a a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
Contacto
 

Octubre - 2017

Desplegar lista y seleccionar destino
 

     
 
     
 
 
   

07-08/10/2017

Bilbao / Bruselas / Beijing (China)

 

Comienzo de la tercera etapa de viajes de este año y esta vez por el continente asiático, con una nueva visita a China y que constituye la sexta desde que comencé el proyecto Viendomundo. Un itinerario en el que recorreremos diversas partes de su geografía, algunas nuevas y otras ya conocidas y que como nos gustaron mucho volveremos para recorrerlas con mayor profundidad.

Así que hemos comenzado el viaje durmiendo la primera noche muy cerca de casa, para coger el primer avión que nos ha llevado hasta la primera escala en Bruselas. La temprana salida del vuelo nos ha obligado a utilizar el nuevo y muy agradable hotel "New Bilbao Airport", ya que la alternativa de utilizar el autobús de Donosti, contra todo sentido común, comienza su servicio de enlace con el aeropuerto a una hora tardía, con lo que en muchas ocasiones necesitas de otras alternativas.

Para las nueve y media de la mañana estábamos en Bruselas y cogíamos un tren que en 15 minutos nos dejaba cerca de la "Grand Place", para pasar los horas que teníamos disponibles hasta coger el siguiente avión.

Un tiempo desapacible y lluvioso nos ha acompañado toda la mañana, en la que lo único que hemos hechoa ha sido dar un paseo por la plaza, ver el ¡¡¡¡ diminuto y disfrazado esta vez de ciclista, Manneken Pis !!!" y desayunar los famosos y carísimos gofres.

'

Después volábamos con la compañía aérea china "Hainan Airlines" que sin contratiempos, nos ha depositado en Pekín y poder dar el siguiente paso, comenzar las primeras negociaciones con un taxista para que nos llevara al hotel, lo que a pesar de parecer que consigues muy importantes rebajas, terminas con la sensación de que sigues pagando demasiado, culpando todo a tu cara occidental. Los taxistas son ¡¡¡ grandes psicólogos !!! y saben que a esas horas de la mañana y después de un largo viaje, pueden manejarte pareciendo que hasta te hacen un favor por darte el servicio. Lo que si nos ha sorprendido muy favorablemente ha sido el estupendo comportamiento del "Inner Mongolia Grand Hotel", que nos ha permitido hacer el check-in a esas horas, sin ningún tipo de impedimento ni comentario. Esto nos ha permitido dormir unas pocas horas para ir adaptándonos cuanto antes al nuevo horario, aunque esta noche supongo que sufriremos algo de "jet lag".

Al mediodía salíamos a comer los primeros platos chinos del viaje, consiguiendo dar con algunos que no picaban y que ya ha constituido un éxito en sí mismo. El tiempo ha estado lluvioso toda la tarde que la hemos pasado paseando y acercándonos a la plaza de Tiananmen, en la que siempre hay algo curioso que ver, siendo esta vez una bonita y enorme cesta de fruta.

'

Mañana en función de la climatología comenzaremos una serie de visitas por esta ciudad que nos encanta por su grandiosidad y que nos parece una de las capitales más bellas del mundo, en la que el pasado, presente y futuro están más fusionados.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

09/10/2017

Pekín / Beijing (China)

 

Día pasado por agua que nos ha obligado a dedicarlo a lugares interiores y más concretamente a las clásicas compras de marcas de imitación con el consiguiente y duro regateo al que como no estamos acostumbrados ni tenemos referencias, nos cuesta establecer el mejor precio. Aquí en China no es como en otros países en el que se negocia para reducir el coste un poco. Puedes dividir por 4 o 5 el precio inicial que te piden y conseguir la compra, eso sí, con la firmeza de aguantar tu precio llegando a marcharte para que finalmente te lo impidan y parezca que les has timado tu a ellos. Pero esa gran diferencia de precio entre el inicial y el final, a mí personalmente me deja siempre la sensación de que no he sido lo suficiente listo para conseguir el precio mínimo por el que están ellos dispuestos a vender, porque lo que está muy claro es que son profesionales y te manejan a su antojo. Siendo esta la sexta visita a este país, continúo igual de perdido en este tema y sigo con el mismo baremo de dividir su precio inicial por 4 o 5, intentando mantenerlo sin saber si es lo correcto.

