a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
 

Noviembre -2012

 
         
   

01/11/2012

  Foster / Phillip island / Melbourne (Australia)

 

Tras una noche de perros en la que la lluvia que caía hacía tanto ruido sobre el tejado de uralita del motel que parecía que se iba a hundir, ha amanecido con la misma tónica de mucho viento y fuertes ráfagas de lluvia. A pesar de que no apetecía salir nos hemos dirigido en coche tal como teníamos previsto a la isla de "Phillip", con la esperanza de que se cumpliera lo que nos ha asegurado el dueño del motel de que iba a parar de llover en breve. Será que se refería a dejar de llover en Foster porque en la isla los chaparrones continuaban y prácticamente no se veía nada de la costa.

Hemos parado en el Visitor Centre para sacar algo de información que nos permitiera adaptarnos al mal tiempo, pero las soluciones que nos han dado eran las que ya teníamos de las reservas de animales y con el tiempo que hacía probablemente no querrían ni abandonar sus guaridas.

Ante esta situación hemos optado por marcharnos a Melbourne, que siempre es más fácil de encontrar alternativas al mal tiempo en una ciudad grande, llegando al mediodía a "George Powlet Apartments", situados muy cerca de los utilizados en nuestra anterior visita, los cuales, no tenían disponibilidad para estos días.

En Melbourne el tiempo ha ido mejorando por momentos aunque el frío ha continuado. Ayer estábamos a 27 º y hoy a 11º con lo que las diferencias de temperatura en unas horas son enormes. Hemos estado paseando primero por la zona de "Docklands" que tiene un moderno puerto deportivo y centros comerciales y después por el centro de la ciudad, en donde el viento se notaba menos gracias a los edificios.

Como ya llevábamos varios días comiendo bastante mal, hemos aprovechado que había muchos restaurante asiáticos en la zona y con buenos precios para cenar en un japonés: tempura y sobu, que nos han sabido a gloria.

Mañana seguiremos recorriendo Melbourne a la búsqueda de zonas en las que todavía no hemos estado, dejando pasar el día que tenemos que estar aquí hasta coger el avión con destino a Tasmania.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

02/11/2012

  Melbourne (Australia)

 

Otro día más en un peculiar Melbourne recorriendo zonas nuevas para nosotros. Antes de entregar el coche nos hemos desplazado a un mercado llamado "Prahran" especializado en comida y que tenía unos precios astronómicos. Las chuletillas de cordero se vendían por unidades y no es de extrañar porque costaban 2,40 € cada una. En la misma linea estaba el resto de cosas, por lo que se justifica los altos precios de los restaurantes. No obstante, los que están llenos son los restaurantes asiáticos en los que los precios son más asequibles.

Cuando nos dirigíamos a "Thrifty" a entregar el coche, hemos montado un pequeño tapón en el centro de la ciudad y es que ¡¡¡ se lo merecen !!! por las complicadas normas de circulación que imperan sólo en algunas partes de Melboune. Yo ya conocía de la peculiaridad existente de que cuando quieres girar a la derecha en algunas calles que tienen 2 carriles por cada lado, te puedes encontrar un cartel que dice "Right turn from left only", esto quiere decir que contra toda lógica porque se circula por la izquierda, te tienes que situar en el extremo izquierdo, avanzar hasta la mitad de la calle cuando se te pone el semáforo en verde y parar, dejando que los del carril derecho que van en la misma dirección te adelanten y también los que vienen en dirección contraria porque también tienen el semáforo en verde. Entonces cuando han terminado de pasar todos y antes de que cambie el semáforo a rojo te tienes que lanzar a todo correr a girar, porque enseguida te alcanzan los que se les ha abierto el semáforo.

Pero no siempre es así, hay otras calles en las que no aparece el dichoso cartel porque contemplan lo lógico, un carril en la parte derecha del sentido que llevas para girar a la derecha, cuando cambia el semáforo. Y lo peor de todo es que el famoso cartel está colocado precisamente en el giro, así que sólo te das cuenta del error cuando quieres girar y te lo encuentras porque alguien ha dicho que en esa calle hay que girar así. Eso me ha pasado a mí y ya no he podido colocarme en el carril izquierdo como debía hacerlo porque ya estaba ocupado por otros coches, impidiendo el paso de los que venían detrás mío y querían continuar por el mismo sentido. Esto hay que leerlo varias veces para entenderlo, ¿No es así?. Pues es como funciona la circulación en una gran ciudad como Melbourne.

En fin, conducir un coche aquí es un auténtico ¡¡¡ coñazo !!! porque además está lleno de tranvías a los que sólo puedes adelantar por su izquierda de forma contraria a como se hace al adelantar a un coche. Todo un rosario de normas especiales que algún listo e importante personaje en un momento de éxtasis se sintió iluminado y creó un ¡¡¡ bodrio !!! que nadie se ha atrevido a cambiar.

Es curioso que siempre nos quejemos a la hora de conducir de países como: India, Turquía, China, etc. donde no se respetan las normas de circulación y nunca decimos nada de los otros países desarrollados en los que unas normas mal puestas pueden causar igual de riesgo para los conductores.

Mañana esperamos coger el avión con destino a Tasmania, en donde pensamos que podremos ver al famoso "demonio de Tasmania" aunque sea de hábitos nocturnos.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

03/11/2012

  Melbourne / Hobart-Tasmania (Australia)

 

Después de poco más de 1 hora de vuelo hemos llegado a Hobart, la ciudad más importante de Tasmania. Esta isla era uno de los destinos que más nos interesaba visitar de todo Australia, porque siempre nos ha parecido un lugar muy remoto en el que tienen hasta ¡¡¡ demonios !!! que le dan una aureola de misterio y unos paisajes espectaculares y vírgenes.

En el mismo aeropuerto hemos cogido el coche reservado en "Thrifty" que sigue siendo la de mejor relación calidad/precio, al menos en este continente y con el TomTom instalado, nos hemos dirigido a dejar las maletas en un motel a la entrada de la ciudad y que también teníamos reservado sólo para esta noche.

Siguiendo las habituales normas, de que lo primero que hacemos cuando llegamos a un nuevo sitio es acudir el "Visitor Centre" para recabar información, hemos contactado con una señorita que nos ha dado los correspondientes mapas, pero no ha contribuido en nada para decirnos algo que desconociéramos, es más, según sus recomendaciones nos faltará tiempo para hacer lo que ya traíamos programado. También nos ha recomendado ir a un zoo para ver al "demonio de Tasmania" porque consideraba muy difícil que lo consiguiéramos de otra forma, ya que son pocos y además nocturnos, pero hasta el último momento lo intentaremos antes de recurrir a verlos ¡¡¡ entre rejas !!!

Después hemos paseado por Hobart, que realmente no tiene nada de interés. Pero lo poco agraciado que es por dentro, incluido su puerto deportivo, cambia rotundamente cuando subes al monte "Wellington" y lo ves en una panorámica preciosa con sus alrededores en los que la entrada de agua conforma un entorno bellísimo. Hemos subido un poco tarde, hacía mucho frío (8º) y la luz empezaba a escasear, por lo que el último día que estemos en Tasmania y si hace buen tiempo, volveremos a subir a este monte porque es lo mejor que tiene Hobart.

Mañana sin más pérdida de tiempo iniciaremos la vuelta a la isla, visitando en primer lugar "Port Arthur" que parece tener unos bonitos acantilados y son paisajes que nos encantan.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

04/11/2012

  Parque Nacional Freycinet (Tasmania - Australia)

 

Hoy hemos cambiado el itinerario avanzando hacia el norte de la isla por la carretera costera del este, y dejando para la vuelta a Hobart la visita a "Port Arthur". Hemos preferido dirigirnos primero a los mejores Parques Nacionales para tener un margen con la climatología que aquí nunca es segura.

Con una salida temprana del motel hemos cubierto los algo más de 200 Km. hasta "Coles Bay", que se sitúa a la entrada del Parque Nacional de "Freycinet", en el que se integra la bahía de "Wineglass" y en la que se dice que está la playa más bonita de Australia. El tiempo ha estado nublado principalmente en las cumbres de las montañas y eso ha quitado encanto a unos bonitos paisajes que no estaban en todo su esplendor, porque ha llegado incluso a llover en algún momento. No obstante, el tiempo aquí es impredecible y también ha llegado a salir el sol, por lo que las fotografías han salido en función de la cantidad de luz que había en el momento en el que se han ido sacando.

Una ascensión de menos de 1 hora nos ha llevado hasta el mirador de la bahía y después hemos continuado con otras pequeñas excursiones para ver las grandes rocas de granito rosa que hay en la costa, llamados "The Hazards".

