a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
ima /
 

Septiembre -2009

 
       
 

01/09/2009

  Yangshuo (China)

 

El buen tiempo que ha salido hoy ha propiciado que el cielo estuviese azul con lo que el paisaje estaba en su máximo esplendor. Las imágenes que nuestros sentidos han captado quedarán para siempre en nuestra memoria y tanto Alain como Manez han dicho que lo de hoy ha sido de lo mejor que han visto.

Pensábamos haber alquilado unos kayacs y marcharnos por el río Yulong, porque el río Li ya lo disfrutamos cuando veníamos a Yangshuo, pero como ha salido nublado por la mañana y no hacía mucho calor, hemos decidido para alegría de mis hijos coger de nuevo las motos de ayer y recorrer los alrededores e ir visitando lugares sobre la marcha. En primer lugar nos hemos dirigido hacia el río Yulong en moto, para tratar de hacer una excursión en junco por el río. Cuando llegábamos a uno de los embarcaderos ya comenzaba a lucir el sol, pero hemos comprobado que todos los juncos eran de tracción manual y no había servicio de motoras, con lo que el desplazamiento iba a ser mucho más lento que la piragua y nos íbamos a aburrir bastante al no poder ir cambiando de paisaje al ritmo que estamos acostumbrados. Hemos continuado varios kilómetros por una carretera que transcurría por la ribera del río hasta que se ha acabado y nos hemos dado la vuelta.

Hemos tomado dirección al pueblo Fu Li pero después de desplazarnos bastante, hemos comprobado que no era lo que esperábamos y hemos vuelto a comer al restaurante en el que cenamos ayer y que nos gustó, en Yangshuo. Por la tarde, de nuevo en moto nos hemos trasladado a otra zona del río Yulong para volver a intentar un paseo en motora, pero nos ha ocurrido lo mismo en todos los embarcaderos que hemos visitado, sólo utilizaban juncos que los desplazaban con pértigas. No nos ha importado mucho el no navegar porque el paisaje por la carretera pegada al río era igual de precioso y creo que las mejores imágenes las he tomado en el "Puente del Dragón", con la buenísima luz de la tarde y con unas espectaculares vistas en las que confluían el río y las formaciones kársticas para dibujar un entorno inigualable.

Los paisajes de Yangshuo pueden competir con los Guilin e incluso ser considerados más bellos. Son más naturales, con menos signos de civilización e incidencia de edificios.

En definitiva, si ayer no nos defraudó Yangshuo porque cumplía nuestras expectativas, hoy las ha superado con mucho y lo que para mí ha sido un maravilloso día por el entorno en el que nos hemos movido, para mis hijos ya ha sido ¡¡¡ el no va más !!!! circulando en moto junto a cientos de chinos como uno más, e integrándose en la vida cotidiana de este gran país, haciéndose entender con las personas a las que paraban para preguntar cómo llegar a nuestros destinos, porque los de hoy no los tenía referenciados en mi GPS y nos hemos tenido que buscar la vida.

Mañana volveremos a Guilin para terminar de ver algunos lugares que nos quedaron pendientes, con la satisfacción de haber acertado al elegir este viaje que realmente nos está pareciendo fascinante y sobre todo a mí, al ver la manera con la que lo están disfrutando mis hijos, siempre de buen humor y felices.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

02/09/2009

  Yangshuo / Guilin (China)

 

Por la mañana hemos vuelto a Guilin. Hemos comparado los precios de autobús con el de un taxi y como éramos 3 pasajeros nos ha compensado pagar un suplemento por la rapidez del viaje y la comodidad que suponía salir desde el propio hotel en coche y sin tener que trasladar por todo el pueblo el equipaje para llegar a la estación de autobuses.

