a a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
Contacto
 

Noviembre - 2017

Desplegar lista y seleccionar destino
 

     
 
     
 
 
   

01/11/2017

Kunming / Tiger Mouth Terrace (Yuanyuang - China)

 

Hoy comenzábamos la última fase de visitas en la zona de "Yunan", saliendo con nuestro nuevo guía/chófer llamado "Rain" de "Kunming" en dirección a las montañas de "Yuanyuang", para admirar las famosas terrazas de arroz, que forman todo un espectáculo de imágenes y colores tanto al amanecer como en la puesta de sol, además con la suerte de nuestra parte en cuanto al tiempo porque lucía un bonito día de sol.

En principio la visita a estas terrazas era al final del viaje y también sabíamos que los desplazamientos en coche era largos y pesados, pero que como seguíamos el consejo del guía y habíamos cambiado el orden del itinerario, la cosa sería más rápida y cómoda.

Pues bien, en cuanto nos hemos montado en el coche y andado unos pocos kilómetros ya me he dado cuenta que la cosa iba a ir para largo. "Rain" nuestro guía, que es un joven ingeniero informático según nos ha comentado, que comparte el suyo con este trabajo de guía, iba tan despacio que era exasperante. Nos adelantaba todo el mundo y se le veía poco habituado a conducir. En principio pensábamos que tenía miedo a tener algún percance con el coche en la ciudad, pero calculando lo que avanzábamos y tardábamos, respecto a los 320 km. que teníamos que hacer, hemos pensado que posiblemente no llegaríamos para ver la puesta de sol.

Pero lo peor estaba por llegar. Cuando hemos abandonado la autopista y entrado en carreteras comarcales, no pasaba de 60 Km. hora en lugares abiertos y reducía a 40 continuamente. Sí, no es un error, como excusa decía que había controles de radar y aunque le avisaba el GPS de sus ubicaciones, por si acaso no los sobrepasaba, por lo que nos adelantaban, coches, camiones y hasta las moto-carros. Y no ha terminado la cosa ahí, porque han empezado las curvas y lo hacía todo al revés: acelerando en mitad de la curva y adelantando cuando no debía, orillándose demasiado a la derecha en donde nos acompañaba además de cantidad de gravilla suelta, una profunda acequia que haría volcar el coche en caso de meter una rueda. En fin, todo lo que uno pueda imaginar de pésima conducción, hasta que nos hemos cansado los tres de ir en vilo y le he dicho que parara que yo iba a coger el coche. Me ha sorprendido que no haya puesto objeciones porque yo pensaba que los extranjeros salvo en Pekín, no podían conducir en China, pero él me ha aclarado que teniendo el permiso en regla no había ningún problema. Y así, uno de los pocos países en los que todavía no había conducido, hoy he tenido que hacerlo y además en la China profunda y en la montaña en unas condiciones bastante problemáticas.

Faltando unos pocos kilómetros para llegar, le he devuelto el coche por eso de que no se sintiera que desconfiábamos de él. Al rato se ha confundido de carretera y se ha puesto nervioso haciendo virajes muy arriesgados porque se nos echaba encima la hora de la puesta de sol y quería llegar como fuera, por lo que le he tenido que pedir de nuevo que me dejara conducir, llegando justo para disfrutar de tan peculiar escena de las terrazas de arroz desde el "Tiger Mouth Terrace".

Después de sacar cientos de fotos y disfrutar de este espectacular paisaje, teníamos otra hora según él, hasta el hotel en el que íbamos a dormir, por lo que ya de noche no le he dejado coger el coche y he seguido conduciendo, llegando en media hora y sin correr, lo que nos hace pensar que es la primera vez que viene a estas montañas. El riesgo que hemos corrido con él al volante ha sido muy grande, porque una salida de la calzada en una carretera tan estrecha equivalía a una caída por las terrazas de arroz sin nada que nos parase.

'
'

Ya una vez en el precioso hotel sobre las terrazas de arroz hemos respirados tranquilos, y con una buen cena y unas cervezas hemos recuperado al ánimo. Mañana veremos el amanecer en esta zona de "Duoyishu" desde la terraza de nuestro hotel y veremos que pasa con el viaje en coche a "Jianshui" a donde iremos para ver su "ciudad vieja".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

02/11/2017

Terrazas de arroz de Duoyishu / Jianshui (Yuanyuang - China)

 

Para las seis y media de la mañana hemos salido a la terraza de nuestra habitación para ver estas diferentes y preciosas terrazas de arroz, tan fotografiadas a la salida del sol.

'

El espectáculo ha sido sorprendente y espectacular, debido al día tan especial que ha amanecido. El cielo estaba despejado salvo en lo alto de la montaña por la que ha aparecido el sol, en donde unas dispersas nubes teñidas de un fuerte rojo y naranja que parecían fuego, se reflejaban en los espejos de agua formados en las terrazas de arroz. Los tonos iban cambiando combinándose el rojo y amarillo de las nubes con el azul del cielo, por lo que unas terrazas tenían un color y otras, otro.

Durante más de una hora nos hemos maravillado de este paisaje que si el de ayer nos gustó, el de hoy ha sido el no va más. Volvemos a dar gracias a China por ofrecernos en estos días que para nosostros son cruciales, una climatología que nos ha permitido conocer los mejores parajes naturales del país que tanto buscamos en nuestros viajes a China.

'

Llegado el momento de iniciar el viaje a "Jianshui", le he dicho que yo conduciría y no ha puesto objeción, aunque me ha ido controlando para que no me pasara de velocidad, por lo que en algún momento que nos ha llegado a pitar un camión le he dicho que no podíamos continuar circulando así de despacio. Le he propuesto ir detrás de una furgoneta que había visto que circulaba muy bien, pero no tan despacio como nosotros y que además conocía donde estaban los controles de radar, quedándose tranquilo y comentando que ese chófer era local y que por eso sabía cuando reducir la velocidad. Este "Rain" es un joven muy simple y nos cuesta mucho entender su inglés y como además no tiene ninguna imaginación, hablar con él es un martirio. Hasta el punto de que cuando hemos llegado a "Jianshui" le hemos dado fiesta hasta mañana para que nos deje en paz y poder andar un poco a nuestro aire.

"Jianshui", una ciudad con un casco histórico que después de venir de "Pingyao" y conocer "Lijian" y "Fenghuan", no tiene gran interés. Después de unas vueltas al atardecer y de cenar la poca apetecible comida que en esta zona ofrecen los restaurantes, nos volvíamos a hotel para preparar el último día en China con la visita de mañana al "Bosque de Piedra" de "Shilin".

Ver reportaje : Terrazas de arroz de Yuanyuang (China)

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

03/11/2017

El Bosque de Piedra de Shilin (Kunming - China)

 

Último día en China y con la misma tónica de los días anteriores, la de ver una auténtica maravilla de la naturaleza como es el "Bosque de Piedra de Shilin" y también la de soportar a un guía que ha continuado confundiéndose continuamente, porque hoy ha dejado claro que no había venido nunca a esta atracción que es muy popular en China. Y por último, de nuevo la caradura de estos hoteleros chinos que anuncian su hotel pegado al aeropuerto y resulta que está situado en poblados de mala muerte a unos kilómetros, aunque todo hay que decirlo, el hotel de hoy no estaba tan mal como daba a entender por el camino de cabras que nos han llevado.

Por la mañana temprano salíamos de Jianshui" con nuestro guía "Rain" al volante y como teníamos según él tres horas de carretera hasta llegar al "Bosque de Piedra", le he pedido que me dejara conducir una vez más, para tener más tiempo en la visita, quedando el cambio de conductor para unos kilómetros después. Hemos tenido la suerte de pasar un control policial en donde nos han pedido los pasaportes cuando él iba conduciendo, porque todavía no estoy seguro de que yo pueda hacerlo, a pesar de lo que me dijo "Rain" de que un extranjero puede conducir en China. Después me he puesto al volante, llegando bien de tiempo. En la ciudad ha conducido de nuevo él, porque es más fácil tener algún golpe de chapa o accidente por la forma en que se conduce en las ciudades, en las que hay cantidad de bicicletas y motos que salen por todos lados a la carretera, en una lucha permanente de ser los primeros en todo.