Al atardecer nos hemos dirigido a "Bicheno" un pueblo costero para hospedarnos y mañana continuar las visitas de los Parques Nacionales en nuestra ruta hacia el norte.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

05/11/2012

  Ruta hacia el norte de la isla (Tasmania - Australia)

 

El itinerario que hemos hecho para ir subiendo por la costa hacia el norte de la isla, no nos ha gustado. Tal vez el tiempo tan brumoso ha hecho que los paisajes perdieran encanto, pero si los de ayer no nos parecieron nada especial, los de hoy menos y en alguna ocasión hasta no hemos llegado a entender como se anunciaban determinados lugares como ¡¡¡ puntos de interés". Ya sabemos que contra más ves más difícil es que algo te sorprenda, pero como por otro lado está siempre presente ese desaforado interés en captar al turista, pues se cometen auténticas barbaridades sobrevalorando cosas mediocres. Como decía mi querido amigo "Dario" ¡¡¡ el papel lo soporta todo !!! y los folletos turísticos ¡¡¡ aún más !!! Cuando ves la realidad y si además te ha costado encontrar el lugar recomendado, te acuerdas del gracioso propagandista y le deseas que le ocurra a él lo mismo que a ti cuando se vaya de vacaciones.

Lo más bonito de esta jornada ha sido la visita a una cascada llamada "St. Columba", pero no por la cascada en sí, sino que hemos realizado un corto paseo por un entorno de bosque precioso en el que había altos "Mirtles" una especie de helechos gigantes, donde la tonalidad de verdes era apabullante.

Lo que sí estamos viendo son muchos "demonios de Tasmania" pero en la carretera atropellados. Es impresionante el número de animales muertos que hay en la cuneta de todas las carreteras. Son de hábitos nocturnos y les debe llamar mucho la atención las luces de los coches, poniéndose en riesgo de accidente.

Por ahora Tasmania no está cumpliendo con las expectativas que teníamos, aunque esperamos que cambiemos de criterio cuando encontremos algún Parque Nacional que merezca la pena.

Mañana lo intentaremos de nuevo visitando algunos lugares cerca de "Launceston" y llegando hasta la costa para acceder al "Parque Nacional de Narawntapu" en el que según parece podremos ver cantidad de animales.

 

 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

06/11/2012

  Launceston's Cataract Gorge / Tamar Island / Alum Cliffs (Tasmania - Australia)

 

Continuamos con nuestra búsqueda de bellos parajes y hemos empezado por un desfiladero situado en la propia ciudad de Lauceston, resultando curioso que la naturaleza esté tan cerca de la vida urbana. Lo mejor que tiene "Cataract Gorge" es su accesibilidad, ya que con dirigirte a un barrio del oeste enseguida penetras en la garganta y puedes realizar cortos paseos disfrutando del río y de las 2 pequeñas lagunas que forma.

 

Hemos continuado la ruta hacia el norte, parando en una pequeña isla del valle de Tamar, convertida en un parque forestal en el que habitan multitud de especies. El humeral formado por el río también llamado Tamar, es un hábitat idóneo principalmente para aves, aunque nosotros no hemos visto muchas en nuestro paseo por los puentes de madera que van uniendo los islotes.

Carmen tenía ilusión por ir al "Parque Nacional Narawntapu" porque se anunciaba como idóneo para ver animales, pero el acceso por donde íbamos nosotros era sin asfaltar y se nos ha ido complicando cada vez más. El coche que llevábamos era pequeño y tenía problemas para subir las empinadas cuestas por las piedras sueltas y el barro, y como faltaban todavía más de 15 Km. para llegar a la entrada, hemos optado por darnos la vuelta y olvidarnos de la visita. Después hemos visto que el acceso normal al parque era por la ciudad de "Davenport", pero la teníamos a más de 50 Km. de distancia.

En un momento hemos reorganizado la ruta y decidido tomar dirección al "Parque Nacional Cradle", el más famoso e importante de Tasmania y declarado Patrimonio de la Humanidad. Como hoy ya no quedaba tiempo y teníamos un par de horas de viaje, nos lo hemos tomado con tranquilidad, parando en el camino para dar un paseo y acercarnos a un mirador, desde el que se anunciaba una vista de las "Alum Cliffs" ("Tulampanga" en aborigen) y que realmente estaba bien. Un corto recorrido por un camino muy bien marcado y cuidado nos ha llevado a ver a vista de pájaro como el río "Mersey" discurría por el desfiladero.

Como los precios del hospedaje hemos visto que se incrementaban de forma constante conforme te acercas al famoso Parque Nacional, un motel en una población llena de murales pintados llamada "Sheffield", nos ha parecido la mejor opción de abaratar un poco los elevados precios que tiene todo en Australia.

Confiamos en que mañana veremos lo mejor de Tasmania y podamos cambiar esa sensación un poco frustrante que tenemos por esperar algo más de lo que realmente estamos viendo.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

07/11/2012

  Parque Nacional Cradle Mountain - Lake St. Clair (Tasmania - Australia)

 

Esta es la Tasmania que buscábamos. En esta ocasión el Parque Nacional Cradle Mountain nos ha mostrado una imagen de los duros y vírgenes paisajes que esperábamos encontrar.

Por la mañana temprano, hemos salido de "Sheffield" para cubrir los 70 Km. que teníamos hasta el "Visitor Centre" del parque, en donde nos han complementado la información que traíamos diciéndonos además que el buen tiempo justo aguantaría hoy, ya que los próximos días se esperaban lluvias. Pensábamos quedarnos un par de días, pero lloviendo no tiene ningún aliciente andar por aquí, así que hemos seleccionado los lugares que más nos interesaban para hacerlos en el día.

El cielo aunque nublado permitía buena visibilidad por lo que hemos realizado el primer paseo a un mirador desde el que se tenía una buena vista del monte "Cradle" y del lago "Dove". Una subida que nos ha llevado cerca de 1 y 1/2 h. por un sendero muy bien preparado y con escaleras de madera para salvar algunos tramos húmedos y en el que hemos pasado por varias y bonitas lagunas. Arriba la vista era preciosa, pero el viento y el frío te permitía justo comer un poco y bajar rápidamente buscando un poco de calor.

Mientras esperábamos el autobús del parque para ir a realizar otro recorrido, ha aparecido un canguro "Ualabíe" muy cariñoso y fotogénico, quien supongo que en su ronda diaria había ido para convencer a alguien de que le diera de comer.

El siguiente recorrido lo hemos realizado por un bosque lluvioso espectacular por los tonos verdes que imperaban. El musgo formado en: las rocas del río, las bases de los árboles e incluso en los troncos, creaban un entorno de película de terror. Una belleza a la que nos estamos acostumbrados en nuestro país, y que hemos disfrutado muchísimo. Un precioso paseo en el que sólo se oía el rumor de un riachuelo.

Cansados pero contentos con el día pasado, al atardecer hemos tomado dirección "Queenstown" que yo pensaba que era una ciudad grande, por eso del nombre, pero que ha resultado ser un pequeño pueblo en el que hemos encontrado alojamiento para esta noche.

Mañana iremos volviendo hacia "Hobart" por la zona sur del parque, ruta en la que también podremos realizar más paseos si el tiempo lo permite, visitando cascadas y bosques.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

08/11/2012

  Parque Nacional Franklin - Parque Nacional Mount Field (Tasmania - Australia)

 

Otro bonito día disfrutando de los Parques Nacionales del interior de Tasmania. Preciosas cascadas y profundos bosques en los que la naturaleza permanece virgen, han sido la tónica de unas visitas en las que desde ayer, nos han hecho cambiar nuestra opinión de esta isla. Se puede pensar que nos precipitamos al valorar demasiado pronto a un país y que después tenemos que rectificar, pero estos diarios pretender reflejar las sensaciones del momento y realmente es así como las percibimos.

Las primeras impresiones que nos llevamos cuando llegamos a un lugar son muy importantes y sabemos que posiblemente se irán modificando conforme vamos conociendo nuevos lugares, no nos importa rectificarlas. Son parte de nuestro estado de ánimo y desde luego en él influyen varios factores y en especial, la propia climatología que incide de forma crucial. En este caso, el interior de Tasmania es el que presenta un entorno en el que la naturaleza parece estar en su primitiva fase y muestra como era nuestro planeta hace muchos siglos, conservándose intactos unos hábitats que eran los que pretendíamos ver, al venir a esta isla tan lejana.

El itinerario que hemos realizado en nuestra vuelta por Tasmania, hoy partía del pequeño pueblo de "Queenstown" en el oeste y retornaba al este hacia "Hobart". Nuestra primera parada ha sido el Parque Nacional Franklin, en el que las cascadas "Nelson" tras un paseo de 1/2 hora nos ha mostrado su bella imagen.

Después de unos kilómetros en coche, una caminata por la orilla del río "Franklin", dentro de un espectacular bosque de árboles caídos e inundados de musgo, nos ha permitido sentirnos dentro de una escena de película en la que podían aparecer hasta dinosaurios.

Una subida a la colina "Donaghys" para ver un paisaje de parque ha sido el punto final de esta visita.