Nos ha llevado una mujer lo que aquí es bastante común porque se veían muchas taxistas. A los pocos kilómetros ha parado diciéndonos que había pinchado y rápidamente ha ido a un taller que estaba enfrente para pedir ayuda. Parece que no se ha atrevido a decirme que la ayudara para cambiar la rueda y ha vuelto con un señor que traía un gato. El señor que no creo que fuese ¡¡¡ especialista en ruedas !!! síi lo era en el mínimo esfuerzo. Ha empezado levantando el coche sin desatornillar la rueda, por lo que ha tenido que bajarlo de nuevo para poder aflojar los tornillos. De nuevo ha subido el coche en varias fases porque cada poco intentaba sacar la rueda, cosa imposible porque ya se veía que no tenía espacio para salir. En definitiva, que me estaba ¡¡¡ poniendo malo !!! allí sin hacer nada y viendo el proceso tan complicado que se estaba llevando a cabo para simplemente cambiar una rueda. Al final la señora se deshacía en excusas supongo, porque sólo hablaba chino salvo el ¡¡¡ sol...y !!! que no dejaba de repetir. Al final hemos llegado a Guilin que está a unos 80 Km. en algo más de 1 hora media sin más percances.

Después de dejar el equipaje en el mismo hotel que estuvimos anteriormente "Park Hotel Guilin " hemos salido con destino a la "Trompa del Elefante", formación kárstica situada en la orilla del río que tiene un gran agujero y como aquí son muy dados a encontrar parecidos a todo, a esta roca la han denominado así. Desde su cresta se tienen unas bonitas vistas del río Li y de un paisaje de formaciones en el horizonte que la hacen muy agradable de visitar.

Como hacía demasiado calor para andar por la calle, hemos vuelto al hotel a por los bañadores y nos hemos acercado a una piscina natural cercana y en el propio lago sobre el que residimos. Ha sido un baño precioso con una temperatura y limpieza del agua excepcional y junto a otros bañistas chinos que nos miraban un poco extrañados, hemos disfrutado un buen rato de un lugar muy ¡¡¡ especial !!! para nosotros, porque el entorno en general era totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados.

Por último hemos vuelto a cenar al sitio que tanto nos gusto el otro día, un restaurante llamado "Yiyuan Fandian" que nos ha vuelto a sorprender por la calidad de la cena. Esta vez nos hemos atrevidos con un "hot pot", especie de olla hirviente alimentada constantemente con fuego y que sobre una base de caldo, tomate y champiñones en nuestro caso, hemos ido hirviendo: pollo, bolas de carne, patatas, trozos de vaca, etc. Hemos salido encantados porque el precio además ha sido estupendo ( 11 €) con cerveza de 1/2 litro incluida y 1 litro de naranjada.

Mañana por la mañana todavía realizaremos alguna visita y por la tarde volaremos de vuelta a Hong Kong, terminando nuestra estancia en esta zona de Guilin. Por cierto, hace un momento he recibido un email de nuestro amigo el americano "Gil" diciéndonos que continuaría viendo el mundo a través de mis ojos, que se había divertido mucho con nosotros 3 y que nos espera en Palm Beach, porque en caso contrario se cabreará. Gracias "Gil" por las flores que me has echado diciendo que ambos que tenemos la misma edad estamos en !!! buenísimas condiciones físicas !!! yo no lo sé, pero tú lucías como un toro. Da gusto conocer gente porque siempre que lo he hecho en los casi 3 años que llevo viendo mundo, ha sido un auténtico placer.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

03/09/2009

  Guilin (China) / Hong Kong

 

Cuando el avión sale a media tarde, la realidad es que te rompe bastante el día y hemos andado toda la mañana con cuidado de no apurar demasiado el tiempo, porque nunca se sabe que incidencia te puede surgir y poner en riesgo el viaje.

Después de desayunar hemos hecho la última visita a la piscina del hotel de aproximadamente 1/2 hora, tiempo más que suficiente para darnos un baño y salir a la calle todo lo fresco que se podía, que no era mucho debido a la humedad. En primer lugar nos hemos dirigido a "La belleza Solitaria", una formación calcárea en pleno centro de Guilin. Hemos subido a la cumbre por una empinadísima escalera y conforme ascendíamos el calor se volvía sofocante, era como si se estuviese sobre un pozo hirviendo y te subiese el vaho empapándote y pegándote la ropa al cuerpo. Hemos bajado pronto porque además no tenía gran interés y hemos cogido un taxi que por 0,80 € nos ha llevado a un precioso parque llamado "las 7 estrellas", el cual aglutinaba varias atracciones entre las que destacaban: 1 formación rocosa llamada "El camello" y una grandiosa y maravillosa cueva que estaba iluminada de forma muy profesional, resaltando aquellos puntos que simulaban figuras y paisajes interiores de estalactitas y estalagmitas, incluyendo varias cascadas.

