a a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
Contacto
 

Octubre - 2017

Desplegar lista y seleccionar destino
 

     
 
     
 
 
   

07-08/10/2017

Bilbao / Bruselas / Beijing (China)

 

Comienzo de la tercera etapa de viajes de este año y esta vez por el continente asiático, con una nueva visita a China y que constituye la sexta desde que comencé el proyecto Viendomundo. Un itinerario en el que recorreremos diversas partes de su geografía, algunas nuevas y otras ya conocidas y que como nos gustaron mucho volveremos para recorrerlas con mayor profundidad.

Así que hemos comenzado el viaje durmiendo la primera noche muy cerca de casa, para coger el primer avión que nos ha llevado hasta la primera escala en Bruselas. La temprana salida del vuelo nos ha obligado a utilizar el nuevo y muy agradable hotel "New Bilbao Airport", ya que la alternativa de utilizar el autobús de Donosti, contra todo sentido común, comienza su servicio de enlace con el aeropuerto a una hora tardía, con lo que en muchas ocasiones necesitas de otras alternativas.

Para las nueve y media de la mañana estábamos en Bruselas y cogíamos un tren que en 15 minutos nos dejaba cerca de la "Grand Place", para pasar los horas que teníamos disponibles hasta coger el siguiente avión.

Un tiempo desapacible y lluvioso nos ha acompañado toda la mañana, en la que lo único que hemos hechoa ha sido dar un paseo por la plaza, ver el ¡¡¡¡ diminuto y disfrazado esta vez de ciclista, Manneken Pis !!!" y desayunar los famosos y carísimos gofres.

'

Después volábamos con la compañía aérea china "Hainan Airlines" que sin contratiempos, nos ha depositado en Pekín y poder dar el siguiente paso, comenzar las primeras negociaciones con un taxista para que nos llevara al hotel, lo que a pesar de parecer que consigues muy importantes rebajas, terminas con la sensación de que sigues pagando demasiado, culpando todo a tu cara occidental. Los taxistas son ¡¡¡ grandes psicólogos !!! y saben que a esas horas de la mañana y después de un largo viaje, pueden manejarte pareciendo que hasta te hacen un favor por darte el servicio. Lo que si nos ha sorprendido muy favorablemente ha sido el estupendo comportamiento del "Inner Mongolia Grand Hotel", que nos ha permitido hacer el check-in a esas horas, sin ningún tipo de impedimento ni comentario. Esto nos ha permitido dormir unas pocas horas para ir adaptándonos cuanto antes al nuevo horario, aunque esta noche supongo que sufriremos algo de "jet lag".

Al mediodía salíamos a comer los primeros platos chinos del viaje, consiguiendo dar con algunos que no picaban y que ya ha constituido un éxito en sí mismo. El tiempo ha estado lluvioso toda la tarde que la hemos pasado paseando y acercándonos a la plaza de Tiananmen, en la que siempre hay algo curioso que ver, siendo esta vez una bonita y enorme cesta de fruta.

'

Mañana en función de la climatología comenzaremos una serie de visitas por esta ciudad que nos encanta por su grandiosidad y que nos parece una de las capitales más bellas del mundo, en la que el pasado, presente y futuro están más fusionados.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

09/10/2017

Pekín / Beijing (China)

 

Día pasado por agua que nos ha obligado a dedicarlo a lugares interiores y más concretamente a las clásicas compras de marcas de imitación con el consiguiente y duro regateo al que como no estamos acostumbrados ni tenemos referencias, nos cuesta establecer el mejor precio. Aquí en China no es como en otros países en el que se negocia para reducir el coste un poco. Puedes dividir por 4 o 5 el precio inicial que te piden y conseguir la compra, eso sí, con la firmeza de aguantar tu precio llegando a marcharte para que finalmente te lo impidan y parezca que les has timado tu a ellos. Pero esa gran diferencia de precio entre el inicial y el final, a mí personalmente me deja siempre la sensación de que no he sido lo suficiente listo para conseguir el precio mínimo por el que están ellos dispuestos a vender, porque lo que está muy claro es que son profesionales y te manejan a su antojo. Siendo esta la sexta visita a este país, continúo igual de perdido en este tema y sigo con el mismo baremo de dividir su precio inicial por 4 o 5, intentando mantenerlo sin saber si es lo correcto.

Este arduo trabajo lo hemos tenido en el "Mercado de la Seda", en el que al no poder andar por el exterior debido a la lluvia, hemos pasado algunas horas ¡¡¡ peleando !!! y desde luego terminando con la compra de los temas previstos y algunos más que no pensábamos. Siento admiración por estos vendedores que son capaces de hablarte en tu idioma con un nivel lo suficientemente importante como para no tener ningún problema de entendimiento y sin haber realizado ningún cursillo, mientras que en cuanto sales a la calle, no hay forma de entenderte ni en inglés y tienes que buscar gente muy joven para preguntar por algo.

Mañana siguen las previsiones de lluvia al igual que hoy y no son precisamente de chaparrones temporales, porque no hay momentos que escampe. La lluvia es constante y hora tras hora, haciendo que te mojes a pesar de los paraguas y te cales hasta los pies por los charcos que se forman en las aceras, haciendo muy desagradable el andar por la calle. Nunca nos habíamos fijado lo mal que está construida la urbanización de Pekín. Los accesos tanto de las carreteras como de las aceras están permanentemente encharcados y no hay zapato que aguante pisar tanta agua sin que te cale.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

10/10/2017

Pekín / Beijing (China)

 

Por la tarde ha parado de llover y al fin hemos podido andar un poco por la calle, pero por la mañana hemos vuelto a recurrir a las compras, cambiando de centro comercial y acercándonos al llamado "Pearl Market", que ha resultado bastante peor que el de ayer.

Después ya hemos paseado con tranquilidad, viendo que en zonas muy cercanas al hotel teníamos hasta un supermercado, cosa bastante difícil de encontrar en Pekín, porque nos solemos hacer la pregunta de en dónde compra la gente su comida normal, porque no se ven tiendas de comestibles por la calle y cuando preguntas incluso en el hotel, les cuesta respondernos y tienen que recurrir a otros para saber si conocen algún sitio donde comprar fruta o galletas, que es lo que buscamos principalmente para desayunar. De hecho, el supermercado estaba en un centro comercial y los precios no eran nada baratos, de forma que seguro que les trae más a cuenta, irse a comer a los numerosos y baratísimos "food court" de los centros comerciales.

Al anochecer el cielo se ha limpiado un poco y aunque la temperatura ha enfriado, daba gusto andar por la calle sin sentir el agua en el cuerpo, sobretodo, la de los charcos en los pies. Incluso hemos podido retratar algunas obras florales que todavía quedan de las fiestas celebradas la semana pasada en las que cada año celebran el nacimiento de "Mao" y se colapsa la nación.

Para cenar nos hemos acercado a la llamada "Milla de Oro", de la que recordábamos de nuestra visita anterior a esta ciudad que podíamos cenar al estilo de un ¡¡¡ PinchoPote !!!, al estilo asiático, a base de pequeñas raciones y pinchos ensartados de distintos productos: calamares, pequeños escorpiones, pollo, riñones , etc, y terminar con un postre de acerolas caramelizadas pinchadas en un palo.

'

Mañana esperamos que se cumplan las predicciones y no llueva, porque queremos ir al "Palacio de Verano" que yo ya conozco de haber estado con mis hijos en mi primera visita a China, pero que Carmen no lo pudo ver cuando estuvo la vez anterior aquí, porque llovió y hay que verlo con detenimiento y disfrutando de su bello entorno del lago.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

11/10/2017

Palacio de Verano en Pekín (China)

 

Cuando hemos visto al despertarnos que el cielo estaba azul, nos hemos puesto en marcha en dirección al "Palacio de Verano" porque no se puede dejar pasar la oportunidad de disfrutar de un día sin lluvia. Más de una hora de "Metro" nos acercaba a la puerta de entrada norte que yo no conocía, porque la vez anterior entré por otra directamente al lago y la de hoy accedía por la parte trasera del Palacio, obligándonos a remontar la colina sobre la que se ubica el palacio.

Aunque el tiempo ha estado cambiante, quedándonos a ratos en mangas de camisa, y en otros, abrigándonos con los polares e incluso también con los anoracs, ha transcurrido el día de forma muy agradable. Hay que decir, que el recuerdo que yo tenía de la visita anterior se ha visto ensombrecido porque entonces todo el entorno estaba cuidadísimo y recién pintado y la sensación de espectacularidad se ha diluido con el tiempo. Está claro que desde el año 2008, en el que se celebraron las Olimpiadas, no se le ha prestado la atención que requiere una obra de estas dimensiones y luce bastante deteriorado. Carmen que era la primera vez que lo veía, por lo que no tenía la misma referencia que yo, enseguida me ha comentado nada más entrar, que le extrañaba que en función de lo que yo le había contado, esperaba algo más y con razón, porque el acceso por el que hemos entrado era la peor zona, con un deterioro bastante pronunciado.

