a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
 

Octubre -2013

 
         
   

01/10/2013

  St-Pierre (Reunion - Francia)

 

Hoy ha estado todo el día lloviendo. No obstante, como somos muy cabezones hemos intentado cumplir con el programa de ver el volcán "Le Piton de la Fournaise", pero la suerte esta vez no nos ha acompañado.

Después de desayunar salíamos del hotel lloviendo con insistencia y nos hemos dirigido a un "Carrefour" para comprar unas ensaladas y algo de fruta que hemos llevado en nuestra excursión al volcán. La subida en coche en sí ya es pesada, porque a las interminables curvas que hay a lo largo de los casi 40 Km. de ascensión, íbamos acompañados en gran parte de ellos por un denso tráfico, al transcurrir por una carretera nacional que cruza la isla de este a oeste.

La luminosidad que se apreciaba entre la niebla auguraba algo similar a lo que ocurrió ayer, que cuando rebasamos determinada altura emergimos de las nubes y nos encontramos con un sol resplandeciente. Pero no ha ocurrido lo mismo. Superada la altura de ayer hemos seguido ascendiendo entre curvas y niebla cada vez más densa acompañada de lluvia que ha hecho que parásemos en un arcén para comer las ensaladas, a la vista de que el tiempo no mejoraba en absoluto.

Media vuelta y retorno hasta "St-Pierre" con la intención de ver por lo menos la ciudad. Cuando llegábamos no llovía, pero enseguida ha comenzado a chispear y cansados de no encontrar nada que nos interesase de la ciudad, nos hemos dirigido a nuestro hotel "Le Sud" en un pueblo llamado "Le Tampon", a disfrutar de la preciosa habitación que tenemos a 2 niveles, con bañera de hidromasaje incluida.

Mañana los pronósticos indican mal tiempo de nuevo, y volveremos al hotel anterior en "Saint Gilles Les Bains" que al ser un estudio, nos permite tener más independencia e incluso comer a nuestro antojo, gracias a la cocina con horno y frigorífico que tiene. A la espera de que cambie el tiempo y podamos intentar de nuevo subir al volcán "Le Piton de la Fournaise" que se nos está haciendo de rogar.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

02/10/2013

  Circo de Cilaos (Reunion - Francia)

 

La lluvia pronosticada no ha llegado y hemos podido ver algo del "Circo de Cilaos". Mejor dicho, lo que hemos visto son los valles de acceso y el pueblo, porque las nubes cubrían los picos que conforman el circo.

Llevábamos dirección hacia el norte de la isla por la costa oeste, cuando a la altura de "St. Louis" divisábamos las montañas con nubes pero también con algunos claros entre ellas, lo que nos ha animado a dirigirnos hacia allí. La carretera ha discurrido por un profundo y estrecho cañón que en muchas ocasiones no daba para que entraran 2 coches y a base de golpes de bocina y paradas para ceder el paso, avanzábamos con un precioso paisaje de pueblos como telón de fondo. La ruta era realmente abrupta con muchísimas curvas, bastante desnivel y un par de túneles en los que todavía no entiendo como conseguían atravesar los autobuses que unen los pueblos y hasta pesados camiones que parecían ser más grandes que el hueco de entrada.

 

Los kilómetros transcurrían muy lentamente porque el coche además de pequeño utilizaba combustible diesel, lo que originaba que después de cada curva debiera introducir la primera marcha, para que tuviese la suficiente fuerza como para remontar las empinadas cuestas.

El pueblo de "Cilaos" nos ha recibido como un florido parque en el que se veía una especial atención en los jardines de las casas para engalanarlos de colores a juego con sus fachadas criollas. Una visita a la Oficina de Turismo para obtener los puntos de interés a visitar, aunque los hayamos dejados para dentro de un par de días cuando el pronóstico del tiempo es mejor para disfrutar de los paisajes, junto con la compra de un vino propio del pueblo que se toma como aperitivo, ha cumplido con una visita agradable que esperamos repetir en mejores condiciones.

Un día mejor de lo que esperábamos viendo una parte de una de las principales atracciones de la isla, cuando realmente creíamos que el día lo pasaríamos leyendo en el hotel a cubierto de la lluvia.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

03/10/2013

  Saint Gilles Les Bains (Reunion - Francia)

 

Al contrario de ayer, la mejoría del tiempo anunciada se ha convertido en un día gris, ventoso y hasta con chaparrones en algunas zonas. Ante esta perspectiva nos hemos dirigido a visitar los pueblos del nordeste de la isla: Ste. Marie, Ste. Suzanne, St. Andre, etc. pero ni la costa ni los pueblos nos han ofrecido un mínimo de interés. Ya sabíamos que era la zona menos atractiva de la isla, pero no pensábamos que fuera tan fea.

Para todo ello, hemos tenido que soportar grandes atascos en las vías próximas a Saint Denis, en ambos sentidos, empleando más tiempo en los desplazamientos de lo que esperábamos y todo para no encontrar nada que nos permitiera simplemente matar las horas dando un paseo.

Así que a la vista de ello, nos hemos vuelto a Saint Gilles Les Bains, donde tenemos el hotel y encontrado mejor tiempo, lo que nos ha permitido estar tirados en la piscina leyendo los ebooks hasta hartarnos, en los que llevamos toda una librería con más de 800 novelas de todos los géneros.

Mañana veremos que nos depara la climatología y si podemos acercarnos de nuevo a "Cilaos". Con el permiso del tiempo puede que hasta consigamos ver el circo de montañas que lo rodea y algunas cascadas recomendadas.

 

Ver reportaje de: costa oeste de la isla (Reunion - Francia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

04/10/2013

  Circo de Cilaos / Circo de Grand Bassin / Volcán Piton de la Fournaise (Reunion - Francia)

 

Hoy el día nos ha dado mucho de si. El buen tiempo que encontrábamos mientras nos desplazábamos, nos ha permitido a primera hora de la mañana repetir la visita a "Cilaos" y aprovechar el cielo despejado para poder ver el enorme circo de paredes verticales que forman las montañas, circulando por carreteras con miles de curvas empotradas en la roca y que ni se aprecian en un paisaje tan abrupto.

Hemos parado a comer en una zona especialmente preparada de las muchas que hay en la isla y cuando nos montábamos en el coche, una señora que venía andando nos ha pedido que la acercásemos al pueblo. Era tunecina y estaba casada con un isleño. Venía andando desde el "Circo de Mafate" lo que le ha costado 5 horas y nos ha corroborado que tal como comentábamos cuando lo vimos desde un mirador hace unos días, no hay transporte salvo el helicóptero y los desplazamientos hay que hacerlos andando. No nos hemos atrevido a preguntarle cuando iba a volver a su casa y si las 5 horas de paseo habían sido para hacer un recado en el pueblo de "Cilaos", pero hay que reconocer que los inconvenientes de estar incomunicados por carretera son grandes, aunque lo que si estaba comunicada era por teléfono móvil porque le ha sonado varias veces.

El siguiente destino ha sido el circo de "Grand Bassin" que lo hemos decidido visitar al ver que las nubes de las montañas parecían respetar esa zona, así que de nuevo, tras cientos de curvas de bajada de "Cilaos" más otros cientos de subida, llegábamos al mirador para admirar otro paisaje con un pueblo y una preciosa cascada en el fondo.

Era ya media media tarde y la situación de este último circo era cercana al volcán "Le Piton de la Fournaise", aunque no se podía ver la cima. Lo que si veíamos eran zonas muy nubosas con otras más despejadas y después de discutir sobre si merecía la pena intentar subir al volcán y aprovechar la posibilidad de poder verlo sin nubes, o dejarlo para mañana, hemos pensado que mejor intentarlo hoy mismo y si no era posible, hacerlo mañana de nuevo.

Después del 4º tramo de cientos de curvas ascendiendo hasta superar los 2.000 metros y de entrar y salir varias veces en zonas de niebla, nos hemos encontrado con el volcán totalmente limpio de nubes, con un sol de atardecer espectacular y nos hemos felicitado por la decisión tomada.

En resumen, un precioso día bastante movido por la cantidad de kilómetros a realizar por carreteras de montaña y miles de curvas, pero satisfechos de haber visto las principales atracciones naturales de la isla, lo que ya nos estábamos cuestionando, ante la climatología de los días anteriores.

Ver reportaje de: costa este de la isla (Reunion - Francia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

05/10/2013

  Circo de Grand Bassin / Volcán Piton de la Fournaise / Circo de Salazie (Reunion - Francia)

 

Es difícil organizar algo de antemano en esta isla y aún cuando te levantas por la mañana y ves todo el cielo despejado, probablemente cuando llegues a tu destino habrá cambiado la situación, unas veces para peor y otras para mejor. Así que sin fiarte de lo que veas cuando sales del hotel, debes llegar a donde tenías previsto y ver "in situ" lo que la isla te quiera enseñar.

Hoy sin ir más lejos, salíamos en coche por la mañana con todo el cielo azul, salvo una nube en la lejanía, la cual estaba precisamente en el "Circo de la Grand Bassin", lugar al que nos dirigíamos con la intención de hacer una caminata de bajada a una bonita cascada que vimos ayer desde el mirador. Pues bien, cuando hemos llegado se veía como entraban ya cantidad de nubarrones y cuando comenzábamos a bajar ha empezado a llover, teniendo que abandonar la idea del paseo.

Enseguida nos ha cubierto la niebla y nubes por todos lados y entre ellas nos hemos dirigido al volcán "El Piton de la Fournaise", que está a más altura y que sin embargo nos lo hemos encontrado despejado. Allí si hemos podido disfrutar del espectacular paisaje volcánico y realizar una pequeña caminata hasta un pequeño cráter a pie del volcán.

