mundo es a las 04 h: de la mañana, y si te retrasas no vas. Se está 2 horas visitando el templo y se sale de vuelta a las 09: h. también de la mañana. Esto es lo que se dice ¡¡¡ condensar el viaje !!!

Ahora lo que tengo que averiguar es si compensa 6 horas de viaje entre ida y vuelta, no sea que ocurra como con el Valle de los Reyes que es un camelo, pero al menos estaba cerca.

A primera vista, Asuán me ha gustado y me ha parecido la mejor ciudad que he visto en Egipto, porque no muestra lugares excesivamente sucios, tiene un precioso zoco peatonal y un paseo por la cornisa muy agradable, si no fuera por los consabidos y pesados "vendedores de algo".

Mañana iré a ver la gran presa y la Isla Elefantina.

 

 
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

14/03/2008

  Asuán (Egipto)

 

Cuando he salido por la mañana a coger el coche me lo he encontrado inmovilizado con un cepo enorme en una rueda. Ayer lo dejé muy cerca del hotel, porque un militar que cuidaba la entrada a un gran banco me dijo que allí estaba bien y no habría ningún problema. Hoy estaba el mismo militar y me ha dicho que delante del banco estaba prohibido aparcar y que pensaba que sólo iba a estar un minuto y después me marcharía. El mismo ha llamado por teléfono a los encargados de tráfico y han venido a retirarme el cepo. Han tardado más de media hora porque primero no encontraban la llave adecuada del candado, después la que parecía que debía ser la buena tampoco lo abría, hasta que entre 2 policías, uno con el gran candado empujando y el otro intentando girar la llave lo han conseguido. Todo un poema.

Le he dado una propina al militar, aunque no se la mereciera mucho, pero como al final ha ayudado a arreglar el tema, me he sentido generoso. He salido con el coche con destino a la presa de Asuán para verla y sacar alguna fotografía, si mereciera la pena. Como era de esperar había bastantes sitios con el acceso prohibido, así que he terminado bastante rápido y me he ido al templo de Philae que está en una isla cercana a la presa.

Había que coger un barquito y la mayoría estaban cogidos por los grupos turísticos y me he encontrado con una pareja que estaba en la misma situación y hemos repartido el precio del traslado. Eran jóvenes húngaros de Budapest y he estado recordando con ellos durante el trayecto, la visita que hice el pasado verano y de la preciosa sala de baños en la que estuve en Pest.

El templo de Philae es también de la época de los Ptolomeo y su arquitectura es similar al templo de Horus que vi ayer en Edfu. Al estar sobre una isla mejora con el entorno y fue trasladado piedra a piedra de su lugar original, al ser inundada su zona con la Gran Presa de Asuán.

A la tarde he visitado el museo Nubio, que es bastante nuevo y por lo tanto da gusto pasear por sus salas. Lo que no parece que tiene tanto valor es su contenido, porque más bien parece un reconocimiento de Egipto al pueblo nubio, mostrando escenas de como vivían y de su colaboración con el desarrollo de la nación.

Mañana iré a la isla de Elefantina, que tiene varias cosas que ver.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

15/03/2008

  Asuán (Egipto)

 

 

Hoy he visitado la isla de Elefantina. Para ir he cogido un pequeño barco de servicio público que sólo costaba 1 L.E. (0,14 €) más o menos., pero ya he tenido que andar con ojo, porque cuando me acercaba al barco, ha venido uno diciendo ser el empleado que vende los tickets y me quería cobrar 20 L.E., a lo cual me he negado y me he montado sin más, como el resto de egipcios. Después ha resultado ser que ciertamente era empleado, pero de un barco privado que también da servicio pero mucho más caro. Intentan continuamente enredarte para llevarte a su terreno. Esto es el pan de cada día en Egipto y llega realmente a aburrir, dan ganas de preguntarles si tienes cara de tonto, pero lo mejor es ignorarlos completamente. Si alguien se dirige a tí, ni caso, como si fueras sordo y continúas tu camino tan tranquilo, hasta que se aburren o buscan otro a quien machacar.