En las zonas del lago y palacio, todavía quedaban restos de las mejoras y repintado de hace nueve años, por lo que la sensación ha ido mejorando durante el resto de la visita.

'

Al atardecer y ya anocheciendo, salíamos para buscar el famoso restaurante "Quanjude Qianmen", toda una institución en la preparación del pato pequinés y por el que han pasado numerosas personalidades de todo el mundo, ¡¡ incluyendo a mis hijos y a mí !!! hace nueve años y que ha cambiado respecto al recuerdo que yo tenía. Para llegar allí, hemos pasado por la Plaza Tiananmen, fuertemente custodiada por controles policiales, supongo que más por temas de riesgo de terrorismo yihadista que por motivos internos y que sigue siendo un lugar digno de ver y admirar.

La cena ha estado muy bien, principalmente por la forma en la que sirven el pato, y la parafernalia de ir preparando las porciones con los palillos, hasta poder llevártelas a la boca. Un restaurante que diariamente está abarrotado de clientes, supongo que de clase media / alta, porque los precios son de nivel europeo. Está claro que en este país puedes vivir con muy pocos recursos, pero si quieres gozar de comodidades y disrutar de la buena mesa, lo tienes que pagar en mayor proporción que en el mundo occidental.

'

Esperemos que para mañana que es el último día de visitas en Pekín, la climatología acompañe y podamos pasear por las antiguas callejuelas de los "Hutong" y conocer como vive otra parte del sociedad china, la de las bicicletas.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

12/10/2017

Barrios Hutong / Sichahai / Parque Beihai en Pekín (China)

 

Otro precioso día de ver bonitos paisajes urbanos, parques y templos que nos ha llevado todo el día de andar. Como aquí todo es enorme, las distancias también son considerables y aunque el "Metro" es la mejor forma de desplazarte, todavía suele quedar un buen trecho para llegar a los destinos.

Para hoy habíamos elegido los barrios antiguos denominados "Hutong", en los que las pequeñas casas grisáceas y las estrechas callejuelas son la característica predominante. Algunas zonas de estos barrios a su vez han evolucionado hasta convertirse en destinos turísticos con numerosas tiendas y pequeños restaurantes a los que diariamente acuden miles de visitantes, principalmente grupos organizados de personas chinas de la tercera edad, que supongo que de forma similar a lo que ocurre últimamente en Donosti con el "Imserso".

Pero esto lo hemos visto después, porque como nosotros íbamos a nuestro aire, hemos elegido una parada de Metro cercana a las llamadas "Torre del Tambor" y de la "Campana" que están situadas en barrios llamados "Hutong" y al dirigirnos hacia allí andando, hemos atravesado kilómetro y medio de calles sin ningún interés, con casas muy deterioradas y patios llenos de cacharros, lo que nos ha llevado a pensar de que si eso era lo recomendado para ver, nosotros preferíamos marcharnos a ver otros lugares que no fuesen "Hutong".

Entonces hemos decidido visitar otro destino cercano que teníamos apuntado llamado "Sichachai", resultando ser lo que realmente había que ver y que estaba considerado también como barrio "Hutong", pero de los evolucionados. Un bonito lugar con pequeños puentes de mármol, casitas y callejuelas muy cuidadas por las que circulaban cientos de bicicletas llevando a turistas en recorridos guiados y un par de preciosos lagos que se podían rodear andando.

Allí hemos podido comer unos platos de arroz, noddles y revuelto de tomate con huevo sin que picaran, por lo que hasta ahora hemos tenido suerte con las comidas.

'

Por la tarde, nos acercábamos al parque "Beihai", para admirar sus templos y jardines, lo que nos ha llevado un par de horas. Un espectacular parque lleno de sauces rodeando un enorme lago urbano y un islote con el templo "YongAn" en su colina. Las imágenes de abajo sólo muestran una parte de la cantidad de bellos rincones con los que te encuentras paseando por este parque.

'

Para cenar hemos vuelto al "Pincho Pote asiático" situado en una calle perpendicular de la "Milla de Oro" y cercana al hotel, para picar aquellos pinchos que no nos dañaran demasiado a la vista. El postre esta vez ha sido de castañas, cocidas y asadas a medias, bastante peores que las que comemos en nuestra tierra.

Mañana nos marcharemos a "Datong" para iniciar otra etapa en la que veremos las famosas "Grutas de Yungang", un templo colgante y una pagoda de madera, contactando con nuestro primer guía/conductor chino.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

13/10/2017

Datong (China)

 

Día dedicado a cambiar de destino y aunque el vuelo apenas ha durado una hora, la salida a primera hora de la tarde ha hecho que poco hayamos podido hacer, aunque al final ha sido más de lo esperado.

Salíamos desde "Nayuan" en "Pekín", que es un pequeño aeropuerto de carácter militar cercano al centro de la capital y base de rutas principalmente domésticas de la compañía "China United Airtlines". Hacer el check-in ha sido toda una proeza porque se empeñaba la joven que controlaba los equipajes que se facturan, que mi maleta llevaba algo extraño, rechazándola e indicándome que podía ser una cámara fotográfica. Y si que lo era, una pequeña cámara que suelo usar para situaciones especiales y de submarinismo. He vuelto a cerrar la maleta y de nuevo al pasar por el escáner la misma joven ha vuelto a rechazarla y de nuevo he tenido que abrir la maleta y dejar que mirara ella bien entre la cantidad de accesorios que llevo, hasta que ha encontrado un GPS y parece que era lo que no le gustaba mucho, por lo que he tenido que llevarlos encima, cosa que en al pasar los escáner del equipaje de mano nadie me ha dicho nada. No pasa un día sin que aprendas algo nuevo, pero es la primera vez en las seis que he venido a este país que no me han permitido facturar una cámara de fotos y un GPS y sí llevarlas encima cuando las restricciones suelen ser al contrario.

Al atardecer llegábamos a Datong a pelearnos de nuevo con los taxistas, encontrando a un sonriente joven que ha accedido a llevarnos por un precio que otros no aceptaban y con quien hemos quedado para que mañana nos lleve a ver las "Grutas de Yungang", por lo que le ha salido bien la jugada.

Mientras nos acercábamos a Datong, hemos podido apreciar unas amplias carreteras y avenidas con edificios muy modernos y de diseño, dejándonos sorprendidos por la calidad de lo que veíamos y cuando hemos entrado a la ciudad amurallada, han cambiado los edificios modernos por autenticas preciosidades de arquitectura ancestral china muy cuidadas y numerosos y bellísimos templos.

Hasta el hotel "Datong Garden" en el que nos hospedamos nos ha parecido estupendo por su ubicación y su relación calidad / precio. Rápidamente hemos salido a cenar porque a las ocho de la noche en muchos sitios cierran y a escasos metros en la preciosa plaza de la "Torre del Tambor", nos han sentado en una mesa con vistas al exterior y hemos cenado de maravilla, sin picante y por el equivalente a 10 euros los dos.

Después de cenar y como todavía era pronto nos hemos ido a la muralla porque estaba iluminada con la intención de probar si nos dejaban subir para tener una visión del "Datong" nocturno iluminado. Nos han dejado subir gratis y nos ha impactado tanto las puertas y edificios de la propia muralla que ni hemos mirado hacia el interior de la ciudad. Las espectaculares construcciones con una perfecta iluminación, cosa extraña porque en China pecan de exceso de colores, nos han llenado la retina y a pesar de no llevar las cámaras grandes, pienso que la pequeña, la de los problemas del aeropuerto ha querido hacerse valer y ha conseguido las bellas imágenes que acompaño a este diario.

'

Mañana por la tarde cuando volvamos de las "Grutas de Yungang", recorreremos los numerosos templos que hemos visto de pasada esta tarde cuando llegábamos y volveremos de nuevo a la muralla que nos ha embelesado para recorrerla en bicicleta adaptada.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

14/10/2017

Grutas de Yungang / Datong (China)

 

Otro estupendo día de ver la antigua cultura china, sus templos y la bonita arquitectura. Por la mañana nos venía a buscar el sonriente taxista que ayer nos trajo del aeropuerto al hotel y que no habla nada de inglés, ni tiene la imaginación suficiente para entendernos aunque sea por gestos, por lo que se necesita un traductor de por medio. Ayer fue la recepcionista del hotel quien consiguió ponernos de acuerdo para que nos llevara hoy a las "Grutas de Yungang".