Este arduo trabajo lo hemos tenido en el "Mercado de la Seda", en el que al no poder andar por el exterior debido a la lluvia, hemos pasado algunas horas ¡¡¡ peleando !!! y desde luego terminando con la compra de los temas previstos y algunos más que no pensábamos. Siento admiración por estos vendedores que son capaces de hablarte en tu idioma con un nivel lo suficientemente importante como para no tener ningún problema de entendimiento y sin haber realizado ningún cursillo, mientras que en cuanto sales a la calle, no hay forma de entenderte ni en inglés y tienes que buscar gente muy joven para preguntar por algo.

Mañana siguen las previsiones de lluvia al igual que hoy y no son precisamente de chaparrones temporales, porque no hay momentos que escampe. La lluvia es constante y hora tras hora, haciendo que te mojes a pesar de los paraguas y te cales hasta los pies por los charcos que se forman en las aceras, haciendo muy desagradable el andar por la calle. Nunca nos habíamos fijado lo mal que está construida la urbanización de Pekín. Los accesos tanto de las carreteras como de las aceras están permanentemente encharcados y no hay zapato que aguante pisar tanta agua sin que te cale.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

10/10/2017

Pekín / Beijing (China)

 

Por la tarde ha parado de llover y al fin hemos podido andar un poco por la calle, pero por la mañana hemos vuelto a recurrir a las compras, cambiando de centro comercial y acercándonos al llamado "Pearl Market", que ha resultado bastante peor que el de ayer.

Después ya hemos paseado con tranquilidad, viendo que en zonas muy cercanas al hotel teníamos hasta un supermercado, cosa bastante difícil de encontrar en Pekín, porque nos solemos hacer la pregunta de en dónde compra la gente su comida normal, porque no se ven tiendas de comestibles por la calle y cuando preguntas incluso en el hotel, les cuesta respondernos y tienen que recurrir a otros para saber si conocen algún sitio donde comprar fruta o galletas, que es lo que buscamos principalmente para desayunar. De hecho, el supermercado estaba en un centro comercial y los precios no eran nada baratos, de forma que seguro que les trae más a cuenta, irse a comer a los numerosos y baratísimos "food court" de los centros comerciales.

Al anochecer el cielo se ha limpiado un poco y aunque la temperatura ha enfriado, daba gusto andar por la calle sin sentir el agua en el cuerpo, sobretodo, la de los charcos en los pies. Incluso hemos podido retratar algunas obras florales que todavía quedan de las fiestas celebradas la semana pasada en las que cada año celebran el nacimiento de "Mao" y se colapsa la nación.

Para cenar nos hemos acercado a la llamada "Milla de Oro", de la que recordábamos de nuestra visita anterior a esta ciudad que podíamos cenar al estilo de un ¡¡¡ PinchoPote !!!, al estilo asiático, a base de pequeñas raciones y pinchos ensartados de distintos productos: calamares, pequeños escorpiones, pollo, riñones , etc, y terminar con un postre de acerolas caramelizadas pinchadas en un palo.

'

Mañana esperamos que se cumplan las predicciones y no llueva, porque queremos ir al "Palacio de Verano" que yo ya conozco de haber estado con mis hijos en mi primera visita a China, pero que Carmen no lo pudo ver cuando estuvo la vez anterior aquí, porque llovió y hay que verlo con detenimiento y disfrutando de su bello entorno del lago.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

11/10/2017

Palacio de Verano en Pekín (China)

 

Cuando hemos visto al despertarnos que el cielo estaba azul, nos hemos puesto en marcha en dirección al "Palacio de Verano" porque no se puede dejar pasar la oportunidad de disfrutar de un día sin lluvia. Más de una hora de "Metro" nos acercaba a la puerta de entrada norte que yo no conocía, porque la vez anterior entré por otra directamente al lago y la de hoy accedía por la parte trasera del Palacio, obligándonos a remontar la colina sobre la que se ubica el palacio.