Por la tarde nos hemos dirigido hacia el "Circo de Salazie", con importantes cambios de temperatura: 12 º en el Volcán, 27 º en la costa y 16 º en Salazie. Teníamos reservado hotel en el pueblo y por primera vez en los 7 años que llevamos viajando por el mundo, hemos tenido problemas con la reserva. A pesar de tenerla confirmada, en el hotel nos han dicho que estaban de obras y que no las habían terminado, pero que nos esperaban en otro hotel en "Hells Bourg". Cuando hemos llegado al nuevo hospedaje, ha resultado ser un albergue de literas y sin baño, y como habíamos ya pagado 70 € y el albergue costaba 15€ cada uno, hemos vuelto a protestar y a realizar una reclamación. Al final nos han enviado a otro hotel llamado "Econolodge" en el que disponemos de todo un estudio que parece ser de alguien que pinta, con habitaciones y baño de diseño para nosotros solos.

Mañana será nuestro último día en la isla y esperamos poder despedirnos con un magnífico día en el que podamos disfrutar de este maravilloso lugar que ya hoy cuando hemos llegado hemos podido vislumbrar. Altísimas paredes verticales nos rodean de las que caen varias cascadas y que serán un excepcional final de nuestra visita a Reunion.

Ver reportaje de: norte de la isla (Reunion - Francia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

06/10/2013

  Circo de Salazie / Saint Denis (Reunion - Francia)

 

El último día la isla de Reunión se ha portado con nosotros y nos ha querido enseñar el último sistema montañoso que nos faltaba por ver. El circo de "Salazie" sobre el que se erige el "Piton des Neiges", que con sus 3.069 mts. es la montaña más alta de Reunión.

Después de desayunar en el precioso jardín del hotel Ecolodge "Le Kan Sézart" en el que hemos pasado la noche y que seguro que costaría más de lo que nosotros habíamos pagado por el hotel que habíamos reservado en un principio en "Salazie", nos hemos despedido de la simpática y amable propietaria/artista "Alicia", que nos ha avisado de que tengamos cuidado en nuestra visita a "Madagascar" porque parece ser que ha habido un linchamiento a 2 extranjeros.

Primero hemos subido a "Ilet a Vidot" pero no hemos conseguido una buena perspectiva de paisaje y hemos optado por hacer otra ruta que subía a "Grand Ilet" desde donde si hemos tenido unas preciosas vistas.

Como ya se empezaban a introducir la nubes de rigor, hemos salido de las montañas y dirigido a la costa oeste para comer en la playa, aunque el cielo allí también estaba cubierto y no nos ha apetecido bañarnos. Por la tarde, retorno a "Saint Denis" al hotel "Central" bastante cercano al aeropuerto, donde pasaremos esta última noche y mañana volaremos rumbo al destino más importante de este viaje, "Madagascar", país en el que tenemos puestas muchas expectativas y en el que esperamos ver muchos lémures y baobabs.

 

Ver reportaje de: Montañas del interior (Reunion - Francia)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

Resumen

 

Los 11 días que hemos pasado en la isla, resultan más que suficientes para apreciar lo que ofrece Reunion. La costa, salvo la del oeste donde se concentran algunas playas y los principales hoteles turísticos es la más visitada, pero lo realmente interesante está situado en el interior. Montañas que ejercen de barreras a pueblos inmersos en la naturaleza, en muchos casos sin acceso por carretera son la principal atracción que si se visita la isla no hay que perderse. Los circos de: Mafate, Salazie, Cilaos y Grand Bassin con sus miradores, permiten admirar una dura y curiosa orografía en la que emergen picos puntiagudos denominados "Pitones".

Y culminando las montañas, el volcán "Piton de la Fournaise" activo en la actualidad y de paisaje lunar, aporta una serie de preciosos paseos. Por lo tanto, el senderismo podría decirse que es lo que justificaría una visita a la isla de la Reunión, pero teniendo en cuenta que lo que se va a encontrar en cuanto a cultura y forma de vida, es un departamento francés de ultramar, es decir, una mezcla de cualquier población que puedes encontrar a partir de Hendaya, pero con algo más de gente de color que juega a la petanca.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

07/10/2013

  Saint Denis (Reunion - Francia) / Antananarivo (Madagascar)

 

Cambio de país, cultura y mucho más. Si cuando llegamos a la isla de la Reunion, decíamos que parecía que estábamos en casa, después de más de 15 horas de avión, hoy en una sola hora hemos entrado en lo que se podría llamar el África profunda. Poco turismo, mucha gente de color llenando las calles en donde todo se compra y se vende y en definitiva lo que en principio veníamos buscando.

Con una hora de retraso embarcábamos en la isla de la Reunion con "Air Austral " y llegábamos a Antananarivo con cambio horario, recuperando una hora respecto a nuestro país, por lo que en la actualidad la diferencia horaria que tenemos con casa es de solo 1 hora más. Después de esperar los lentos trámites de entrada al país en inmigración, nos encontrábamos con "Andry" de la agencia "Madagascar-tour-guide" con la que teníamos contratado un coche con chófer y que nos estaba esperando en la entrada. Madagascar es de los países en los que te cuesta menos dinero alquiler un coche con conductor que hacerlo por las multinacionales agencias de alquiler, teniendo en cuenta además que para algunas rutas se requiere un 4W4, lo que encarece todavía más.

Nos ha llevado al hotel "Sakamanga" que ha resultado ser un precioso hotel con todas la comodidades incluida piscina, por la módica cantidad de 30 € la habitación doble. Con "Andry" hemos estado repasando las rutas y el coste aproximado que tendríamos en comidas, hoteles, entradas a parques, etc. y como solucionar el pago de su factura porque querían en efectivo y no llevábamos suficientes euros. Así que en un banco hemos podido sacar con la tarjeta Visa y pagarle su factura. La primera impresión de "Andry" ha sido buena por la forma en que se ha comportado con nosotros aclarándonos todas las dudas que teníamos, e incluso nos ha hecho una aproximación del coste total que nos supondrá la visita a la isla.

Una vez solucionado el tema del dinero por ahora, hemos salido a una primera toma de contacto con la capital, mezclándonos con la muchedumbre que llenaba las calles y de los miles de tenderetes en los que se vendía de todo lo imaginable.

Como contrapunto al maremagno de la calle, algunos edificios oficiales con arquitectura afrancesada aparecían como estandartes de un desarrollo económico en potencia.

También esta tarde, ya hemos empezado a ver flora autóctona que con anterioridad nunca habíamos visto y en la que esperamos profundizar en los próximos días.

Una cena de gastronomía malgache en el restaurante del hotel, del que nos han dicho que era el mejor para probar la cocina local, ha puesto fin a este primer día en Madagascar. Mañana temprano saldremos en coche hacia el oeste de la costa, para visitar el primer Parque Nacional.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

08/10/2013

  Antananarivo / P. Nac. Ankarafantsika (Madagascar)

 

Primer día completo en "Madagascar" y nos hemos pasado 10 horas en coche desplazándonos por carretera hasta llegar al Parque Nacional de "Ankarafantsika", situado al noroeste de ¡¡¡ Tana !!! como comúnmente se le llama a "Antananarivo".

A las 7 H. de la mañana abandonábamos el precioso hotel "Sakamanga" y salíamos de la capital del país, cruzando las barriadas periféricas llenas de gente y de suciedad, donde cerca de 8 millones de personas se apiñan entre basura y tenderetes de venta.

Conforme salíamos de la gran urbe, el paisaje iba mejorando y se mostraba más limpio, porque realmente donde están las personas es donde está la suciedad. Zonas agrícolas en las que predominaban los campos de arroz iban desfilando ante nuestro ojos, mientras avanzábamos a duras penas por una carretera que en cada población, significaba el caos por los tapones que se formaban de gente, coches y animales.

A partir de ahí hemos subido a un altiplano por el que ya no había ni tráfico ni pueblos y con un paisaje abierto y de color típico africano que nos recordaba a nuestro anterior viaje a Botswana, hemos continuado circulando hasta la hora de comer.

Por la tarde, nos hemos encontrado con el problema de que un puente estaba cortado al tráfico porque unas planchas metálicas que hacían de suelo, se habían rajado y estaban soldando unas nuevas. Una enorme fila de coches estaban esperando a que se reabriera el puente en un par de horas y cientos de personas se lo habían tomado con tranquilidad, tumbándose a la sombra porque el termómetro marcaba más de 36 º. Pero la ventaja de llevar un 4W4 nos ha venido bien y con un chaval delante marcando la profundidad del río, nuestro chófer "Rija" que según nos ha contado había estudiado 3 años de medicina hasta comenzar a trabajar, lo ha cruzado a toda velocidad para no encallar y sin nosotros dentro, que habíamos optado por aligerar de peso el coche, cruzando andando por el puente. Esto ha servido de entretenimiento para todos los que estaban en el puente, supongo que con envidia de haber resuelto tan fácil y rápidamente un problema que ha ellos les iba a llevar varias horas.

Sobre las 5 H. de la tarde llegábamos al Parque Nacional y al ir al hotel en el que nos habían reservado en la agencia, hemos visto que nos daban una mísera habitación sin baño, y como no tenían nada más libre, el propio guía nos ha acompañado al pueblo "Andranofasika", distante 4 Kms. en donde hemos encontrado los bungalows "Blue Vanga lodge", muy bonitos en los que nos quedaremos un par de días. Sólo hay electricidad de 6 a 11 de la noche, pero el lugar nos hace sentir que estamos en un poblado de África y la puesta de sol así lo ha confirmado.

Mañana tenemos un día apretado de actividades que comenzaremos a las 6 H. de la mañana para ver animales, bahobabs y un cañón, lo que nos llevará casi todo el día vagando por el parque.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

09/10/2013

  P. Nac. Ankarafantsika (Madagascar)

 

Si ayer fueron 10 horas en coche, hoy las han sido andando por todo el parque. Con nuestro guía "Gabriel", antiguo maestro de: Historia, Francés e Inglés, que dejó de serlo por el mísero sueldo que le pagaban para convertirse en guía del Parque Nacional, salíamos por los senderos del bosque a la búsqueda de: lémures, pájaros, reptiles y familiarizarnos también con la flora, baobabs incluidos.