En esta ocasión, de nuevo nos la ha querido jugar nuestro guía. El "Bosque de Piedra" tiene dos áreas con diferentes precios, costando la zona pequeña la mitad de precio que la otra, que es la buena y que conocíamos nosotros. Aunque nos ha asegurado que la pequeña era mejor, más barata y con menos turistas, nos hemos negado. La razón de querer llevarnos a la barata que por algo lo será, nos ha mosqueado y por incomprensible que parezca en un guía, ha resultado que no sabía ir a la zona que nosotros queríamos, perdiéndonos en el camino y perdiendo también un tiempo precioso para nosotros del que no andábamos sobrados. Al final hemos llegado y empezado a recordar de como funcionaba el parque de la vez anterior y comenzando la visita por entre las enormes rocas.

Durante 3 horas hemos estado disfrutando de este entorno único de paisajes de rocas kársticas erosionadas que la naturaleza ha ido dibujando en el tiempo, creando una especie de bosque por elque puedes caminar entre rocas en lugar de árboles.

'
 

Al terminar la visita hemos vuelto a donde habíamos aparcado y quedado en encontrarnos al final del recorrido, con el resultado de que había desaparecido él y el coche. Hemos comenzado a buscarlo, encontrándolo a la entrada a donde había ido no sabemos todavía para qué, cuando habíamos quedado citados en el lugar de aparcamiento. Este comportamiento ha sido la norma de estos días, por lo que ya no nos ha cogido de sorpresa.

Después nos ha llevado a donde nos marcaba nuestro GPS que estaba el hotel, pero como en el suyo no aparecía la ubicación, ha llamado por teléfono al hotel quedando en que nos irían a recoger al aeropuerto, porque tienen un servicio de transfer. En cuanto ha aparecido el coche del hotel rápidamente ha desaparecido nuestro guía "Rain", con la excusa de que allí no podía estar aparcado, desapareciendo sin despedirse siquiera, lo que nos ha parecido de muy mala educación, pero a la vez, nos ha evitado tener que negarle la habitual propina con la que se les obsequia a los guías en en estos casos.

Seguidamente ha empezado la guerra del hotel, viendo que nos alejábamos unos kilómetros, de la terminal del aeropuerto, atravesando zonas desangeladas en las que parecía que nos iban a secuestrar. Una vez en el hotel, nos hemos asegurado con un joven recepcionista muy espabilado que no sabía inglés, de que mañana a las 5 de la mañana le llevarán a Manez al aeropuerto y a las 10 a nosotros.

En cuanto vuelva a casa, hablaré con Booking.com para comunicarles la trampa que se hace al ofrecer hoteles que dicen estar muy cercanos al aeropuerto, incluso poniendo las coordenadas GPS, que son las de la puerta de llegada y donde te recogen en un coche para llevarte al hotel y normalmente a hoteles que dicen tener multitud de servicios, que son mentira, aunque la habitación del hotel de hoy no estaba mal.

Viajar te brinda la oportunidad de tener experiencias de todo tipo y también es cierto que cosas como esta martingala de los hoteles chinos y tratar con guías ineptos, son el precio que debes pagar por ver estas maravillas que esconde China.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

 

Resumen

 

Es la sexta vez que visitamos China y continúa sorprendiéndonos los cambios que encontramos cada vez que volvemos. La sociedad china va evolucionando a un ritmo increíble y sus ciudades se transforman en las auténticas metrópolis del futuro.

En este viaje se trataba de hacer un recorrido bastante extenso para ver lugares concretos, que he ido identificando en el tiempo y ubicado exactamente en el mapa de China. Un trabajo necesario para conseguir llegar por nuestra cuenta a puntos espectaculares y que en algunos casos habíamos estado cerca en anteriores visitas, pero que el desconocimiento de su existencia nos impidió disfrutarlos en su momento.

Este viaje lo iniciábamos en Pekín, pasando unos días viendo algunas zonas pendientes y repetir visitas que nos impactaron anteriormente

De Pekín volamos a Datong, para ver las famosas "Grutas de Yungang"con sus bellos monasterios y sus antiguas esculturas de piedra que datan del 400 antes de Cristo. Allí nos recogía un coche para llevarnos al "Templo Colgante Xuankong" y seguíamos camino hasta "Pingyao", una de las más antiguas ciudades amuralladas que parece sacada de una novela histórica.

Aunque "Pingyao" ya conocía de antes, lo que desconocía y después descubrí, fue que los templos de la montaña de "Mianshan" estaban cerca y decidimos repetir este destino para acercarnos a visitarlos.

De Pingyao teníamos la intención de vía Xi'an llegar al valle de "Jiuzhaigou", pero el terremoto ocurrido allí un mes antes, nos obligó a buscar la alternativa de ir a Shanghai" y a los canales de "Suzhou".

Después fue una de las grandes visitas que llevábamos como objetivo del viaje, ver las "Montañas Pintadas - Zhangye Danxia" en el desierto del "Gobi". Uno de los paisajes más espectaculares de los vistos a lo largo de nuestros viajes por todo el planeta.

Xi'an fue el siguiente destino porque se nos apuntó nuestro hijo Manez con quien quedamos y como él no conocía esta preciosas ciudad, pasamos unos día visitando a los "Guerreros de Terracota" y la montaña sagrada de "Huashan".

Otro vuelo nos llevaba a "Kunming" ya conocida por nosotros, para ver el "Bosque de Piedra" en Shilin y las impresionantes terrazas de arroz de "Yuanyuang", otro de esos paisajes que se recuerdan de por vida y también porque nos tocó en la lotería de contratar servicios por Internet, un guía/conductor chino exasperante e incompetente al volante, y a quien le tuve que pedir que me dejara conducir porque pensábamos que estábamos corriendo un riesgo innecesario en la carretera. De este guía seguro que tampoco nos olvidaremos por su nefasta actuación.

En Kunming nos separábamos de nuestro hijo que volvía a casa y nosotros nos dirigimos a un nuevo país "Myanmar", para otra etapa de visitas.

En definitiva, estupendo viaje de casi un mes de duración moviéndonos mucho en aviones y también en coche. No obstante, después de seis veces aún nos queda mucho China por ver y seguro que volveremos de nuevo.

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
   

04/11/2017

Kunming (China) - Yangón/Rangun (Myanmar/Birmania)

 

Nueva etapa del viaje con cambio de país en un par de horas de avión. A las cinco de la mañana, nos dejaba nuestro hijo Manez para coger el avión con destino a "Shanghai" y seguido a "Madrid", ya que el lunes debe estar en el trabajo en "Alcalá de Henares". Nosotros lo cogíamos a las 13:30H con destino a Yangon, o en español Rangún, en Birmania, actual Myanmar.

Nuestro viaje ha ido sin complicaciones y en un par de horas pasábamos de unos 15° a 36° con lo que ha sido un tremendo agobio. Además del cambio de un tiempo muy seco, al muy húmedo del sureste asiático.

Como habíamos cambiado en el aeropuerto de Kunming la moneda sobrante de yuanes por kyats birmanos, enseguida hemos cogido un taxi con dirección al hotel "Panorama" situado en el centro de Yangon.

A media tarde salíamos a dar un paseo por la capital de Myanmar, con el ánimo de que ya no hiciese tanto calor, pero no ha sido así y tal vez por la sensación térmica debido a la humedad, andar por la calle era agobiante. Suponemos que ha sido un cambio muy brusco de clima y esperamos que mañana, nuestro cuerpo se haya adaptado a las nuevas condiciones.

El rumbo que hemos tomado ha sido hacia la plaza central en donde se ubica la pagoda "Sule" con un parque que estaba con mucho ambiente de jóvenes y familias que pensamos por ser sábado. Después hemos continuado hacía el río "Yangon", para coger un ferry que lo cruzaba hasta el pueblo de "Dala" en la otra orilla y sin bajarnos de ferry hemos vuelto a "Yangon". La intención era ver un poco el curso del río, porque no había ningún paseo desde el que tener una idea de la orografía de la ciudad.