Aunque el tiempo ha estado cambiante, quedándonos a ratos en mangas de camisa, y en otros, abrigándonos con los polares e incluso también con los anoracs, ha transcurrido el día de forma muy agradable. Hay que decir, que el recuerdo que yo tenía de la visita anterior se ha visto ensombrecido porque entonces todo el entorno estaba cuidadísimo y recién pintado y la sensación de espectacularidad se ha diluido con el tiempo. Está claro que desde el año 2008, en el que se celebraron las Olimpiadas, no se le ha prestado la atención que requiere una obra de estas dimensiones y luce bastante deteriorado. Carmen que era la primera vez que lo veía, por lo que no tenía la misma referencia que yo, enseguida me ha comentado nada más entrar, que le extrañaba que en función de lo que yo le había contado, esperaba algo más y con razón, porque el acceso por el que hemos entrado era la peor zona, con un deterioro bastante pronunciado.

En las zonas del lago y palacio, todavía quedaban restos de las mejoras y repintado de hace nueve años, por lo que la sensación ha ido mejorando durante el resto de la visita.

'

Al atardecer y ya anocheciendo, salíamos para buscar el famoso restaurante "Quanjude Qianmen", toda una institución en la preparación del pato pequinés y por el que han pasado numerosas personalidades de todo el mundo, ¡¡ incluyendo a mis hijos y a mí !!! hace nueve años y que ha cambiado respecto al recuerdo que yo tenía. Para llegar allí, hemos pasado por la Plaza Tiananmen, fuertemente custodiada por controles policiales, supongo que más por temas de riesgo de terrorismo yihadista que por motivos internos y que sigue siendo un lugar digno de ver y admirar.

La cena ha estado muy bien, principalmente por la forma en la que sirven el pato, y la parafernalia de ir preparando las porciones con los palillos, hasta poder llevártelas a la boca. Un restaurante que diariamente está abarrotado de clientes, supongo que de clase media / alta, porque los precios son de nivel europeo. Está claro que en este país puedes vivir con muy pocos recursos, pero si quieres gozar de comodidades y disrutar de la buena mesa, lo tienes que pagar en mayor proporción que en el mundo occidental.

'

Esperemos que para mañana que es el último día de visitas en Pekín, la climatología acompañe y podamos pasear por las antiguas callejuelas de los "Hutong" y conocer como vive otra parte del sociedad china, la de las bicicletas.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

12/10/2017

Barrios Hutong / Sichahai / Parque Beihai en Pekín (China)

 

Otro precioso día de ver bonitos paisajes urbanos, parques y templos que nos ha llevado todo el día de andar. Como aquí todo es enorme, las distancias también son considerables y aunque el "Metro" es la mejor forma de desplazarte, todavía suele quedar un buen trecho para llegar a los destinos.

Para hoy habíamos elegido los barrios antiguos denominados "Hutong", en los que las pequeñas casas grisáceas y las estrechas callejuelas son la característica predominante. Algunas zonas de estos barrios a su vez han evolucionado hasta convertirse en destinos turísticos con numerosas tiendas y pequeños restaurantes a los que diariamente acuden miles de visitantes, principalmente grupos organizados de personas chinas de la tercera edad, que supongo que de forma similar a lo que ocurre últimamente en Donosti con el "Imserso".

Pero esto lo hemos visto después, porque como nosotros íbamos a nuestro aire, hemos elegido una parada de Metro cercana a las llamadas "Torre del Tambor" y de la "Campana" que están situadas en barrios llamados "Hutong" y al dirigirnos hacia allí andando, hemos atravesado kilómetro y medio de calles sin ningún interés, con casas muy deterioradas y patios llenos de cacharros, lo que nos ha llevado a pensar de que si eso era lo recomendado para ver, nosotros preferíamos marcharnos a ver otros lugares que no fuesen "Hutong".

Entonces hemos decidido visitar otro destino cercano que teníamos apuntado llamado "Sichachai", resultando ser lo que realmente había que ver y que estaba considerado también como barrio "Hutong", pero de los evolucionados. Un bonito lugar con pequeños puentes de mármol, casitas y callejuelas muy cuidadas por las que circulaban cientos de bicicletas llevando a turistas en recorridos guiados y un par de preciosos lagos que se podían rodear andando.

Allí hemos podido comer unos platos de arroz, noddles y revuelto de tomate con huevo sin que picaran, por lo que hasta ahora hemos tenido suerte con las comidas.