Cuando he llegado a la isla me he encontrado con lo que parecía un estercolero, suciedad por todas partes, no hay coches ni asfalto y debes ir caminando entre callejuelas entre casuchas y caminos de tierra, para llegar al museo de Asuán y las ruinas de Abu.

El museo no merece la pena en absoluto y las ruinas parecen estar financiadas por Suiza, según un cartel a la entrada, en las que se veía bastante actividad con varios arqueólogos europeos trabajando en distintas áreas. Uno de los puntos más interesantes es el "Nilómetro", mediante el cual, se sabía con certeza cómo iba a regar de agua el Nilo a lo largo del valle y se estimaba la cosecha que se iba a producir.

Mañana viene mi familia y dejaré por unos día de escribir los diarios de viaje, por cuanto aparte de una escapada al desierto que pensamos hacer y una visita a Alejandría, el resto del viaje hasta El Cairo, lo realizaremos por los mismos itinerarios ya utilizados en la bajada hacia el sur.

 

 
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

16/03/2008

  Asuán (Egipto)

 

 

A primera hora me he desplazado al aeropuerto a buscar a mi familia, que llegaba después de muchísimos problemas ocasionados por la compañía aérea Alitalia, quienes aseguraban que los billetes estaban mal emitidos por la agencia de viajes y habían sido anulados. Pensamos que el problema ha radicado en el clásico "Overbooking", y se les tuvo que recordar su obligación "por ley", de solucionar el tema, porque los billetes estaban pagados. Luego dijeron que habían tenido problemas con su sistema, así que ¡¡¡ Ojo con Alitalia !!! A la vuelta haremos una reclamación en toda regla porque su actuación ha dejado mucho que desear e incluso el trato no ha sido del todo correcto. Se ha solucionado el tema recurriendo a amenazas legales y pienso que no se debe llegar a estos extremos en los que depende de lo duro que te pongas, te hacen caso o no.

El control policial no me ha dejado acceder a la sala de llegadas del aeropuerto y he tenido que esperarles fuera de la terminal junto con un numeroso grupo de taxistas que estaban a la caza de viajeros.

Por la tarde nos hemos ido a la isla de Agilkia para ver el templo de Philae, como primer contacto con las obras de la época de los Ptolomeo y también hemos contratado una excursión para el día siguiente a Abu Simbel. La obligación de ir en un convoy militar a las 3 h. de la madrugada me ha hecho ver la conveniencia de no ir por mi cuenta.

Hemos recorrido el grande, bonito y animado bazar, disfrutando de un té en una terraza cerca de la estación de tren.

Asuán es una de las mejores ciudades de Egipto y de las menos sucias, ya que no se puede hablar de limpieza en los términos que nosotros entendemos.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

17/03/2008

  Asuán - Abu Simbel - Asuán (Egipto)

 

 

Algunos días se hace duro visitar templos. Salida a las 4 H: de la mañana con 3 horas de viaje en la ida, 2 horas para visitar los templos y otras 3 horas de vuelta. El convoy lo componíamos cerca de 100 vehículos entre taxis, autobuses y microbuses. Nada más ponernos en marcha han comenzado los adelantamientos dentro del convoy, y es que parece que hacen apuestas a favor de quien vaya pegado al coche policial que abre la caravana.

Viaje pesado e incómodo porque en el microbús íbamos a tope y no tenías sitio ni para estirarte un poco. Como suele ocurrir en estos casos de lugares famosos, la ficción supera a la realidad, y a pesar de reconocer la grandiosidad de los templos, los magníficos reportajes que todos hemos visto en la televisión te dan una idea magnificada y equivocada. Cuando ves la realidad, normalmente te decepcionas porque piensas que esperabas ¡¡¡algo más!!! Si bien cuando lo analizas y te haces las clásicas preguntas de cómo lo pudieron hacer en aquella época, reconoces el gran mérito que tuvieron.

A la tarde hemos ido a la isla de Elefantina en el que mis chavales han tenido el primer impacto desagradable al ver cómo se vive en realidad en Egipto y en particular el pueblo nubio. Escombros, suciedad, casuchas, acoso al turista, etc. En el ferry público, Carmen ha tenido que ir en la parte delantera con el resto de mujeres y nosotros detrás con los hombres. ¡¡¡ Sin comentarios !!!