Cuando hemos terminado de desayunar ya lo hemos visto esperando fuera, así que nos hemos movido para salir cuanto antes. La ubicación de las grutas está a unos 20 km. de Datong, con una buena carretera de dos carriles por sentido, pero con cámaras de vigilancia cada 100 m. lo que nos ha obligado a no pasar de 70 km. hora. Allí el taxista nos ha acompañado a la puerta de entrada, que una vez más hemos entrado en el recinto sin tener que pagar nada. En Datong hemos visitado varios monasterios y la muralla sin que nos hayan cobrado la entrada; nos piden el pasaporte y nos dejan pasar. No sabemos si nos estamos aprovechando de algo especial que hace que nadie pague nada por acceder a recintos oficiales. Es extraño, porque las entradas a las atracciones turísticas suelen ser caras en relación a otras cosas y se ven las taquillas de venta de tiques, pero sin nadie atendiendo.

El recorrido por las grutas nos ha durado un par de horas en las que hemos podido admirar unos bellísimos monasterios y las enormes esculturas de piedra que datan en algunos casos del año 400 y 500 antes de Cristo. Las grutas están situadas en una ladera de roca, una a continuación de otra y nos han recordado mucho a las "Cuevas de Ajanta y Ellora" en India, en donde de forma monolítica esculpieron en este caso numerosas figuras de buda y budisattawa. Un recorrido muy agradable a pesar del frío y algunas gotas de lluvia que nos han caído.

'

De vuelta a "Datong" hemos comenzado a visitar zonas del centro amurallado de las que algunas pudimos ver ayer de noche. Parece como si estuviesen reconstruyendo la parte antigua y reconvirtiendo una de esas ciudades con mucha historia, transformándola en destino vacacional y de fin de semana para el turismo interno. "Fenghuang", "Lijiang" y "Pingyao" a la que iremos mañana, son de este tipo de poblaciones reconvertidas con mucha imaginación y preservando su arquitectura antigua, que hace que te sientas dentro de una novela china y que son muy demandadas por los propios chinos.

Después hemos subido a la muralla y alquilado una bicicleta adaptada para dar la vuelta y ver las distintas puertas por la que se accede al recinto, lo que nos ha llevado un buen rato de pedalear porque su perímetro es de 6,5 km. Ayer tuvimos la suerte de que por la noche la iluminaran y pudimos disfrutar de unas preciosas imágenes, cosa que hoy, a pesar de ser sábado, no lo han hecho.

'

Mañana nos vendrá a buscar otro guía que contraté por Internet, con quien abandonaremos "Datong" y nos llevará a ver un templo colgante, una importante pagoda de madera y seguiremos ruta por carretera hasta "Pingyao".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

15/10/2017

Templo Colgate Xuankong / Mu Ta Pagoda / Pingyao (China)

 

Otro bonito día de ver cosas curiosas como viene siendo habitual cada vez que estamos en China. A la hora en punto nos han venido a buscar "Leo" el guía y un chófer llamado algo que terminaba en "...Kao" y que no hablaba más que chino. El guía con el que yo había contactado por Internet se llama "Jonathan", pero hace unos días me escribió comunicándome que había tenido un problema con el permiso de conducir y no podía venir él, así que nos enviaba a su hermano "Leo", que también era un buen guía. Ni "Leo" es su hermano, porque se lo he preguntado y me ha dicho que era su amigo, ni el impedimento del permiso de conducir ¡¡¡cuela !!!, porque viene un chófer con el guía, así que supongo que le habrá salido un servicio para un grupo más numerosoque el nuestro, que le deja más dinero y nos ha colocado a su amigo. Este tipo de actuaciones es bastante habitual en China y a pesar de que yo les digo que deben ser los que contacto quienes nos deben prestar el servicio porque son de los que tengo referencias adecuadas, al final hacen lo que quieren. Al final del viaje le comentaré a "Jonathan" esto que estoy escribiendo y lo haré constar en sus referencias para próximos viajeros que contacten con él.

En este caso no ha tenido importancia porque "Leo" ha resultado ser un estupendo guía y acompañante y que además habla muy bien inglés. Durante todo el día nos ha acompañado de forma sonriente y contando anécdotas sobre su vida, por lo que ha resultado muy agradable. Primero llegábamos después de hora y media de viaje al "Templo Colgante Xuankong", que data del año 400 antes de Cristo. Situado a una elevada altura de una montaña rocosa y cuya excavación tuvo que ser realizada colgando de cuerdas desde la parte superior, adorna la pared de la montaña de una forma muy curiosa. Dicha excavación una vez terminada fue completada con un frente de fachada que es la que parece estar suspendida en la roca.

'

 

Después hemos continuado viaje durante otros 45 minutos hasta la "Pagoda Mu Ta", considerada la mayor de China. Su principal característica es que es una construcción de madera en la que no se ha utilizado ni un solo clavo, uniendo la madera a través de nudos. En la actualidad sólo es posible entrar pero no subir por seguridad, debido a que se está inclinando.

Una vez hemos comido el correspondiente plato de noodles, continuábamos viaje con destino a "Pingyao" a donde llegábamos tres horas y media después. Todo el viaje ha sido por autopista, con limitación de 120 km. hora, si bien nuestro chófer "...Kao", se lo ha tomado con cierta calma y no pasaba de 110.

Al atardecer llegábamos al hotel "Pingyao Yiguan Folk Custom Inn" de arquitectura china, con la cama de tres metros de anchura de pared a pared y en donde hemos tenido que plantar cara en la recepción, porque nos daban una habitación de inferior calidad a la que teníamos reservada. Hemos tenido que discutir bastante con la dueña, como es natural a través de una joven que hacía de intérprete, porque con el problema de los idiomas funcionan a ver si cuela o si te pueden sacar más dinero, pero como yo llevaba la reserva en la que se especificaba el tipo de habitación reservada, le he dicho que notificaría a "Booking" lo que ocurría y al final nos ha dado una habitación, creo que mejor que la reservada, por el mismo precio.

'

Mañana nos volverá a buscar "Leo" para subir a la montaña de "Mianshan", de la que he visto preciosas fotos de templos colgantes y curiosos valles. Esperemos que no se cumplan los pronósticos de lluvia que hay, porque sería una pena pasar todo el día mojándonos y sin poder ver los paisajes.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

16/10/2017

Templos de Mianshan / Pingyao (China)

 

No se han cumplido los pronósticos del tiempo para hoy, porque a pesar de tener una niebla bastante densa en ocasiones, no ha llovido y eso era lo más importante para movernos con tranquilidad por este entorno de templos en plena naturaleza y construidos bajo condiciones extremas. En un cañón con altas paredes de roca maciza, se erige un complejo de templos budistas y taoistas, llamado "Mianshan", cercano a la ciudad Patrimonio de la Humanidad "Pingyao", lo que hace que ambos destinos sean visitados por grandes masas de gente que aprovechan un mismo viaje para disfrutar de dos espectaculares destinos: Templos en la naturaleza con grandes paisajes y una de las ciudades más antiguas de todo China, que se ha conservado en el tiempo.

A las ocho y media de la mañana salíamos con el guía "Leo" y el chófer "...Kao" con destino a "Mianshan" lo que nos ha llevado una hora de viaje, con la suerte de que cuando hemos llegado no había prácticamente visitantes y hemos entrado rápidamente en el recinto. Por la enorme infraestructura de puertas y taquillas de acceso, deben acudir miles de personas creándose colas kilométricas para todo, porque las barreras metálicas para controlar la entrada serpenteaban por un espacio enorme. Además, las enormes distancias que hay entre las distintas áreas de templos obliga a coger constantemente un autobús del recinto, por lo que no quiero ni pensar lo que tuvo que ser visitar estos templos ayer mismo que fue domingo.

Los puntos más importantes que hemos visto han sido: Pagoda del Universo, Dragón Head Temple, Daluo Palace, Sky bridge y Yunfeng temple.

'

También hemos estado en Qixian Valley, muy conocido por los viajeros que vienen por esta zona porque tiene un difícil y arriesgado camino para subir. Se trata de ascender por unos escalones volados y sujetos individualmente a la roca, lo que los hace no aptos para quienes sufren de vértigo. Existe otra alternativa a través de unas escaleras de resbaladizas maderas que bailan conforme pasas lo que también supone un riesgo todavía mayor. Nosotros hemos probado a adentrarnos un trecho, teniéndonos que dar la vuelta porque el guía se ha quedado en la entrada y no parecía dispuesto a subir en esas condiciones.