'

Por la tarde, nos acercábamos al parque "Beihai", para admirar sus templos y jardines, lo que nos ha llevado un par de horas. Un espectacular parque lleno de sauces rodeando un enorme lago urbano y un islote con el templo "YongAn" en su colina. Las imágenes de abajo sólo muestran una parte de la cantidad de bellos rincones con los que te encuentras paseando por este parque.

'

Para cenar hemos vuelto al "Pincho Pote asiático" situado en una calle perpendicular de la "Milla de Oro" y cercana al hotel, para picar aquellos pinchos que no nos dañaran demasiado a la vista. El postre esta vez ha sido de castañas, cocidas y asadas a medias, bastante peores que las que comemos en nuestra tierra.

Mañana nos marcharemos a "Datong" para iniciar otra etapa en la que veremos las famosas "Grutas de Yungang", un templo colgante y una pagoda de madera, contactando con nuestro primer guía/conductor chino.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

13/10/2017

Datong (China)

 

Día dedicado a cambiar de destino y aunque el vuelo apenas ha durado una hora, la salida a primera hora de la tarde ha hecho que poco hayamos podido hacer, aunque al final ha sido más de lo esperado.

Salíamos desde "Nayuan" en "Pekín", que es un pequeño aeropuerto de carácter militar cercano al centro de la capital y base de rutas principalmente domésticas de la compañía "China United Airtlines". Hacer el check-in ha sido toda una proeza porque se empeñaba la joven que controlaba los equipajes que se facturan, que mi maleta llevaba algo extraño, rechazándola e indicándome que podía ser una cámara fotográfica. Y si que lo era, una pequeña cámara que suelo usar para situaciones especiales y de submarinismo. He vuelto a cerrar la maleta y de nuevo al pasar por el escáner la misma joven ha vuelto a rechazarla y de nuevo he tenido que abrir la maleta y dejar que mirara ella bien entre la cantidad de accesorios que llevo, hasta que ha encontrado un GPS y parece que era lo que no le gustaba mucho, por lo que he tenido que llevarlos encima, cosa que en al pasar los escáner del equipaje de mano nadie me ha dicho nada. No pasa un día sin que aprendas algo nuevo, pero es la primera vez en las seis que he venido a este país que no me han permitido facturar una cámara de fotos y un GPS y sí llevarlas encima cuando las restricciones suelen ser al contrario.

Al atardecer llegábamos a Datong a pelearnos de nuevo con los taxistas, encontrando a un sonriente joven que ha accedido a llevarnos por un precio que otros no aceptaban y con quien hemos quedado para que mañana nos lleve a ver las "Grutas de Yungang", por lo que le ha salido bien la jugada.

Mientras nos acercábamos a Datong, hemos podido apreciar unas amplias carreteras y avenidas con edificios muy modernos y de diseño, dejándonos sorprendidos por la calidad de lo que veíamos y cuando hemos entrado a la ciudad amurallada, han cambiado los edificios modernos por autenticas preciosidades de arquitectura ancestral china muy cuidadas y numerosos y bellísimos templos.

Hasta el hotel "Datong Garden" en el que nos hospedamos nos ha parecido estupendo por su ubicación y su relación calidad / precio. Rápidamente hemos salido a cenar porque a las ocho de la noche en muchos sitios cierran y a escasos metros en la preciosa plaza de la "Torre del Tambor", nos han sentado en una mesa con vistas al exterior y hemos cenado de maravilla, sin picante y por el equivalente a 10 euros los dos.

Después de cenar y como todavía era pronto nos hemos ido a la muralla porque estaba iluminada con la intención de probar si nos dejaban subir para tener una visión del "Datong" nocturno iluminado. Nos han dejado subir gratis y nos ha impactado tanto las puertas y edificios de la propia muralla que ni hemos mirado hacia el interior de la ciudad. Las espectaculares construcciones con una perfecta iluminación, cosa extraña porque en China pecan de exceso de colores, nos han llenado la retina y a pesar de no llevar las cámaras grandes, pienso que la pequeña, la de los problemas del aeropuerto ha querido hacerse valer y ha conseguido las bellas imágenes que acompaño a este diario.