Los primeros lémures que hemos visto eran de la familia "sífaka" y parecían pertenecer al mismo grupo. Saltando de rama en rama con gran agilidad y armando bastante escándalo. Cuando estábamos delante de un árbol que tenía un tronco muy bonito a franjas de distinto color, Gabriel nos ha explicado que era un árbol muy curioso y muy querido por los lémures, ya que es el único árbol que tiene 2 temperaturas distintas, una en la parte clara y otra en la parte más oscura, de forma que cuando los lémures tienen calor se agarran al árbol por la franja que les interesa y viceversa.

Durante 3 horas hemos estado recorriendo el bosque lentamente cámara en mano e inmortalizando numerosos pájaras y reptiles, que representan la mayor parte de la fauna en la isla de Madagascar.

 

Después del salir del bosque nos hemos dirigido a ver unos baobabs, que si bien no eran nada especial respecto a los que ya habíamos visto en Botswana y Zimbabwe, debían tener la especial cualidad de ser los 2 únicos ejemplares de su clase en el mundo, muy altos y delgados.

Un descanso para comer y dejar pasar las principales horas de calor y de nuevo nos hemos introducido en el mismo bosque de la mañana, para ver otra vez la fauna en pleno apogeo. Al atardecer salíamos del bosque en dirección al cañón "Ankarokaroka" que nos ha dejado boquiabiertos, porque no habíamos oído hablar de esta maravilla de la naturaleza, ni "Lonely Planet" la mencionaba. Nos hemos dado de frente con él mientras andábamos por la sabana, y los fuertes colores resaltados por la hora que era, más la diversidad de tonalidades y la verticalidad de las paredes que se elevaban desde el fondo del cañón, creaban el escenario perfecto para una de esas películas de cienciaficción que se ruedan hoy en día.

El retorno por la sabana ha sido fabuloso por la puesta de sol

y cuando entrábamos en el bosque de nuevo, estaba ya anocheciendo y encendiendo nuestras linternas, hemos comenzado el tour nocturno de ver numerosos ojos brillantes de lémures en los árboles que nos observaban, supongo que preguntándose, ¡¡¡ que coño podíamos estar haciendo allí de noche. !!!

Precioso día para recordar por haber visto los primeros lémures "Sífaka" y sobre todo, por haber presenciado una de esas maravillas de la naturaleza reservadas sólo para unos pocos privilegiados, por su remota situación no parece ser un lugar muy conocido.

 

Ver reportaje de: Parque Nac. de Ankarafantsika (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

10/10/2013

  En ruta: P. Nac. Ankarafantsika / Antsohihy (Madagascar)

 

Vuelta a la carretera para desplazarnos hacia el norte. Las distancias en Madagascar son muy grandes y nos ha llevado algo más de 6 horas llegar a Antsohihy. Nos hospedamos en el hotel "Paradisier" con aire acondicionado, lo que es de agradecer por el tremendo calor que hace. Hasta la cena de hoy ha sido mejor que otras veces, en la que he probado "lengua de Cebú" que estaba muy buena. Hay que decir que ha sido el hotel más barato, porque con la cena y un ligero desayuno nos cuesta 30 € los dos.

De camino, numerosas poblaciones, mercados, campos trabajados, familias en los ríos, etc, han ido llenando nuestras retinas con un colorido que sólo se consigue en esta parte del mundo y nada mejor que echar un vistazo a las imágenes para hacernos una idea de lo que te encuentras en la vida cotidiana del pueblo malgache.

Mañana continuaremos ascendiendo hacia el norte, haciendo alguna parada para observar a los lémures llamados de "Ojos Azules" y alguna plantación de cacao, para después acercarnos el Parque Nacional de "Ankarana".

 

 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

11/10/2013

  En ruta: Antsohihy / Parque Nac. de Ankarana (Madagascar)

 

Después de la parada de ayer para hacer noche, hoy salíamos a las 7 h. de la mañana aprovechando las horas de menos calor, para coger el mejor momento en el avistamiento de los lémures "Blue Eyes", que son muy esquivos y no están acostumbrados a las visitas humanas.

Cuando hemos llegado al pueblo cercano al bosque donde habitan, nuestro chófer "Rija" se ha puesto en contacto con algunos jóvenes del pueblo que primero han ido a ver si encontraban a los lémures y llevarnos posteriormente hasta el sitio concreto. Casi nos derretimos esperando a que volvieran y nos han acompañado hasta la zona en la que los habían visto.

Nos ha costado bastante encontrarlos y saltaban como locos de rama en rama, haciendo realmente imposible tomarles una fotografía con tranquilidad, así que he puesto la "alta velocidad" a la cámara y me he hartado de hacer ráfagas para después buscar en el ordenador las mejores tomas. Y esto es lo que he conseguido:

La comida la hemos realizado en "Ambanja" para visitar a continuación una plantación de cacao situada en la salida del pueblo. Al margen de la creación de chocolate, aquí también se come como un fruto más, guardando los huesos para secarlos y elaborar el definitivo cacao.

De nuevo en carretera, hemos tardado más de 3 horas en llegar a nuestro destino, circulando por una carretera muy deteriorada que parece que sigue en esas condiciones hasta la costa norte de la isla. En ruta seguimos viendo bonitas imágenes de la vida malgache que nos ayudan a pasar las horas de coche.

Llegados a la reserva forestal de L'Ankárana, el guía nos ha explicado la ruta de mañana con un paseo de unas 5 horas en el que veremos: más lémures, formaciones rocosas y puentes colgantes.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

12/10/2013

  Reserva forestal de L'Ankárana (Madagascar)

 

Un día bastante duro de caminar que aunque no han sido excesivas las horas empleadas, el impresionante calor ha agudizado la sensación de agotamiento. Nosotros que habitualmente solemos beber poco cuando salimos a andar, hoy ante la advertencia de nuestro guía "Edor", que curiosamente se llama como algunos amigos me llaman a mí, y que ha insistido en que llevásemos varias botellas para hacer frente al calor, hemos bebido en las 5 horas que ha durado el recorrido, 3 litros de agua. Todo un récord para nosotros.

Como es habitual y evitando las horas centrales del día, salíamos a las 7 H. de la mañana a recorrer el bosque de la reserva forestal de L'Ankárana", dirigiéndonos en primer lugar hasta el cauce de un río ahora seco y que según nos ha explicado el guía suele alcanzar más de 10 m. de altura en su caudal en época de lluvias, arrastrando con inmensa fuerza todo lo que se le pone por delante. En una zona del cauce se abría un impresionante agujero que se debe tragar el agua que desaparece en su interior, creando una enorme catarata.

A esa hora daba gusto pasear por el bosque en el que ráfagas de aire te refrescaban constantemente y en donde hemos visto algunos lémures nocturnos que a esa hora estaban durmiendo, eso sí, con los ojos abiertos.

En el recorrido numerosas variedades de árboles denominados de bosque seco, eran el hogar de numerosas salamandras, pequeñas culebras y numerosos pájaros hasta que lo hemos abandonado y entrado en el infierno de la temperatura del tsingi (extensión de roca basáltica). Los árboles han dado paso a arbustos que crecían entre las rocas y la sombra ha desaparecido. Caminar por estas pequeñas rocas lentificaba la marcha y el sol aunque todavía no estaba alto, nos castigaba sin piedad. Hemos comenzado a beber sin parar hasta llegar a la zona denominada de los "Bridges" porque hay un par de puentes colgantes para salvar unos barrancos.

Controlando el agua que nos iba quedando hemos iniciado el regreso suspirando por llegar de nuevo al bosque y recibir con alegría el viento reconfortante y la sombra.

Un malentendido entre el chófer "Rija" y el guía "Edor"en cuanto a la hora de ir a buscarnos con el coche, ha originado tener que andar un kilómetro más al ver que no estaba a tiempo. Pensando que hubiera podido tener algún percance hemos decidido ir por el camino a ver si nos encontrábamos, como así ha sido al final.

Día más que cansado, agotador por el calor en un entorno del que esperábamos algo más de interés. Mañana subiremos hasta "Diego Suárez" en el extremo norte para contemplar los que dicen ser unos preciosos paisajes costeros.

Ver reportaje de: Reserva forestal de L'Ankárana (Madagascar)

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

13/10/2013

  Reserva forestal de L'Ankárana / Diego Suárez-Antsiranana (Madagascar)

 

Último tramo para llegar al norte de Madagascar, a una de las poblaciones más importantes de la isla,"Diego Suárez" o "Antsiranana" en malagasi como aquí dicen. Es un puerto importante en donde recalan muchos barcos de pesca españoles, principalmente en la época del atún.

De camino, primero debíamos de ver uno de los puntos más interesantes del norte. Otro tsingi al estilo del de ayer, pero éste de piedra caliza y de color rojo, de ahí su nombre "Tsingi Rouge". Durante todo el trayecto el cielo ha estado cubierto de nubes y cuando hemos entrado en el parque, incluso después de haber pagado, ha empezado a llover junto a una densa niebla que impedía ver el tsingi. Hemos dado media vuelta y como en un par de días pasaremos por aquí de nuevo en dirección contraria con destino a "Ambanja", lo intentaremos de nuevo a ver si tenemos mejor suerte. También hemos preguntado si nos valdrían las entradas ya pagadas y nos han dicho que sí.