'

Hemos vuelto a Pingyao para la hora de comer y por la tarde salíamos para pasear por esta preciosa ciudad antigua y disfrutar de unas imágenes que sólo aquí se dan. Venimos de "Datong" y también conocemos "Fenghuan" y "Lijian", todas ellas preciosas, pero como dicen aquí ¡¡¡ son nuevas !!!. "Pingyao" es la auténtica y anciana ciudad china. Y se nota en sus casas, porque tienen un carácter especial y sus fachadas y patios interiores desprenden antigüedad a pesar de estar muy bien conservados.

'

Mañana por la mañana subiremos a la muralla porque aquí si se tiene una vista de todos los tejados de la ciudad formando unas curiosas imágenes que recuerdo de cuando estuve aquí hace años con mis hijos.

Por la tarde, nuestro chófer "...Kao" nos llevará al aeropuerto de Taiyuan para coger el avión con destino a Shanghai y comenzar otra ronda de visitas.

Para quienes estén interesados en contratar un guía de habla inglesa en Pingyao aquí dejo los datos de nuestro guía:

Shanxi tour guide service center

Nombre:Leo

Tfno. 13753469778

eMail: leo_511world@163.com

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

17/10/2017

Pingyao / Casa Familia Qiao /Taiyuan / Shanghai (China)

 

Una jornada lluviosa en la que la mayor parte del día ha estado muy bien y al final se ha convertido en uno de esos que suelen salir en los viajes, en el que tienes que echar mano de la experiencia y de la mala leche para conseguir lo que en principio parece sencillo, volar a otro destino y llegar al hotel a descansar después de un día de andar y viajar ya de noche.

Aunque ha estado lloviendo, por la mañana salíamos por "Pingyao" a dar los últimos paseos, subiendo a la muralla que rodea la ciudad, para tener una perspectiva distinta de las calles, los bonitos tejados y como se dibujan en el paisaje del anciabo Pingyao.

'

Después de comer nos esperaba nuestro sonriente y amable chófer "...Kao", que nos ha llevado a Taiyuan, parando en una de las atracciones estrellas de la zona, la "Casa de la Familia Qiao", que más que una casa es todo un pueblo antiguo. La fama que le precede y que los chinos valoran de forma extraordinaria es que fue escenario de la película "La Linterna Roja" y eso les incita a visitarla por millares en grupos organizados, todos con sus respectivas gorras de diferentes colores para que no se pierdan. A nosotros particularmente no nos ha despertado gran interés porque nos ha parecido como un parque temático, en el que salvo un museo del ábaco, el resto era una repetición de edificios más o menos similares.

'

 

Con bastante antelación a la hora de hacer el check-in, llegábamos al aeropuerto de Taiyuan, en donde nos despedíamos de "...Kao" muy efusivamente. Y entonces han comenzado los problemas, porque no aparecía nuestra reserva en el sistema de la aerolínea "Juneyao Airlines" que era con la que viajábamos. Hasta 6 señoritas han participado intentando averiguar lo que podía haber pasado, y claro está, sin hablar un mínimo de inglés para entendernos. Han aparecido otros más y hemos reclamado la presencia del responsable de la aerolínea para que nos aclarara el tema. Este último, un jovencito que ha aparecido en plan de impresionar al grupo de señoritas, nos ha insistido en que debiéramos hablar con nuestra agencia, porque nuestros billetes habían sido anulados. He ido a buscar a la policía del aeropuerto que tampoco hablaba chino, y que no ha hecho nada, pero al menos ha demostrado que nosotros íbamos en serio con un tema que lo tenían que resolver ellos, porque probablemente tenían ¡¡¡ overbooking !!! y nos han quitado pensando que seríamos un par de jóvenes turistas que no íbamos a protestar. Pero se han equivocado porque he encontrado en mi ordenador la confirmación exacta de la compañía de nuestra reserva y entonces todo ha cambiado, eso sí, hora media después de continua bronca, entregándonos los billetes que supongo serían de otros pasajeros.

El vuelo ha salido con casi una hora de retraso y hasta en el taxi he tenido que llamarle la atención al taxista porque estaba dándonos un gran rodeo en el camino al hotel para que corriera el taxímetro, pero como yo iba controlando con el GPS la ruta que llevaba, se lo he hecho saber.

Un duro final de día, que esperemos nos haya cubierto el cupo de problemas que suelen ocurrir cuando viajas.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

18/10/2017

Shanghai (China)

 

Visitar Shanghai siempre nos ha encantado y esta tercera vez ha sido lo mismo, a pesar del mal tiempo que a partir del mediodía se ha instalado en la ciudad con fuertes chaparrones. Lo que si hemos mejorado y mucho ha sido en la temperatura, volviendo a vestir en mangas de camisa porque hemos ganado en un día hasta 15°, situándonos entre los 20° y 22°.

Como ayer llegamos tarde al hotel "Kingston Riverside Hotel Plaza Shanghai" en el que estamos hospedados, hoy nos hemos levantado con tranquilidad y lo primero que teníamos que hacer era solucionar la compra de billetes de tren para dentro de un par de días que nos iremos a Suzhou. Un tema siempre complicado de hacer porque no suelen hablar ingles en las ventanillas de venta de billetes, para lo que previamente un botones del hotel nos ha escrito en chino las fechas y horas en las que queríamos viajar. En la estación nos hemos encontrado con un portugués y un chino que también estaban sacando billetes con quienes nos hemos puesto a hablar de viajes. Pero toda esa ayuda no ha sido necesaria porque Carmen ha encontrado una ventanilla en la que se indicaba que hablaban inglés, por lo que no ha habido ningún problema.

Con el tema solucionado hemos visitado el complejo "Xintiandi", una zona cercana al hotel que ha resultado ser de lo más selecta y en donde se reúne gente bastante clasista que tiene como objetivo diferenciarse del populismo chino para que no los confundan, pagando con creces los mismos platos de comida y vistiéndose en tiendas de marca internacionales que han encontrado en esta sociedad la oportunidad de hacer el negocio que ya ha decaído en occidente. Unos chinos que nada tienen que ver con los que estamos acostumbrados a ver en nuestras ciudades y que buscan imitar a los japoneses, copiando modas y estilos. Pero la verdad es que todavía les queda mucho trecho por recorrer para alcanzar por encima de todo, ese nivel cultural y educación característico del pueblo nipón.

'

Al mediodía empezaban los chaparrones que se han prolongado el resto del día, dándonos un descanso para poder pasear por la calle comercial "Nanjing road" y el "Bund", que son muy agradables de ver, sobretodo al atardecer cuando comienzan a iluminar todos los edificios. Hemos podido comprobar que la visita al "Bund" a esa hora, continúa siendo la principal atracción de "Shanghai". Miles de personas inundan el paseo para admirar el espectáculo de los rascacielos iluminados cada vez con sistemas más sofisticados que convierten a esta gran ciudad en algo único. Como dice Carmen cuando estás en el "Bund" si miras a tus lados ves el gran esplendor de un reciente pasado y si miras de frente, un impresionante futuro que te abruma.

'

Veremos que ocurre mañana y lo que el tiempo nos deja hacer, porque parece que cada vez que estamos en una ciudad de las grandes de China nos obsequia con agua, y todo hay que decirlo, que si tenemos que sufrir días de mal tiempo los preferimos que sean de esta forma, porque siempre tienes más opciones y alternativas para hacer.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

19/10/2017

Shanghai (China)

 

Otro día en esta ciudad en la que siempre hay algo que hacer. Como teníamos algunas compras pendientes, hemos localizado el "Mercado de la Seda", que de seda realmente no había mucho y la poca que había era de baja calidad. Y al igual que la de Pekín la habían cambiado a una nueva ubicación. Estos mercados están especializados en productos de imitación y nunca hay que aceptar el precio inicial que marcan, haciendo contraofertas del precio dividido por cuatro o cinco veces. Es raro en China que las cosas permanezcan mucho tiempo en un mismo lugar y nos ha pasado con hoteles y restaurantes en los que ya habíamos estado, que nos ha sido imposible encontrarlos de nuevo. También tienen la costumbre de cambiarles a los sitios el nombre en inglés, por lo que es una ardua tarea repetir algo que te había gustado con anterioridad.

Este Mercado de la Seda se ubica en la actualidad a la salida de la estación de "Metro" del "Shanghai Science and Technology Museum".