'

Mañana por la tarde cuando volvamos de las "Grutas de Yungang", recorreremos los numerosos templos que hemos visto de pasada esta tarde cuando llegábamos y volveremos de nuevo a la muralla que nos ha embelesado para recorrerla en bicicleta adaptada.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

14/10/2017

Grutas de Yungang / Datong (China)

 

Otro estupendo día de ver la antigua cultura china, sus templos y la bonita arquitectura. Por la mañana nos venía a buscar el sonriente taxista que ayer nos trajo del aeropuerto al hotel y que no habla nada de inglés, ni tiene la imaginación suficiente para entendernos aunque sea por gestos, por lo que se necesita un traductor de por medio. Ayer fue la recepcionista del hotel quien consiguió ponernos de acuerdo para que nos llevara hoy a las "Grutas de Yungang".

Cuando hemos terminado de desayunar ya lo hemos visto esperando fuera, así que nos hemos movido para salir cuanto antes. La ubicación de las grutas está a unos 20 km. de Datong, con una buena carretera de dos carriles por sentido, pero con cámaras de vigilancia cada 100 m. lo que nos ha obligado a no pasar de 70 km. hora. Allí el taxista nos ha acompañado a la puerta de entrada, que una vez más hemos entrado en el recinto sin tener que pagar nada. En Datong hemos visitado varios monasterios y la muralla sin que nos hayan cobrado la entrada; nos piden el pasaporte y nos dejan pasar. No sabemos si nos estamos aprovechando de algo especial que hace que nadie pague nada por acceder a recintos oficiales. Es extraño, porque las entradas a las atracciones turísticas suelen ser caras en relación a otras cosas y se ven las taquillas de venta de tiques, pero sin nadie atendiendo.

El recorrido por las grutas nos ha durado un par de horas en las que hemos podido admirar unos bellísimos monasterios y las enormes esculturas de piedra que datan en algunos casos del año 400 y 500 antes de Cristo. Las grutas están situadas en una ladera de roca, una a continuación de otra y nos han recordado mucho a las "Cuevas de Ajanta y Ellora" en India, en donde de forma monolítica esculpieron en este caso numerosas figuras de buda y budisattawa. Un recorrido muy agradable a pesar del frío y algunas gotas de lluvia que nos han caído.

'

De vuelta a "Datong" hemos comenzado a visitar zonas del centro amurallado de las que algunas pudimos ver ayer de noche. Parece como si estuviesen reconstruyendo la parte antigua y reconvirtiendo una de esas ciudades con mucha historia, transformándola en destino vacacional y de fin de semana para el turismo interno. "Fenghuang", "Lijiang" y "Pingyao" a la que iremos mañana, son de este tipo de poblaciones reconvertidas con mucha imaginación y preservando su arquitectura antigua, que hace que te sientas dentro de una novela china y que son muy demandadas por los propios chinos.

Después hemos subido a la muralla y alquilado una bicicleta adaptada para dar la vuelta y ver las distintas puertas por la que se accede al recinto, lo que nos ha llevado un buen rato de pedalear porque su perímetro es de 6,5 km. Ayer tuvimos la suerte de que por la noche la iluminaran y pudimos disfrutar de unas preciosas imágenes, cosa que hoy, a pesar de ser sábado, no lo han hecho.

'

Mañana nos vendrá a buscar otro guía que contraté por Internet, con quien abandonaremos "Datong" y nos llevará a ver un templo colgante, una importante pagoda de madera y seguiremos ruta por carretera hasta "Pingyao".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

15/10/2017

Templo Colgate Xuankong / Mu Ta Pagoda / Pingyao (China)

 

Otro bonito día de ver cosas curiosas como viene siendo habitual cada vez que estamos en China. A la hora en punto nos han venido a buscar "Leo" el guía y un chófer llamado algo que terminaba en "...Kao" y que no hablaba más que chino. El guía con el que yo había contactado por Internet se llama "Jonathan", pero hace unos días me escribió comunicándome que había tenido un problema con el permiso de conducir y no podía venir él, así que nos enviaba a su hermano "Leo", que también era un buen guía. Ni "Leo" es su hermano, porque se lo he preguntado y me ha dicho que era su amigo, ni el impedimento del permiso de conducir ¡¡¡cuela !!!, porque viene un chófer con el guía, así que supongo que le habrá salido un servicio para un grupo más numerosoque el nuestro, que le deja más dinero y nos ha colocado a su amigo. Este tipo de actuaciones es bastante habitual en China y a pesar de que yo les digo que deben ser los que contacto quienes nos deben prestar el servicio porque son de los que tengo referencias adecuadas, al final hacen lo que quieren. Al final del viaje le comentaré a "Jonathan" esto que estoy escribiendo y lo haré constar en sus referencias para próximos viajeros que contacten con él.