La siguiente parada ha sido al Parque Nacional "Mount Field" con otros paseos por verdes y espectaculares bosques con mucha flora y muy poca fauna, continuando sin ver al esquivo "Demonio de Tasmania ". El broche del día ha sido la visita a las espectaculares cascadas "Russell", en las que el agua se deslizaba por varios escalones y caía formando una de las imágenes de cascadas más bonita que hemos visto en nuestros viajes.

En resumen, un precioso día en el que hemos palpado la naturaleza en su estado más puro.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

09/11/2012

  Parque Nacional Tasman (Tasmania - Australia)

 

Hemos dormido en "Hobart" y este día lo hemos dedicado a ver el "Parque Nacional Tasman", que cubre gran parte de la llamada "Península de Tasmania" principalmente en zona costera. El tiempo ha sido muy variable y desde una granizada en la que pensábamos que nos iba a abollar el coche, pasando por momentos en los que lucía un débil sol, hasta persistentes chaparrones, ha sido la tónica en la que nos hemos movido.

El Parque Nacional aparte de ofrecer muchas caminatas que tan apreciadas son por los australianos, nos ha mostrado una zona de costa muy bonita con paisajes de acantilados y formaciones rocosas curiosas, como: "El Arco Tasman", "La Cocina del Diablo" y "Bufador", agujero por el que el agua penetraba y reventaban las olas.

Cuando nos trasladábamos a otra área del parque, hemos visto una reserva de animales de la que teníamos información y en la que era posible ver al famoso y esquivo "Demonio de Tasmania". Como hasta ahora los únicos "Demonios" que habíamos visto habían sido atropellados en la carretera, nos hemos decidido a entrar en la reserva para ver estas ¡¡¡ rarezas !!! tan utilizadas en las películas infantiles.

La verdad es que de "Demonios" sólo tienen el nombre, siendo unos pequeños animales marsupiales con hábitos nocturnos lo que hace muy difícil de encontrarlos en la vida salvaje. Eso sí, son muy agresivos, carroñeros y devoraban piezas enteras de animales, disputándoselas de forma muy poco amigable. De hecho, la mayoría tenían marcas en los hocicos de peleas entre ellos. También nos hemos encontrado con un "echidna", especie de erizo grande de tamaño de un balón de rugby y cabeza en forma de trompeta. Lo que no hemos visto en Tasmania han sido "koalas" aunque debe haberlos.

Por último nos hemos acercado a "Port Arthur", una ciudad denominada histórica, pero enseguida nos hemos marchado al ver que era un ¡¡¡ tinglado turístico !!! en el que podías ¡¡¡ saciar el morbo !!! y por un astronómico precio visitar: la antigua prisión, hacer el camino de los convictos, ver como vivían los presidiarios, etc. y a nosotros nos repele todo lo relacionado con cárceles y torturas, pero es cierto, que este tipo de atracciones turísticas las hay en muchas partes del mundo y por algo será. Desde luego son un negocio a la vista de la infraestructura montada aquí.

Un agradable día con distintas formas de naturaleza y mañana será el último en esta isla que esperamos nos despida con buen tiempo y podamos ver algún otro Parque Nacional.

 

Ver reportaje de: Fauna en Tasmania (Australia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

10/11/2012

  Parque Nacional South Bruny (Tasmania - Australia)

 

Tasmania nos ha obsequiado con un cielo azul en nuestro último día de estancia en la isla. Ha sido el único en el que hemos podido ver los paisajes con nitidez y lo hemos aprovechado visitando la isla de Bruny que está situada a unos 30 Km. de Hobart.

Cuando al levantarnos hemos visto el tiempo, lo primero que hemos pensado ha sido subir de nuevo al monte "Wellington" para captar los paisajes de "Hobart" desde su cumbre, ya que la otra vez nos parecieron muy bonitos. Esta vez tampoco el tiempo en la cumbre era todo lo bueno que deseábamos y los 5º de temperatura nos han aconsejado bajar cuanto antes.

Llegar a la isla de "Bruny" requiere coger un ferry de 15 minutos , esta vez con un precio razonable, para pasar con el coche y poder explorarla con tranquilidad. Esta isla está formada por otras 2, que unidas por un estrecho istmo llamado "El Cuello", recibió al "Capitán Cook" en la bahía de "Adventure". Una parada en el mirador nos ha regalado una curiosa imagen de las 2 islas unidas.

Las carreteras en Bruny no todas están asfaltadas y en nuestra continuación hacia el Parque Nacional "South Bruny" que haciendo honor a su nombre, ocupa la mayor parte del sur de la isla, hemos circulado por carreteras de tierra que estaban en bastante buen estado, si bien, la grava suelta te recordaba en las curvas la necesidad de circular despacio y con cuidado.

En la bahía de "Mabel" al ver una zona de picnic, hemos aprovechado para comer los sandwiches y fruta que llevábamos y del cual una familia hindú que ha llegado, ha terminado echándonos de la mesa, porque sin ningún respeto merodeaban constantemente haciéndonos ver que la necesitaban para ellos. Como ya conocemos su educación de nuestros viajes a la India, hemos preferidos marcharnos dejándoles el sitio sobre el que se han abalanzado, supongo que pensando que se lo podían quitar, porque llegaba otro coche en ese momento.

Al llegar a la final de la isla, un antiguo faro y una bonita bahía nos ha recibido mostrándonos un paisaje costero precioso en el que la vegetación estaba especialmente en flor por la época de primavera en la que estamos aquí.

De vuelta ya en la península hemos terminado el día dirigiéndonos al famoso puesto de venta de "fish & chips" llamado "Flippers", en el que vayas a la hora que vayas, siempre tienes que hacer cerca de 1/2 hora de cola para disfrutar de su pescado "Trevala".

Un buen broche final para nuestra visita a Tasmania que no empezó muy bien a causa del tiempo, pero que ha ido mejorando mostrándonos la belleza tanto de su costa como de su interior con los espectaculares bosques lluviosos.

 

Ver reportaje de: Parques Nacionales y Reservas Forestales de Tasmania (Australia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

11/11/2012

  Hobart / Melbourne (Australia)

 

Un fuerte sol nos ha despertado esta mañana y como no debe ser habitual el buen tiempo, en el hotel no se han preocupado de instalar cortinas lo suficientemente opacas como para controlar la luminosidad que entra en la habitación desde el exterior. Viendo el estupendo día y como ayer no quedamos del todo satisfechos de los paisajes vistos desde el Monte "Wellington", hoy por tercera vez y antes de que saliera el avión que nos llevaría a "Melbourne", hemos subido rápidamente a la cima pensando que si tardábamos en hacerlo, tal vez se nublaría como ayer. Pero el cielo estaba raso, de un impresionante azul y parece ser que todo el mundo ha pensado como nosotros, porque subían infinidad de corredores, ciclistas e incluso personas andando cubriendo los más de 20 Km. que hay desde el centro de "Hobart".

La subida ha merecido la pena y por fin hemos podido disfrutar de unos paisajes maravillosos en los que divisábamos hasta la isla de "Bruny" en la que estuvimos ayer.

 

Después de bajar a la ciudad y tras una compra de última hora, hemos tomado dirección al aeropuerto para entregar el coche y tomar el avión.

Un vuelo sin contratiempos en la aerolínea "Jetstar" de bajo coste y propiedad de "Qantax" nos ha llevado a "Melbourne", donde el buen tiempo y el calor ha continuado. Como mañana partimos de nuevo muy temprano con destino a "Nueva Zelanda", el hotel elegido ha sido "Ibis Kinsgate" muy cerca de la estación de los autobuses que te llevan al aeropuerto, y así poder dormir un poco más.

Una buena cena de cocina japonesa en la que hemos picado "edamame", una especie de alubia verde que ya conocíamos de Japón y que nos gusta mucho, en la que extraes los granos de la vaina y que se come como entrante, ha sido nuestra última degustación en Australia. La gastronomía australiana a la que nosotros podemos acceder por precio, poco tiene que ofrecer para nuestro gusto, porque la verdad es que se come muy mal en este país.

Ver reportaje de : Hobart (Tasmania - Australia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

12/11/2012

  Melbourne (Australia) / Wellington (Nueva Zelanda)

 

Un vuelo de "Qantax" de 3 H. 40 min. nos ha llevado a "Wellington" en la isla norte de Nueva Zelanda. Los 25 º de ayer se han esfumado y hemos vuelto a sacar el anorak de la maleta. A principios del año pasado estuvimos en esta isla pero no nos dio tiempo de llegar hasta esta ciudad, por lo que no la conocíamos.