Se echaba la noche y como antes habíamos visto un restaurante con buena pinta, hemos entrado a ver el menú de lo que ofrecían, quedándonos a cenar y disfrutando de una de las mejores cenas de este viaje, al irrisorio precio de 10 euros los dos.

'

Mañana haremos una ruta por los lugares de interés de Yangon, visitando pagodas y poca cosa más, puesto que esta ciudad que es muy parecida a "Vientiane" en "Laos" y a "Phnom Penh" en "Camboya", poco tiene que ofrecer. Quedándose como ciudad de paso hacia los famosos templos de "Bagan".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

05/11/2017

Yangón/Rangun (Myanmar/Birmania)

 

Con un sol radiante comenzábamos la ruta que teníamos prevista para hoy, pensando que en poco tiempo el calor sería extremo, como así ha sido. En primer lugar hemos ido al mercado "Bogyoke" en donde encontrábamos una cara birmana para nuestra ¡¡¡ exposición particular !!! de casa. Allí tenemos una pared donde colocamos rostros típicos autóctonos de los países que visitamos.

Para no llevarla encima todo el día, hemos vuelto al hotel a dejarla con el resto de equipaje, cogiendo desde allí un taxi para desplazarnos a la atracción más importante de "Yangon", un recinto de templos denominados "Shwedagon Pagoda", que nos ha impresionado por la grandeza y belleza de los muchos templos que rodeaban la gran pagoda central. Al ser domingo, había mucha concurrencia orando a sus budas preferidos, por lo que la actividad de los monjes era muy alta. El sol calentaba el mármol del suelo y al tener que ir descalzos, nuestra falta de costumbre a la alta temperatura del pavimento nos ha hecho correr buscando la sombra en más de una ocasión.

'

Aunque a nosotros nos gusta andar porque se vive más la realidad de la calle, terminada esta visita cogíamos otro taxi porque las distancias entre los puntos de interés eran de unos 4 kilómetros y con el sol de justicia y el reducido coste de las carreras en taxi, era lo más aconsejable de hacer. El nuevo destino ha sido el parque "Karaweik", en el que un curioso restaurante en forma de barco destacaba por su forma. Este restaurante estaba recomendado en las guías, pero el lujo con el que nos hemos encontrado al entrar, nos ha hecho replantearnos si era el lugar adecuado y si merecía la pena pagar los altos precios de los menús que seguro que tendrían. Pero nos hemos dicho que por ver no pasaba nada, con la sorpresa agradable de que sólo era un poco más caro que el que estuvimos ayer cenando, por lo que nos hemos sentado en una mesa.

Hemos pedido una especie de degustación de platos birmanos que nos ha gustado bastante, mientras un joven tocaba a ratos una curiosa y pequeña arpa. El local era muy refinado como se puede apreciar en las imágenes de abajo, pero el precio del menú se asemejaba a los platos del día de nuestra ciudad.

'

La vuelta desde allí al hotel, a pesar del calor, la hemos hecho andando para bajar la comida, pasando por un barrio hindú, en el que se mezclaba una gran algarabía, tal vez, porque celebraban algún festejo y una gran bronca entre un taxista y la gente que rodeaba el coche amenazante y no hacían más que gritar. Hemos atravesado el tumulto rápidamente, por si la cosa iba a más y sin saber realmente lo que pasaba, pero lo mejor en estos casos es desaparecer cuanto antes y así no lamentarte después de ¡¡¡ haber estado en el lugar y momento equivocado !!!.

Ya en el hotel, hemos pedido un taxi con destino a otro hotel llamado "Seasons of Yangon International Airport" cercano al aeropuerto que teníamos reservado para esta noche, ya que mañana nos sale el avión con destino a "Bagan" muy temprano y preferimos dormir un poco más, a tener que cruzar la ciudad con el intenso tráfico y atascos que se forman y el correspondiente riesgo de perder el vuelo.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

06/11/2017

Templos de Bagan (Myanmar/Birmania)

 

Como el avión de "Mann Yadanarpon Airlines" salía a las 7 de la mañana y el vuelo ha durado hora y cuarto, para las 10 de la mañana, ya habíamos hecho el check-in en el hotel "Kaday Aung" y salíamos en una scooter eléctrica a recorrer los principales templos de "Bagan" por nuestra cuenta.

Antes, en el propio aeropuerto nos han cobrado la cantidad equivalente a unos 16 euros por persona, como entrada que sirve para todos los templos y ya en el hotel, cotejábamos la información que nos han dado aquí con la que traíamos, identificando los templos más importantes y que son exclusivamente los que íbamos a visitar. Como después hemos constatado la cantidad de pequeños templos es enorme por lo que es necesario hacer una criba y centrarse en los que merece la pena visitar.

Hemos querido empezar por los que se ubicaban en las zonas más lejanas, para ir volviendo sin agobios y controlando la batería de la scooter. De esta forma, el primer templo al que hemos ido llamado "Shwezigon pagoda", ha sido el más importante de los vistos hoy.

'

Otro de los templos visitados que nos ha llamado algo la atención ha sido "Htilominio". El resto no han merecido la pena.

'

A mediodía, el calor aconsejaba volver al hotel y comer algo fresco y darnos un baño en la piscina, para volver a salir cuando el sol empezara a bajar su fuerza. Nuestra intención era visitar otra serie de templos, terminando el día en el recomendado para ver la puesta de sol, pero no ha sido posible, porque nos hemos perdido en una zona bastante alejada al quedarse nuestro Gps sin la señal de los satélites, con la necesidad de volver al hotel antes de que anocheciera o se quedara sin carga la batería de la scooter.

Por lo tanto, la recomendada puesta de sol desde la pagoda "Shwe San Daw Pahya" quedará para mañana cuando volvamos del "Mount Popa", que es un gran peñasco con un monasterio en la cumbre, residuo de un extinto volcán situado a unos 50 km. de Bagan.

Por lo visto hasta ahora, sentimos una gran frustración porque esperábamos mucho más de éste tan famoso destino de templos birmanos. Después de venir de China y haber visto los templos de Laos, Camboya, Tailandia, e incluso ayer mismo en "Yangon", lo visto hoy no tiene el nivel que se le atribuye. Suponemos que la fama que le precede a Bagan es más por la cantidad que por la calidad. Cantidad de pequeñas estupas se reparten por la llanura y la imagen que se vende de este destino está obtenida desde el aire, condensando en el paisaje numerosos templos que sobresalen de los árboles, creando de esta manera subyugantes entornos.

Ojalá mañana, después de ver lo que nos falta, mejore nuestra apreciación de los templos birmanos, pero lo visto hoy no es comparable ni de lejos con los templos de Angkor en Camboya, a los que suelen asociarlos con éstos de aquí.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

07/11/2017

Monte Popa / Atardecer en Bagan (Myanmar/Birmania)

 

Por la mañana hemos cogido un taxi que nos ha llevado al monte Popa y por la tarde al fin hemos conseguido apreciar la belleza de un paisaje lleno de pagodas y estupas en el viejo Bagan. Ayer dejamos para la tarde la mejor zona, pero la decisión de ir al alejado templo llamado "Tayoke Pyay" no fue muy acertada, porque además de perdernos en el camino, el templo no valía nada porque estaba empaquetado por obras de mantenimiento. Al no quedarnos tiempo para ver la puesta de sol que es el momento estelar de las rutas por Bagan, la sensación que sacamos fue de que este destino estaba sobrevalorado.

A las 9 de la mañana nos venía a buscar un vehículo contratado al hotel que tras hora y cuarto de viaje nos dejaba al pie del monte Popa. Un destino religioso con el único interés de su ubicación en lo alto de una roca a la que hemos llegado después de subir los 775 escalones, según Carmen que le gusta contarlos para abstraerse del coñazo de subir las escaleras. Y esta vez con más razón, porque lo hemos tenido que hacer descalzos y por entre la suciedad tradicional de este tipo de templos en el que cantidad de macacos campaban a sus anchas ensuciándolo todo.