Después de esta visita hemos vuelto al hotel a por las maletas y ¡¡¡ de paso !!!, hemos visto una pelea de 2 contra 1, todos chinos, pero no de artes marciales sino de puñetazos, que se han propinado con mucha velocidad pero sin consecuencias, porque después de estar 5 minutos sin parar de darse y sin que nadie los separase, ninguno tenía marcas de la refiega ni sangre. Así que después de ver esto, las paleas que vemos en las películas son ¡¡¡ pura ficción !!!, hasta en su forma. Yo no he podido apreciar ningún golpe de karate ni nada por el estilo sino puñetazos sin ninguna efectividad.

Nos hemos dirigido al aeropuerto y sin contratiempos hemos llegado de vuelta a Hong Kong, en donde hemos vuelto a entrar por la frontera sin problemas, trasladándonos en tren al centro de la ciudad y después en Metro hasta el nuevo hotel "Imperial", ya que el anterior que estuvimos antes no tenía disponibilidad.

En definitiva, poca cosa que contar hoy, salvo la aclaración de cómo se pelea en el país de las artes marciales. En general ha sido una mezcla de visitas turísticas y de viaje.

 

 
Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

04/09/2009

  Hong Kong

 

Hoy hemos decidido visitar la zona sur de la isla, huyendo durante el día del agobio del centro de Hong Kong. Hemos cogido el Metro y diversos autobuses con los que ya nos familiarizamos bastante. La primera parada la hemos hecho en Stanley, un pueblo con algunas playas y un mercado de ropa sin mucho interés. Enseguida nos hemos cansado del sitio por lo que en otro autobús el siguiente destino ha sido "Ocean Park", un parque temático mezcla de acuario y atracciones.

Lo principal del parque ha sido la representación de un atolón de extraordinarias dimensiones con multitud de grandes especies que le confieren al acuario la mención del ser el mayor de mundo. Hemos pasado bastantes horas disfrutando del parque, el cual presentaba una infraestructura de accesos espectacular, ya que éste se sitúa en un monte y por sus abruptas laderas se esparcían las atracciones. Una telecabina y un tren subterráneo que simulaba un submarino daban acceso por una ladera y varias larguísimas escaleras mecánicas enlazadas entre sí, por la otra. Muchos accesos para pocas atracciones, pero se ven nuevas grandes atracciones que se están realizando para agrandar el parque.

Al atardecer hemos vuelto a subir al Peak para ver Hong Kong de noche, que es uno de los más bellos y curiosos paisajes que se pueden ver. La situación de la colina hace que te sientas encima de los rascacielos, los cuales con sus millones de luces crean un entorno mágico.

En resumen, día muy caluroso en el que ha destacado el atolón del parque temático y la vista nocturna de Hong Kong.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

05/09/2009

  Hong Kong

 

Otro de esos días que no se puede aprovechar del todo, porque mis hijos tenían que ir al atardecer al aeropuerto para su vuelta a casa. No obstante, por la mañana nos hemos acercado a la zona de "Los Nuevos Territorios" en Kowlon, para visitar el monasterio de los "10.000 Budas", que en realidad ha resultado ser un cementerio muy concurrido y lleno de nichos en el que había una capilla con 3 grandes Budas y algunos cientos más bastante diminutos y de madera en las paredes de la misma sala. Poco tiempo hemos estado allí y nos hemos vuelto a la isla de Hong Kong para visitar el "Convention Center" en el que había una feria de relojes sólo para profesionales del sector, por lo que no hemos entrado y hemos estado deambulando por los centros comerciales y sin rumbo fijo, haciendo tiempo.

Al final he acompañado a los chavales al aeropuerto y me he vuelto al hotel porque mañana por la mañana saldré con destino a Singapur.

 

Ver reportaje de Hong Kong
arriba
-------------------------------------------------------------------------------

Resumen

Esta visita habría que separarla en 2 partes porque los destinos nada tienen que ver entre sí y ni se pueden considerar que pertenecen al mismo país.