Nos hospedamos en el "Hotel Ibis" que pensaba que estaba más cerca de los terminales de ferries, pero la información que yo tenía era errónea. La primera tarea que teníamos al llegar a "Wellington" era resolver el viaje en barco a la isla sur de Nueva Zelanda a través del estrecho de "Cook" que haremos pasado mañana, por lo que nos hemos acercado al terminal de salida del barco. Una caminata de más de 1/2 hora contra un viento helador nos ha costado llegar al terminal y como todavía nos acordábamos del calor de ayer no llevábamos la suficiente ropa encima, pagándolo con una sensación de frío tremenda. De las 2 compañías de ferries que existen, "Interislander" nos ha convencido por precio y horarios, aunque tarda 20 minutos más, pero en las 3 horas que dura la travesía no es mucha diferencia.

La vuelta la hemos podido hacer en un autobús y rápidamente hemos ido al hotel para ponernos más ropa y salir a conocer el centro de "Wellington", que en una primera impresión nos ha gustado bastante.

Con los deberes del día hechos y los billetes del ferry en la mano, hemos buscado un restaurante para cenar, encontrando uno de comida tailandesa que estaba bastante bien. Los precios de Nueva Zelanda no tienen nada que ver con los de Australia y tenemos la sensación de que permanecen por el estilo a los de la vez anterior que estuvimos aquí, mientras que en Australia creemos que se han disparado de forma exponencial.

Mañana recorreremos "Wellington" al que dedicaremos un único día que consideramos suficiente para conocerlo un poco. El objetivo de nuestro viaje a "Nueva Zelanda" es la naturaleza y estamos impacientes por empezar a ver la isla que en su momento dejamos para final, porque siempre hemos leído que es la más impresionante. Traemos unas expectativas muy altas y esperamos no defraudarnos.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

13/11/2012

  Wellington (Nueva Zelanda)

 

Con tiempo frío y sol, hemos dado vueltas por la ciudad más ventosa de Nueva Zelanda. Si a punto del verano se tiene la sensación de que el frío te penetra hasta los huesos, no sé que se sentirá en invierno, pero tiene que ser tremendo. Creíamos que estábamos acostumbrados a los otoños de Donosti, cuando el viento sopla y la humedad del Cantábrico te atraviesa cuando vas por el "Paseo Nuevo", pero lo de aquí es otra historia. No obstante, todo es cuestión de costumbre, porque hoy había unos chavales recibiendo clases de windsurf y se caían al agua tan contentos y sin al parecer sufrir ninguna hidrocución.

"Wellington" está rodeada de colinas y las casas victorianas que se ubican en sus cuestas le dan un aire a "San Francisco", siendo uno de los atractivos de la ciudad. Así que en un funicular de principios de siglo al estilo del de Igueldo, pero mejor conservado, hemos subido para tener una vista de la ciudad, que a diferencia de la de "Hobart" en "Tasmania", ésta es más bonita por dentro que por fuera.

El siguiente destino ha sido otra colina en la parte opuesta de la ciudad, en la que había otro mirador al que hemos llegado en autobús urbano. Aunque la vista era algo mejor, tampoco era nada especial por lo que hemos bajado a nivel del mar para visitar una playa que habíamos divisado a lo lejos.

Resguardados del viento y tras unos bloques de piedra, hemos tomado el sol durante un rato sin tan siquiera quitarnos los anoraks, viendo la actividad del puerto y controlando las entradas y salidas del ferry que cogeremos mañana. Después por un bonito paseo marítimo en el que se encontraba el museo "Te Papa" con su bello edificio y que se ha convertido en un icono del país, llegábamos a una zona del puerto de carga que se ha ido reconvirtiendo en zona de ocio, con restaurantes y terrazas.

Un recorrido por las calles comerciales, el controvertido y moderno edificio "Beehive" (colmena), sede del Parlamento

 

y algunas iglesias han sido los puntos accedidos en nuestro circuito para conocer "Wellington".

Un día normal, agradable y sin grandes pretensiones como suelen ser los destinos urbanos que visitamos y que habitualmente son de paso, salvo en aquellas ocasiones en las que grandes y espectaculares ciudades requieren de mayor atención.

 

Ver reportaje de : Wellington (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

14/11/2012

  Wellington / Picton / Motueka (Nueva Zelanda)

 

Por la mañana y con un tiempo espléndido abandonábamos "Wellington" a bordo del ferry de la compañía "Interislander" en el que íbamos bastantes pasajeros e incluso hemos oído hablar español a un grupo. El barco era bastante moderno y tenía todas las comodidades necesaria para ocupar las 3 H. pasadas que ha durado la travesía, sin que en ningún momento se balanceara demasiado como para marearte. Además el tiempo era estupendo y podías estar saliendo al exterior para disfrutar del sol, aunque el aire era muy frío.

Mientras cruzábamos el estrecho de "Cook" ha sido cuando en alguna ocasión el barco se ha inclinado levemente, pero ha durado poco tiempo y cuando ha vuelto a entrar en otros estrechos menores, ya no se notaba nada y más que un mar parecía un fiordo. Hasta el paisaje recordaba a Noruega.

Cuando estábamos disfrutando del viaje en la cubierta, un pasajero nos ha avisado de que había un eclipse de sol, e incluso iba preparado para el acontecimiento con unas gafas de cartón que amablemente nos las ha prestado para sacar una fotografía del acontecimiento.

A la hora programada llegábamos al puerto de Picton que es un precioso pueblo con un importante puerto marítimo por las comunicaciones entre las islas grandes de Nueva Zelanda.

 

Mientras Carmen recogía el equipaje yo me he adelantado hasta "Thrifty" para recoger el coche reservado, ya que muchísimos de los pasajeros tenían la misma idea que nosotros llenándose las oficinas de alquiler, pero hemos estado listo y enseguida salíamos rumbo a "Motueka" para mañana iniciar las visitas empezando por el Parque Nacional "Abel Tasman".

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

15/11/2012

  Parque Nacional Abel Tasman (Nueva Zelanda)

 

Este parque que es el más visitado de Nueva Zelanda ha conseguido crear un sistema de transporte que permite realizar un montón de actividades a lo largo de la costa. Las llamadas motoras-taxi, van parando en determinados puntos costeros en los que te puedes apear, realizar una caminata y volverlo a coger en otro punto. En el Parque Nacional Abel Tasman no hay carreteras y la única forma de desplazarte es andando o por mar. No es exactamente igual a un servicio público, pero hace las funciones necesarias para poder trasladarte y visitar el parque, aunque con limitaciones.

Esta mañana después de elegir el paseo que queríamos realizar, cogíamos una motora que nos ha llevado por toda la costa mostrándonos los puntos más interesantes y algunos animales como focas que vivían en un islote. Una vez hemos llegado a la bahía más lejana del parque, ha iniciado el regreso parando en las playas en las que la gente quería bajarse para realizar recorridos. Nosotros hemos elegido uno de un par de horas que transcurría entre "Torrent Bay" y "Bark Bay" que debe ser uno de los más comunes por el número de excursionistas que había.

El recorrido por la costa en motora nos ha parecido bastante monótono y poco apetecible porque aún cuando hacía sol a ratos, el viento con el movimiento de la motora era helador. Sin embargo, nada más bajar y comenzar a andar hemos tenido que quitarnos ropa. Estando allí nos ha parecido un parque con paisajes repetitivos y que nos recordaban mucho a la costa de "Paratí" en Brasil, salvo en el calor y la temperatura del agua. Después, preparando el reportaje fotográfico y viendo las imágenes que había sacado, he llegado a la conclusión de que nos estamos volviendo muy exigentes con lo que esperamos encontrar en nuestras visitas y que realmente esta costa es muy bonita y hay que reconocerlo así. Tal vez será, que asociamos estos paisajes con el calor y los baños en aguas templadas, y eso aquí es imposible, si no, que se lo pregunten a las focas.

Uno de los temas a tener en cuenta aquí son las mareas. De pleamar a bajamar puede haber hasta 6 metros de oscilación, y los paisajes cambian totalmente. Pasas de ver una bonita bahía con barcos, a un lodazal en el mismo sitio en pocas horas.

Aunque pensábamos quedarnos otro día más en esta zona, preferimos ganar tiempo y mañana continuaremos nuestra ruta hacia los mejores Parques Nacionales de Nueva Zelanda. La evolución de la climatología nos marcará el ritmo de avance, pero queremos estar en el lugar y tiempo oportunos.

 

Ver reportaje de : Parque Nacional Abel Tasman (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

16/11/2012

  Parque Nacional Nelson Lakes (Nueva Zelanda)

 

La primavera en Nueva Zelanda es especialmente colorida. A la explosión de colores de las flores se añade extensas áreas de montaña en las que el amarillo inunda el paisaje creando un horizonte precioso.

La ruta de "Motueka" al "Parque Nacional Nelson Lakes" ha sido un continuo desfile de bonitas imágenes por una carretera en la que prácticamente circulábamos solos. Primero queríamos visitar el "Parque Nacional Kahurangi", pero cuando hemos parado a preguntar la dirección correcta en una bifurcación, una señora que paseaba con su perro nos ha dado toda serie de explicaciones sobre un desplome de toneladas de roca que habían cortado el acceso al parque.