Cuando llegábamos a "Diego Suárez - Antsiranana" después de recorrer 100 Kms. en 3 horas por una carretera asfaltada pero en la que sólo podían circular 4W4, por los profundos baches, ha vuelto el sol de nuevo, acercándonos al hotel "Imperial" para dejar el equipaje. Después de los hospedajes de los últimos días, este nos ha parecido estupendo, porque tiene aire acondicionado y eso en las ciudades donde no corre nada de aire, es imprescindible si quieres dormir. Nos ha sorprendido que la recepcionista hablase español y nos ha dicho que vienen muchos marineros de nuestro país, por lo que nuestro idioma es bastante utilizado.

Y debe ser cierto, porque en el restaurante donde hemos comido, la persona que nos ha atendido que era argelina, también hablaba español, porque según nos ha dicho había trabajado un par de años en "Tudela", por lo que conocía bastante bien nuestra zona. También algún cliente que ha entrado después en el restaurante se ha puesto a hablar con él en nuestro idioma, siendo en la única población de la isla en el que lo hemos oído hablar.

Mañana subiremos al Parque Nacional de "Amber" en nuestra continua búsqueda de naturaleza en cualquiera de sus formas: fauna, piedras, flora, cascadas y demás.

 

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

14/10/2013

  Diego Suárez-Antsiranana / Parque Nac. de "Montagne D'Ambre" / Ramena (Madagascar)

 

El día de hoy ha sido muy mediocre. Una visita al Parque Nac. de "Montagne D'Ambre" que está situado a escasos kilómetros de "Diego Suárez", no ha resultado nada interesante y lo único que hemos hecho ha sido andar 3 horas por un bosque sin ver lémures, salvo al final del paseo y en la lejanía de los árboles.

Por primera vez nuestro chófer "Rija" se ha retrasado al venir a buscarnos al hotel. En los días anteriores un par de veces nos habían parado los gendarmes en los numerosos controles de carretera que hay a lo largo de la isla, y le habían ¡¡¡ cazado !!! con el permiso de conducir caducado desde agosto. En una ocasión le habían multado y en otra una amenaza de suspenderle el permiso de trabajo durante 8 meses, si en un par de días, cuando volvamos por "Ambanja" no le presenta al mismo gendarme el permiso renovado. Así que esta mañana ha realizado las gestiones y por eso ha llegado tarde.

Después de 1 hora y media de carretera, entrábamos en el parque y recogíamos al guía que nos iba a acompañar por el bosque, cumpliendo el requisito de pagar por un servicio en el que además de no estar interesados, nos molesta porque no nos deja andar a nuestro aire.

Debemos de aguantar clases magistrales de botánica, cuando lo que buscamos son cosas menos técnicas pero más espectaculares. Para colmo, en el bosque hoy no había nada, resultando un paseo monótono en el que hemos aligerado el paso para terminar cuanto antes, no dando opción al guía a hablar y pasando casi de largo una pequeña cascada con muy poca agua y un lago llamado ¡¡¡ atractivo !!! en malgache.

 

De lo único que me acuerdo de todo lo que nos ha contado el guía, es que el nombre del parque "D'Ambre" proviene del nombre de la resina blanca de este árbol y que se utiliza en las iglesias por el buen olor que despide.

De vuelta a "Diego Suárez/Antsiranana", en lugar de quedarnos en la ciudad nos hemos ido a un pueblo de pescadores llamado "Ramena" distante a 12 Km., donde nos hospedaremos un par de días en el hotel "Case en Falafy", que anuncia hasta piscina, pero que en realidad es bastante pobre en todos los sentidos. Sin embargo, la cena ha sido estupenda y barata, ya que Carmen por 3 € ha cenado un enorme plato de langostinos y yo por 4 €, brochetas de: langostinos, mero y calamar.

Mañana iremos a hacer un recorrido por las llamadas "3 bahías" con el correspondiente y obligado guía, que lo único que pedimos es que esté callado y no nos suelte clases de colegio, recitando como un loro lo aprendido en unas cuantas horas: el número de especies distintas de árboles que hay en Madagascar, el número de especies de aves, el número de clases de lémures, el número...., el número...., recibiendo la misma clase todos los días y con referencias a los nombres en latín, que da mucho nivel.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

15/10/2013

  Ramena / Tres Bahías: Salakava, Pidgeon y Dunas (Madagascar)

 

Otro de esos bonitos días que disfrutas viendo paisajes preciosos de una costa que en principio nos había parecido bastante monótona, pero que hoy recorriendo durante más de 3 horas las "3 bahías: Salakava, Pidgeon y Dunas", hemos podido comprobar que eran de esos pocos sitios todavía vírgenes, porque estábamos la mayor parte del tiempo solos y cuando hemos encontrado a otras personas, se trataba de pescadores realizando una pesca un tanto ancestral, lo que incrementaba todavía más la sensación de haber retrocedido algún siglo en el tiempo.

Para las 8 de la mañana ya empezábamos a andar de la mano de un guía del pueblo, muy educado y que era capaz de andar descalzo por afiladas rocas sin perder la compostura. Sólo hablaba francés, por lo que la principal parte de la comunicación la ha llevado Carmen, aclarándonos dudas respecto a como suben y bajan las mareas y demostrándonos durante toda la mañana que era bastante culto. De hecho, todos los guías y chóferes con los que hemos tratado por ahora, nos han sorprendido por su esmerada educación, respondiéndonos a todas las preguntas que les hacemos y suelen ser bastantes.

La primera bahía que hemos atravesado por la playa ha sido la llamada "Salakava" en la que hemos visto algún pick-up lleno de tablas de kitesurf esperando a que mejorara el tiempo porque al principio llovía y con viento. La siguiente bahía se llamaba "Pidgeon" en la que había algunos pescadores. Por lo demás, la costa transcurría con pequeños acantilados mezclados con playas de arena blanquísima y aguas azul turquesa, creando un paisaje precioso. Por último llegábamos a la bahía "Las Dunas" cuando el sol apretaba ya fuerte, haciéndonos sudar ¡¡¡ la gota gorda !!!.

"Rija" con el coche nos esperaba cerca de un faro, para ir a "Diego Suárez", cuando hemos encontrado a un hombre con su hijo de unos 6 años en brazos, pidiéndonos que les lleváramos al hospital. El niño parecía tener mucha fiebre y cuando los hemos dejado en el consultorio de "Ramena", tanto "Rija" como el guía nos han agradecido repetidamente en nombre del niño y de su padre que les hubiésemos permitido subir al coche. Esto nos ha hecho pasar vergüenza, porque nos situaba en la época del colonialismo, en el que el ¡¡¡ amo !!! decidía sobre cuestiones que hoy en día a nadie se le ocurre ni preguntar.

Después de visitar el puerto de "Diego Suárez" muy feo por cierto y de sacar dinero en uno de los pocos cajeros que hay en Madagascar, nos marchábamos a comer a una terraza y volvíamos al hotel de "Ramena", para pasar las horas de calor a la sombra, trabajando las fotografías de la caminata.

 

 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

16/10/2013

  Ramena / Tsingy Rouge / Ambanja (Madagascar)

 

Hoy hemos tenido algunas sorpresas no esperadas. La primera la de tener que esperar 2 horas en "Diego Suárez" a que le firmaran la renovación de la licencia de conducir a nuestro chófer "Rija". La segunda sorpresa ha sido muy agradable al llegar a "Tsingy Rouge" y encontrar otro recóndito lugar en el que ver las puntiagudas rocas calizas y un maravilloso cañón al lado ¡¡¡ sin nombre !!! con un paisaje increíble. Y el tercero más desagradable, al tener que cruzar un incendio que aunque no era peligroso para nosotros, si lo había sido para alguna vivienda/chabola que se había calcinado.

A las 7 de la mañana hemos salido del hotel y el chófer nos ha dicho que ayer por la tarde no le habían dado firmada la licencia de conducir porque tenían mucho trabajo y debía volver hoy. Así que a las 7 y media de la mañana ya estábamos haciendo tiempo visitando las calles y el mercado que ya estaba en plena actividad a esa hora.

A las 9 y medía salíamos de "Diego Suárez" con toda la documentación en regla y después de 1 hora y media llegábamos a "Tsingy Rouge", sin que nos hayan puesto ninguna pega al presentar las entradas compradas el otro día y que no llegamos hasta el destino por lluvia y niebla. Hoy el día era perfecto y ya hacía bastante calor cuando paseando nos hemos acercado a la zona de piedras puntiagudas. Un curioso y bonito paisaje de conos de piedra caliza a la falda de una colina de un color rojo intenso, nos ha recibido en soledad, pudiendo disfrutar del entorno a nuestro antojo porque estábamos solos.

Cuando nos marchábamos llegaban otros turistas dejándoles solos para que también pudieran disfrutar del sitio. De vuelta en el coche nos hemos acercado a un cañón que no tenía nombre pero con un paisaje espectacular.

Terminada la visita a "Tsingy Rouge" nos quedaban varias horas de coche hasta "Ambanja" encontrándonos en la carretera con un incendio de varias hectáreas, que gracias a que había poca vegetación no era peligroso para nosotros, pero ver todo el horizonte quemado daba mucha pena. Parece ser que estos incendios son naturales debido al fuerte calor pero pocas veces se producen catástrofes como en nuestro país.

Ya de noche llegábamos a "Ambanja" donde teníamos reservado el hotel y mañana terminaremos nuestro viaje en coche por el norte de la isla, cogiendo un ferry que nos llevará a la isla de "Nosy Be" para pasar un par de días, antes de volver a "Antananarivo" e iniciar la ruta de la N7 hacia el sur.

.

Ver reportaje de: Diego Suárez - Antsiranana (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

17/10/2013

  Ambanja / Ankifi / Nosy Be (Madagascar)

 

Después de una noche de perros en la que se ha ido la electricidad varias veces y sólo a nuestro sector de habitaciones, haciendo imposible el dormir al quedar inservible el ventilador, hemos terminado a la 1 h. de la madrugada echando un cable desde la barra del bar hasta nuestro dormitorio para que al menos pudiésemos respirar un poco de aire. Para hacer todavía más desagradable el tema cada vez que salía a protestar a la recepción me estaban esperando batallones de mosquitos para acribillarme, lo que me ha puesto de un cabreo impresionante. A las 4 de la mañana el corte de luz ha sido general por lo que ya no hemos tenido solución contra el agobiante calor que hacía.