Hong Kong y Macao regiones denominadas especiales de China, muestran una cara occidentalizada y un fuerte desarrollo. Cuentan con grandes infraestructuras y con su propias monedas, sorprendiéndonos negativamente los precios, ya que siempre habíamos oído hablar de lo barato que era y realmente no ha sido así. El sector de la imitación de marcas aunque existe, es mucho menos importante que el de las grandes marcas que dominan el mercado y claro está con sus elevados precios. Por lo demás, el resto de productos y servicios : hoteles, comidas, transporte etc. también son de los más caros de Asia.

En cuanto a las atracciones naturales de las islas nos han gustado bastante: Lantau y el sur de Hong Kong, junto con los anocheceres de la propia ciudad vistos tanto desde Kowlon como del Peak.

Macao nos ha sorprendido por su carácter de destino vacacional, en el que "los juegos de azar" son el eje sobre los que gira todo el turismo. Esperábamos otro tipo de ciudad, más colonial y menos turística.

Comentario aparte para Guilin, el río Li y Yangshuo, que sí son destinos chinos pero con tanto visitante occidental, que nos ha parecido otra China muy diferente a la que visitamos el año pasado. No hemos tenido prácticamente problemas de comunicación porque hemos encontrado a mucha gente china que hablaba inglés, lo que ha restado un poco de emoción a la aventura de hacernos entender. Hasta la gastronomía ha sido diferente y salvo en unas pocas ocasiones, hemos podido terminar los platos sin tener que mentir con gesticulaciones de que ya no nos entraba más en el estómago y que suele ser la excusa habitual para justificar la comida que se deja por otros motivos.

Ahora bien, todo ello ha estado compensado de sobra por la espectacularidad de la zona de la que hemos disfrutado muchísimo y que nos ha hecho quedar con la boca abierta en numerosas ocasiones, ante los paisajes que se dibujaban ante nuestros ojos. Además hemos andado bastante a nuestro aire, con motocicletas que nos permitían integrarnos más en la vida cotidiana de China, llegando a lugares que los viajes organizados no ofrecen.

En definitiva, un precioso viaje de 2 culturas cercanas pero muy diferentes, muy recomendable para quienes les gusta el mundo asiático. Viaje cómodo y muy fácil de realizar por estar muy desarrollado el sector turístico en esas zonas de China.

 

arriba
---------------------------------------------------------------------------------
 

06/09/2009

  Hong Kong / Singapur

 

Sin novedad he cambiado de país, mejorando sensiblemente en temperatura y humedad. Esta mañana he salido de Hong Kong con la aerolínea "Cathay" y el viaje ha sido estupendo. Ha durado 3 horas y la comodidad del avión, las pantallas individuales de entretenimiento con películas modernas, la excelente comida y la atención de las azafatas, ha hecho de que para cuando me he dado cuenta ya estaba aterrizando en Singapur.

La entrada ha sido muy rápida por inmigración y sin problemas. Enseguida he cogido el Metro y me he dirigido al centro de la ciudad donde tengo el hotel. Nada más sentarme en el vagón se ha acercado un hombre que me ha dicho que era malayo y me ha dado conversación. Enseguida he pensado que me querría vender algo u ofrecerme hospedaje, pero no ha sido así. Ha resultado ser un forofo del golf y del tenis y fan de Olazábal y del "gentleman Ballesteros" como le ha llamado. En cuanto al tenis, seguidor indiscutible de ¡¡¡ Lafa Nada.. !!! que lo consideraba mejor y muchísimo más ¡¡¡ strong !!! que Federer. Debo tener cara de charlatán, porque otra señora también en el Metro me ha dicho que ¡¡¡ Vaya maleta más grande y bonita que llevaba y la de cosas que debían de entrar !!!. En fin, que de entrada los malayos me han parecido muy amables y curiosos y con cara de buenas personas. Espero poder mantener esto último.

Una vez más el GPS ha sido mi aliado y cuando me he bajado en la estación correspondiente, me marcaba una distancia de 500 metros hasta el hotel, por lo que he ido andando hasta encontrarlo. He dejado el equipaje y he vuelto a la misma estación para coger el mismo metro que me ha acercado a la zona más bonita de Singapur, la plaza Raffles, muy cerca de La Esplanada en la orilla del "Estrecho de Singapur".