El tiempo era agradable y hemos continuado la ruta hacia "Nelson Lakes" situado junto a un pequeño pueblo llamado "St. Arnaud", en el que en su "Visitor Centre" nos han informado de los 2 lagos de aguas glaciares que componen el parque y de los paseos que podíamos realizar. Como el lago "Rotoiti" era el más cercano, nos hemos dirigido para conocerlo dando una vuelta por su orilla y penetrando en un profundo bosque de hayas y linos.

Después de desplazarnos en coche unos kilómetros, le ha tocado el turno al lago "Rotoroa" en el que hemos aprovechado para comer, hasta que los mosquitos que nos acribillaban nos han echado de allí.

En ruta hacia la costa noroeste de la isla llegábamos por la tarde a "Westport", dirigiéndonos directamente a un camping en el que tienen varios tipos de preciosas cabinas con cocina y baño incluidos, lo que nos permite ser muy independientes. Es una cadena llamada "Top 10 Holyday Park" que ya conocíamos de cuando estuvimos la vez anterior en este país y en donde pernoctábamos con la autocavana. Entonces ya vimos las opciones de cabinas que tenían y en este viaje hemos preferido ir más cómodos en coche, porque la diferencia de precio compensaba. Además como somos titulares de "tarjeta de cliente" que aún está vigente nos hacen buenos descuentos.

Después de hacer el consiguiente acopio de comida en el supermercado del pueblo, aún hemos tenido tiempo de acercarnos un punto costero en el que una colonia de leones marinos viven cómodamente en unas rocas y en donde nos ha recibido una amigable "weka" (pájaro autóctono), que en principio la habíamos confundido con el famoso "kiwi".

Mañana está anunciado lluvia y comenzaremos a bajar por la costa por una carretera escénica que esperamos nos permita ver los bellos paisajes que hemos visto en fotos.

 

Ver reportaje de : Parque Nacional Nelson Lakes (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

17/11/2012

  Ruta escénica por la costa oeste de la isla sur (Nueva Zelanda)

 

Ni el mal tiempo puede con los paisajes costeros que hemos visto hoy. El día lluvioso que nos ha acompañado durante el recorrido por una ruta escénica en el que el fuerte oleaje golpeaba las rocas, parecían aliarse para crear un entorno tan bello como duro. Creo que si hubiese hecho buen tiempo la dureza de la costa se habría diluido, mientras que los tonos grises que hoy prevalecían en el mar, les daba una fuerza muy especial al paisaje. El problema no éramos nosotros que nos hemos calado hasta los huesos, sino la cámara que a duras penas respondía ante los chaparrones que caían, a pesar de estar secando constantemente las lentes e intentar evitar que entrase condensación. Lo que si me ha servido ha sido la pequeña cámara compacta submarina a la que al final he tenido que recurrir y que ha respondido de maravilla.

La ruta costera comprendía la salida desde "Westport" pasando por "Punakaiki" que es un tramo de singular belleza y considerado como uno de los 10 más bonitos del mundo. Uno de los aspectos que nos ha llamado la atención ha sido la nueva tonalidad de la vegetación con la que nos encontrábamos. Si ayer el amarillo combinaba con el verde de las montañas del interior, hoy el verde y ocre prevalecían formando unas imágenes preciosas que junto al gris del mar daban un aspecto un tanto extraño para la estación primaveral en la que estamos.

Esta carretera escénica es muy visitada y tiene numerosos puntos en los que pararse para admirar las formaciones rocosas, a las que se les ha puesto nombres como: Pankake Rocks", "Blowholes", Dolomite Point" y otros. También se pueden realizar paseos como el "Truman Track", tan corto como precioso que a través de un denso bosque lluvioso te acerca a una plataforma rocosa sobre la que el mar golpea con dureza.

A media tarde llegábamos a la población de "Franz Josef" con un tiempo algo mejor, para mañana intentar visitar su glaciar incluyendo también el de "Fox", eso claro está, si el tiempo mejora lo suficiente como para que se pueda ver algo. Las predicciones anuncian una lenta mejoría por lo que estaremos vigilantes y nos decidiremos con las visitas en función de la evolución de la climatología.

 

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

18/11/2012

  Parque Nacional Westland (Nueva Zelanda)

 

A pesar de las predicciones de lenta mejoría, el día ha amanecido con cielo azul y ninguna nube, por lo que he aprovechado para sacar temprano algunas fotos desde el pueblo a los llamados "Alpes del Sur", antes de que entrasen las nubes que como suele ser habitual aquí, enseguida cubren el horizonte.

Pero aunque ya se veían venir, el cielo azul ha predominado por la mañana por lo que hemos podido disfrutar de nuestro primer paseo del día, subiendo a un mirador con vistas al glaciar de "Franz Josef".

Después de bajar del mirador, una bonita travesía por la morrena del glaciar nos ha llevado por delante de unas cascadas hasta un punto cercano al hielo. Si bien, estaba vallado no dejando llegar hasta él. Parece ser que ha habido varios accidentes con fallecidos por desprendimiento de bloques de hielo.

El glaciar "Franz Josef" no tiene las dimensiones a las que nos tiene acostumbrados nuestros Alpes, pero al igual que el cercano glaciar "Fox", tiene una característica que lo hace único en el mundo, y es que al estar a escasos 20 Km. del océano no existe ningún otro tan cerca del mar, con lo que ello supone de especial por el efecto regulador de la temperatura que grandes masas de agua ejercen sobre el entorno y en este caso el glaciar.

De vuelta de nuestro paseo, hemos cogido el coche para cubrir los 28 Km. existentes hasta el glaciar "Fox" y conforme íbamos acercándonos veíamos como las nubes iban cubriendo las cimas. En lugar de dirigirnos directamente al glaciar, hemos encontrado un camino que llevaba al "Mirador de Chalet" que según la información que teníamos ofrecía unas vistas estupendas del glaciar, por lo que hemos iniciado la subida por un bosque lluvioso impresionante.

Llevamos varios días por este tipo de bosques quedándonos boquiabiertos por su gran belleza, intentando captar en las fotografías el entorno tan primitivo que tienen, pero creo que no consigo reflejar lo que mis ojos ven, ni la sensación que se tiene de insignificancia cuando te mueves por su interior y te apabulla tal prodigio de la naturaleza.

La excesiva bajada de agua por un riachuelo que debíamos cruzar, nos ha impedido llegar hasta el mirador, teniéndonos que dar la vuelta cuando apenas nos quedaban 5 minutos para alcanzarlo. Pero no nos ha importado gran cosa, porque glaciares ya hemos visto muchos y desde luego más impresionantes que los de aquí, pero los que si es nuevo para nosotros son estos bosques que no nos cansamos de admirar.

En estos momentos y ya de noche el cielo está limpio y esperamos que mañana continúe el buen tiempo. Tenemos intención de visitar el glaciar "Fox" y después marcharnos en dirección a "Haast" siguiendo con nuestro itinerario de rodear la isla.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

19/11/2012

  Fox Glacier / Haast / Wanaka (Nueva Zelanda)

 

Al igual que los meteorólogos, también nosotros nos hemos confundido con nuestro pronóstico del tiempo para hoy, porque ha amanecido lluvioso y con niebla. Nuestra visita al glaciar de Fox se puede decir que ha sido porque teníamos que pasar forzosamente por allí, así que aprovechando el viaje nos hemos desviado 1 Km. para ver si se podía ver el glaciar aunque fuera la parte de abajo.

Realmente el tiempo allí en ese momento no era tan malo y nos podíamos acercar hasta la base para echar un vistazo al hielo. Nada más bajarnos del coche se nos ha acercado un pájaro bastante grande y raro que después ha resultado ser un "Kea", una especie autóctona de Nueva Zelanda. Y es que no hay mejor lugar para ver animales que los parkings de coches de los Parques Nacionales, a donde estos se suelen acercar a ver si un cándido turista les ofrece algo de comer o se despista y se la pueden quitar.

 

Después un un paseo de 1/2 hora por una bonita zona rodeada de paredes de piedra y algunas cascadas a las que según las explicaciones llegaba el glaciar hace años, hemos llegado hasta donde está permitido para quienes íbamos sin guía.

Entonces la lluvia ha comenzado a arreciar y la vuelta ha sido rápida y pasada por agua, llegando al coche calados y aprovechando el viaje hasta el siguiente punto "Haast", para secarnos con la calefacción del coche.

La costa nos ha recibido con mejor tiempo y unos paisajes distintos en los que predominaban el azul y el verde muy intensos, parando en los varios miradores que había y llegando a ver a lo lejos una colonia de focas tumbadas en la playa.