Así que tras esta ¡¡¡ agradable noche !!! dejábamos el hotel sin tan siquiera querer desayunar, para ir a "Ankifi" desde donde se cogen las motoras que te llevan a la Isla de "Nosy Be". El puerto era un maremagno de gente que se lanzaba en cuanto aparecía un viajero para conseguirlo como cliente del transporte y aunque íbamos con el guía "Rija" que conocía el tema, era imposible poder hablar entre nosotros, para decidir con quien íbamos a hacer el viaje. Hemos optado por marcharnos a desayunar y poder hablar con tranquilidad, acerándonos a un puesto en el que daban pequeños pinchos de cebú a la barbacoa con arroz caldoso. El lugar parecía ser el centro de operaciones de uno de los propietarios de las motoras y era un trajín de gente vociferando. El desayuno ha sido toda una experiencia de convivencia con los barqueros y al final nos despedíamos con pena de "Rija" porque su comportamiento ha sido ejemplar. Hemos tenidoun ambiente estupendo confiando plenamente con este chófer, cosa que pocas veces no ha ocurrido y con quien nos hemos reído mucho durante estos días a cuenta de las próximas elecciones de "Madagascar" y de los 43 candidatos a presidente que se presentan.

En media hora llegábamos a la isla y el propio barquero nos ha conseguido un taxi a buen precio conforme a las referencias que teníamos, llegando a media mañana a los bungalows "Le Caravelle" en el pueblo de "Mandirokely", en el que esperamos no tener problemas con la electricidad y poder abusar del ventilador hasta conseguir dejar de sudar. Nada más deshacernos del equipaje hemos salido a buscar una agencia de alquiler de motocicletas, porque la isla es pequeña y nos parece el mejor medio de locomoción. A escasos metros del hotel, hemos encontrado una y por 8€ al día, disponemos de libertad de movimientos. En la primera carrera ya hemos llegado al extremo norte de la isla, a la playa de "Andilana" donde se ubica el principal y más caro hotel que como es habitual parece querer apropiarse de los mejores lugares, aunque no nos han puesto pegas para andar por la playa.

Como en el pueblo que estamos también hay playa y bastantes restaurantes, nos hemos vuelto a un ambiente más agradable para nosotros que los bailes en la playa de "Andilana" donde los pobres malgaches para poder ganarse la vida se tienen que vestir con faldas de paja y moverse al ritmo de "tam tam" de lante de las tumbonas llenas de europeos. Una buena y barata comida a base de pescado, langostinos y calamares, nos han puesto de mejor humor del que traíamos de "Ambanja".

Mañana visitaremos en moto la costa este de la isla, aunque parece que lo principal ya lo hemos visto hoy.

 

Ver reportaje de: Ruta al norte de la isla (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

18/10/2013

  Nosy Be (Madagascar)

 

Un paseo por la isla en moto y observar a la gente nos ha hecho entender algunas cosas que cuando nos las contaron o las leímos nos costaba asumir. La primera fue un par de días antes de coger el avión a Madagascar, cuando en la isla de Reunión nos recomendaron tener mucho cuidado porque precisamente en esta isla de "Nosy Be", habían linchado y matado a 2 europeos y un malgache, pegándoles fuego. Aquí la versión es que realmente lo hicieron porque el motivo lo justificaba. Debían ser personas conocidas por sus actividades poco ¡¡¡ respetables !!! y encontraron en el barco de uno de ellos, los restos de un niño malgache que había desaparecido y al que le faltaban algunos órganos: corazón, riñones, hígado. etc. los hallaron en un frigorífico, no siendo la primera vez que estas personas se dedicaban al tráfico de órganos. Todos aseguran que tomarse la justicia por su mano no está bien, pero como aquí debe haber jueces corruptos, y estaban seguros de que conseguirían salir indemnes de estos hechos, prefirieron aplicarles ellos la justicia. A nadie hemos oído estar en contra de esto y cuando hoy veíamos por la carretera de la isla andar a tantos niños, pensábamos que sería muy fácil hacer desaparecer a uno de ellos, porque muchos no estarían probablemente ni censados.

Otros de los anuncios que nos habían intrigado, son los que aparecen a la entrada de muchos hoteles diciendo que se pediría la documentación de los niños pequeños acompañados de personas mayores. Parece que muchos europeos vienen a Madagascar para obtener sexo de niños, lo que cuesta creer, pero después de ver numerosos grupos de individuos franceses e italianos, todos ya sesentones, con pinta infame, ocupar mesas en las terrazas vociferando y bebiendo sin parar, uno entiende hasta donde puede llegar. Algo parecido a lo que ocurre en Tailandia, pero al ser éste un país mucho más pobre, seguro que las situaciones extremas de sexo se dispararán todavía más.

Por último, también hemos pasado por una zona cerca de "Hell-Ville" en moto y nos ha sorprendido oír unos ruidos de repiqueteo bastante fuertes. Al salir de una curva, nos hemos encontrado con numerosas personas: mujeres, hombres y niños, golpeando con pequeños martillos sobre piedras del tamaño de un ladrillo, consiguiendo romperlas y hacer una gravilla que las iban echando a unos sacos. Había familias enteras bajo un mismo toldo, resguardándose del sol y picando las piedras con un ritmo lento pero constante, pareciendo concentrados en su tarea y sin hablar. Avergonzados de lo que veíamos, no me he atrevido a sacar ninguna fotografía por respeto hacia aquellas personas, que bastante desgracia tenían con el trabajo que hacían y lógicamente calculabas lo que las pagarían por hacer gravilla.

Día de observación y de reflexión filosófica sobre la vida diaria de Madagascar. Después de haber visto lo de hoy, estar sentados en cómodos butacones, tomando una cerveza helada, refrescándonos con la brisa marina del atardecer y viendo una puesta de sol espectacular, te viene a la cabeza cómo puede estar tan mal repartido el mundo y la suerte que te depara la vida por haber nacido en una sociedad o en otra, incluso en una familia o en otra.

Mañana volaremos a "Antananarivo" comúnmente "Tana", para iniciar otra tanda de visitas por Parques Nacionales de la "N7" en ruta hacia el sur.

 

Ver reportaje de: Nosy Be (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

19/10/2013

  Nosy Be / Tana / Antsirabe (Madagascar)

 

Parece que nos hemos trasladado a otra galaxia. Durante 10 días hemos sufrido un calor agobiante que aquí se llama ¡¡¡ mafana !!! y en el mismo día habremos bajado más de 20 º con una tormenta de granizo y agua que sigue cayendo en estos momentos y que está inundando todos los accesos, hasta el punto de que nos van a traer la cena al bungalow porque no se puede salir si no es en traje de baño y casi nadando, pero con la fría temperatura exterior no apetece.

A las 9:00 H. cogíamos el avión en la isla Nosy Be con destino a la capital del país, "Tana", en donde cogíamos otro coche para hacer una ruta por la N7 con destino al sur. Le hemos comentado a "Andry" de la agencia "Madagascar-tour-guide" con la que contratamos los coches, los problemas que habíamos tenido en un par de hoteles con las reservas que no correspondían a las realizadas por él en nuestro nombre, para que les llamara la atención, ya que a quien dejan en mal lugar es a él, ante el viajero. Por lo demás, como todo había salido a la perfección incluido el comportamiento del chófer "Rija", así se lo hemos hecho saber y nos ha presentado al nuevo chófer llamado "Lofo" que nos acompañará durante los próximos 6 días.

Como teníamos que cruzar "Tana" hemos parado a comprar agua y galletas en un hipermercado y comido en un restaurante cercano de comida malagasy, poniéndonos en marcha con destino a "Antsirabe" que está a unos 200 Km. de la capital. Su situación a más de 1.500 m. de altitud origina una bajada de temperatura muy fuerte y sobre todo hoy, que ha descargado una monumental tormenta que todavía continúa inundando las calles y caminos. El paisaje ha cambiado totalmente, en el norte las casas eran pequeñas y de cañas para que circulase el aire, mientras que en esta zona las casas son de 2 pisos construidas con adobe y utilizando la planta baja para guardar el ganado. Grandes extensiones de tierra cultivada llenan de bonitos paisajes el horizonte y hasta la gente parece físicamente diferente. La baja temperatura obliga a cargarse de ropa y los pueblos por los que hemos pasado parecen mucho más ricos que las aldeas de casuchas de ayer, sin ir más lejos.

Este parece otro Madagascar, más desarrollado, con casas mejor construídas y con mucho cultivo, pero parece menos auténtico que el de los ríos llenos de mujeres lavando y niños desnudos bañándose. Tal vez esta apreciación sólo se deba hacer de esta zona concreta y que conforme nos vayamos acercando a la costa y descendiendo de altura, de nuevo nos encontremos con las coloridas imágenes que durante días hemos estado disfrutando.

Mañana después de visitar esta población de "Antsirabe"continuaremos viaje hasta el "Parque Nacional de Ranomafana" lo que nos llevará unas 6 horas de carretera por tramos bastante mal pavimentados según nos han explicado.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

20/10/2013

  Antsirabe / Parque Nac. de Ranomafana (Madagascar)

 

Pensábamos que al levantarnos hoy por la mañana nos íbamos a encontrar con todo inundado a tenor de la impresionante tormenta que hubo ayer, pero la tierra había absorbido todo el agua, lucía el sol y todo estaba como si no hubiese pasado nada.