Como hoy es domingo había mucho ambiente en la zona y hasta he coincidido con un maratón popular que le daba un aire todavía más festivo. He visto una imagen curiosa en la que cientos de maratonianos atravesaban por debajo de un puente en el que había 2 señores mayores, con las piernas entrecruzadas rezando, totalmente quietos con una mano extendida y ajenos a la marea humana que pasaba.

He andado paseando hasta que ha ido oscureciendo y he podido comprobar de forma parecida a Hong Kong, que un paisaje urbano también puede ser espectacular. Los impresionantes rascacielos iluminados reflejándose en el mar, creaban un entorno de ensueño y algunos preciosos edificios como el de los "Teatros de la Esplanada" resaltaba de forma muy especial.

He cenado en uno de los muchos puestos callejeros que hay en la zona, muy bien preparados con mesas en el exterior y donde sirven comida hindú con el tradicional curry.

Mañana tengo un día duro de andar, porque quiero acercarme a bastantes sitios y hacerme una idea de como es esta ciudad/país, y que por la primera impresión que he tenido parece multicultural, porque he visto muchas razas distintas entre las que destacaría los malayos, los hindúes y también bastantes occidentales.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

07/09/2009

  Singapur

 

Hoy he tenido un cansadísimo día de andar, he estado recorriendo durante más de 10 horas la ciudad para llegar a todo lo que tenía que visitar, incluyendo el anochecer que tanto me gusta en estas ciudades, por el paisaje de luces que se crea.

Mi primer destino ha sido el parque/embalse de MacRitchie, lugar de escapada para los singapurenses y donde realizan todo tipo de actividades al aire libre: correr, kayac, bici y demás. Esto ya me ha supuesto andar más de 5 km de entrada, porque a pesar de haber cogido el Metro, esa zona estaba llena de urbanizaciones valladas que impedían el paso, teniendo que dar grandes rodeos.

Después me he acercado a la zona de Orchard Road, donde se concentran los grandes centros comerciales con espectaculares rascacielos y en donde he podido ver un pequeño parque con tal exuberancia de plantas, que parecía una selva que avanzaba intentando cubrir los edificios. He comido unos noddles con pato muy buenos y baratos, y me he pùesto en marcha hacia Chinatown, donde he visitado algún monasterio y la famosa parte de la ciudad, que mí no me ha parecido nada especial.

A continuación me he trasladado al puerto donde en una telecabina he subido al monte Faber. Pensaba que allí obtendría una buena vista de la ciudad, pero no ha sido así. Me ha parecido una zona a la que no le prestan excesiva atención, aunque había restaurantes y tiendas, pero la frondosidad de los árboles impedía contemplar un paisaje abierto y aunque me he movido bastante, no he encontrado ningún lugar que mereciese la pena de fotografiar.

Por último he vuelto a la zona de la plaza Raffles y donde desemboca el río Singapur, que es la mejor zona de toda la ciudad y esperando que anocheciera y se volviera mágico el entorno, he cenado a la orilla del río un pescado con salsa caramelizada que tenía bastantes espinas, pero que junto con la salsa crujiente también se comían. Lo principal era el lugar y he disfrutado un rato del merecido descanso porque ya estaba ¡¡¡ derrengado !!!.

De cualquier forma, lo mejor de Singapur lo vi ayer y claro, debo decir que me deslumbró bastante. Hoy sin embargo, el resto de la ciudad salvo la bonita Orchard Road, el resto me ha parecido como cualquier otra ciudad grande.

Mañana vuelo a Kuala Lumpur y volveré aquí dentro de un mes por el tema de conexión de vuelos, por lo que dejo el reportaje fotográfico para entonces, ya que aún me quedan algunos lugares de visitar como "Little India" y la isla Sentosa.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

08/09/2009

  Singapur / Kuala Lumpur (Malasia)

 

Cambio de país en mi ruta hacia Filipinas. No me arrepiento de haber montado así el viaje, economizando al máximo y utilizando compañías de bajo coste. Ello me ha permitido además tener una primera impresión, tanto de Singapur como de Kuala Lumpur.