'

A continuación hemos cogido un "Metro" hasta la "Concesión Francesa" que todavía no conocíamos y que consiste en unas estrechas callejuelas antiguas reconvertidas en tiendas y restaurantes. Shanghai es un claro exponente de la sociedad de consumo asiática y ya no es una cuestión de tener mucho dinero para ser consumista, sino que hay oferta para todos los estratos de la sociedad china, con mayor o menor nivel de precio el fin siempre es el mismo ¡¡¡ consumir lo que sea !!!.

'

Y al atardecer. como siempre que estamos en Shanghai el paseo obligado, desde "People square" por "Nanjing road" hasta "El Bund", en donde de nuevo nos han obsequiado con un festival de luminotecnia del más alto nivel y en donde con Carmen un chino ha entablado conversación en inglés y después en francés, vamos, que tenía ganas de practicar y ha encontrado a la persona idónea.

'

Mañana cogeremos el tren para ir a "Suzhou", la también llamada "Venecia Asiática" famosa por sus estrechos canales, puentes y los numerosos jardines chinos.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

20/10/2017

Suzhou (China)

 

Parece que andamos por China como unos más de los 1.300 millones de chinos que se mueve de aquí para allá. Por la mañana salíamos del hotel de Shanghai cargando con las maletas y marchando a la estación de "Metro" para ir a la estación de trenes, porque es más seguro este transporte que arriesgarte a que te pille un atasco en cualquier calle y que pierdas el tren.

Con casi puntualidad japonesa, salíamos con destino a "Suzhou", a donde llegábamos escasamente media hora después en un tren de alta velocidad. Vuelta a coger otro moderno "Metro" y andando llegábamos arrastrando las maletas al "Soul Suzhou", un curioso hotel de estilo futurista muy bien situado y bonitas habitaciones.

Una vez instalados, salíamos para realizar las primera visita, que ha sido al "Jardín de los Leones", que está considerado como uno de los buenos, pero que no nos ha gustado nada, porque era un simple desparrame de rocas en un pequeño recinto, sin conseguir un entorno homogéneo que diese la imagen de tranquilidad y quietud que todo jardín debe transmitir. Si además le añades, los cientos de chinos gritones inundando todos los accesos, te ocurre lo que a nosotros, que hemos buscado la salida rápidamente para marcharnos.

'

 

A escasos metros se ubicaba el más grande y mejor considerado, llamado "Jardín del Administrador Humilde (Zhuozheng Yuan), que nos ha resultado todavía peor, pero con algo más de tranquilidad. Tal vez por la época que estamos, toda las plantas parecían estar resecas y a punto de caerse, pero tampoco tenía el clásico color dorado del otoño, así que tampoco nos ha gustado y nos hemos marchado. Al salir comentábamos que tal vez esperábamos encontrar el nivel de los jardines japoneses, pero que estos de aquí sean Patrimonio de la Humanidad, resulta un poco chocante, porque ambos estaban muy descuidados.

'

De camino para coger el "Metro" de vuelta, entrábamos en el "Templo del Norte y Pagoda", que sin ser tan importante nos ha gustado bastante más, porque el recinto tenía templos, una bonita pagoda y un jardín aunque pequeño, mejor distribuido que los vistos antes.

'

Esta ciudad es llamada también "La Venecia Asiática o del Este", porque tiene algunos canales, pero realmente cuando se habla de "Suzhou" se refiere también a "Tongli" y "Zhouzhuang" que son poblaciones que tienen un mayor número de ellos.

'

Mañana cogeremos un autobús para hacer en el día una visita a "Zhouzhuang" y comprobar si realmente se le puede considerar "La Venecia del Este", porque después de lo de hoy, nos esperamos que podamos tener otro desengaño.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

21/10/2017

Zhouzhuang / Tongli (China)

 

Precioso día el de hoy en todos los sentidos, desde la climatología, viendo por primer vez el sol en las dos semanas que llevamos en China, hasta los paseos por las ciudades antiguas con sus bonitos canales y puentes. Y es que el río Yantze antes de llegar al mar se desparrama creando un enorme delta en la región de Jiangsu, en el que en la antigüedad se construyeron canales para potenciar el desarrollo y la producción de seda.

Primero nos hemos desplazado en "Metro" hasta "Tongli" situada a 26 Km. por carretera o 23 paradas de "Metro". Una novísima y colosal obra de ingeniería porque todo el trayecto ha sido de forma subterránea. Este tipo de obras de gran magnitud son las que a mí personalmente me dejan boquiabierto. Las magnitudes en China son diferentes al resto del mundo. Todo lo que se hace es pensando en cifras astronómicas, porque tiene que contemplar el poder dar servicio a masas ingentes de personas. La capacidad adquisitiva de los chinos, que cada vez que venimos comprobamos que ha sufrido un incremento considerable, está llevando a crear ciudades enteras de ocio, para que pasen los fines de semana y vacaciones haciendo lo que más les gusta ¡¡¡ gastar !!!.

Al salir del "Metro" en "Tongli" hemos cogido un taxi para ir a "Zhouzhuang" situada a otros 20 km. Ya dentro de su ciudad antigua, nos hemos encontrado con multitud de canales, pequeños puentes y estrechas calles muy bien cuidadas, llenas de restaurantes y tiendas. Las imágenes de los canales con las barcas tradicionales navegando, son un aliciente y te transportan a los dibujos chinos que todos hemos visto y que representan esta forma normal de moverse por esta población, que fue toda una potencia en el mercado de la seda.

'

Cerca de tres horas después cogíamos otro taxi para volver a "Tongli" y más concretamente a su ciudad antigua en la que nos esperaban más canales y puentes. Después de estar en "Zhouzhuang", "Tongli" parece quedar por debajo en lo referente a interés, si bien, habrá personas que la prefieran por su aspecto más acorde con lo que es un pueblo natural antiguo sin muchas sofisticaciones. Está algo más deteriorado y las casas parecen ser muchas de ellas viviendas a las que han dedicado una parte, para poner negocios, tiendas y pequeños restaurantes familiares.

'

Al atardecer, cansados de tanto andar volvíamos en "Metro" a "Suzhou", con la suerte de coger asientos para aguantar las 22 paradas y 50 minutos que nos ha llevado el viaje.

Mañana por la mañana terminaremos de ver algunos jardines que nos faltan y por la tarde volveremos a Shanghai a un hotel cerca del aeropuerto, para iniciar una serie de viajes en avión cambiando de destino.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

22/10/2017

Suzhou / Shanghai (China)

 

Hoy no podemos decir que ha sido interesante porque entre que teníamos que coger un tren a las cuatro y media de la tarde de vuelta a Shanghai y que los jardines chinos de "Suzhou", lo único que tienen es gente y más gente inundando todos los rincones o incluso sentados en el suelo usando el teléfono móvil, nos ha resultado imposible obtener una imagen que representase el jardín en sí mismo.

A pesar de que habíamos realizado un plan de visitas a varios jardines y alguna pagoda, nos hemos quedado atascados en el primero llamado "Liu Juan", en el que al entrar nos hemos encontrado con numerosos grupos, por lo que decidíamos buscar algunos lugares algo despejados, lo que no hemos conseguido. Por lo demás, un jardín poco interesante salvo la zona de los bonsais, en los que pequeñas rocas estaban integradas con las pequeñas plantas y arbolitos y en donde se estaba algo más tranquilo.

'

Ante este panorama nos hemos marchado y olvidado del resto del plan que teníamos, porque íbamos a encontrarnos con idéntica situación de aglomeraciones. De hecho, nos hemos ido a una zona de canales y ocurría lo mismo, optando por acercarnos al hotel para comer algo y terminar con la compra de lo que aún nos faltaba.

Y la imagen de abajo refleja lo que comentaba de las aglomeraciones. No es ninguna manifestación de protesta, sino que es un simple domingo al mediodía en la calle de nuestro hotel, a la que acuden a pasear y comprar, combinándolo con una especie de "Pincho Pote", pero sin "Pote" porque normalmente no beben más que té. Lo del pincho si que les gusta y mucho, de forma que entre compra y compra, realizan una comida algo diferente de la habitual, aparcando los noodles para el resto de días de la semana.

'

A primera hora de la tarde cogíamos primero el "Metro", con la correspondiente cola en las máquinas de venta de billetes, para llegar a la Estación de Trenes y ponernos en otra enorme cola para poder entrar a los andenes. Ya en Shangai, con un "Metro" hasta los topes y apretujados con nuestras maletas y mochilas, aguantábamos un cambio de línea y otras 7 paradas en otro vagón todavía con más gente, de forma que cuando hemos llegado al hotel "Hanting Express Shanghai Longyang Road Magnetic Levitation Branch", lo primero que hemos tenido que hacer ha sido darnos una ducha.