La subida ha sido una peregrinación sorteando tenderetes y gente pidiendo dinero por diversos motivos, desde el que limpiaba un par de escalones, siempre los mismos, por lo que pedía una ¡¡¡ colaboración !!!, al que tenía un altar con luces parpadeantes y psicodélicas por lo que solicitaba donaciones para su mini-templo.

'

La visita con la subida y bajada incluidas, no nos ha durado más que hora y media, por lo que estábamos de vuelta en el hotel para la hora de comer. Un rato tumbados en la piscina y varios baños para quitarnos el calor de encima, ha sido el descanso hasta que de nuevo hemos cogido una scooter eléctrica y dirigido a la zona a la que debíamos haber ido ayer. De forma, que en las tres horas que hemos estado por la tarde de un lado para otro, hemos visto más que todo el día de ayer. Descubriendo el Bagan de las imágenes, en el que los templos se reparten el horizonte.

'

Para la puesta de sol, nos acercábamos a la pagoda "Shwe San Daw Pahyal", uno de los pocos lugares en el que puedes ascender a una cierta altura para tener una buena vista de cuando se oculta el sol. Pero al llegar hemos visto que todos los accesos por las escaleras exteriores estaban cerrados al público, suponemos que por arreglos puesto que había numerosos andamios colocados.

He tenido que echar mano de las referencias que yo llevaba, porque me acordaba que había otro templo cercano que también podía servir para coger esa altura necesaria que te garantiza una buena vista panorámica y allí nos hemos encaminado. Gracias a que había un chaval que quería ganarse una propina hemos conseguido subir. Nos ha acompañado por unas estrechísimas escaleras interiores tan ocultas a la vista, que si no llega a ser por él no las hubiésemos encontrado y donde había colocado unas velitas para que se pudieran ver un poco los escalones. En esta ocasión el chaval si que se merecía una buena propina, porque se la había trabajado.

La puesta de sol ha sido estupenda, como se puede apreciar en las imágenes de abajo, levantándonos el optimismo y olvidando la mala impresión que Bagan nos causó ayer .

'

Mañana cogeremos a primera hora de la mañana un avión a "Mandalay", nuestro próximo destino para continuar conociendo las principales zonas de interés en Myanmar.


Ver reportaje : Templos del antiguo Bagan (Myanmar / Birmania)

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

08/11/2017

Bagan / Mandalay (Myanmar/Birmania)

 

Nuevo salto a otra parte de "Myanmar", a "Mandalay", la segunda mayor ciudad del país y la antigua capital real de "Birmania", situada a escasamente media hora de avión de "Bagan". Volvíamos a utilizar la compañía aérea "Mann Yadanarpon Airlines" con aviones de hélice Fokker y para las 10 de la mañana estábamos en el "Hotel 8" dispuestos a organizarnos las visitas de los tres días que estaremos en "Mandalay".

Para hoy nos habíamos puesto la ruta más cercana al hotel, pero como los tramos no bajaban de los 4 kilómetros cada uno de ellos, hemos reservado un taxi a través del hotel, en principio para ir sólo al "Palacio Real" que era el sitio más cercano, pero que al final el taxista se ha convertido en un guía que nos ha llevado a los lugares que tenía anotados y que eran los habituales de los tours.

El "Palacio Real" nos ha sorprendido porque es el más atracción más recomendada y sin embargo no nos ha gustado nada. Un enorme complejo ocupado principalmente por los militares y al que sólo puedes acceder a una parte reducida del palacio y en la que los edificios de madera se repetían sin cesar con alto deterioro.

'

El sol ya comenzaba a calentar y el suelo quemaba, era la primera de más de media docena de veces que nos hemos tenido que descalzar y andar largos tramos bastantes sucios en ocasiones y en otras, pisando gravilla, lo que ha llevado a que mañana iremos en chanclas y llevaremos calzado en una bolsa, en reserva de si tenemos que andar mucho por asfalto.

Del "Palacio Real" hemos ido a ver el "Shwenandaw Kyaung", un monasterio construido en el siglo XIX íntegramente en madera de teka. Una considerable obra de importancia histórica que tampoco parece tener el mantenimiento adecuado, porque su aspecto era de cierto abandono.

'

La siguiente visita estaba a escasos 200 metros cruzando una carretera, en donde se situaba "Atumashi Kyaung", un grandioso templo que desde fuera auguraba mucho más que una enorme sala prácticamente vacía.

Al pie de "Mandalay Hill", la pagoda "Kuthodaw", patrimonio de la Unesco, con sus 729 estupas blancas ha sido la mejor y más cuidada de las pagodas vistas hoy.

'

Por último subíamos a "Mandalay Hill" para comer algo y tener una perspectiva de la ciudad. También nos esperaba otro templo especialmente recargado de dorados y espejos. Poco tiempo hemos estado allí porque el calor era sofocante a esa hora y hemos preferido volver al hotel para refugiarnos del sol abrasador, que según los lugareños como estamos en invierno, este calor no es nada en comparación al verano.

'

Para mañana tenemos reservado un tour que aunque no somos partidarios de ir en grupo, nos ha parecido la mejor forma de ver una serie de atracciones bastante distantes entre sí sin saber si hay taxis en cada una de ellas para acceder a la siguiente, por lo que hemos preferido la visita organizada con la intención de aguantar con resignación, el lento ritmo que suelen llevar esta clase de excursiones.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

09/11/2017

Mandalay (Myanmar/Birmania)

 

Una de las pocas veces que hemos acertado al contratar un tour. Tal como pensábamos ayer de que las distancias iban a ser grandes para andar por nuestra cuenta, buscando en cada lugar un medio de locomoción hasta el siguiente, hoy hemos visto que era imposible. Para llegar a los lugares a visitar hemos andado en coche, barco y hasta en carruaje de caballos y esto último no era en plan turista, sino que por los caminos que hemos ido sólo los caballos y algunas motos lo podían hacer.

El día ha sido agotador, pasando 12 horas sin parar y a un ritmo de visitas que hasta a nosotros que estamos acostumbrados a movernos de prisa, nos ha sorprendido. Tal vez porque el resto del grupo lo constituían jóvenes, pero el caso ha sido que no hemos esperado ni un minuto y todo ha ido contra reloj.

Nos han acompañado: 2 hermanas francesas de las que una de ellas hablaba muy bien castellano, una pareja suiza en la que ella también lo chapurreaba, 2 rusas con muy buen inglés y un chino que también se defendía en inglés. Con muy buen ambiente, hemos estado en primer lugar en la pagoda "Mahamuni" y después en unos talleres donde tallan grandes figuras de madera, tejen y hacen labores artesanales.

En el "Maha Gan Dha Yon Monastery" en "Amarapura" nos esperaban un centenar de monjes para que les viéramos como desfilaban con los cuencos de la comida que realizan una sola vez al día y que reciben a diario en concepto de donación. Hoy el donante era "Yangon" y nos han enseñado las cocinas en donde estaban preparado al estilo de la antigua ¡¡¡ mili !!!, con sargento de cocina incluido, los platos que después se repartirían entre los monjes. Nos ha recordado a cuando estuvimos en "Laos", que de forma parecida los monjes salían a las 5 de la mañana a la calle y la gente, principalmente turistas, les entregábamos la comida del día.

'

Al mediodía subíamos a "Sagaing Hill" desde donde se tenía una estupenda vista del río y de Mandalay con sus numerosos templos repartidos en el horizonte.

Después de comer, hemos seguido moviéndonos a un ritmo frenético, cruzando el pequeño río "Doathawaddy" en un barco, para montarnos a continuación en unos carros tirados por caballos que se han lanzado a la carrera dando tumbos por caminos de tierra y barro, llevándonos a ni me acuerdo cuantos templos, y que no tenían nada de especial pero en los que había multitud de turistas, procedente del gran parque de coches de caballos.