En este caso no ha tenido importancia porque "Leo" ha resultado ser un estupendo guía y acompañante y que además habla muy bien inglés. Durante todo el día nos ha acompañado de forma sonriente y contando anécdotas sobre su vida, por lo que ha resultado muy agradable. Primero llegábamos después de hora y media de viaje al "Templo Colgante Xuankong", que data del año 400 antes de Cristo. Situado a una elevada altura de una montaña rocosa y cuya excavación tuvo que ser realizada colgando de cuerdas desde la parte superior, adorna la pared de la montaña de una forma muy curiosa. Dicha excavación una vez terminada fue completada con un frente de fachada que es la que parece estar suspendida en la roca.

'

 

Después hemos continuado viaje durante otros 45 minutos hasta la "Pagoda Mu Ta", considerada la mayor de China. Su principal característica es que es una construcción de madera en la que no se ha utilizado ni un solo clavo, uniendo la madera a través de nudos. En la actualidad sólo es posible entrar pero no subir por seguridad, debido a que se está inclinando.

Una vez hemos comido el correspondiente plato de noodles, continuábamos viaje con destino a "Pingyao" a donde llegábamos tres horas y media después. Todo el viaje ha sido por autopista, con limitación de 120 km. hora, si bien nuestro chófer "...Kao", se lo ha tomado con cierta calma y no pasaba de 110.

Al atardecer llegábamos al hotel "Pingyao Yiguan Folk Custom Inn" de arquitectura china, con la cama de tres metros de anchura de pared a pared y en donde hemos tenido que plantar cara en la recepción, porque nos daban una habitación de inferior calidad a la que teníamos reservada. Hemos tenido que discutir bastante con la dueña, como es natural a través de una joven que hacía de intérprete, porque con el problema de los idiomas funcionan a ver si cuela o si te pueden sacar más dinero, pero como yo llevaba la reserva en la que se especificaba el tipo de habitación reservada, le he dicho que notificaría a "Booking" lo que ocurría y al final nos ha dado una habitación, creo que mejor que la reservada, por el mismo precio.

'

Mañana nos volverá a buscar "Leo" para subir a la montaña de "Mianshan", de la que he visto preciosas fotos de templos colgantes y curiosos valles. Esperemos que no se cumplan los pronósticos de lluvia que hay, porque sería una pena pasar todo el día mojándonos y sin poder ver los paisajes.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

16/10/2017

Templos de Mianshan / Pingyao (China)

 

No se han cumplido los pronósticos del tiempo para hoy, porque a pesar de tener una niebla bastante densa en ocasiones, no ha llovido y eso era lo más importante para movernos con tranquilidad por este entorno de templos en plena naturaleza y construidos bajo condiciones extremas. En un cañón con altas paredes de roca maciza, se erige un complejo de templos budistas y taoistas, llamado "Mianshan", cercano a la ciudad Patrimonio de la Humanidad "Pingyao", lo que hace que ambos destinos sean visitados por grandes masas de gente que aprovechan un mismo viaje para disfrutar de dos espectaculares destinos: Templos en la naturaleza con grandes paisajes y una de las ciudades más antiguas de todo China, que se ha conservado en el tiempo.

A las ocho y media de la mañana salíamos con el guía "Leo" y el chófer "...Kao" con destino a "Mianshan" lo que nos ha llevado una hora de viaje, con la suerte de que cuando hemos llegado no había prácticamente visitantes y hemos entrado rápidamente en el recinto. Por la enorme infraestructura de puertas y taquillas de acceso, deben acudir miles de personas creándose colas kilométricas para todo, porque las barreras metálicas para controlar la entrada serpenteaban por un espacio enorme. Además, las enormes distancias que hay entre las distintas áreas de templos obliga a coger constantemente un autobús del recinto, por lo que no quiero ni pensar lo que tuvo que ser visitar estos templos ayer mismo que fue domingo.