 

 
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

18/03/2008

  Asuán - Luxor (Egipto)

 

Iniciamos el ascenso por la cornisa oriental del Nilo con dirección a Luxor. Vamos pasando controles sin problemas cuando ven nuestra nacionalidad y llegamos a nuestro destino bastante rápido. Nada más llegar al mismo hotel en el que estuve anteriormente, nos damos un chapuzón y comemos en su terraza con vistas al río.

Por la tarde nos dirigimos al Templo de Luxor ante un auténtico acoso de vendedores que se nos dirigen con el tan manido ¡¡¡ Where are you from? !!! Después de pasear un rato visitamos el bazar que es inferior al de Asuán.

Mañana veremos la parte occidental de Luxor.


 
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

19/03/2008

  Luxor (Egipto)

 

Hoy nos hemos dirigido en coche a la orilla oeste y hemos estado en el Valle de los Reyes viendo algunas tumbas entre las que destaco la de Ramsés III, que no estaba entre las recomendadas pero que ha sido la que más nos ha gustado y en la que hemos descubierto un dibujo con la figura de una mujer de perfil, la única que hemos podido ver de todas las representaciones que hay. Mi familia al igual que yo cuando estuve hace una semana, tampoco han estado dispuestos a pagar de nuevo por entrar en la tumba de Tutankamón, ya que además es bastante corriente. No quiero ni sumar las cantidades que he pagado por entradas en templos, tumbas, museos, etc., porque me iba a cabrear mucho. Tengo la sensación de haber sido continuamente timado por todos, lugares oficiales sobre todo.

Después hemos estado en el Templo de Hatshepsut y hemos retornado al hotel para comer y bañarnos.

Un paseo al atardecer por la cornisa del Nilo y una cena en uno de los lugares recomendados por Lonely Planet que no merecía la pena, han cerrado este día

 

 
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

20/03/2008

  Luxor (Egipto)

 

Por la mañana visita a los templos de Karnak y por la tarde paseo reconfortante por un zoco no turístico que realmente había que esforzarse en ignorar la suciedad que reinaba por todas partes, andando sin mirar al suelo porque era mejor no saber lo que se pisaba, te ponía en tu sitio y te hacía pensar la suerte que tenemos de vivir donde vivimos. Ha sido como una lección de la realidad de la vida, sobre todo para mis hijos que recordarán sin duda este viaje y les hará pensar lo que tienen y a lo que deben aspirar en un futuro. Tanto mi mujer Carmen como yo, consideramos estos viajes como parte de su educación y estamos muy interesados en que conozcan de primera mano realmente lo que hay alrededor nuestro en cada momento, tanto en los países ricos como en los pobres, en los paraísos naturales como en los estercoleros, para que luego puedan sacar sus conclusiones con todas las situaciones conocidas.

Para compensar después hemos ido a dar un paseo en falúa y ver una preciosa puesta de sol en el Nilo.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

21/03/2008

  Luxor - Hurgada (Egipto)

 

Abandonamos Luxor a primera hora de la mañana, ¡¡¡ o eso pensábamos !!! porque en el 2º control policial nos echan para atrás y nos obligan a viajar en un convoy militar. A pesar de decirles que yo había llegado en coche sin problemas, nos dicen que para salir del Valle del Nilo es necesario. Así que nos dedicamos a pasear y a comer por Luxor, hasta las 14 Horas que sale la caravana.

Ya me parecía que no podía tener tanta suerte. Al fin, el sistema te traga sin justificación aparente y debes acatarlo, a pesar del cabreo que he cogido con los policías a quienes, sin duda, les traía sin cuidado mi mala leche.

A los 100 metros de salir el convoy, ha comenzado la competición de quien era capaz de pegarse al coche oficial de cabeza, adelantamientos, frenazos de cientos de coches, bocinas y demás. Estoy seguro que debe existir un trofeo para el ganador del que no me he enterado, porque tal vez hubiese participado en la refriega.