'

Al atardecer nos dirigíamos al puente de madera de teca llamado "U Bein", para ver la puesta de sol que es uno de los principales atractivos de "Mandalay". Y la de hoy no nos ha defraudado, un distendido lugar con mucha gente en barquitos y canoas disfrutando del momento estrella del día y como está garantizado el sol al menos en esta época, el atardecer ha sido estupendo.

'

Un largo, cansado y bonito día en el que hemos contactado con gente viajera, porque estaban en "Myanmar" no de vacaciones, sino como una etapa de un viaje que al menos a las hermanas francesas y a la pareja suiza, les va a llevar más de 6 meses, visitando diferentes países. La relación ha sido tan buena que hemos quedado mañana para ir juntos a "Mingun", otra zona de obligada visita cercana a "Mandalay" y que por el precio que nos hace el mismo guía y la experiencia de hoy, nos compensa en lugar de ir por nuestra cuenta.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

10/11/2017

Mandalay (Myanmar/Birmania)

 

Último día en "Mandalay" dedicado a visitar la zona de "Mingun" que como se sobreentiende se ha tratado de ver más de lo mismo, templos y más templos, vistosos por fuera y de poca importancia por dentro. Por lo menos el desplazamiento hasta allí ha sido en barco, a un ritmo muy lento al haber ido contra corriente por el río "Ayeyarwaddy".

'
'

Ya en "Mingu" hemos ido a ver la pagoda "Pathotawgyi", también conocida como "La Pagoda Inacabada". Un terremoto en el año 1839 la destruyó en parte, agrietando el gran peñasco sobre el que se estaba construyendo y dejando la pagoda más como atracción turística por su ubicación, que como centro religioso.

La siguiente visita nos ha llevado a "Mingun Bell" que con sus casi 90 toneladas de peso, ostentó hasta el año 2000 el récord de la mayor campana con sonido del mundo.

Y por último, la "Mya Thein Tan Pagoda" también llamada la "Pagoda Blanca" con una pared que representa el sistema solar. Contiene siete terrazas en forma de olas que significan los siete ríos y las siete montañas.

'

En general lugares de escaso interés, salvo su arquitectura exterior que llaman la atención y que cuando entras en ellos poco tienen que enseñar. Lo mejor del día ha sido el paseo en barco, con una brisa que te mantenía fresco en otro de esos días de mucho calor.

A la hora de comer nos hemos acercado a un restaurante que nos han recomendado llamado "Sha Ma Ma", en donde nos han sentado en una mesa grande con una pareja de alemanes y un vietnamita afincado en Australia que era muy viajero y con quien nos hemos quedado hablando un rato después de comer. Parece que "Myanmar" es un país al que gusta ir a los que se sienten viajeros, porque aparte del turismo de grupo, aquí hemos encontrado personas más de nuestro estilo. Viajeros jóvenes que han hecho un alto en su vida profesional, supongo que por diversos motivos, para darse una vuelta por el mundo de varios meses de duración y con quienes da gusto compartir experiencias.

Mañana, otro avión nos llevará al lago "Inlei" en nuestra última etapa de visitas a este país. Un destino según dicen ser imprescindible si viajas "Myanmar".


Ver reportaje : Mandalay (Myanmar / Birmania)

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

11/11/2017

Mandalay / Lago Inle (Myanmar/Birmania)

 

Con un vuelo de 25 minutos que nos ha llevado a las montañas, hemos quitado unos 10 grados de calor que nos han sentado de maravilla. Aterrizábamos en un Fokker de "Mann Yadanarpon Airlines" en el aeropuerto de "Heho", donde hemos cogido un taxi que ha tardado más del doble que el avión para hacer los escasos 30 km. que nos separaban de "Nyaung Shwe" a la entrada del "lago Inle" y donde se ubica el hotel "Royal Nyaung Shwe" que teníamos reservado.

Una vez instalados, salíamos a comer a un restaurante de comida birmana recomendado por el hotel y realmente hemos disfrutado con los platos. Nada menos que un ¡¡¡ guisote !!! de cordero con patatas, sin especias, algo muy inusual por estos lares. Cuando estábamos comiendo se nos ha sentado una pareja que ha resultado ser de Tarragona y con quienes hemos estado hablando un buen rato porque ha empezado a caer un fuerte chaparrón. Hemos intercambiado experiencias que siempre vienen bien cuando viajas.

A continuación hemos contratado una excursión para mañana por el lago "Inle" para ver las curiosas artes de la pesca que se emplean, algunos mercados, templos, estupas y la cultura de los pueblos de esta parte de "Myanmar".

Al atardecer salíamos a dar una vuelta por "Nyaung Shwe", acercándonos a los canales con sus numerosas motoras o "batidoras", llamadas así por el sistema de motor fuera borda al extremo de un largo eje que se asemeja a una batidora de cocina. Un buen sistema de navegación muy extendido en los ríos asiáticos pocos profundos o que arrastran mucha vegetación, por su capacidad de maniobra.

Las predicciones del tiempo para mañana no son buenas pero esperemos que la lluvia no nos estropee la excursión por el lago.

 

'
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

12/11/2017

Lago Inle (Myanmar/Birmania)

 

Un bonito día el que hemos pasado hoy en el lago Inle, con un tiempo que ha ido mejorando conforme transcurría el día. Pensábamos que íbamos a ver el clásico lago con pueblos ribereños similares a los de otros lugares asiáticos como el río Mekong, pero el lago Inle es diferente, tiene una forma de vida muy peculiar con poblados sobre palafitos, algunos mercados flotantes y mucho trasiego con las ¡¡¡ batidoras !!! por el lago y canales. Hoy me he dado cuenta de que estas motoras tienen el eje más corto que las de Tailandia, y parecen volar sobre las tranquilas aguas.

A las ocho de la mañana nos han venido a buscar y para cuando salíamos en la motora, el canal por el que nos dirigíamos a lago era un hervidero de tráfico con un horizonte de agua en suspensión por la salpicadura de las hélices que rugían en lo más parecido a una carrera desenfrenada. Pero simplemente era la actividad diaria de un transporte que principalmente se hace por el agua al resto de poblados, supongo que por rapidez y coste, porque las carreteras no están muy bien que digamos ni llegarán a todos los pueblos.

Las primeras visitas han sido a los mercados que viven de la venta al turista de accesorios y artesanía local. En cuanto hemos comprado algunas chucherías de recuerdo, le hemos dicho al barquero que no parara en tiendas y mercados, haciéndonos caso esta vez, lo que a veces no surte efecto.

'

Enseguida hemos podido ver la principal atracción del lago. Las distintas y curiosas artes de pesca, en algunos casos con red y ejecutando lo que parece un baile en equilibrio sobre la inestable barca para hundir la red. Otros pescadores lo hacen con caña, remando con un pie y desplazándose muy despacio en la zona de pesca. Esta gente está acostumbrada a que les observen todos los días y no les importa, incluso parece que en algunos momentos, alardean de su equilibrio magnificando sus movimientos.

'

Durante las siete horas que hemos estado por el lago, también hemos visitado varias pagodas, sobresaliendo la llamada "Shwe Indein" que contenía cientos de estupas alineadas. Lo que también ha sobresalido ha sido la comida en la terraza de un restaurante sobre el lago, en el que me han servido un pescado estupendo.

'

A media tarde volvíamos al hotel en el que habíamos pedido cambio de habitación, porque de madrugada se ha debido ir la luz y ha entrado en funcionamiento un enorme generador que rugía como un condenado y como teníamos la habitación justo encima de la máquina, no ha habido forma de dormir. El tema es que a pesar de no haber estado mucho tiempo en funcionamiento, nos ha desvelado. Ahora estamos en el lado opuesto al generador y en el piso más alto, por lo que no creo que esta noche lo oigamos, porque seguro que eso de que se vaya la fuerza eléctrica será de lo más común y se repetirá a diario.