Era la hora de comer y habíamos leído de que había un plato típico en esta zona ¡¡¡ chanquetes!!! y nos han entrado unas ganas enormes de probarlos. En una gasolinera de "Haast" anunciaban un restaurante cercano en el que los ofrecían, así que hemos parado para degustarlos junto a un tradicional "fish&chips". Los chanquetes eran bastante caros y cuando nos han traído los platos, al ver un sandwich de tortilla, le hemos dicho a la camarera que se debía haber confundido y que no era nuestro pedido. Ella nos ha respondido que realmente era nuestra comida según la nota, resultando que los chanquetes los servían en tortilla. Si ya nos parecían caros de entrada, cuando hemos visto que en la tortilla sólo había 3 o 4 esparcidos, nos ha parecido un atraco y gracias al "fish&chips" hemos podido quitar un poco el hambre, porque si es por los chanquetes nos hubiésemos tenido que comer 4 o 5 sandwiches y dejar allí la Visa. En definitiva un plato raquítico y muy caro.

La ruta nos ha dirigido hacia el interior de nuevo: bordeando lagos, parando en cascadas y penetrando en bonitos bosques, hasta llegar a "Wanaka", una preciosa población de mucha categoría al borde de un lago, llena de restaurantes y comercios. "Wanaka" es un centro vacacional muy bien situado para actividades tanto en verano como en invierno con sus cercanas pistas de esquí.

Ver reportaje de : Parque Nacional Westland - Glaciares de Franz Josef y Fox (Nueva Zelanda)
Ver reportaje de : Ruta escénica de la costa oeste en la isla sur (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

20/11/2012

  Wanaka / Te Anau (Nueva Zelanda)

 

Adaptándonos a las previsiones meteorológicas que anuncian 2 días de buen tiempo y después lluvia, hemos cambiado la ruta adelantando nuestra visita a la "Tierra de los fiordos", de forma que hoy de un tirón nos hemos presentado en "Te Anau" para mañana mismo visitar uno de los fiordos.

 

Teníamos previsto quedarnos en "Queenstown" y estar un día allí para ver la ciudad, pero hemos pasado de largo y cuando volvamos de ruta hacia el norte veremos si la visitamos. Lo principal en estos momentos para nosotros es ver los famosos fiordos "Milford Sound" y "Doubtful Sound" en las mejores condiciones. Para ello y nada más llegar a "Te Anaud", que suele ser la población con más servicios de hospedaje y punto de partida para visitar los fiordos, nos hemos dirigido a la Oficina de Información en donde nos han asesorado cómo podríamos realizar las visitas y las correspondientes reservas en los barcos.

Mañana iremos en coche hasta "Milford Sound" para allí embarcar en un crucero por el fiordo. El viaje por carretera dura 2 y 1/2 horas y como no había sitio libre en el único centro de hospedaje que hay, volveremos de nuevo por la tarde a "Te Anaud" realizando algunas paradas interesantes que hay en el camino de vuelta. Para pasado mañana, la única posibilidad que hay para visitar el fiordo "Doubtful Sound" es integrarnos en un tour porque no se puede ir en coche. Una parte del recorrido se hace en autobús, después en barco, otra vez autobús y finalmente en barco por el fiordo.

Con la agenda ya programada y como nos quedaba tiempo, hemos dado un paseo por un bosque llamado "Rainbow Ridge" y en el que se rodaron algunas escenas de la película "El Señor de los Anillos". El bosque era realmente bonito y muy cómodo para andar, pero diferente de los ¡¡¡ lluviosos !!! que últimamente solemos visitar y que tanto nos gustan.

 

Un día tranquilo de varias horas de coche y de disfrutar conduciendo por carreteras muy pocos transitadas, con bonitos paisajes y muchas, muchas... ovejas.

 

Ver reportaje de: Ruta a alos fiordos: Haast / Wanaka / Te Anau (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

21/11/2012

  Fiordland - Milford Sound (Nueva Zelanda)

 

Tal como esperábamos ha sido un día estupendo. Desde el buen tiempo que nos ha acompañado todo la jornada, hasta la visita al fiordo "Milford Sound", pasando por los paseos a cascadas y lagos espejo.

Por la mañana temprano hemos salido en coche para cubrir los 120 Km. que hay desde "Te Anau" donde nos hospedamos, hasta el fiordo. Una buena carretera en la mayor parte del trayecto y una parada en "Mirror Lake", un lago que hacía de espejo a esas horas de la mañana y reflejaba unas preciosas montañas nevadas. Lo que para la vista era un regalo de la naturaleza, para la fotografía ha sido un suplicio por la gran diferencia de luz entre el lago en una profunda sombra y las montañas a las que el sol les daba de frente.

Hemos llegado con bastante tiempo de anticipación sobre el horario de salida del barco y nos ha sorprendido la cantidad de mosquitos que había en el parking, en donde conseguir comerme una manzana ha sido toda una odisea en la que creo que he comido más mosquitos que fruta, pero como todo alimenta no me quejo.

El paseo por el fiordo "Milford Sound" ha sido en un barco de la compañía "Juci" la que en nuestra anterior visita a las isla norte nos alquiló una furgoneta, y la verdad es que ha estado muy bien. Así como veíamos que otros barcos pasaban de largo algunas cascadas y una colonia de focas,

nosotros nos parábamos a ver del entorno mientras nos daban explicaciones, e incluso como era un barco pequeño conseguía colocarse debajo de los saltos de agua para disfrute de todos los pasajeros que intentábamos huir del chaparrón.

De vuelta al puerto, y de nuevo en el coche hemos ido retornando a "Te Anau" parando en diversos puntos en los que realizábamos cortos paseos para ir a cascadas y preciosos ríos con bosques lluviosos.

En resumen, un bonito día que esperamos que se repita mañana con nuestra visita a otro fiordo, menos visitado porque su acceso no es tan sencillo.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

22/11/2012

  Fiordland - Doubtful Sound (Nueva Zelanda)

 

Este segundo día de visita a fiordos no ha tenido como ayer el, tiempo de su parte. El día ha estado nublado y eso le ha quitado la espectacularidad que el cielo azul y el sol irradia en el entorno.

Nos han venido a buscar temprano por la mañana para llevarnos en autobús hasta "Manapouri" un pueblo cercano a "Te Anau", donde un bonito catamarán con grandes cristaleras y escénico permitían tener una visión permanente de todo el lago, el cual, nos ha llevado hasta el otro extremo donde se ubicaba una importante central hidroeléctrica.

Allí en otro autobús no han enseñado algunas de las impresionantes instalaciones de esta central, que en los año 60 fue construida con participación de profesionales de varios países en un proyecto de ingeniería muy novedoso. El lago "Manapouri" es quien nutre del agua para accionar las turbinas que se encuentran a 200 mts. de profundidad en la roca, a las que hemos accedido a través de un túnel de 2 Km. de largp horadado en la dura piedra de granito de la montaña. Una vez utilizada la fuerza del agua, es transportada otros 9 Km. para darle salida al exterior.

Después de esta visita y de nuevo en autobús nos hemos desplazado hasta el fiordo "Doubtful" parando en un mirador desde el que se tenía una preciosa vista panorámica de parte del fiordo.

En el embarcadero nos esperaba otro barco para realizar la travesía por el fiordo, lo que nos ha llevado 3 horas. Si bien, el paisaje estaba un poco triste debido al cielo nublado, el paseo ha sido agradable llegando hasta la línea de mar abierto, donde hemos avistado algún pingüino y una especie de focas con forma de oso.

 

En esa zona había bastantes nombres españoles de montes, pequeñas playas e islotes, debido a que el navegante español "Malaspina" fue quien primero se atrevió a explorar este fiordo. El Capitán Cook que fue quien lo descubrió no se atrevió a entrar en él, por sus dudas de poder girar para salir de nuevo ante su estrechez y vientos. De esas dudas viene su nombre "Doubtful".

La vuelta ha sido más rápida pero utilizando los mismos medios de transporte que como se puede apreciar, hace que la visita a este fiordo por su accesibilidad sea bastante menos concurrida que la del "Milford Sound". De hecho, la construcción de la central hidroeléctrica fuen quien hizo posible el que se pueda visitar este fiordo, ya que dotó de la infraestructura necesaria para poder llegar hasta él.

 

Ver reportaje de: Parque Nacional Fiordland (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

23/11/2012

  Te Anau / Papatowai (Nueva Zelanda)

 

Siguiendo nuestro itinerario hoy hemos llegado hasta la costa sur de la isla. Una ruta por una carretera de las denominadas escénicas que nos ha ido mostrando paisajes verdes muy abiertos, donde miles de ovejas parecían estar en la gloria dando cuenta de los ricos pastos que se veían.

El tiempo por la mañana era bastante bueno pero poco a poco se ha ido oscureciendo hasta terminar lloviendo por la tarde. Salíamos a la costa a la altura de "Colac Bay" y hemos continuado hasta "Invercargill" que es la población más grande de la zona, haciendo una parada necesaria para reponer la despensa que la llevábamos un poco escasa. Continuamos con nuestro sistema de prepararnos a poder ser todas las comidas del día, porque seguimos sin ver nada apetecible en la gastronomía de aquí. La tortilla de boquerones que pedimos en "Haast" nos quitó las ganas de ¡¡¡ experimentar !!! Salvo en las grandes ciudades donde la comida asiática impera en la oferta de restaurantes, en las poblaciones pequeñas te tienes que conformar con la "comida rápida" y realmente es difícil comer todos los días con ese plan.