He salido a la hora en punto como ya es bastante habitual en Asia, en un avión de la compañía "AirAsia", la cual me encanta, principalmente por el precio y la seriedad que demuestran. El billete de ida y vuelta me ha costado 15,17 €, aunque he tenido que pagar un recargo por exceso de peso en el equipaje, pero de cualquier forma, así sí se puede volar. El año pasado en Tailandia ya experimenté esta compañía cuando estaba con mi familia y ahora he vuelto a coger unos cuantos vuelos y desde luego, hoy no me ha defraudado.

He llegado al mediodía al hotel "Citrus" que lo cogí por Internet a buen precio y está muy bien, con piscina incluida, lo que se agradece al final del día, después de ¡¡¡ patear !!! la ciudad con calor y humedad de nuevo, que cuando salía el sol parecía que te hervían los sesos, menos mal que ha lucido poco y que incluso ha llovido un rato.

La primera impresión que he tenido de Kuala Lumpur ha sido la de una ciudad poco agraciada y con poca belleza natural innata, pero en la que el factor humano ha tenido grandes intervenciones para paliar este defecto. Y como que a ¡¡¡ falta de pan buenas son tortas !!! el hombre ha puesto las "torres Petronas", que dominan la ciudad como abanderadas de un afán de modernización sin límite y en la que todavía subsisten reliquias arquitectónicas del pasado de estilo morisco. Esta rápida evolución está suponiendo una gran descompensación urbanística entre zonas: carreteras que se han quedado anticuadas con incluso numerosas grietas y casas en muchos casos que parecen en ruinas, coexisten con modernos rascacielos, monoraíles para los "sky train" y grandiosos centros comerciales.

Debo decir que a mí, a pesar de que el nombre pueda sonar mal, " Las Petronas" me han gustado bastante como impresionantes edificios estéticos de acero y cristal, si bien parecen fuera de lugar porque el resto de la ciudad no está a su altura y sobresalen demasiado de todos los demás rascacielos. Te muevas por donde te muevas siempre lo tienes presentes como recordándote lo insignificante que eres.

El centro de la ciudad me ha recordado muchísimo a la zona de Siam en Bangkok, pasos elevados por todos los sitios, trenes circulando por las alturas y consumismo por los cuatro costados.

Como todavía tenía algunos resquicios de la paliza que me di de andar ayer y me encontraba cansado, he vuelto al hotel y he cenado en el bufete que tiene. Por 8 €, he estado probando platos principalmente de comida hindú, algunos bastante picantes pero sin el empalagoso curry, y de postre: buenísima sandía mezclada con dulces de colores llamativos de muchos tipos que llamaban la atención.

Mañana visitaré los barrios de Chinatown y Little India, e intentaré subir a las Torres Petronas para tener una vista de todo Kuala Lumpur.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

09/09/2009

  Kuala Lumpur (Malasia)

 

Después de dormir cerca de 10 horas seguidas, me he levantado descansado y con ganas de recorrer Kuala Lumpur. Después de hacer mis deberes de logística para el viaje de retorno de Filipinas, reservando este hotel y el de Singapur por Internet, debido a que las tarifas son más baratas que reservando en el propio hotel, me he marcado la ruta de los sitios que quería visitar.

He marcado las estaciones de "sky train" que tenía que utilizar, que por cierto es muy barato, con algunos tramos que sólo cuestan 0,25 €, aunque cada línea es independiente y si necesitas cambiar debes coger otro tiquet nuevo. En cualquier caso, el transporte y la comida normal aquí son baratos.

He comenzado por el lugar más lejano que era el lago Titiwangsa que es una zona despejada dentro de la ciudad, con un bonito parque muy utilizado para sacar fotografías y que contrasta con la amalgama de edificios y caos del centro.

 

A continuación me he dirigido a Masjid Jamek para conocer la aljama que fue diseñada por un arquitecto británico y que rompe con el entorno de altos y modernos edificios que la rodea.

El siguiente punto ha sido la torre Menara Kl, que me ha engañado en mi apreciación de la distancia a la que se hallaba. Como por su altura es otro de los edificios que siempre está presente, me ha dado la impresión de que estaba cerca y el GPS me lo confirmaba pero en línea recta. La realidad es que he andado bastante porque como ocurre por aquí, una amplia zona estaba vallada y he tenido que rodear mucho trecho. Hoy me iba controlando para no andar más que lo necesario y no acabar derrengado de nuevo, porque todo el día de un lado para otro te acaba cansando. He subido y he podido comprobar que tenía unas excelentes vistas, mucho mejores que las de las torres Petronas, ya que sólo dejan subir en éstas últimas hasta el puente que las une.