Los puntos más importantes que hemos visto han sido: Pagoda del Universo, Dragón Head Temple, Daluo Palace, Sky bridge y Yunfeng temple.

'

También hemos estado en Qixian Valley, muy conocido por los viajeros que vienen por esta zona porque tiene un difícil y arriesgado camino para subir. Se trata de ascender por unos escalones volados y sujetos individualmente a la roca, lo que los hace no aptos para quienes sufren de vértigo. Existe otra alternativa a través de unas escaleras de resbaladizas maderas que bailan conforme pasas lo que también supone un riesgo todavía mayor. Nosotros hemos probado a adentrarnos un trecho, teniéndonos que dar la vuelta porque el guía se ha quedado en la entrada y no parecía dispuesto a subir en esas condiciones.

'

Hemos vuelto a Pingyao para la hora de comer y por la tarde salíamos para pasear por esta preciosa ciudad antigua y disfrutar de unas imágenes que sólo aquí se dan. Venimos de "Datong" y también conocemos "Fenghuan" y "Lijian", todas ellas preciosas, pero como dicen aquí ¡¡¡ son nuevas !!!. "Pingyao" es la auténtica y anciana ciudad china. Y se nota en sus casas, porque tienen un carácter especial y sus fachadas y patios interiores desprenden antigüedad a pesar de estar muy bien conservados.

'

Mañana por la mañana subiremos a la muralla porque aquí si se tiene una vista de todos los tejados de la ciudad formando unas curiosas imágenes que recuerdo de cuando estuve aquí hace años con mis hijos.

Por la tarde, nuestro chófer "...Kao" nos llevará al aeropuerto de Taiyuan para coger el avión con destino a Shanghai y comenzar otra ronda de visitas.

Para quienes estén interesados en contratar un guía de habla inglesa en Pingyao aquí dejo los datos de nuestro guía:

Shanxi tour guide service center

Nombre:Leo

Tfno. 13753469778

eMail: leo_511world@163.com

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

17/10/2017

Pingyao / Casa Familia Qiao /Taiyuan / Shanghai (China)

 

Una jornada lluviosa en la que la mayor parte del día ha estado muy bien y al final se ha convertido en uno de esos que suelen salir en los viajes, en el que tienes que echar mano de la experiencia y de la mala leche para conseguir lo que en principio parece sencillo, volar a otro destino y llegar al hotel a descansar después de un día de andar y viajar ya de noche.

Aunque ha estado lloviendo, por la mañana salíamos por "Pingyao" a dar los últimos paseos, subiendo a la muralla que rodea la ciudad, para tener una perspectiva distinta de las calles, los bonitos tejados y como se dibujan en el paisaje del anciabo Pingyao.

'

Después de comer nos esperaba nuestro sonriente y amable chófer "...Kao", que nos ha llevado a Taiyuan, parando en una de las atracciones estrellas de la zona, la "Casa de la Familia Qiao", que más que una casa es todo un pueblo antiguo. La fama que le precede y que los chinos valoran de forma extraordinaria es que fue escenario de la película "La Linterna Roja" y eso les incita a visitarla por millares en grupos organizados, todos con sus respectivas gorras de diferentes colores para que no se pierdan. A nosotros particularmente no nos ha despertado gran interés porque nos ha parecido como un parque temático, en el que salvo un museo del ábaco, el resto era una repetición de edificios más o menos similares.

'

 

Con bastante antelación a la hora de hacer el check-in, llegábamos al aeropuerto de Taiyuan, en donde nos despedíamos de "...Kao" muy efusivamente. Y entonces han comenzado los problemas, porque no aparecía nuestra reserva en el sistema de la aerolínea "Juneyao Airlines" que era con la que viajábamos. Hasta 6 señoritas han participado intentando averiguar lo que podía haber pasado, y claro está, sin hablar un mínimo de inglés para entendernos. Han aparecido otros más y hemos reclamado la presencia del responsable de la aerolínea para que nos aclarara el tema. Este último, un jovencito que ha aparecido en plan de impresionar al grupo de señoritas, nos ha insistido en que debiéramos hablar con nuestra agencia, porque nuestros billetes habían sido anulados. He ido a buscar a la policía del aeropuerto que tampoco hablaba chino, y que no ha hecho nada, pero al menos ha demostrado que nosotros íbamos en serio con un tema que lo tenían que resolver ellos, porque probablemente tenían ¡¡¡ overbooking !!! y nos han quitado pensando que seríamos un par de jóvenes turistas que no íbamos a protestar. Pero se han equivocado porque he encontrado en mi ordenador la confirmación exacta de la compañía de nuestra reserva y entonces todo ha cambiado, eso sí, hora media después de continua bronca, entregándonos los billetes que supongo serían de otros pasajeros.