La primera visita ha sido a "Fortrose", dentro ya de la zona denominada "The Catlins". Allí estaba un bonito faro y también nos han recibido una pareja de leones marinos que estaban tumbados plácidamente en la playa.


La siguiente parada era el punto más meridional de la isla, es decir, el trozo de tierra más saliente por el sur, que viendo las distancias existentes tanto al "Polo Sur" como al "Ecuador" desde ese punto, quiere decir que está más o menos en el centro entre ambas, lo que nos ha sorprendido porque pensábamos que Nueva Zelanda estaba más próxima al "Polo Sur".

Viendo los árboles que hay en la costa y como están tumbados, todo hace pensar que en invierno el viento debe soplar de forma impresionante, porque si hoy que el tiempo estaba tranquilo, la brisa era bastante fuerte y fresca, cuando realmente haga mal tiempo, el viento debe de arrasar, de ahí que los árboles parezcan que ¡¡¡ miran con pavor y tiemblan de miedo !!!

La última visita del día ha sido a "Curio Bay" donde un bosque petrificado se puede apreciar en marea baja, con sus marcas grabadas en las rocas planas. También hay abundante fauna principalmente al atardecer, cuando los pingüinos regresan de su día de pesca. En esta ocasión sólo hemos visto un león marino.

Día sin grandes acontecimientos y con paisajes agradables. Lo único especial que hemos visto han sido los árboles tumbados por la acción del viento, que parecían sacados de una película de ficción.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

24/11/2012

  The Catlins (Nueva Zelanda)

 

Continuando nuestro recorrido por "The Catlins", las 2 primeras visitas han sido fallidas porque estaban cerradas. Los desprendimientos habidos en el camino hacia la cascada "Mclean" implicaba riesgos, por lo que han cerrado el acceso. La siguiente en desgracia ha sido "Cathedral Caves", una cueva marina que se accede por la playa en marea baja y que el acceso también había tenido algún percance que ha obligado a cerrarlo.

Así que la primera visita efectiva ha sido a un minúsculo lago, que no tenía ningún interés y al que ni siguiera he tomado una sola foto. La cosa empezaba mal y ha empeorado cuando hemos ido a "Surat Bay" que según las guías siempre está lleno de animales y te aseguraban de ver muchos y hasta te daban consejos de como comportarte con ellos, porque podían perseguirte y corren mucho. Nosotros sólo hemos visto un león marino que estaba cómodamente tumbado y que ni tan siquiera se ha dignado a mirarnos.

Pero la cosa ha cambiado cuando pensábamos que todo en esta zona iba a ser igual. La visita a la cascada "Purakaunui" nos ha levantado el ánimo al ver su imagen de postal y su paseo por un profundo bosque lluvioso, de los que ya empezábamos a echar en falta.

Continuando nuestra ruta por los "Catlins" llegábamos a "Nugget Point / Tokatä Ligthouse" un bonito cabo con un faro y unas vistas realmente preciosas. Se podían ver los leones marinos en las rocas del fondo en su propio medio, unos durmiendo y otros peleándose, con lo que nuestro ánimo ha subido de forma considerable por el entorno en el que estábamos.

Como ya era hora de comer nos hemos acercado a "Kaka Point", un pueblo costero con playa en el que hemos parado para comernos los bocadillos. Nuestra sorpresa ha sido que al sentarnos en un banco teníamos delante y a escasos metros otro león marino, y es que nunca se sabe los lugares idóneos para avistarlos.

Abandonando los "Catlins" la carretera escénica por la que transitábamos nos ha llevado a "Dunedin" en donde hemos preparado con la ayuda del "Visitor Centre" las visitas de mañana a la cercana península de "Otago".

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

25/11/2012

  Península de Otago (Nueva Zelanda)

 

Con un plan perfectamente elaborado por Carmen en el que teníamos los lugares precisos donde poder ver pingüinos que son los que menos hemos visto, puesto que leones de mar te los encuentras en cualquier parte, nos hemos dirigido a la península de Otago, dispuestos a buscarlos por donde fuera menos en las reservas que te los ofrecen como atracción turística. Sabíamos que durante el día los pingüinos se van a buscar comida y vuelven al atardecer bastante tarde, pero no obstante, teníamos la esperanza de poder avistar algún despistado que se hubiera olvidado de ir a comer.

Pero no hemos visto ninguno, a pesar de ir a varios lugares en los que según las guías podías encontrarte con ellos. Hoy no ha podido ser y nos quedamos con la imagen del pingüino que vimos en "Doubtful Sound", que estaba en su medio natural.

Cuando llegábamos a la península el sol todavía resplandecía pero poco a poco se ha ido nublando y los paisajes perdiendo la vistosidad de los días claros. Lo que si se mantiene es una vegetación en su mejor momento, con flores que resplandecen y crean preciosas imágenes.

Cansados de buscar y no encontrar lo que queríamos, nos hemos vuelto a "Dunedin" para ver algunas cosas recomendadas de la ciudad, como la estación de tren de estilo eduardiano, que era realmente bonita con suelos de mosaico y vidrieras.

Aunque "Dunedin" no tiene grandes atractivos como ciudad, si cuenta con una calle muy especial, la "Baldwin St" famosa por ser la calle más empinada del mundo, ya que tiene una inclinación de 35 grados. Parece ser que si no eres capaz de subir y bajar en coche es que no te mereces el carnet de conducir, por lo que estaba muy concurrida subiendo y bajando coches, entre los que me he incluido yo. La verdad es que el peor momento no es cuando subes o bajas, claro está si confías en los frenos, sino que como es una calle estrecha debes maniobrar arriba para dar la vuelta, y es entonces cuando estás atravesado en la pendiente cuando más notas la inclinación. Además al tener el volante a la derecha te encuentras pensando si vas a volcar porque aprecias mucho más la inclinación del coche.

Una anécdota para un día flojo de los que suele haber en los viajes, porque no todo siempre puede ser espectacular. Si hay alguna parte prescindible en Nueva Zelanda, es esta zona sur y si se anda corto de tiempo es mejor dedicarlo a otras áreas. Mañana nos marcharemos hacia el monte "Cook", aprovechando los pronósticos de buen tiempo para los siguientes días.

 

Ver reportaje de: Costa sur de la isla sur (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

26/11/2012

  Dunedin / Parque Nacional Aoraki-Mt Cook (Nueva Zelanda)

 

Hoy nos ha cundido bastante el tiempo, ya que hemos realizado más de 400 Km. y aún nos ha dado tiempo de hacer un par de excursiones en el Monte Cook.

Siguiendo las indicaciones del Visitor Centre de Dunedin que nos aconsejaron una ruta para ir al Mt Cook en la que cambiaban los paisajes verdes tradicionales por otros, según nos dijeron ¡¡¡ desérticos y con mucho calor !!! abandonábamos el sur de la isla, dirigiéndonos de nuevo hacia el norte y por el interior.

La verdad es que no nos creímos lo del desierto y mucho menos lo del calor, pero hemos atravesado una zona que puede considerarse así, sobre todo porque no había nadie en las calles de algunos pequeños pueblos que hemos pasado. Si no desierto, al menos desértico si estaba y el paisaje ha cambiado rotundamente, desapareciendo la hierba y las ovejas.

La temperatura también se ha calentado y no porque hiciera sol, pero el caso es que hemos estado el resto del día en manga corta y eso que estábamos a 2.600 m. de altitud. Curioso este país que lo tiene todo: lagos, playas, fiordos, montañas, praderas, glaciares, volcanes y demás. Pensábamos que le faltaba desierto, y aunque no se puede considerar como tal, algo hay de ello, porque el color de la piedra basáltica recordaba a la existente en el Sahara, y hasta el cambio de temperatura ayudaba a creértelo.

Es como si la naturaleza hubiese utilizado a Nueva Zelanda como taller de pruebas de todo lo que quería poner en nuestro planeta probándolo primero aquí, para después de forma mejorada hacer sus grandes obras maestras repartidas por el resto de los países del planeta.

Llegábamos a primera hora de la tarde al Mt. Cook y después de enterarnos de las caminatas que hay, no hemos dirigido al lago Tasmania, a donde llega uno de los glaciares. El glaciar no es que fuera muy bonito pero el entorno en general era espectacular. Además con la suerte de cara, el cielo se ha ido abriendo nada más empezar a andar y ha terminado raso al atardecer.

Después hemos subido a un mirador para tener otra vista del mismo lago, en donde nos hemos encontrado con una pareja de argentinos que en la actualidad viven en Queenstown, pero que son tan viajeros que ya estaban pensando en su siguiente destino. Durante una hora hemos estado hablando de viajes y proyectos hasta que por falta de tiempo nos hemos tenido que despedir.