A las 8 H. de la mañana, después de dormir un montón de horas gracias al frescor del ambiente que propiciaba el taparte con alguna manta, nos íbamos a hacer una visita en el propio "Antsirabe" a una factoría de artesanía en la que trabajan los cuernos de cebú, creando todo tipo de accesorios. Durante un rato nos han estado explicando el tratamiento que le daban a los cuernos y hemos aguantado estoicamente la charla aunque realmente no nos interesaba en absoluto y sobre todo porque el objetivo final es venderte algo y a nosotros no nos gustaba ni lo que vendían ni que te manejen, pero por educación no nos hemos marchado.

En ruta ya hacia el sur, hemos vuelto a parar en otro pueblo de artesanía malgache, pero seguía sin gustarnos nada y rápidamente le hemos dicho a nuestro chófer "Lofo" que nos marcháramos. Enseguida, el paisaje se ha convertido en un horizonte permanente de campos de cultivo y de terrazas de arroz, parando en muchas ocasiones para sacar fotografías, porque la última que veía siempre me parecía la mejor.

Tal como nos habían dicho, el viaje ha durado 6 horas y durante este tiempo lo que más nos ha llamado la atención ha sido la cantidad de niños que estaban pidiendo dinero en la carretera, cuando pensábamos que por las construcciones que veíamos se trataba de una zona rica por dedicarse a la agricultura. Pero según nos ha explicado "Lofo" la pobreza les invade durante el tiempo que les falta para la próxima recolecta del arroz, pasándolo realmente mal para subsistir. Al margen de esto, el número de etnias existentes en Madagascar, hace que físicamente las personas que hoy veíamos no tuvieran nada que ver con los esbeltos oriundos del norte, de quienes parece proceder el dicho de ¡¡¡ piel de ébano !!!. Los que veíamos hoy eran muy sucios, desarrapados y muchos descalzos a pesar de la temperatura ambiente, lo que indica de los escasos recursos de que disponen para vivir. Si una de las imágenes típicas del norte era ver a las mujeres lavando en los ríos, lo que se traducía en que la gente que se veía en la calle iba muy limpia, aquí y a pesar de la cantidad de los caudalosos ríos que hay, casi todos estaban vacíos.

Mañana esperamos hacer un recorrido por el Parque Nacional para retomar el avistamiento de lémures, porque llevamos ya varios días sin verlos y eso en Madagascar parece un delito. Las distancias son tan grandes y la carreteras en tan mal estado, que hay que dedicar muchos días para llegar a los destinos, a pesar de combinar las rutas de coche con las de avión.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

21/10/2013

  Parque Nac. de Ranomafana / Fianarantsoa / Parque Nac. de L'Isalo (Madagascar)

 

Ha amanecido un día muy brumoso, lloviendo un sirimiri constante y la niebla no dejaba ver las copas de los árboles. Con esta perspectiva y ante la información que nos ha suministrado nuestro chófer "Lufu", de que los caminos del "Parque Nacional de Ranomafana" que íbamos a visitar estaban embarrados por la lluvia caída, le hemos dicho de proseguir viaje hacia el sur, cambiando el día que debíamos estar aquí por uno más en el "parque Nacional de L'Isalo".

Aunque teníamos reservado el hotel hasta mañana, no nos han puesto ninguna pega por marcharnos e incluso la guía que nos iba a acompañar por el parque tampoco ha dicho nada, por lo que debe ser bastante normal cancelar reservas, porque llueve con frecuencia.

En cuanto hemos bajado de la montaña, ha dejado de llover, coincidiendo con un mercado ambulante muy animado en la carretera que tenía gran ambiente. Hemos estado paseando entre los puestos de tabaco y los cerdos en venta durante un buen rato, viviendo en un entorno en el que éramos el centro de las miradas, por cuanto se preguntarían que estábamos haciendo allí.

Enseguida llegábamos a "Fianarantsoa" la segunda ciudad más grande de Madagascar y que debió ser un centro misionero muy solicitado por la cantidad de iglesias de distintas órdenes que se extendían por las colinas.

En cuanto hemos salido de la ciudad el paisaje ha cambiado bruscamente, pasando a horizontes de tierra rojiza sobre las que se elevaban enormes bloques de piedra, aprovechando las vaguadas para campos de cultivo. La comida la hemos realizado en la "Reserva de Anja" donde por segunda vez el restaurante/hotel era de un europeo, que debía tener los euros pegados en la retina, porque los precios no se correspondía ni con la cantidad de comida servida, ni en su calidad, ni tampoco en la limpieza. En otra ocasión nos ocurrió lo mismo, así que procuramos ir a negocios de malgaches, porque los precios son mucho más asequibles. Si en algún momento nos habíamos planteado pasar el día aquí haciendo alguna excursión e incluso quedarnos a dormir, este que era el único hotel nos ha quitado las ganas.

A media tarde llegábamos a "Ranohira" en donde hemos encontrado un hotel porque no teníamos reserva para hoy y mañana comenzaremos la visita a este Parque Nacional de LÎsalo que es el más visitado de toda la isla. Esperamos que haga honor a su fama y merezca la pena el viaje de 10 horas en coche que hemos hecho hoy.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

22/10/2013

  Parque Nac. de L'Isalo (Madagascar)

 

Maravilloso el día de hoy. Teníamos un poco de miedo de lo que nos podríamos encontrar en el "Parque Nacional de L'Isalo", que es el más famoso de "Madagascar" y por lo tanto el más visitado. En muchas ocasiones la fama no va precedida por los valores que nosotros consideramos esenciales, pero esta vez merecía la pena pegarse la pechada de carretera para poder caminar por este precioso lugar. Eso si, calor a raudales, batiendo el récord de agua bebida con 4,5 litros en las 7 horas que ha durado la excursión, repartidas en unos 8 Km. que no son muchos, pero con tramos un poco duros. Aparte del entorno y de los muchos lémures con los que nos hemos encontrado, también hemos tenido un gran premio, llegar cuando estábamos más sudados y cansados a una piscina natural en la que nos hemos bañado dentro de un precioso cañón y quedándonos solos en algunos momentos.

A las 8 H. de la mañana y después de los pagos de rigor de entrada al parque y al guía "Daniel", arrancábamos la caminata ascendiendo a las montañas rocosas de "L'isalo". Nosotros íbamos algo rápidos respecto a muchos grupos a los que adelantábamos y en un cruce ante la cantidad de gente que llevaba nuestro misma ruta, el guía nos ha propuesto cambiarla, eliminando la visita a una piscina natural que era el primer destino de la mayoría de los grupos. Decisión acertada como se ha demostrado después y este tema es algo que hay que comentar en favor de los guías que nos están tocando. Salvo uno de ellos que se empeñó en darnos clases de botánica, porque no tenía otra cosa que enseñar, el resto ha sido estupendo, y el de hoy "Daniel" también ha sido muy bueno, preocupándose de satisfacer nuestros intereses, tanto los de Carmen con los animales, como los míos con los paisajes.

Durante 4 Kilómetros hemos subido al altiplano, y llaneado por las rocas con un telón de fondo de la amplia llanura a nuestros pies,

y de repente nos hemos topado con una gran familia de lémures de clase "kata" de cola anillada, que campaban a sus anchas por las montañas de piedra. Lo principal era que no se interponía nada entre ellos y nosotros, como las habituales ramas que te desenfocan la cámara cuando intentas fotografiarlos y sobre todo estaban en su ambiente, algunos corriendo con sus crías agarradas y otros se te quedaban mirando sin escaparse, que suele ser lo habitual.

 

Un rato después llegábamos al espectacular circo de "Namaza", con una vista espléndida desde la altura de la entrada al cañón al que después entraríamos.

Cuando estábamos admirando el paisaje ha llegado una pareja de catalanes muy viajeros, con quienes hemos estado hablando un buen rato de nuestras experiencias y del viaje que cada uno estaba haciendo por Madagascar, después nos hemos vuelto a encontrar con ellos e incluso también en el restaurante en el que estábamos cenando con nuestro chófer "Lofo".

Descansados, el siguiente tramo consistía en descender al cañón del mismo nombre

durante un penoso kilómetro de escalones excavados en la piedra que se nos ha hecho eterno y que el fuerte sol sobre la nuca se encargaba de hacerlo todavía más duro. En el fondo del cañón hemos encontrado otra familia de lémures "kata", muy sociables que te dejaban acercarte bastante.

A partir de ahí nos hemos introducido por el cañón que era un vergel en contraste con el paisaje que teníamos en la parte superior. Durante 1,5 Km. hemos sorteado piedras y agua, y la sombra que a veces nos protegía del sol no era suficiente alivio, haciéndosenos bastante largo el camino.

Al final el premio ha llegado en forma de 2 bonitas piscinas naturales muy cercanas entre ellas, con agua muy fresca y cascadas en las que ducharte. Pensábamos antes de llegar que serían un par de charcos de agua en los que poder mojarte, pero al verlas y con el calor que llevábamos nos ha parecido lo más cercano al ¡¡¡ paraíso !!!

Durante un buen rato nos hemos bañado y comido un pequeño bocadillo que llevábamos, hasta que ha llegado la hora del retorno. Hemos caminado con mucha alegría porque estábamos todavía frescos, pero como el trayecto era de un par de kilómetros, le ha dado tiempo al sol de volvernos a incordiar. No obstante, hemos vuelto a tener suerte al avistar otra clase de lémures llamados "marrones" bastante diferentes a los que habíamos visto anteriormente, alegrándonos de nuevo el camino hasta llegar a donde nos esperaba el coche.

El hotel "L'Isalo Ranch" en el que estamos hoy junto a muchos europeos tiene piscina, y nada más llegar nos hemos lanzado al agua para ver si éramos capaces de aliviar el calor.