Mañana alquilaremos unas bicicletas y haremos una ruta parando en algunos templos, atravesando el lago en un ferry y volviendo por la otra orilla a "Nyaung Shwe".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

13/11/2017

Lago Inle (Myanmar/Birmania)

 

Seguimos por el lago Inlei viendo la vida de estos pueblos ribereños, para lo que hemos alquilado unas bicicletas. Preferíamos alquilar una motocicleta porque estos días hemos visto como son las carreteras y sobretodo, el tráfico de autobuses y camiones por las estrechas vías, pero no se alquilan. Así que como después hemos podido apreciar, el que no se alquilen motocicletas debe ser que lo habitual es coger un ferry a medio camino, ya que el lago es muy grande, y cruzarlo. Pero le llaman ferry a las motoras/batidoras que utilizamos ayer y en ellas sólo se pueden transportar bicicletas.

Enfrente del hotel alquilábamos las bicis, por menos de 3 euros las dos para todo el día, y cogíamos rumbo por el lado izquierdo del lago hacia una bodega vinícola, llamada "Red Mountain", que simplemente tenía unos pocos viñedos, por unas laderas en las que hemos visto los carteles que definían la mayoría de las variedades de vino que fabricaban, incluida la de "Tempranillo". Poco tiempo hemos estado allí, volviendo a circular por la carretera del lago, entre grandes camiones en una zona plana y sin grandes problemas.

Llegados al punto en el que debíamos embarcar, esperábamos ver lo que entendemos por un ferry público, pero lo que hemos encontrado eran barqueros intentando timarte por llevarte al otro lado del lago, en una ruta muy habitual para turistas en bicicleta. Ante el desorbitado precio que nos pedían en relación con lo que pagamos ayer por todo un día de motora, optábamos por volver por el mismo camino por el que habíamos ido, pero al final el barquero ha aceptado el precio que le he habíamos ofrecido.

Cargadas las bicicletas en la estrecha motora, recorríamos uno de los muchos canales naturales formados en dirección al lago.

'

Al entrar en el lago enseguida hemos visto pescadores que utilizaban otras técnicas de pesca diferentes a las de ayer, golpeando el agua con largos palos, supongo que para atraer a los peces.

'

En los canales, numerosas y vistosas casas sobre palafitos conformaban poblados con gran trasiego de motoras que circulaban a gran velocidad, sorteando con mucha habilidad otras motoras que se cruzaban sin rozarse en ningún momento.

'

Ya en la otra orilla, nos hemos montado en las bicis y tomado el camino de vuelta por la ribera derecha, comenzando el suplicio de subir y bajar cuestas, parar y salirnos continuamente de la carretera para que pasasen autobuses y todo ello con un sol de justicia. La carretera era malísima y estrecha, con caídas a los bordes que aconsejaban primero bajarte de la bici y salirte andando del asfalto, porque el riesgo de caída era muy grande si te salías circulando y con un tráfico muy rápido.

Cuando hemos llegado al pueblo entregábamos las bicis y nos íbamos a comer y beber unas cervezas porque casi estábamos deshidratados a pesar de haber bebido agua por el camino.

En cualquier caso, la excursión no creo que merezca mucho la pena, porque lo que se dice ver algo nuevo, no se hace. Las excursiones habituales en motora por el lago como la de ayer, contemplan lo mismo con menos riesgo en la carretera.

 

Ver reportaje : Lago Inle (Myanmar / Birmania)

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

14/11/2017

Lago Inle / Yangon (Myanmar/Birmania)

 

Último día en "Myanmar" teniendo que volver a su capital "Yangon" porque mañana partiremos a "Omán", un país árabe que está comunicado con el "Golfo Pérsico" a través del "Estrecho de Ormuz" y que será el tercer y último país que visitaremos este año.

Una vez más nos levantábamos temprano, primero para hacer en taxi una hora de viaje hasta el aeropuerto de "Heho" y otra hora más en avión de la compañía "Golden Myanmar" a "Yangon", marchando andando al hotel "Seasons of Yangon International Airport", que al contrario de los que se anuncian en China, si está enfrente justo de la terminal de llegadas. Este mismo hotel lo utilizamos hace una semana porque al día siguiente salíamos temprano en avión con destino a "Bagan" y mañana nos pasa lo mismo, siendo una buena manera de alargar las horas de sueño.

En cuanto nos hemos instalados, cogíamos un taxi para acercarnos a la pagoda "Chaukhtatgyi"para ver el "Buda Reclinado" que nos quedó pendiente de la vez anterior. La verdad es que no teníamos mucho interés en ir, pero como debíamos pasar el día de la mejor manera posible, nos hemos decidido por la visita. La sorpresa ha sido tremenda, porque no habíamos oído hablar mucho de este "buda" que ha resultado ser espectacular por sus dimensiones, siendo una de las imágenes de mayor tamaño del país con 65,85 m. de largo y por lo bien conservada que está.

'

Después volvíamos al hotel a disfrutar un rato de la piscina y a dejar pasar el día leyendo, para mañana iniciar la visita a "Omán", un país muy diferente a los vistos en este viaje "China" y "Myanmar".


Ver reportaje : Yangon / Rangún (Myanmar / Birmania)

arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Resumen

 

La visita a "Myanmar" o "Birmania" se ha centrado en destinos muy concretos, elegidos porque consideramos que se ajustaban a lo que este país nos transmitía, a pesar de coincidir con la importante crisis humanitaria y la huida masiva a Bangladesh de la minoría musulmana rohilla, por la persecución a la que son sometidos por el ejército de "Myanmar", y que no nos ha afectado a la hora de desplazarnos, tal vez porque nos hemos movido por zonas denominadas turísticas, a las que se protegen y afectan menos los problemas internos, no sea que los turistas se enfaden y decidan vetar el país para sus vacaciones.

Entramos a "Myanmar" por su anterior capital "Yangon" o "Rangún" en español, permaneciendo muy poco tiempo porque sus atractivos no daban para mucho. Los templos de "Bagan" fueron el siguiente destino en el que disfrutamos principalmente de recorrer los valles plagados de estupas y pagodas a nuestro aire, utilizando unas bicicletas eléctricas que nos permitían un desplazamiento tranquilo y agradable. En este punto, pensábamos encontrar grandes y espectaculares templos al igual que en otros paìses asiàticos, pero en ese aspecto después de haber estado en "Laos" y "Camboya", nos decepcionamos un poco, si bien, la cantidad de estupas repartidas por el bonito valle del "Antiguo Bagan", nos llevó a disfrutar mucho de un paisaje diferente en el que la puesta de sol combinada con las pagodas, dibujaban unas preciosas imágenes para obtener fotos.

De allí nos dirigimos a "Mandalay", en el que los templos seguían siendo la principal atracción, si bien, los atardeceres en el puente de madera de teca "U Bein", fueron un agradable respiro a los entornos religiosos.

Y por ultimo, un destino diferente donde lo que primaba era más natural y de cultura propia, con la vivencia de los moradores de los pueblos en el "Lago Inle", en el que los desplazamientos en motoras fuera borda (tipo batidoras) como medio de transporte habitual, nos mostraban como era la vida cotidiana en viviendas palafito y las curiosas artes de pesca utilizadas.

En definitiva, un país más abierto al turismo de lo que pensábamos y que sin llegar al nivel de otros cercanos como: Camboya, Laos, Tailandia o Vietnam, sigue la misma senda de desarrollo, combinando su entorno cerrado político con el poder económico más en libertad, superando viejas filosofías extremistas que el tiempo ha convertido en caducas.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

15/11/2017

Yangon (Myanmar/Birmania) / Mascate (Omán)

 

Día de transición en aeropuertos para cambiar de país, abandonando "Myanmar" antigua "Birmania" por "Omán". También hemos recuperado tres horas por la diferencia horaria, llegando a media tarde a "Mascate", capital del país. En el propio aeropuerto y ya de noche, cogíamos el coche reservado en "Avis" para trasladarnos al hotel "Muscat Dunes" en el que de nuevo y una vez más, hemos tenido que pedir cambio de habitación porque la que nos habían dado no cumplía con las características de nuestra reserva.