A la mitad del recorrido a Hurghada, el convoy ha parado en una gasolinera y yo como si no me hubiese dado cuenta he seguido carretera adelante. El único riesgo que corría era el de que me hiciesen esperar al convoy en algún control, pero eso no ha sucedido, hemos seguido viaje como si nada y desde luego mucho más seguros, "algo inexplicable".

Lo primero que hemos hecho al llegar ha sido ir a la oficina donde estuve preguntando por el ferry a Sharm El-Sheikh y después de aguantar la misma chapa que me metió a mí, sobre días, horarios, precios, su nombre, teléfono y demás, nos dice el "subnormal", porque no tiene otro nombre, que el barco cada 4 años entra en reparación y ahora le tocaba cambiar el casco. Consecuencia, en 2 meses no habría servicio de transporte marítimo, y claro, como era de esperar, tampoco había ningún otro servicio de ferry.

En ese momento casi lo agarro del cuello y le sacudo. Estuve hace 2 semanas preguntando lo mismo e incluso con cuanta anticipación debía coger los tickets de embarque y no me dijo nada del "cambio de casco". Esto sólo puede pasar en Egipto. Un viaje que programé en base a este ferry, en el que pasaría al Sinaí, que es lo único decente de este país y nos quedamos colgados.

Lo hemos intentado en avión, pero tampoco hay plazas disponibles, así que después de pensarlo bien, mañana saldremos de Hurghada, que es feísimo, y haremos el viaje por carretera (900 Km) hasta el Sinaí, porque no veo otro lugar al que ir desde donde estamos. La parte del Valle del Nilo que queda a esta altura, está cerrada al tráfico para turistas y no hay convoyes militares.

Un día para olvidar por culpa de una forma de ser generalizada en este país que se repite continuamente, pero que no había tenido esta trascendencia. No le das importancia hasta que te toca y entonces piensas cómo es posible que personas en apariencia de cierto nivel cultural para lo que se ve aquí, demuestren esta actitud y es que les importa 3 co......., todo lo que no sea sacar dinero de alguna forma.

No deseo generalizar, porque también es cierto que he topados con personas muy amables dispuestas a ayudarte sin esperar nada a cambio y sin ese ánimo de engañar, pero realmente han sido pocas.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

22/03/2008

  Hurgada - Sinaí (Egipto)

 

Día de viaje, en el que hemos subido por la costa oeste del mar Rojo hasta Suez, con visita al canal y la suerte de ver un buque atravesándolo. A continuación lo hemos cruzado a través del túnel y por la costa hemos ido bajando por la península del Sinaí, hasta que hemos girado al interior llegando a pernoctar cerca del monasterio de Santa Catalina, base desde la que se hace la ascensión al monte.

Viaje sin contratiempos y bastante rápido por el escaso tráfico.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

23/03/2008

  Sinaí - Dahab (Egipto)

 

Bastante temprano hemos iniciado la ascensión al monte y aún así el sol pegaba muy fuerte. Llevábamos un litro de agua porque yo ya conocía el camino y había visto bastantes tenderetes de venta de agua. Pero en Egipto las tiendas normalmente abren a las 12 H. del mediodía y por lo tanto estaba todo cerrado. Hemos pasado bastante sed subiendo y casi arriba hemos encontrado una abierta y nos hemos bebido la botella de litro y medio de trago. Al poco rato hemos vuelto a comprar otra botella y cuando hemos empezado a bajar del monte, la tercera. Es decir, entre los 4 hemos bebido 5 litros y medio, en muy poco tiempo. Hemos tardado 2 horas y media en subir y las vistas desde la cima compensan el esfuerzo.

La bajada ha sido rápida, en 1 hora y media. Hemos cogido el coche y nos hemos dirigido a Dahab en la costa del golfo de Akaba, pueblo en el que estuve y me gustó mucho. Hotel, piscina, cena de pescado en una terraza y atardecer perfecto.

La carretera nos ha llevado atravesando gran parte del desierto del Sinaí, que es realmente precioso, por lo que hemos disfrutado de la naturaleza en todos sus matices: montaña, desierto y mar.