En definitiva, un día duro con pocas alegrías que suponemos será idéntico al de mañana, en el que tenemos que coger dos aviones para ir acercándonos a la China profunda, en la que se encuentra nuestro próximo destino.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

23/10/2017

Shanghai / Xián / Lanzhou (China)

 

Jornada de aeropuertos, pasando muchas más horas esperando que volando. Los cambios en el itinerario que tuvimos que hacer como consecuencia del terremoto en uno de los destinos al que íbamos a ir llamado "Jiuzhaigou" y que ocasionó grandes daños en las infraestructuras con cancelaciones de reservas de hotel y vuelos, ha originado que para aprovechar al máximo posible vuelos ya pagados, hayamos tenido que realizar algunos enlaces de aviones que de otra manera habrían sido directos.

De esta forma, salíamos hoy por la mañana de "Shanghai" con destino a "Xi'an", con la curiosidad de que cuando hemos aterrizado, el comandante de la aeronave ha dicho por megafonía lo de siempre: de que tuviéramos cuidado al salir con los escalones, etc, etc.. recomendando además ¡¡¡ que no se fuese viendo vídeos en los teléfonos móviles por el riesgo de caída que conlleva. Seguro que más de uno se ha caído por las escaleras porque en China es realmente impresionante el uso del móvil y no precisamente para hablar, principalmente utilizan los juegos, ven películas y usan continuamente el "Wechat" que es el "Whatsapp" chino, mientras van andando y chocándose. Las parejas comen sin hablarse, salvo que lo hagan por el móvil. Incluso las personas mayores que parecen venir del campo y que se te quedan mirando como si fueras un extraterrestre, manejan el móvil con total soltura para sacarte fotos. Siempre solemos hablar de que en todos los países, el uso de estos aparatos es masivo, pero en China es algo preocupante. Ayer sin ir más lejos, en una jardín chino al que se supone que se va a dar una vuelta, había un grupo de más de 20 chavales sentados en el suelo todos con el móvil pasando olímpicamente de todo lo que no apareciese en la pantallita y estoy seguro que a la larga este proceder tendrá consecuencias de relación en el comportamiento futuro de estos chavales y en la propia sociedad china.

Por la tarde, cogíamos otro avión con destino a "Lanzhou" y buscábamos un taxi para que nos llevara a un hotel cercano al aeropuerto. Mañana por la mañana, cogeremos otro avión con destino a "Zhangye". Los taxistas se hacían los remolones porque el hotel estaba sólo a 4 km. y la carrera era corta, hasta que uno de ellos presionado por los demás, porque debía ser el último de la cola se ha decidido a acercarnos. El hotel llamado "Lanzhou Ziwel Inn" ha resultado ser un hotel que se reserva por horas, si bien, nosotros hemos pagado 16 euros por toda la noche. Según el tablón de precios eso costaba cada hora, pero en "booking.com" es el precio que aparecía por una noche y es lo que nos han cobrado. Eso sí, nos lo hemos tenido que trabajar porque no hablaban absolutamente ni una palabra en inglés, pero como dominan los traductores del móvil, al final hemos sido capaces de darles los pasaportes, que era lo que pedían desde el principio en largas parrafadas de chino. Por lo demás, el hotel no tiene nada especial ni tampoco está mal para pasar una noche de tránsito.

Mañana nos adentraremos en una China más profunda y veremos si somos capaces de conseguir ver lo que queremos, el "Zhangye Danxia national geological park".
 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

24/10/2017

Lanzhou / Zhangye (China)

 

Seguimos adentrándonos más en la China profunda, esta vez en el noroeste muy cerca de Mongolia. Hoy volábamos a Zhangye en la provincia de "Gansu" en pleno desierto de "Gobi" para hacer principalmente visitas a espectaculares destinos naturales.

Si hace unos días andábamos por la calle en mangas de camisa, aquí en Zhangye nos hemos puesto los polares y anoracs porque corre un aire helador que te corta la cara.

A mediodía llegábamos en un taxi compartido con otras dos personas al hotel "Kelly Bussines", en donde hemos vuelto a reclamar la habitación que habíamos reservado porque nos daban una de inferior categoría. Nos ha pasado ya en varias ocasiones que cuando los hoteles anuncian sus diferentes tipos de habitaciones en Internet, dicen tener más cosas de las reales y hoy les hemos indicado con la reserva en la mano, que lo que allí ponía no era lo que nos daban. Nos han cambiado de habitación y nos han dado una suite, que por el espacio que tiene y el precio pagado, suponemos que es una habitación mejor que la que habíamos reservado.

El problema del idioma sigue acrecentándose conforme nos alejamos de las zonas turísticas, y hoy de nuevo hemos tenido grandes dificultades para conseguir que el taxi que nos ha traído del aeropuerto, nos lleve los dos siguientes días a visitar los destinos que queremos y que están a bastantes kilómetros de la ciudad. En este hotel que es de categoría, tienen un nivel muy rudimentario del inglés y nos ha costado mucho que nos entendieran tanto el tema de la habitación, como de contratar al taxista.

Por la tarde salíamos a visitar los destino que yo traía referenciados y que estaban ubicados dentro de la ciudad, marchando primero al más importante que era el llamado "Dafo Si", un Buda durmiente que es el más grande de todo China en esa posición.

'

Después paseábamos por el centro de la ciudad, pasando por la "Zhenyuan Tower" o "Torre del Tambor" y la pagoda de madera "Mu Ta".

Cuando volvíamos al hotel encontrábamos un "KFC" decidiendo cambiar de dieta por un día y darle al cuerpo ¡¡¡ fritanga !!! en lugar de noddles. Allí se nos ha acercado un occidental que era portugués, que hablaba chino y estaba cenando con su mujer china, ayudándonos a elegir platos no picantes, algo totalmente imposible, aunque por lo menos eran trozos de pollo más livianos en especias y se podían comer sin morir abrasados en el intento.

Conforme a las predicciones meteorológicas, mañana iremos a visitar el "Gran Cañón de Pingshansu" que es un punto escénico en la antigua "Ruta de la Seda" y que está considerado entre los cinco mayores cañones del mundo y aquí lo comparan como era de esperar, con el "Gran Cañón del Colorado".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

25/10/2017

Gran Cañón de Pingshansu en el desierto de Gobi cerca de Zhangye (China)

 

Después de desayunar al estilo chino/mongol, nos venía a buscar el sonriente taxista de ayer, que si bien habla una lengua que no suena como el mandarín y que será algún dialecto con connotaciones de Mongolia, es un hábil manejador del traductor que lleva en el móvil, por lo que nos hemos entendido bastante bien en las pocas ocasiones que hemos necesitado hablarnos. El físico también tienen distinto los de esta región, siendo más morenos y curtidos, recordándonos a los que aparecían en las películas de Genghis Khan.

La dirección que hemos cogido era hacia el norte, llegando hasta prácticamente la frontera con Mongolia y en donde se ubica esta parque llamado del "Gran Cañón de Pingshansu". Por si a alguien le interesa venir a esta remota parte de China, las coordenadas que me marcaba el GPS eran "39.166692, 100.827972". Hemos tardado hora y media en hacer los 60 km. por una carretera que está en construcción, con tramos ya asfaltados que el taxista intentaba coger pero que estaban cerrados al tráfico y controlados con personal que impedía el paso. Nuestro taxista intentaba saltarse los controles y la primera vez le ha salido bien, discutiendo con el guarda y quitando el mismo los conos que impedían el paso, pero las demás veces se han puesto muy tercos los vigilantes y no ha logrado pasar, teniendo que ir dando tumbos por caminos de tierra. Más que una carretera lo que están construyendo es una autopista, porque por la anchura que tiene podrán conseguir hasta tres vías por cada dirección y el objetivo de la misma no creo que sea crear un acceso rápido a Mongolia, sino hacerlo a este parque.

Por lo demás, está claro que no es el "Gran Cañón del Colorado", pero tiene un bonito paisaje y está bien preparado como todas las atracciones turísticas que se hacen en China. Cuenta con paseos bien marcados que descienden por el cañón pudiendo hacer algunos recorridos. El desplazamiento inicial desde la puerta de entrada hasta el primer mirador que está a unos 12 km. hay que hacerlo en el autobús del parque, al igual que la vuelta hasta la entrada.