El atardecer ha sido realmente maravilloso, ya que nos hemos hospedado en un motel a unos 20 km. y desde donde había una vista del Mt Cook impresionante. La cena ha sido con un paisaje de lujo.

Mañana realizaremos un par de travesías y si amanece tal como se ha despedido hoy el día, seguro que pasaremos un día inolvidable en este bellísimo lugar.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

27/11/2012

  Parque Nacional Aoraki-Mt Cook / Fairlie (Nueva Zelanda)

 

Un estupendo día el que hemos pasado hoy en el monte. Aunque el tiempo no ha querido continuar como ayer a última hora, por lo menos ha respetado que pudiésemos visitar los principales puntos de interés de este parque nacional. Nubes altas, buena luminosidad, temperatura agradable para andar y algo de viento, han sido las características que nos han acompañado, primero a un mirador y después en un delicioso paseo de 3 horas para visitar el lago "Hooker", a los pies del Mt Cook y donde termina su glaciar.

Un paseo muy entretenido con cruce de 2 puentes colgantes que con el viento que hacía hoy se balanceaban mucho dificultando su paso. Otros tramos bordeaban el río hasta llegar al lago y hemos podido ver un alud de hielo de glaciar que ha provocado un gran estruendo aunque sin riesgo, ya que el lugar en el que se ha producido no era transitable.

A la vuelta por la tarde, hemos abandonado el parque nacional y tomado dirección a "Christchurch" parando a dormir en "Fairlie". Mañana continuaremos el viaje hacia la gran ciudad para ver como se ha recuperado del terremoto que ocurrió el año pasado, cuando precisamente el mismo día del suceso nosotros abandonábamos Nueva Zelanda desde su isla norte.

 

Ver reportaje de: Parque Nacional Aoraki/Mt Cook (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

28/11/2012

  Fairlie / Christchurch / Península de Banks (Nueva Zelanda)

 

Procedentes de Fairlie y por una carretera con muchísimo tráfico, lo que ya teníamos olvidado, llegábamos al mediodía a Christchurch intentando dirigirnos al centro de la ciudad, donde nos marcaba el GPS que se ubicaba el Visitor Center para recabar información de la zona.

Pues bien, ha sido imposible acceder al centro porque todo estaba vallado y en obras. En los accesos hemos visto cantidad de solares vacíos y limpios de escombro como esperando turno para edificar. En otros lugares y siempre en el centro, los operarios de las obras eran las únicas personas que se veían y numerosos edificios mostraban las cicatrices del terremoto. Pensábamos que ya estaría todo como antes del suceso pero todavía pasará mucho tiempo hasta recuperar la normalidad. Muchísimas tiendas con las verjas echadas, calles en obras y con reparaciones de las infraestructuras de los servicios subterráneos, vallados por todos los sitios, etc., daban una idea de lo que tuvo que ser el terremoto y por la desolación que aún se aprecia después de tanto tiempo, el impacto ambiental y en los residentes.

 

Nos ha parecido muy curioso la concentración del daño exclusivamente en el centro urbano, porque no hemos apreciado nada mientras entrábamos en la ciudad y eso que al ser normalmente casas de una sola planta, llevábamos varios kilómetros viendo una ciudad grande con cantidad de negocios y actividad en la periferia, como suele ser lo habitual. Sin embargo, la tenacidad de los comerciantes con tiendas en el centro, según hemos leído, les ha llevado a reorganizarse y hasta que vuelva todo a la normalidad, ofrecen sus productos en unas establecimientos que son contenedores reconvertidos.

Viendo esta situación y como realmente no había nada que ver en la ciudad hemos continuado viaje hasta la península de Banks, formada por 2 erupciones volcánicas que modelaron pequeñas bahías y puertos y que se sitúa a unos 80 Km. de Christchurch.

Dentro de la cadena de pueblos en sus orillas, "Akaroa" es el más importante y el que recibe el mayor número de visitantes, al estar considerado como "Histórico" por ser el primer asentamiento francés del país. En él, los descendientes de sus primeros pobladores conservan su propio estilo y utilizan nombres franceses en las calles. Un agradable lugar para dar un paseo por la orilla del mar.

Mañana está anunciado muy mal tiempo ¡¡¡ hasta posiblemente nieve !!! nos han dicho en la Oficina de Turismo, lo que nos parece una exageración. En Internet pronostican lluvia y temperaturas algo más frías, pero de ahí a nevar va un rato. Así que sobre la marcha decidiremos en función de como amanezca, si nos quedamos a visitar esta península de Banks, o si nos dirigimos a otro Parque Nacional en el interior.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

29/11/2012

  Península de Banks / Arthur's Pass (Nueva Zelanda)

 

Está visto que aquí también se confunden con los pronósticos ¡¡¡ de nevar nada de nada !!! es más, el día ha amanecido azul aunque después se ha ido nublando poco a poco y la temperatura ha bajado pero no mucho.

Nosotros como lo que vimos ayer no nos gustó demasiado y es que la costa este de esta isla está bastante poblada y por lo tanto, te encuentras con poca naturaleza virgen, hemos decidido marcharnos hacia la otra costa, la del oeste, en la que nos quedan algunas cosas por ver y de paso parar en el interior en el Parque Nacional Arthur's Pass", de camino por la ruta que en su momento era la habitual de los maoríes para cruzar entre las 2 costas.

La zona interior que atravesábamos por el centro de Canterbury, nos presentaba paisajes preciosos en esta época hasta que hemos llegado a la reserva forestal llamada "Craigieburn", en donde hemos visto que había un curioso entorno de rocas de limestone. El lugar se denominaba "Castle Hill" y ha sido escenario de varias películas, entre ellas "Las crónicas de Narnia".

 

Después de sacarnos un buen repertorio de fotografías subidos en las rocas, hemos continuado la ruta hasta llegar a "Arthur's Pass" en el que enseguida hemos recabado información de recorridos y cogido el motel "Artur's Pass Alpine Motel" para esta noche, saliendo seguidamente a realizar una visita a la cascada "Devils Punchbowl Waterfall" que ha resultado ser una bonita y alta caída de agua.

Hemos dejado para mañana el "Arthur's Pass Walking Track" de cerca de 3 horas, un recorrido clásico con varios puntos históricos y alguna cascada. Después seguiremos hasta "Greymouth" ya en la costa oeste. Persisten los pronósticos de que nevará a alturas inferiores a la que estamos hoy, así que mañana igual podemos esquiar aquí o tenemos que comprar cadenas para el coche. Esperemos que una vez más, se confundan los sabios meteorólogos.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

30/11/2012

  Arthur's Pass / Westport (Nueva Zelanda)

 

Esta vez el hombre del tiempo no se ha equivocado por mucho, porque esta noche ha nevado unos metros más arriba de donde hemos dormido. Esta descarga de nieve ha hecho que amaneciera un día bastante mejor de lo esperado y que nos pusiésemos en marcha para hacer el "Arthur's Pass Walking Track".

 

Cuando terminábamos el primer tramo que transcurría por un bonito bosque y llegaba hasta un mirador desde el que se podía ver una cascada que no tenía gran interés, hemos visto que el siguiente tramo llegaba hasta un parking de coches y que no presentaba ningún atractivo, por lo que hemos decidido darnos la vuelta y aprovechar el día bastante bueno que hacía para volver a recorrer la costa noroeste, en la que ya estuvimos cuando nos dirigíamos a los glaciares de Franz Josef y que el mal tiempo no nos permitió disfrutar de ella.

Hoy con una situación climatológica más benigna que la de entonces, pero sin embargo con más fuerza de mar, la hemos recorrido con tranquilidad y parando en todos los rincones que nos apetecían y sin mojarnos. Eso sí, hemos repetido parada en un café junto al Visitor Centre del Parque Nacional de Paparoa, que nos dejó un recuerdo muy agradable la vez anterior. En ese punto denominado "Punakaiki - Los Panqueques" que es el más visitado del parque, lo hemos recorrido de nuevo y visto algunos miradores que el viento y la lluvia nos impidieron acercarnos en su día.

La siguiente visita ha sido también repetición al "Truman Track", a través de su precioso bosque y pudiendo bajar a las rocas de una playa para tener mejor perspectiva de las bonitas formaciones que la erosión había realizado.

A media tarde llegábamos a Westport donde nos han dado la sorpresa en el mismo motel que estuvimos antes, de que se encontraba lleno y no quedaban plazas libres, si bien no hemos tenido problemas para encontrar otro de idénticas características, si no mejores. Tenemos intención de seguir subiendo por la costa hasta "Karamea" que tiene muy buena pinta por la información que tenemos.

 

Ver reportaje de: Parque Nacional Arthur's Pass (Nueva Zelanda)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 
 
 

 

© Viendomundo.com
Volver
 
ov