Pero el día todavía no había acabado y "Lofo" nos ha llevado a ver la puesta de sol a un lugar especial llamado "Fenêtre", una piedra horadada a través de la cual puedes ver como se escapa ese sol que te ha estado machacando todo el día, pero sólo temporalmente porque seguro que mañana estará de nuevo esperándote. Hoy como había algunas nubes bajas enseguida a desaparecido, pero mañana volveremos para intentar verlo mejor.

Mañana visitaremos otros 2 cañones, también con alguna piscina natural a las que nos estamos aficionando bastante.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

23/10/2013

  Parque Nac. de L'Isalo (Madagascar)

 

Días como el de ayer cuesta que se repitan y el de hoy sólo ha sido una visita agradable a los cañones de "Makis" y "Rats" en el que un recorrido de 3 horas ha sido suficiente para verlos.

Más temprano que ayer para evitar el calor y con un ¡¡¡ salama vasa !!! (Buenos días blancos, en malagasy) nos recibía el guía "Santa" que era primo de "Daniel" el de ayer y que se parecía mucho físicamente. Con este sonriente joven tomábamos rumbo primero hacia el cañón de "Makis" cuya entrada parecía el cono de un helado. Cuando nos acercábamos varios arrozales inundados de agua se cruzaban en nuestro camino, hasta que en un descuido he metido el pie hasta el fondo, lo que ha conllevado estar toda la mañana con un pie mojado y lleno de barro.

El nombre de "Makis" parece provenir del término lémur en la lengua malagasy, pero cuando hemos entrado en el cañón no hacía honor a su nombre porque no había ninguno a la vista.

Saltando entre las rocas del río que fluía por el fondo del cañón hemos entrado encajonados por altísimas paredes hasta que cada vez se ha ido poniendo más difícil el acceso y como la vista era siempre la misma, hemos salido del cañón para ir al de "Rats", llamado en honor a la cantidad de ratas que por la noche suelen andar. Tampoco hemos profundizado demasiado porque su estrechez complicaba el avanzar y al igual que el anterior no cambiaba el paisaje.

A punto de que el sol comenzase a agobiarnos salíamos de los cañones, para ir a comer al pueblo de "Ranohira" y después para disfrutar de una tarde en la piscina del hotel "L'Isalo Ranch" en el que estamos hospedados.

Aquí la tarde es muy corta porque a las 5 H. nos venía a buscar de nuevo "Lufu" para llevarnos a ver la puesta de sol que ayer no fue del todo agraciada. Hoy sin embargo, la roca llamada "Fenêtre" ha estado perfecta encuadrando el sol en el momento que iba a desaparecer.

Mañana continuaremos viaje hacia "Toliara" en la costa, poniendo fin a esta ruta de la "N7", en la que hemos tenido la suerte de ver cantidad de lémures y este maravilloso Parque Nacional de L'Isalo"

 

Ver reportaje de: Parque Nacional de L'Isalo (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

24/10/2013

  Ranohira / Toliara (Madagascar)

 

Para finalizar el tour por la N7 y poder desplazarnos en avión hasta el comienzo de nuestra próxima experiencia en el oeste de la isla, hemos recorrido en coche por una carretera bastante decente, los 225 Km. de distancia entre "Ranohira" y "Toliara", viendo como cambiaba de nuevo el paisaje, los poblados, la forma de vida y la gente físicamente, ya que la etnia a la que pertenecían era distinta.

También había algunos baobabs en los bordes de la carretera y llegados a "Toliara" y como no había nada interesante que ver en esta ciudad, nos hemos refugiado en el agradable hotel "Victory" y en su espléndida piscina, y así terminar todo el trabajo pendiente que tenía de acondicionar fotografías y redactar diarios de viaje. El hotel de "Ranohira" no tenía corriente eléctrica y eso me acumuló un retraso en la actualización de "Viendomundo.com".

Mañana cogeremos un avión con destino a "Morondava" al que es difícil llegar por otro medio si no es en base a muchísimas horas de una mala carretera.

 

Ver reportaje de: Ruta por la N7 hacia el sur (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

25/10/2013

  Toliara / Morondava (Madagascar)

 

El viaje que hoy nos ha costado en avión 45 minutos, a nivel terrestre puede llevar 3 días en un todoterreno, y es que no hay carretera que una la costa oeste de "Toliara" a "Morondava". El tema de los desplazamientos en Madagascar debe traerlos bien preparados quien quiere visitar este país y sobre todo cuando las vacaciones no dan para muchos días. Ya hemos coincidido con algún viajero muy desanimado que llevaba un par de semanas en Madagascar y no había conseguido ver nada interesante, porque había pasado muchos días en la carretera. Las grandes distancias, las malas carreteras y los defectuosos servicios de transporte te pueden amargar el viaje.

Nosotros vamos a tardar 3 días para cambiar de destino, utilizando 2 coches con chófer a nuestra entera disposición, cogiendo un avión para el trayecto largo, y al final puede que en línea recta no llegue a 700 Km. el desplazamiento. Mañana aún nos quedarán otras 7 horas de ir dando tumbos por caminos en otro todoterreno para llegar a nuestro destino: el parque Nacional de "Tsingy de Bemaraha". Así que como no sea muy espectacular nos va a parecer muy mal, tanto por el coste en dinero como en tiempo.

Una buena cena en la playa de "Morondava" viendo la puesta de sol, nos ha preparado para aguantar mañana la paliza que nos espera.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

26/10/2013

  Morondava / Tsingy de Bemaraha (Madagascar)

 

El viaje que en principio iba a durar 7 H., ha terminado en 10 H. Probablemente nos hablaron de horas conduciendo, pero como había que atravesar 2 ríos en unas barcazas y además comer por el camino, el tiempo se ha disparado en 3 horas más. No sabría decir cuantos kilómetros hemos recorrido, porque no había carretera sino un camino poco más ancho que un sendero lleno agujeros. Gracias a la potencia y fuerza del "Nissan Patrol" que conducía nuestro nuevo chófer "Eric" ha ido solventando los problemas que iban surgiendo por esta ruta, que según nos ha explicado, se cierra al tráfico en los meses de lluvias, porque se vuelve impracticable, lo que no nos extraña.

A las 7 H. de la mañana nos ha venido a buscar "Eric" a nuestro hotel "Baobab Cafe" y lo primero que hemos hecho antes de salir del pueblo, ha sido comprar mucha agua: 2 paquetes de 6 botellas de 1,5 L., para los 5 días que estaremos perdidos por una zona remota de difícil acceso. Al poco rato cruzábamos la "Avenida de los Baobab" que tenían un buen reflejo de luz matutina. Dentro de 4 días cuando volvamos, de nuevo los veremos pero a la hora de la puesta de sol que debe ser la mejor, para admirar estos preciosos y curiosos árboles. No obstante, hoy ya presentaban una espectacular imagen y nos hemos detenido un rato para disfrutar del espectacular paisaje.

Continuando viaje por el tortuoso camino, en el que los cuerpos bailaban en los asientos por la cantidad de tumbos que daba el coche y después de 3 horas, llegábamos al río "Tsiribihina" que debíamos cruzar en un ferry muy particular, que en realidad era una pequeña barcaza con un par de pontones y una plataforma en la que hemos entrado 4 coches y numerosas personas que llevaban cantidad de productos para vender en el pueblo de enfrente que tenía mercado. Cerca de 1 hora hemos tardado en estar en la otra orilla y como el embarcadero estaba ocupado, nos han hecho bajar en una zona de agua con poca profundidad en la que los coches podían desplazarse sin problemas. La gente se ha tenido que remangar y en perfecta fila se han bajado teniéndose que mojar. Curiosa experiencia de convivir con los autóctonos de los que algunas mujeres llevaban la cara pintada como ornamentación y protección del sol.

Nada más cruzar el río hemos parado en un restaurante en el que nos ha sorprendido la presentación y la calidad de los platos que nos han servido y todo a precios irrisorios. El viaje ha continuado otras 5 horas hasta llegar al Parque Nacional de Tsingy de Bemaraha" , debiendo cruzar en el último momento otro río cuando llagábamos a nuestro destino.

Como balance del día se podría decir que ha sido: pesado, cansado y en algunos momentos monótono, pero por otro lado, ver la cantidad de baobabs al principio del viaje y la experiencia de cruzar el río rodeados de la gente de aquí, nos ha parecido una grata experiencia que ha compensado con creces, la incomodidad de estar cantidad de horas ¡¡¡ baqueteados !!! en el coche.

Mañana comenzaremos las visitas a este parque considerado por algunos como el más interesante de todo "Madagascar".

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

27/10/2013

  Le Grand Tsingy (Madagascar)

 

De ¡¡¡ una visita muy exigente!!! se podría calibrar la caminata de 5 horas que hemos hecho hoy. Provistos de arneses de seguridad, nos hemos introducido en "Le Grand Tsingy" de la mano del guía del parque "Tossaant", que nos ha estado vigilando para que no tuviésemos ningún percance, porque andar y escalar los pináculos de piedra ha sido toda una proeza. Si además, a esta dificultad añadimos la altísima humedad con un calor que las propias piedras se encargaban de reflejar, haciendo que en algunos momentos no pudiésemos ni agarrarnos a ellas porque abrasaban, a "Carmen" habría que darle un ¡¡¡ máster" en escalada de tsingys !!! porque hay que reconocerle que ante la adversidad se crece, hasta el punto de asegurarme de que había disfrutado mucho, a pesar del miedo y del calor.

A las 7 H. de la mañana ya salíamos en dirección a la entrada del parque, donde después de pagar las entradas para 2 días, hemos elegido los recorridos a realizar. Para hoy y como existe el riesgo de que mañana llueva, la mejor opción era visitar el recorrido más exigente de "Le Grand Tsingy", dejando para mañana "Le Petit Tsingy" que debe ser más llevadero. Al comienzo el sol todavía no pegaba fuerte, pero para las 8 H. ya se hacía notar y comenzábamos a beber agua como si estuviésemos en un desierto. Primero hemos entrado en un bosque en el que hemos visto lémures blancos, acercándonos al "tsingy" y comenzando a internarnos entre los pináculos. Un itinerario preparado con piedras sujetas y escaleras que nos permitían no sin dificultad y esfuerzo, avanzar lentamente por las puntiagudas rocas que conforme pasaba el tiempo se hacían ¡¡¡ intocables !!! reflejando el calor del sol multiplicado.