'

El tiempo como estaba previsto ha ido mejorando a lo largo del día y esperamos que para mañana luzca el sol, ya que haremos dos visitas: la primera a unos templos colgantes llamados "Mati Si" y después a la gran estrella de nuestro viaje a esta parte de China, al llamado "Zhangye Danxia National Geological Park", que son unas montañas de colores que los chinos consideran como uno de los paisajes más espectaculares de todo el país. Nosotros ya hemos podido ver algunas zonas con tierra pigmentada que forman una especie de arco iris como en Isla Mauricio y en EEUU., pero no de las proporciones que deben ser las de aquí. Así que mañana, nos volverá a buscar nuestro sonriente taxista chino/mongol, para pasar todo el día de una lado a otro.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

26/10/2017

Templo de Mati Si / Zhangye Danxia National Geological Park (China)

 

Maravilloso podría ser el calificativo para el día de hoy. El mejor sin duda de este viaje y de los que se quedan grabados en la memoria. Probablemente cuando nos pregunten por China, hablaremos del espectacular "Zhangye Danxia National Geological Park" y de sus maravillosos paisajes coloreados por la naturaleza que ha sacado en este lugar sus dotes de artista. Hasta la climatología nos ha premiado con un precioso sol y una temperatura muy agradable.

Desde las 9 de la mañana a las 7 de la tarde han durado las visitas de hoy. Primero, hora y media en coche hasta los templos colgantes de "Mati Si" a 2500 metros de altitud y con la nieve muy cerca. Un conjunto de cuevas excavadas en la montaña a las que adornan con bonitos frentes de madera y que cuelgan de las paredes rocosas. Nos ha acompañado nuestro taxista de ayer "Yian....." o algo así, que ha continuado haciendo más que de guía, de intermediario con su traductor en el móvil resolviendo pequeñas necesidades.

Después de visitar los templos, hemos visto que se indicaba un camino hacia un mirador y hemos comenzado a subir. El sendero era todo de escaleras como suele ser habitual en China y cuando estábamos casi derrengados, bajaba una joven occidental con su guía que nos ha dicho que faltaban unos diez minutos para llegar al mirador. No sé como ha calculado el tiempo pero hemos tardado desde ese punto más de 25 minutos, subiendo un total de 1675 escaleras, según Carmen, que para abstraerse del esfuerzo las ha ido contando. Al final ha resultado ser un mirador con poco interés, porque se tenía la misma vista panorámica que desde abajo.

'

Terminada esta visita, volvíamos hacia la ciudad de "Zhangye" para comer en un restaurante centenario en el que continuaban con la misma receta de fabricación casera y que debían ser conocidos del taxista, arreándonos un enorme cuenco con noodles y carne que nosotros no hemos podido terminar. La comida de los tres no ha llegado a 7 euros y tras cambiar de coche dejando el taxi y cogiendo su coche particular que le ha acercado su mujer, según nos ha traducido porque el taxi debía estar a las 6 de la tarde de vuelta y no le iba a dar tiempo, cogíamos dirección al parque "Zhangye Danxia".

Una hora más tarde llegábamos a un enorme y nuevo recinto con algunos hoteles, muchas tiendas y una entrada para gestionar miles de visitantes, aunque hoy la cosa estaba tranquila. El recorrido por el parque se hace con desplazamiento a los miradores en autobús, con una gran flota a tu disposición, de forma que al menos hoy no se perdía ni un minuto en esperas.

Las primeras sensaciones han sido mejor de lo esperado, porque las imágenes que habíamos visto estaban muy retocadas en Photoshop y conscientes de ello, pensábamos que los colores serían como en el resto de las llamadas ¡¡¡ montañas pintadas !!! que hemos visto a lo largo de nuestros viajes por el mundo. Pero las de este parque son realmente impresionantes, tal vez por sus grandes dimensiones y amplios paisajes en el que se intercambian los colores, acrecentados a su vez, por el sol de un precioso atardecer que los iba potenciando hasta conseguir que las montañas parecieran estar vestida de pijamas con los colores del arco iris.

Muy importante a tener en cuenta al elegir el día y hora para venir a este parque, el consultar antes las previsiones meteorológicas y adaptar la visita a días de sol y al atardecer. La orientación de la mayoría de las laderas de colores son hacia el "este", de forma que el sol al caer por el "oeste" parece incendiar las montañas que tienen un color anaranjado. Perdiendo la vistosidad de algunas orientadas al "oeste" en las que el amanecer es el mejor momento.

'

Las dimensiones del parque te llevan por lo menos dos horas de admirar paletas de colores naturales y si dispones de un buen zoom, encontrar finas imágenes en las que la naturaleza parece haber puesto un especial cuidado en definir unas bellas líneas de colores en sol y sombra como las de la abajo.

'

De vuelta a Zhangye, nos estaba esperando la esposa de "Yian..." porque junto con las lllaves del nuevo coche que hemos cogido, iban támbién las de casa y la ha tenido a su mujer toda la tarde sin poder entrar. Suponemos que hoy lo dejará sin cenar y con una buena bronca, porque además se ha tirado comida en los pantalones manchándose bastante. Pero ni aún así, pensamos que perderá su sonrisa.

En definitiva, un día para recordar de por vida con uno de los mejores paisajes naturales del planeta, un tanto desconocido porque está situado en un recóndito lugar del noroeste de este país que poco le importa el turismo exterior. China tiene el suficiente turismo interno para llenar muchos parques como éste.

Mañana por la tarde, volaremos a Xi'an, para encontrarnos con nuestro hijo Manez, que llegará de Madrid para pasar unos días de vacaciones con nosotros, visitando zonas de China que él todavía no conoce de viajes anteriores.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

27/10/2017

Zhangye / Xi'an (China)

 

Si ayer tuvimos uno de esos días excepcionalmente buenos que se dan cuando viajas, hoy está siendo todo lo contrario y digo que está siendo porque todavía no ha terminado y ya sabemos que nos queda aún alguna parte desagradable por cubrir. A la hora de escribir este diario estamos esperando en el aeropuerto de Xi'an a que venga nuestro hijo Manez y tenemos todavía un par de horas de espera.

La mañana la hemos pasado paseando por Zhangye quemando el tiempo porque lo poco que tiene de interés ya lo teníamos visto, por lo que durante un par de horas hemos estado deambulando por sitios ya conocidos.

El vuelo lo teníamos a las cuatro y media de la tarde y se ha retrasado hasta las cinco, haciendo una escala en "Lanzhou" de la que no teníamos conocimiento y teniendo que abandonar el avión para montarnos de nuevo 10 minutos después, durante los que nos han obsequiado con el clásico plato de avión de arroz con carne para que pasáramos el rato. No nos ha dado tiempo a terminar porque nos han hecho embarcar rápidamente y salíamos con destino a Xi'an, llegando un par de horas después. Como teníamos 4 horas de espera para que llegara nuestro hijo, pensábamos ir al hotel a deshacernos de las maletas y volver a buscarlo, pero por raro que parezca no hay tren de enlace con el aeropuerto y la ciudad y la vía es con autobús o taxi. Además existe un inconveniente añadido y es que mañana se celebra una maratón en el centro de Xi'an, precisamente por donde tenemos el hotel y está cerrado al tráfico.

Por eso comentaba que todavía no ha terminado este pesado día porque no sabemos el trecho que tendremos que ir andando con las mochilas y arrastrando las maletas, desde donde nos pueda dejar el taxi hasta el hotel, pero seguro que será mucho según nos han comentado.

Gracias a que mañana no tenemos programada ninguna excursión y que lo pasaremos en esta ciudad que nosotros ya conocemos, enseñandosela a Manez, podremos levantarnos más tarde de lo habitual y seguro que nuestro hijo lo agradecerá después de un viaje tan largo y un final aún más desagradable.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

28/10/2017

Xi'an (China)

 

Al final, el día de ayer terminó algo mejor de lo esperado, porque el vuelo de Manez llegó con adelanto y el taxi que nos llevó al hotel "Xi'an Left Art" pudo acercarnos bastante, lo que nos habían dicho que era imposible, por lo que sólo tuvimos que andar aproximadamente un kilómetro con las maletas arrastrando, eso sí, a la una y media de la mañana.

A veces el tener un hotel tan céntrico puede acarrear algún problema, pero hoy mismo ya hemos notado la ventaja de su buena ubicación en cuanto ha terminado la maratón y hemos empezado a movernos por los lugares de interés.

Por la mañana, hemos tenido que arreglar algunos temas en el hotel, como el de cambiar de habitación, porque la que nos habían asignado ayer tenía algunas cosas importantes deterioradas y a la hora tardía en la que llegamos no apetecía hacer reclamaciones, sino sólo dormir. Nos han dado otra en buenas condiciones e incluso después de cambiar, nos han vuelto a ofrecer otra mejor, por lo que parece que estos últimos días son los de arrastrar el equipaje de un lado para otro. También hemos dejado resuelto el tema de llevarnos mañana al monte Huashan, que es una montaña sagrada que Carmen y yo ya conocemos de una visita anterior, pero que como la hicimos en un tour organizado, no nos dieron el suficiente tiempo para disfrutar de sus bellos paisajes y largos recorridos.