A la hora de hacer el check-in en "Yangon" y también al embarcar en la escala de "Bangkok", nos han puesto pegas porque no llevábamos la visa de "Omán". Yo me había enterado de que los ciudadanos de la Comunidad Europea, podían sacar directamente en el aeropuerto de llegada al país en "Mascate" una "visa express" y así se los he hecho saber en ambos casos. Tanto en "Yangon" como en "Bangkok" han estado revisando la normativa vigente para el tema de visados, dejándonos finalmente embarcar. Debe ser de que no están muy acostumbrados a que viajen occidentales a ese país y desconocen en las compañías aéreas los trámites de inmigración necesarios.

Ya en el aeropuerto de "Mascate" en "Omán", enseguida hemos visto una oficina para sacar los visados y de forma muy rápida y mediante el pago de 112$ por los dos, nos los han extendido de forma muy rápida y mecanizada, sin tener que rellenar ningún formulario y no teniendo ningún problema posterior en Inmigración.

Mañana comenzaremos la ronda de visitas intentando ajustar el itinerario a la "Fiesta Nacional" que se celebra el día 18, que suponemos habrá curiosos eventos principalmente en la capital.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

16/11/2017

Mascate (Omán)

 

"Mascate" la capital de "Omán", ha sido la visita que hemos realizado hoy, y en el hemos estado haciendo lógicamente comparaciones con "Dubai", ambos cercanos entre sí, y con algunas características similares, como es la gestión de los ¡¡¡ petrodólares !!! para asombrar al visitante con un lujo desmedido, tanto en sus mezquitas como en sus centros comerciales, que son punto de encuentro de las principales marcas comerciales a nivel mundial.

Comenzábamos parando en la "Gran Mezquita del Sultán Qaboos", la principal mezquita del país con un derroche de mármol, madera labrada, impresionantes lámparas y accesorios dorados, que la situaban casi al nivel de la de "Abu Dabi", lo que parece ser en una carrera por demostrar cual es el país árabe más rico.

Aunque Carmen iba preparada con pantalón largo y un pareo para ponérselo cubriendo la cabeza, no ha sido suficiente para que la dejaran entrar, porque se le veían un poco las muñecas de las manos. Ha tenido que alquilar una sotana con velo incorporado que cuando ha salido no la he reconocido, hasta que he notado que alguien se me quedaba mirando y me he sobresaltado al darme cuenta de quien era.

Lo bueno ha sido que se lo ha tomado a broma, porque no siempre está dispuesta a pasar por el aro y soportar la vestimenta con el calor que suele hacer. Hoy merecía la pena el sacrificio porque la mezquita era espectacular y hemos estado un buen rato bromeando sobre la imagen omaní que daba en cuanto escondía el pelo rubio.

'
'

Después hemos ido visitando la lista que tenía preparada, con : El Royal Ópera House, Fish Market, el Palacio de Al-Alam, los fuertes portugueses "Al Jalali" y "Al Mirani" y el barrio tradicional de "Mutrah".

'

En definitiva, un día agradable, en un país muy distinto a los anteriores de este viaje, como a nosotros nos gusta, con fuertes cambios que te sitúan rápidamente en la nueva situación y haciéndote que parezca lejana nuestra visita a "Myanmar", cuando realmente ayer mismo estábamos allí. En cuanto a valorar "Mascate" tendría que decir que a mí personalmente como ciudad me ha gustado más que "Dubai". Aquí no hay sus grandiosos rascacielos, pero la arquitectura moderna guarda en su diseño las formas árabes de curvaturas tan bellas y delicadas que crean una armonía original, difícil de igualar. Además, con una costa rocosa y montañas cercanas, los paisajes aunque áridos son más bonitos que la llanura costera de los Emiratos Árabes. Y por lo que hemos podido ver no deben tener problemas de agua, porque en pleno desierto hemos visto grandes espacios verdes y floreados, una fuente decorativa surtiendo agua constantemente y una montaña de rocas artificial por la que caía una gran cascada, simplemente como imágenes del poderío económico del país.

Mañana pasaremos el día por los alrededores de "Mascate" visitando varios fuertes en el interior y las agrestes montañas del desierto, volviendo por la tarde de nuevo a "Mascate".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

17/11/2017

De visita por las Fortalezas (Omán)

 

Uno de los puntos interesantes que se anuncian de Omán son sus fortalezas, pero ni las que vimos ayer, ni la mayoría de las de hoy por la mañana, tenían el mínimo nivel como para llegar a llamarles con ese nombre.

Ayer estuvimos en los dos fuertes portugueses de Mascate y no merecieron ni un simple comentario. Hoy hacíamos 70 Kms. para visitar el "Fuerte de Barkah", y ni tan siquiera hemos entrado porque era insignificante. Es posible que tuviera una importante historia detrás de las pequeñas y feas murallas de barro, que parecía que en cuanto lloviera un poco podían desmoronarse, pero como nosotros simplemente nos gusta contemplar imágenes sin entrar en detalles del pasado, este fuerte no ha sido de nuestro agrado.

Después nos íbamos otros 70 km. hacia el interior con destino al "Fuerte de Hazam", que lo hemos encontrado cerrado, pero que desde el exterior se podía comprobar que tampoco era ninguna joya. Por lo que veíamos hemos pensado que no nos perdíamos gran cosa y seguíamos otros 25 kms. en ruta hacia el "Fuerte de Rustak", en el que sólo hemos podido acceder al patio de entrada, porque el resto también estaba cerrado. Cuando hemos aparcado era la hora de la oración y numerosos feligreses accedían a las inmediaciones del castillo en coche y con sus alfombras, de forma que nos han aparcado por delante y por detrás, impidiéndonos mover el coche. Hemos tenido que esperar a que terminaran con las oraciones para que aparecieran los dueños de los coches que nos taponaban, y poder salir. Les ha debido parecer de lo más normal, taponar los accesos y hacernos esperar, porque no se han disculpado y nosotros educadamente hemos aguantado el tipo sin ninguna protesta, porque estos temas de religión son muy delicados.

'

Después ya cansados de hacer kilómetros y no ver nada de interés y a pesar de que nos quedaba otro fuerte llamado "Nakhal" por ver, decidíamos volvernos a "Mascate" porque estaba a 135 Kms. La fortuna ha hecho que la ruta que nos ha marcado el GPS iba por donde se ubicaba precisamente este fuerte, que ha sido lo único interesante del día. Éste sí era una fortaleza en toda regla, con grandes dimensiones, muy cuidado y con unos preciosos paisajes montañosos en el horizonte.

También he recuperado a la Carmen de siempre, porque después del susto de ayer cuando me la convirtieron en una mujer omaní, llegando a pensar que me había quedado sin modelo para las fotografías de "Viendomundo", ya ha vuelto a ser la de siempre que queda tan bien en las imágenes, en esta ocasión en las del fuerte.

'

Terminada esta visita, volvíamos a la capital algo más animados recordando el último fuerte y por una buena carretera como el resto de las utilizadas hoy, en las que el poco tráfico, el buen asfalto y rectos trazados, nos han permitido sacar unas medias de desplazamiento muy buenas.

Mañana iniciaremos un recorrido de tres días en el que nos acercaremos al interior montañoso del país y descenderemos hacia el sur, accediendo al desierto y semidesierto de Omán, hasta llegar a la costa para retornar a "Mascate" y finalizar nuestro viaje, volviendo a casa.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

18/11/2017

Nizwa / Montañas de Jebel Shams (Omán)

 

Hoy era el gran día del año en "Omán", su fiesta nacional que coincide con el aniversario del nacimiento de su gobernante el sultán "Qaboos" y que al enterarnos de que no había eventos de nuestro interés, hemos preferido continuar con nuestra ruta conforme la teníamos planeada. El día lo hemos comenzado desplazándonos 135 km. por una buena carretera y llegando a "Nizwa" donde teníamos reservado el hotel "Safari" para dejar el equipaje, porque seguido queríamos visitar la zona montañosa donde se encuentra el monte más alto de "Omán", llamado "Jebel Shams" o "Montaña del Sol" y preferíamos llevar el coche vacío.