Dentro del recorrido había varios miradores a los que hemos accedido cruzando puentes colgantes y descendiendo hasta la base de las rocas para comenzar de nuevo a subir, desplazándonos con mucho cuidado de no rozarnos con la piedra porque enseguida te hacía heridas.

Una buena paliza de andar y escalar por un recorrido precioso y un entorno no sólo para verlo, sino para disfrutarlo en toda su amplitud y que a pesar del sacrificio que ha supuesto, ha merecido la pena. Pensábamos que este parque era para ver y moverte un poco entre las rocas, pero cuando nos han puesto los arneses hemos comprendido que había que hacer algo más que ver.

 

 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

28/10/2013

  Le Petit Tsingy (Madagascar)

 

Hoy el día no ha sido tan duro de andar, pero tampoco un ¡¡¡ camino de rosas !!! El tiempo nos ha permitido por la mañana realizar las caminatas previstas y por la tarde ha empezado a llover con intensidad, dejándonos algo preocupados porque de continuar así por la noche, mañana podríamos tener problemas para volver por la misma ruta por la que vinimos para ir al "Kirindy Forest".

A las 6 H. de la mañana ya nos venía a buscar el chófer "Eric" con el mismo guía de ayer "Tossaant" para iniciar la jornada de hoy, empezando por un recorrido por el río "Mananbolo" en piragua de troncos, hasta unas bonitas grutas que había en la orilla.

Después hemos iniciado el paseo por "Le Petit Tsingy" que no era tan grande como el de ayer, pero que al estar cerca del río, se había formado primero un bosque en el que grandes bloques de piedra mezclados con árboles que nacían pegados a ellas, intentaban alzarse buscando la luz. Estrechos pasos, requerían que te quitaras hasta la mochila para poder cruzarlos,

e iniciando el ascenso hasta un bonito mirador desde donde se podía ver el pequeño paisaje y no por ello menos precioso, de piedras afiladas y curiosas formas.

Eran las 10 H. de la mañana y el calor ya comenzaba de nuevo a apretar, por lo que terminando temprano el recorrido nos hemos dirigido al hotel donde la piscina nos esperaba para aliviarnos del húmedo bochorno. Después de comer, ha llegado la tormenta que durante toda la mañana la hemos oído a lo lejos comenzando a llover con cierta intensidad, refrescando bastante el ambiente, lo cual es de agradecer.

De continuar así por la noche, el problema puede surgir mañana si la tierra no absorbe el agua, convirtiendo la ruta en una pista de barro intransitable, al estilo de lo que ocurre en la época de lluvias de noviembre a abril, cuando tienen que cerrar esta vía a la circulación de coches.

Veremos como amanece mañana y lo que pasa...........

 

Ver reportaje de: Parque Nac. Tsingy de Bemaraha (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

29/10/2013

  Tsingy de Bemaraha / Reserva Forestal de Kirindy (Madagascar)

 

Gracias a que no ha llovido por la noche no hemos tenido problemas para retornar por la ruta al "Kirindy Forest". En algunos tramos había barro pero nuestro chófer "Eric", hábil al volante, se ha encargado de salvarlo sin atascarnos.

Salíamos a las 6 H. de la mañana y el primer río llamado "Manambolo" lo hemos cruzado en cuanto han llegado un par de coches que justificaban el viaje de la plataforma a la otra orilla. A esa hora tan temprana la actividad ya era de todos lo puestos de venta abiertos y mucha gente trajinando. La luz de primera hora de la mañana iluminaba el río haciéndolo ideal para la toma de fotografías.

En la otra orilla nos hemos encontrado con algunas zonas algo embarradas y el coche ha respondido estupendamente salvando todos los obstáculos.

En 3,5 H. hemos cubierto todo el tramo hasta el siguiente río "Tsiribihina", cruzándolo rodeados de nativos de igual forma que al venir, incluso algunas caras se nos han hecho conocidas.

A partir de ahí, el camino estaba totalmente seco hasta el punto de que hemos pasado por algunos incendios aún activos que habían esquilmado grandes áreas de sabana.

A primera hora de la tarde llegábamos al "Bosque de Kirindy" en el que la primera impresión ha sido nefasta, porque el "Lodge Kirindy" no tenía reserva a nuestro nombre, algo extraño, porque el resto de hoteles en este aspecto de reservas ha sido bueno, y lo peor ha sido que nos han dado un bungalow casi haciéndonos un favor, que parecía una pocilga, aparte de ser de los más caros que hemos pagado. Nos hemos planteado marcharnos de allí, pero era el único alojamiento existente en un área bastante extensa y hemos querido terminar de ver los destinos que teníamos programados, por lo que nos hemos quedado. Después, varias veces nos hemos arrepentido de no habernos marchado, porque hasta la cena era incomestible y con precios desorbitados para Madagascar.

Por lo menos, hemos visto un "fosa", especie de pantera que es endémica de esta isla y que ha pasado por delante de nuestro bungalow en busca de comida. A pesar de que deben quedar no más de 40 ejemplares, a la hora de llegar, ya habíamos podido ver esta preciada especie.

En la cena también hemos estado acompañados de un pequeño lémur con cara de ratoncito que nos observaba desde lo alto de una columna, suponemos que esperando a participar también de nuestra cena porque sabía que a nosotros no nos gustaba nada de lo que nos habían servido.

Mañana, esta vez a las 7 H. de la mañana ¡¡¡ muy tarde... !!! hemos quedado con el guía local, para dar una vuelta por el bosque y ver la fauna de este parque al que parece que acuden científicos para estudiarla.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

30/10/2013

  Reserva Forestal de Kirindy / Av. de los Baobabs / Morondava / (Madagascar)

 

Si no hubiésemos realizado el recorrido matutino por el bosque de "Kirindy" no nos hubiésemos perdido nada, porque como solemos decir, los mejores lugares para ver los animales siempre son los: parkings, campings o bungalows donde ellos pueden encontrar comida y hoy no ha sido una excepción. Ayer vimos como pasaba por delante de nuestras narices el ¡¡¡ codiciado fosa !!! que era una hembra y hoy por la mañana nos ha visitado un macho.

Cuando salíamos del bungalow para iniciar un recorrido con el guía local por el bosque de "Kirindy", un "fosa" paseaba delante nuestro, como siempre con la intención de encontrar comida fácil, así que todos los que estábamos allí, cámara en mano, hemos salido corriendo detrás de él para inmortalizarlo.

Por el bosque y tras más de 2 horas de andar buscando, lo único que hemos encontrado ha sido una familia de lémures "sífakas blancos" muy sociables que incluso nos han estado siguiendo un buen rato.

El resto de la mañana la hemos pasado esperando a marcharnos a una hora determinada para coincidir con la puesta de sol en el "Paseo de los Baobabs", lo que de una parte, me ha permitido una pequeña recuperación de la cantidad de trabajo atrasado y a que a las 11:30 H. de la mañana y sin preguntarnos nada, nos sirvieran otra bazofia de comida, a precio más elevado que en los buenos hoteles de los que veníamos.

El atardecer en los baobabs ha sido muy bonito por cuanto el entorno identifica a esta isla, durante un buen tramo del camino hemos ido parando para fotografiarnos con baobabs en la hora en que las sombras y los colores resaltan más estos gigantes de la naturaleza.

El momento culminante ha sido cuando el sol se iba poniendo entre los baobabs, en el llamado "Paseo de los Baobabs" donde se concentran un buen número de árboles, creando una imagen que sólo es posible verla aquí en "Madagascar"

1 hora después llegábamos a "Morondava" yendo directamente al hotel "Chez Maggie" que nos ha parecido un auténtico palacio hasta con aire acondicionado, piscina, playa, baño con agua en abundancia y un buen restaurante, ¡¡¡ vamos, un paraíso !!! y además, más barato que el de la noche anterior.

Mañana lo pasaremos en "Morondava" ¡¡¡ vegetando !!! y disfrutando del confort, que tenemos ganado después del sacrificio agotador de los últimos días por tierras duras y de ¡¡¡ mafana be (mucho calor en malagasy) ¡¡¡ término que enseguida se aprende aquí, porque no haces más que repetirlo continuamente.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
   

31/10/2013

  Morondava / (Madagascar)

 

Día dedicado a realizar un balance de nuestra visita a esta zona de la isla de Madagascar que nos ha impresionado mucho. Los colores, la gente y la naturaleza todavía virgen, te llenan de sensaciones contrapuestas. Pensábamos que íbamos a ver una maravilla natural en el "Tsingy de Bemaraha" con sus agujas de piedra, pero ha sido mucho más. En este viaje por caminos recónditos de mucha dureza, lo que lo convierte en una visita muy especial, tanto física para superar el fortísimo calor que acompaña a las caminatas, como mentalmente para adaptar nuestra forma habitual de vida a la que te encuentras inmerso, en las que escenas ficticias que has visto en películas, se convierten en realidad.

Así que hasta este día en el que estamos rodeados de muchas comodidades, el enorme trabajo a realizar revisando y adaptando cientos de fotos ha sido parte de este agotador viaje.

Mañana volaremos a "Antananarivo" para visitar la ciudad como último reducto de nuestro maravilloso viaje a esta isla tan exigente.

 

Ver reportaje de: Ruta oeste. De Morondava a Tsingy de Bemaraha (Madagascar)
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

 

© Viendomundo.com
Volver
 
0n12ov