Con los deberes hechos, iniciábamos un itinerario que nos habíamos marcado para que nuestro hijo Manez conociera esta bonita ciudad. La primera visita ha sido a la "Torre de la Campana" que era la más cercana, siguiendo por la "Torre del Tambor" y el barrio musulmán, abarrotado de gente al ser sábado y en donde hemos comido a base de pinchos de diferentes cosas en los tenderetes de la calle. Por la tarde subíamos a la muralla para dar un paseo y también hasta el "Museo de Pambo", pero como lo que hemos visto allí no nos ha gustado, nos hemos marchado sin entrar.

'

Mañana toca un día duro de subir y bajar miles de escaleras por una montaña rocosa de las que aparecen en los cuadros chino, sólo deseamos que el tiempo nos acompañe para disfrutar de estos especatulares paisajes que tanto nos gustan.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

29/10/2017

Montaña sagrada de Huasan (China)

 

La suerte ha estado de nuestra parte porque se vaticinaba un día muy nuboso y ha resultado uno soleado. Bien que como conocíamos las previsiones del tiempo, cambiamos el día de la visita a esta espectacular montaña sagrada de "Huashan" que teníamos previsto para mañana, por hoy, ya que se prevee que para mañana lloverá

Pero no esperábamos un día tan precioso y a las 8 de la mañana nos venía a buscar un coche para llevarnos a "Huashan" que está a unos 130 km. de Xi'an".

A las 10 de la mañana ya estábamos en las ventanillas de los tiques de entrada, eligiendo el itinerario que íbamos a hacer y en eso también hemos tenido mucha suerte. La vez anterior que estuvimos aquí en un tour organizado prácticamente no vimos nada, así que hoy sin una hora fija de bajada, seleccionábamos subir por una telecabina, cruzar andando por la montaña y bajar por otra telecabina a donde nos esperaba el coche. Esto dicho así parece sencillo, pero hasta que Carmen se ha dado cuenta de cómo funcionaba la cosa nos ha llevado un tiempo de intentar entender a la que vendía los billetes y que se supone que sabía inglés pero que la realidad era bien distinta. Teníamos que elegir el sentido de subida y bajada, decidiendo sin más subir por el teleférico del "este" y bajar por el del "norte". Esto ha requerido primero coger un autobús que ha tardado cerca de media hora por una carretera que ascendía por cuestas y curvas impresionantes hasta el telecabina y éste ascendía en dos tramos hasta un murallón de piedra que lo habían horadado para empotrar la estación de llegada.

Estamos acostumbrados a ver todo tipo de teleféricos e infraestructuras de montaña en los Alpes y en las Rocosas, pero ninguno alcanza el nivel de verticalidad de el de aquí.

Durante aproximadamente 5 horas hemos subido y bajado escaleras por caminos realmente estupendos en medio de una muchedumbre que al ser domingo se iba acumulando conforme transcurría el día, porque parece que los chinos son reacios a madrugar y cuando nosotros hemos subido todavía no había colas. En el itinerario elegido se bajaban más escaleras de las que se subían, por lo que sin saberlo hasta en eso hemos tenido suerte, porque en estas montañas esa diferencia de subir o bajar escaleras equivale a tener que hacer contando por miles, y nos es ninguna broma, que ya tenemos experiencia de haberlo padecido en la "Montaña Amarilla" o de "Huangshan" en "Hangzhou".

Antes de que se empezaran a formar las colas para bajar, cogíamos el telecabina para descender, porque en un día como hoy domingo, la bajada puede durar horas y teníamos otro par de horas de coche de vuelta a Xi'an.

Un precioso día que se suma a bastantes más que llevamos en este viaje. Mañana intentaremos por nuestra cuenta llegar hasta donde se encuentran los "Guerreros de Terracota" y aunque llueva ya no nos importa tanto porque hemos cumplido de sobra con la visita de hoy a "Huashan".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

30/10/2017

Soldados de Terracota (China)

 

Tal como preveíamos dejábamos el hotel con un tiempo amenazando lluvia y cogíamos el "Metro" hasta la "Estación de Trenes" en donde también se ubica la "Estación de Autobuses". Uno de ellos, con el número 915, nos llevaba en una hora hasta la puerta del recinto de los "Soldados de Terracota", máxima atracción de Xi'an que todos los días recibe a miles de visitantes.

Y si la primera vez que vinimos, no nos causó ninguna impresión porque los soldados que ves allí son meras reproducciones, salvo cuatro que son auténticos y están encerrados en urnas, esta vez la impresión ha sido peor. No pensábamos visitar esta atracción, porque preferíamos visitar las grutas de "Maijishan", pero las 5 horas necesarias para llegar en coche, más las otras 5 de vuelta en un mismo día, nos ha parecido demasiado viaje, cambiando el destino para que Manez viera los "Soldados de Terracota", a quien tampoco les ha impresionado gran cosa.

Por la tarde cogíamos un taxi gestionado por la joven recepcionista del hotel que ha sido nuestra sombra resolviendo problemas. Esta joven de quien desconocemos su nombre y que hablaba suficiente inglés como para entendernos bien, le agradecemos el fabuloso trato que nos ha dispensado.

El problema ha llegado al llegar al hotel "One meter sunshine Xi'an Xianyang International Airport" que estaba ubicado en un suburbio sin asfaltar, cuando las coordenadas GPS decían que tenía que estar dentro del propio aeropuerto y que por eso lo reservamos, puesto que mañana el avión nos sale muy temprano por la mañana. Les he dicho que lo que había reservado no tenía nada que ver con lo que estaba viendo allí, que cancelaran la reserva, que no se les ocurriera cobrar nada en mi tarjeta de crédito y que yo hablaría con Booking.com explicando la situación.

El taxista llamó a la joven recepcionista del hotel y nos buscó otro hotel en el aeropuerto, eso sí, de muchas estrellas, carísimo y tan sofisticado que no había ducha en la habitación y debías ir a una zona compartida, con piscina, gimnasio, sauna, relax y demás.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

31/10/2017

Xi'an / Kunming (China)

 

Con un vuelo sin problemas llegábamos a Kunming, donde nos esperaba un servicio de transfer al hotel "Da Zhen", situado en el centro de la ciudad y que cuando llegábamos nos ha entrado un miedo atroz de encontrarnos con una situación similar a la de ayer, porque nos hemos tenido que meter por unas obras del "Metro" para acercarnos a su puerta. Después ha resultado que no era tan malo como parecía y es que la experiencia pasada con el hotel del aeropuerto nos debió de dejar una alarma que hoy se ha activado al ver por donde nos metíamos con el taxi.

Enseguida salíamos a dar una vuelta dirigiéndonos en primer lugar al parque del "Jade Verde", donde la vez anterior comimos en una terraza de un restaurante con vistas a unos estanques y que han debido quitarlo porque hoy no hemos sido capaces de encontrarlo. Después entrábamos en el "Templo de Yuantong", con la sorpresa de que lo que tanto nos había gustado antes ya no era así, porque parecía estar bastante desatendido, con las fachadas sucias y descascarilladas.

Como la hora de comer estaba ya encima, un taxi por algo más de un euro nos ha llevado hasta la "Ciudad Vieja", donde nos ha costado bastante encontrar un lugar para comer. Incluso hemos llegado a comentar que hoy parecía estar saliendo las cosas bastante mal, pero la causa principal era, que todos nos encontrábamos cansados, con sueño y andábamos con agujetas después de la caminata por escaleras de hace un par de días en "Huashan". El tener que subir o bajar unas pocas escaleras hoy era un suplicio. Los paseos han sido entre los puesto de venta de cachorros de animales, de souvenirs y de todo tipo de accesorios.

Por la tarde nos movíamos por la "Plaza Central" y las "Puertas", zonas peatonales y de comercios de grandes marcas y es que la ciudad de Kunming en la que sólo pasaremos este día, poco tiene más que enseñar. La visita a otros templos y parques del extrarradio que ya conocemos se requiere más tiempo del que disponemos.

'

Mañana, vendrá a buscarnos el guía contratado por Internet para iniciar un tour de tres días por la localidad de "Jianshui", las terraza de arroz de "Duoyishu" en "Yungang" y el "Bosque de Piedra" en "Shilin".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
 
     
 
     
<<<< Anterior

© Viendomundo.com
Volver
 
,