Ha sido el mejor día desde que estoy en Egipto.

 

 
   
Ver reportaje del Sinaí
 
 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

24/03/2008

  Dahab (Egipto)

 

Tanto nos ha gustado este pueblo que hemos decidido quedarnos un día más, para que los chavales hagan su bautismo de submarinismo en una de las mejores zonas del mundo para practicar este deporte.

Han realizado un minicursillo con los conceptos básicos y han ido con su monitora rusa a bajar a unos arrecifes cercanos. Han disfrutado de la experiencia y el resto del día lo hemos pasado tumbados al sol, tomando tes en terrazas y volviendo a cenar pescado del Mar Rojo, que todo hay que decirlo, tiene muy poco sabor para nosotros que estamos acostumbrados a la calidad inigualable del nuestro del Cantábrico.

Día relajado en el que el único problema es pasar por las terrazas de los restaurantes sin que te arrastren la multitud de "pesados ganchos" que te cuentan persistentemente la calidad de sus pescados, los precios baratísimos, los descuentos y regalos que ofrecen, con el consabido ataque del ¡¡¡ Where are you from? !!!

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

25/03/2008

  Dahab - Sharm El-Sheikh (Egipto)

 

Hoy hemos continuado por la costa del golfo de Akaba hacia el sur. Cerca de la punta de la península está Shram El-Sheikh, al que llamo Las Vegas de Egipto, por lo hortera y copia barata del famoso americano. Tiene casinos y multitud de joyerías de calidad para satisfacer a la mafia rusa.

Además tiene la mejor playa de la costa y eso se aprecia mucho aquí. El 80% del turismo que llega es ruso, que contrasta por el color blanco de su piel. Ciudad que sólo sirve para pasar un día, salvo que te apuntes a las excursiones de submarinismo que se realizan en el cercano Parque Nacional de Ras Mohamed.

 

Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

26/03/2008

  Sharm El-Sheikh - El Cairo (Egipto)

 

Día de viaje hacia El Cairo (500 Km aproximadamente), que lo hemos realizado sin contratiempos incluido el cruzar la capital porque el hotel (Delta Pyramid, que dice tener 4 estrellas), lo teníamos reservado en la zona de Giza, por contar con piscina y estar cerca de las pirámides. Hemos cogido una carretera de circunvalación que nos ha quitado el atravesar el centro que es caótico y gracias al GPS y a la ruta que previamente había realizado, hemos llegado para la hora de comer.

Aunque no suelo comentar los hoteles, porque suelen ser temas muy subjetivos y cada uno puede tener sus gustos, en este caso voy a hacer una excepción y diré que el primer problema ya lo tuvimos cuando fuimos a pagar la primera comida que hicimos allí. Nos cobraban mucho más de lo que aparecía en la carta y al reclamar y sin inmutarse, redujeron el importe sin ninguna disculpa ni explicación del error, lo que da a entender que es una práctica habitual. Yo estuve comiendo aquí sólo para ver donde estaba situado y creo que me pasó lo mismo, aunque no dije nada en ese momento. Lógicamente no hemos vuelto a utilizar el restaurante.

Cuando hemos subido a la habitación para recoger las cosas y salir a dar una vuelta, la puerta no se abría y es que la cerradura estaba estropeada, giraba sin tope y luego me he fijado que todas las cerraduras de las demás habitaciones mostraban los mismos síntomas de haber sido apalancadas en algún momento. Después de mucho ir y venir y pasar varias personas a intentarlo, han hecho lo que tenían que hacer, abrir ¡¡¡apalancando!!! de nuevo la puerta y rompiendo un poco más los marcos ya de por sí destrozados. Nos han cambiado de habitación porque lo hemos exigido y nos tenido que poner bombillas nuevas para tener un mínimo de luz. Un auténtico desastre de hotel.