El vuelo ha salido con casi una hora de retraso y hasta en el taxi he tenido que llamarle la atención al taxista porque estaba dándonos un gran rodeo en el camino al hotel para que corriera el taxímetro, pero como yo iba controlando con el GPS la ruta que llevaba, se lo he hecho saber.

Un duro final de día, que esperemos nos haya cubierto el cupo de problemas que suelen ocurrir cuando viajas.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

18/10/2017

Shanghai (China)

 

Visitar Shanghai siempre nos ha encantado y esta tercera vez ha sido lo mismo, a pesar del mal tiempo que a partir del mediodía se ha instalado en la ciudad con fuertes chaparrones. Lo que si hemos mejorado y mucho ha sido en la temperatura, volviendo a vestir en mangas de camisa porque hemos ganado en un día hasta 15°, situándonos entre los 20° y 22°.

Como ayer llegamos tarde al hotel "Kingston Riverside Hotel Plaza Shanghai" en el que estamos hospedados, hoy nos hemos levantado con tranquilidad y lo primero que teníamos que hacer era solucionar la compra de billetes de tren para dentro de un par de días que nos iremos a Suzhou. Un tema siempre complicado de hacer porque no suelen hablar ingles en las ventanillas de venta de billetes, para lo que previamente un botones del hotel nos ha escrito en chino las fechas y horas en las que queríamos viajar. En la estación nos hemos encontrado con un portugués y un chino que también estaban sacando billetes con quienes nos hemos puesto a hablar de viajes. Pero toda esa ayuda no ha sido necesaria porque Carmen ha encontrado una ventanilla en la que se indicaba que hablaban inglés, por lo que no ha habido ningún problema.

Con el tema solucionado hemos visitado el complejo "Xintiandi", una zona cercana al hotel que ha resultado ser de lo más selecta y en donde se reúne gente bastante clasista que tiene como objetivo diferenciarse del populismo chino para que no los confundan, pagando con creces los mismos platos de comida y vistiéndose en tiendas de marca internacionales que han encontrado en esta sociedad la oportunidad de hacer el negocio que ya ha decaído en occidente. Unos chinos que nada tienen que ver con los que estamos acostumbrados a ver en nuestras ciudades y que buscan imitar a los japoneses, copiando modas y estilos. Pero la verdad es que todavía les queda mucho trecho por recorrer para alcanzar por encima de todo, ese nivel cultural y educación característico del pueblo nipón.

'

Al mediodía empezaban los chaparrones que se han prolongado el resto del día, dándonos un descanso para poder pasear por la calle comercial "Nanjing road" y el "Bund", que son muy agradables de ver, sobretodo al atardecer cuando comienzan a iluminar todos los edificios. Hemos podido comprobar que la visita al "Bund" a esa hora, continúa siendo la principal atracción de "Shanghai". Miles de personas inundan el paseo para admirar el espectáculo de los rascacielos iluminados cada vez con sistemas más sofisticados que convierten a esta gran ciudad en algo único. Como dice Carmen cuando estás en el "Bund" si miras a tus lados ves el gran esplendor de un reciente pasado y si miras de frente, un impresionante futuro que te abruma.

'

Veremos que ocurre mañana y lo que el tiempo nos deja hacer, porque parece que cada vez que estamos en una ciudad de las grandes de China nos obsequia con agua, y todo hay que decirlo, que si tenemos que sufrir días de mal tiempo los preferimos que sean de esta forma, porque siempre tienes más opciones y alternativas para hacer.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
 
     
 
     
<<<< Anterior

© Viendomundo.com
Volver
 
,