La verdad es que después de otros 80 km. ascendíamos por un paisaje de montaña que tampoco tenía nada de especial, para lo que estamos acostumbrados a ver y llegado a un punto en el que se acababa el asfalto y comenzaba la pista de tierra, nos ha parecido que no merecía la pena continuar con nuestro coche de alquiler que no es 4W4. No obstante, allí había coches con tracción a las 4 ruedas dispuestos a prestar el servicio de acercarte los 13 km. que nos faltaban, al módico precio equivalente a 40 euros, lo que nos ha parecido que no lo valía, por el mediocre paisaje que estábamos viendo.

'

Así que nos hemos dado la vuelta hacía "Nizwa" para ir a visitar su fortaleza. Otros 80 km. de vuelta y aunque teníamos en ruta un par de pueblos anotados como recomendados, los pasábamos de largo al ver que tampoco parecían tener nada especial.

Por otra parte, esperábamos más del fuerte de "Nizwa", que simplemente era parte de un complejo más amplio que integraba: una mezquita, un zoco con venta de artesanía local y el fuerte, y que después de estar ayer en el de "Nakhal" no ha conseguido despertar nuestro interés.

'

Poco que contar de un día insulso, de esos que también se dan viajando que ni te desagrada ni te aburres porque te estás moviendo de un lado para otro, pero que no te queda ningún recuerdo de lo que has visto.

Mañana continuaremos con nuestro itinerario desplazándonos por el interior de país hasta su zona de dunas en el desierto.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

19/11/2017

Desierto de Omán: Wadi Bani Khalid / Wahiba Sands (Omán)

 

Por fin ha llegado el día perfecto en "Omán". Hemos aparcado las visitas a las fortalezas y a las mezquitas, y hoy hemos visto lo que más nos gusta de nuestros viajes: los contrastes que crea la naturaleza en su estado más puro.

Abandonábamos "Nizwa" y por una buena carretera como la mayoría de las de este país, cubríamos rápidamente los 180 km. que nos separaban del hotel "Oriental Nights Rest House", a donde hemos llegado a media mañana y preguntado por las visitas que queríamos hacer hoy. En primer lugar nos han confirmado que podíamos llegar con nuestro coche hasta "Wadi Bani Khalid" que son unas pozas en pleno desierto por donde fluye el agua y uno se puede bañar. Y en segundo lugar, hemos contratado un servicio de 4W4 para adentrarnos en el desierto y ver la puesta de sol desde las dunas de "Wahiba Sands".

Resueltos estos temas nos poníamos de nuevo en carretera para hacer los 30 km. hasta las pozas, que nos han sorprendido muy agradablemente porque eran mucho mejor de lo que esperábamos. Un curioso y precioso entorno difícil de encontrar en un desierto. El agua transparente con una estupenda temperatura nos invitaba a darnos un baño y disfrutar del sol tumbados en rocas planas y bastante cómodas. Estar en el desierto y encontrar un lugar así es un lujo que no se puede desaprovechar, por lo que hemos apurado el tiempo hasta que hemos tenido que marcharnos porque la hora de salida a las dunas del desierto para ver la puesta de sol, se nos echaba encima.

'

Si la mañana ha sido estupenda, el atardecer ha sido el broche a una jornada de las de recordar. Un joven omaní experto en conducir por el desierto nos ha llevado por las dunas con su 4W4, subiendo y bajando por zonas que parecían imposibles de salvar. Mientras conducía no paraba de hablarnos, porque había estado en España y nos ha dado una auténtica lección de la similitud de nuestros idiomas y de como se llaman de forma muy parecida en ambos, cantidad de cosas.

La puesta de sol ha sido magnífica, en un entorno que nos encanta como es el de los desiertos, que al proceder de zonas verdes como es nuestro caso, los valoramos mucho más. Y si además nos permitimos el lujo de darnos un baño como el de esta mañana, nos sentimos más que satisfechos con la única esperanza de que se repitan más días como el de hoy.

'

Mañana seguiremos viaje hasta llegar a la costa, sin grandes cosas que ver, al menos, es lo que me refleja la información de que dispongo, pero con el día de hoy, damos ya por buena nuestra visita a Omán.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

20/11/2017

Sur (Omán)

 

Volvemos a lo tradicional, visitar fuertes y la poblaciones, en este caso "Sur", ciudad ubicada en la costa y que fue un centro de astilleros importante en la construcción de los resistentes barcos tradicionales dhow que navegan a lo largo de la Península Arábiga.

Antes de llegar nos desviábamos unos kilómetros para visitar otro castillo más de los varios que llevamos en "Omán" y que la única diferencia que tienen entre ellos es el nivel de conservación, porque en lo demás son todos muy parecidos. El de hoy se llamaba "Fort Jaalan Bani Bu Hassan" y era de los restaurados, por lo que la visita no ha sido del todo mala.

'

Después llegábamos para hacer el check-in en el hotel "Al Ayjah Plaza" muy bien situado en la parte más bonita de la ciudad de "Sur" y desde donde hemos iniciado un recorrido para ver las pocas cosas que tiene y que para la hora de comer ya no nos quedaba nada de interés, incluido el castillo de " Al-Sunaysilah", que ha conseguido ponernos de acuerdo en que era el último castillo, fuerte o fortaleza que íbamos a ver en "Omán".

'

Hemos comprado fruta para comer porque no hemos visto ni restaurantes abiertos y cuando estaba escribiendo estas líneas , Carmen me ha avisado de que saliera al balcón de nuestra habitación porque había una preciosa puesta de sol.

'
'

Mañana será el último día en "Omán", retornando a "Mascate" por la costa, parando en varios lugares de los que a nosotros nos gustan y en los que la naturaleza ha puesto su granito de arena para alegrar estos paisajes tan duros e incoloros. A la noche cogeremos el avión para volver a casa, después de un par de escalas en "Arabia Saudí" y en "Amsterdam".

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

21/11/2017

Wadi Shaab / Bimah Shimkole (Omán)

 

Hemos terminado nuestra visita a "Omán" de la mejor forma posible, con un par de visitas donde la naturaleza se ha mostrado muy generosa: un desfiladero entre acantilados con piscinas naturales de agua cristalina y un pequeño cenote de aguas turquesas de unos 70 m. de diámetro, para darnos un último baño en "Omán".

Sabiendo que teníamos que pasar todo el día por ahí hasta la hora de salida del avión, a las 11:30 H. de la noche, nos hemos tomado con calma el desayuno y salíamos de la ciudad "Sur" por lo costa, hacía el norte del país. 60 Km. después llegábamos a "Wadi Shaab", un estrecho cañón por el que una caminata de 45 minutos entre grandes paredes nos llevaba hasta una zona de piscinas, algo menos vistosas que las de "Wadi Bani Khalid" que vimos hace un par de días. Más que el baño que puedas darte en esas piscinas, lo mejor ha sido el paseo hasta llegar allí por un entorno muy agradable.

'

Después continuábamos unos pocos kilómetros más hasta "Bimah Shimkole", una dolina con agua dulce de color turquesa y situada muy cerca del mar. Una depresión geológica característica de relieves kársticos formada por colapso del techo de una cueva subterránea y que terminó inundada por una pequeña laguna.

Un lugar muy bien preparado para disfrutar de un espectacular baño, sobretodo, si como en nuestro caso tienes la suerte de tener todo el lugar para ti solo.

'

El resto de la tarde ha sido un dejar pasar las horas, volviendo a "Mascate" para cenar y llegar al aeropuerto para entregar el coche sin contratiempos. La vuelta a casa la tenemos un poco larga con "KLM", porque pararemos primero en "Dammam-Baréin" y una escala de varias horas en "Ámsterdam", por donde daremos una vuelta recordando una visita que hicimos hace más de 25 años.

 
arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
,
 
     
 
     
<<<< Anterior

© Viendomundo.com
Volver
 
,