Para recordar, si vienes a El Cairo no vayas al Hotel Delta Pyramid aunque en las fotos de Internet se muestre la piscina y la vista de las pirámides, que ambas son ciertas, pero no compensan en absoluto, la suciedad y deterioro del hotel.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

27/03/2008

  El Cairo (Egipto)

 

Comienzo del día en las pirámides de Giza. Recorrido clásico admirando las gigantescas moles de piedra y el tinglado turístico que lo rodea. Al margen de su grandiosidad y su ubicación cercana a la ciudad lo que le da un aspecto muy especial, el deterioro que está sufriendo permite asegurar de que si continua esta invasión y no precisamente de turistas, sino de la cantidad de camelleros, caballos de paseo, vendedores, policías de todo tipo en camello, a caballo y en coche, excrementos, botellas y demás, no parece que le quede mucho de vida. Tal vez pueda parecer repetitivo y demasiado crítico, pero cada vez que intento exponer algo de lo que he visto, la imagen de estercolero se me presenta como definición previa.

Después hemos ido a devolver el coche a la oficina de Europcar, en el otro extremo de El Cairo un día antes de lo previsto, ya que prefiero no conducir más y aprovechar mi buena suerte de no haber tenido ni un rasguño para que me devuelvan el depósito en garantía que tuve que dejar para casos de accidente. Para ir a un zoco hemos parado un taxi con el que he pactado un precio de 30 LE. Al poco de arrancar me señala diciendo que le dé 2 billetes de 20 LE., por lo que me he cabreado y le he dicho que parase aprovechando que había un control policial. No quería hacerlo hasta que me he puesto duro y le he obligado, bajándonos y cogiendo otro taxi. Sin embargo, este último por la misma carrera nos ha pedido 20 LE, y era muy amable explicándonos los puntos interesantes por los que pasábamos. Estas situaciones son continuas y cansan muchísimo.

A la tarde nos hemos ido al centro de la ciudad que es lo que más conozco porque el hotel cuando estuve solo se ubicaba en esta zona, cosa que echo en falta porque Giza está a más de 12 kilómetros del centro de la ciudad, lo que cuesta cerca de 1 hora en taxi.

Hemos encontrado un sitio en la plaza Midan Tahir, donde los lugareños toman té y fuman sheesha (pipa de agua) y un restaurante cercano donde se cena bastante bien, por lo que ambos los frecuentamos.

La vuelta la hemos realizado en el metro, que dicho sea de paso, está muy bien, bastante limpio y con los trenes en buenas condiciones. El problema es que su radio de acción es bastante pequeño, por lo que después, hemos tenido que coger un taxi hasta el hotel. En cualquier caso ha sido más rápido y cómodo.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

28/03/2008

  El Cairo (Egipto)

 

Hoy nos ha tocado ir a El Cairo Islámico, a la Ciudadela y a El Cairo Copto por la mañana. La verdad es que no despiertan gran interés, salvo alguna mezquita.

Por la tarde nos hemos acercado al Museo Egipcio, que lo habíamos dejado para el final, como punto más relevante. Es una pena lo destartalado que está con la multitud de esfinges, momias, sarcófagos y otros elementos del antiguo Egipto que tienen. La estrella es todo lo relacionado con Tutankamón y lo hemos podido ver con tranquilidad. Mi mujer Carmen, nos había preparado un resumen de los puntos más importantes y de lo que merecía la pena ver. Con este trabajo de campo previo, la visita ha durado un par de horas en la que hemos disfrutado de las explicaciones que nos daba. No hay como ir con un guía particular que conoce la historia y además familiar.

Después nos hemos acercado a una de las orillas del Nilo, donde hemos tomado uno de los innumerables tes a los que nos estamos acostumbrando.

Último día de estancia de mi familia en Egipto y yo mañana me iré a Alejandría porque he estado demasiado tiempo en El Cairo y esto se está haciendo insoportable. Cada vez aguanto peor a la ¡¡¡ banda de chupones que intentan continuamente llevarte al huerto !!!.

 

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

29/03/2008

  El Cairo - Alejandría(Egipto)

 

De madrugada he acompañado a mi familia al aeropuerto y cuando volvía al hotel en el taxi, me ha llamado Carmen diciéndome que de nuevo había problemas con el billete de uno de mis hijos porque aparecía como cancelado. Cuando se produjo el anterior incidente nos cuidamos de aclarar cual era la situación para la vuelta y nos aseguraron desde el propio Alitalia de que todo estaba en orden y no habría problemas, o sea que, ¡¡¡ ojo con Alitalia !!! Aunque han solucionado el tema y han podido regresar a casa, me cuidaré mucho de volver a viajar con esta compañía, porque no inspira ninguna confianza.

He recogido las maletas y me he acercado a la estación para coger el tren que me ha llevado a Alejandría. No había billetes más que de 2ª clase y me he montado pensando que me iba a encontrar algo a lo que ya me he acostumbrado en Egipto. Pero no, el vagón tenía unos cómodos y espaciosos asientos y he realizado un viaje muy agradable. La verdad es que nunca se acierta con las expectativas.

Cuando he llegado me he dirigido directamente al hotel que tenía previsto y me han dado una buena habitación con vistas a la bahía y al paseo que la rodea. Alejandría no tiene nada que ver con El Cairo. Se ve mucho más limpia y con más categoría, sin tanta presión porque tiene mucho menos turismo.

He estado paseando toda la tarde visitando de una parte el fuerte y de otra la famosa Biblioteca de Alejandría, que realmente me ha impresionado por dentro. Una auténtica maravilla arquitectónica en el que su espacio interior de enormes dimensiones tiene tanta luminosidad que prácticamente no necesita luz artificial. Otra cosa es su contenido, de una parte hay miles de ordenadores con acceso a internet ocupados por estudiantes muchos de ellos jugando y accediendo a sitios no muy culturales, de hecho me he conectado notando una gran velocidad en el acceso. Por otro lado se ven la mayoría de las estanterías de libros con muchos huecos e incluso vacías, por lo que no sé realmente de su efectividad para el estudio, o de si más bien se trata más de un estandarte de edificio singular, tan de moda en nuestros días.

 

Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

30/03/2008

  Alejandría - El Cairo (Egipto)

 

Hoy he vuelto a El Cairo para pasar el último día de estancia en Egipto. He vuelto a coger el tren en Alejandría y me he dirigido al hotel Luna en el centro, del que ya me he convertido en cliente habitual.

Siento una sensación de alegría y pienso que realmente se debe a que al fin me marcho de este país.

He pasado el día aprovechando para recuperar el trabajo atrasado de reportajes y diarios de viaje, he deambulando por las calles y me he sentado en terrazas a tomar té.

Como despedida, El Cairo me ha regalado con una de sus habituales escenas incomprensibles para nosotros. Cuando cruzaba una carretera sorteando vehículos suicidas, he visto como un coche que cruzaba en mi misma dirección embestía sin frenar a otro (un taxi de Suez), a la altura de la puerta del conductor, llegando a levantarlo del suelo. Supongo que cada uno de ellos pensaba que el otro iba a frenar, pero no ha sido así. Se ha montado una de miedo. Se han formado parece ser 3 bandos: 2 de ellos a favor de cada uno de los coches entre los que destacaban varios taxistas que por solidaridad apoyaban al taxi de Suez, y un tercer grupo le echaba la culpa al guardia de tráfico que estaba allí, pero como es natural sin hacer nada. El caso es que éste ha empezado a gritar y a amenazarles y por otra esquina ha empezado una pelea a golpes entre los seguidores de los coches.

De pronto ha aparecido un civil que no sé que les ha dicho pero ha parado la pelea por un rato, aunque después ha continuado. Luego han venido otros que se han llevado a ese civil como diciéndole que no se metiera en líos.

Ha sido demasiado, he estado un rato disfrutando del espectáculo de gritos, golpes y bronca, pero he decidido marcharme porque he pensado que si el tema iba a más y me cogía en medio, lo único que iba a conseguir eran problemas y me quiero ir cuanto antes de Egipto.

Último día y como debe ser con espectáculo incluido.

 

 
Ver reportaje
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
RESUMEN DE EGIPTO

 

Como impresión general debo decir que tenía otra imagen de Egipto. Si llego a saber cómo es este país en realidad, no hubiese venido. Algo intuía de mi experiencia en anteriores visitas a lugares cuyos recursos económicos se basan en el turismo, pero no hasta este punto. Ha superado todas mis expectativas negativas.

Viajar en la forma que yo lo hago, permite conocer aspectos que los viajes organizados no enseñan. La cutrez en la forma de vida, la suciedad en la que parece sentirse a gusto la población, el timo como base de subsistencia, el acoso para obtener siempre lo que se pretende, la falta de respeto por los demás, el control policial con la excusa de protección, etc, son aspectos que los vives a diario. Cuando utilizo estos términos me estoy refiriendo a temas relacionados con el 90% de la población, porque como es natural también he encontrado personas educadas, cultas y con otras expectativas, pero desde luego son una minoría.

Personalmente y como se puede apreciar, desaconsejo venir a este país en la forma que yo lo he hecho, salvo que la pasión por la cultura faraónica compense todo lo expuesto anteriormente, pero éste no es mi caso.

Mi atracción por los espacios naturales me ha llevado a disfrutar de muy buenas sensaciones en la península del Sinaí, lugar que considero muy bello y en el que se funden: montaña, desierto y mar.

 

31/03/2008

  El Cairo (Egipto) - Ammán (Jordania)

 

Al fin he salido de Egipto. Sin contratiempos he cogido el avión y en poco más de 1 hora he aterrizado en Ammán. Me estaba esperando un taxi del hotel y cuando he entrado en la habitación que había reservado por Internet, casi salgo corriendo. Parecía una prisión, sólo entraba una cama pequeña, sin ninguna ventana, las paredes abombadas y desconchadas, ¡¡¡ de película de terror !!! Pero que quieres, me costaba 9 € y las fotos que vi en Internet debían ser de otro tipo de habitaciones. Así que me he acercado a la recepción y he preguntado si tenían algo mejor y me han dado otra por 18 €, con baño, televisión y aire acondicionado, aunque también con las paredes bastante desconchadas, pero bastante mejor. Tengo claro que el viajar tanto tiempo como yo lo hago me obliga a cuidar mucho el presupuesto y tener claro en qué cosas debo emplearlo, y concretamente los hoteles no están en el primer lugar. Cuando viene mi familia la cosa cambia, pero cuando me quedo solo corro estos riesgos que tampoco son tan importantes. De hecho, el hotel está casi lleno de extranjeros, muchos de ellos personas mayores y su ubicación es tan buena para ir a los sitios andando, que mucha gente está dispuesta a sufrir otro tipo de desventajas.

He salido a recorrer Ammán y situarme, porque cada nueva ciudad tiene sus particularidades. He estado en la Ciudadela, en un bonito anfiteatro romano y en el Downtown. En principio no tiene nada que ver con El Cairo. Es mucho más limpio, nadie te molesta, la gente te sonríe y puedes pasear y sentarte donde quieras sin que se te acerque nadie a venderte algo. Es decir, un paraíso después de donde vengo.

He ido a cenar a un sitio que no se puede llamar restaurante como nosotros lo entendemos, pero que daban platos de pollo de varias formas y se comía con las manos, porque no me han dado ni cubiertos ni servilleta. La mesa era compartida y se me ha sentado enfrente un joven que hablaba español y enseguida hemos entablado conversación. Era argelino, hijo de diplomático y había vivido en París, Madrid, La Habana y alguno más. Ahora quería marcharse de nuevo a otro sitio y no se lo podía creer cuando le he contado lo que yo estaba haciendo ahora con mi vida dedicada a viajar. Aunque no había estado en Donosti conocía mucho de nuestra gastronomía, del sentimiento nacionalista y de Herri Batasuna, lo que ha pronunciado perfectamente.

Hemos estado charlando durante toda la cena y nos hemos despedido demostrándome su envidia por mi proyecto y diciéndome que él algún día espera poder hacer lo mismo que yo.

Situaciones curiosas que se dan cuando menos te lo esperas y que son muy agradables por cuanto conoces personas de todo tipo.

Mañana me dirigiré a por el coche que tengo reservado con National Car y con el que recorreré Jordania.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
© Viendomundo.com
Volver