Después he vuelto al centro y he andado por Chinatown y Little India, que son parecidos a los de Singapur. Es impresionante la cantidad de hindúes que se ven aquí y da la sensación de que es como una provincia de la India. Creo que ya estoy conociendo Indía antes de ir allí, y el ambiente espero que cambie. La televisión está dando continuamente películas de Bollywood que son auténtica bazofia, principalmente musicales encabezados por artistas que tienen un color blanquecino y que me imagino que son consecuencia de la colonia inglesa. Desde luego, no se parecen en nada a la gente hindú con la que te cruzas en la calle.

He vuelto al hotel para adelantar el trabajo de preparar las fotos ya que quería salir cuando anocheciera para ver "Las Petronas" iluminadas, que son el mejor espectáculo de aquí.

Ver reportaje

Mañana me tengo que levantar a las 3 1/2 de la mañana para ir al aeropuerto con destino a Manila (Filipinas) por lo que me voy a acostar ahora mismo.

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

10/09/2009

  Kuala Lumpur (Malasia) / Manila (Filipinas)

 

Al fin estoy en Filipinas. Esta mañana he salido de Kuala Lumpur con "AirAsia" del aeropuerto LCC que también es internacional y que me parece que esta compañía lo tiene en exclusiva, porque no he visto ventanillas ni aviones de ninguna otra. Desde este aeropuerto salen aviones con destino a muchas partes del mundo por lo que se debe tenerlo en cuenta a la hora de prepararlos, fijándose donde te va a desembarcar. El precio que he pagado por el viaje de hoy, incluida la vuelta a Manila a primeros de Octubre, ha sido de 65 €, si bien me ha dejado en Ángeles, un pueblo que se sitúa a 120 Km de Manila. El vuelo ha durado 3 1/2 h. y sin contratiempos.

El primer problema lo he tenido al intentar sacar dinero en los 2 cajeros que había en el aeropuerto. Uno de ellos me decía que excedía del límite, cosa que no era posible porque lo he intentado varias veces reduciendo consecutivamente la cantidad. El otro cajero ni tan siquiera arrancaba. Gracias a que llevo siempre algunos dólares americanos que son más aceptados que los euros y he podido cambiar lo suficiente para coger el transporte hasta el hotel. He tardado otras 2 1/4 horas en llegar porque el tráfico aquí es imposible.

Lo que he podido ver cuando venía en el coche no me ha gustado nada y cuando ya hemos entrado en Manila la cosa todavía ha empeorado. He dejado las cosas en el hotel que está situado en "Malate " y que aunque no es la mejor zona de la ciudad me han dicho que es buena. Lo primero que he hecho ha sido intentar solucionar un tema que me quedó pendiente con la compañía "Seair", porque no contestaron a mis correos electrónicos, sobre si un vuelo que tengo cogido con ellos saldría sin complicaciones. Previamente llegaré al mismo destino con otra aerolínea y me comunicaron en ésta que no podían aterrizar porque las autoridades lo habían cerrado al tráfico por excesivo peso de los aviones, dándome la opción de otro destino cercano. Así que he salido dispuesto a encontrar como fuera las oficinas de Seair y aunque tenía parte de la dirección, porque aquí no usan en muchos casos números y era una avenida, por ¡¡¡ llamarle algo !!! larguísima, he preguntado a más de una docena de personas y nadie conocía el lugar.

He cogido un "sky train" , después he andado cerca de 3 kilómetros por dicha avenida que iba cambiando de aspecto, de mal en peor hasta que he cogido un " Jeepneys", una especie de pequeño bus muy curioso con llamativos dibujos y que es la versión del taxi colectivo de otros países. Aquí he visto muchos en los que trabaja la familia al completo: el hombre conduce y además cuando está en la parada, juega con su niña mientras que su mujer es la cobradora y después se ocupa de la niña mientras el marido ¡¡¡ conduce entre el caos !!! Esto debe ser lo normal, porque he visto varios Jeppneys en los que se daba la misma situación familiar. Como yo estaba sentado bastante adelante, he colaborado pasando el dinero a la cobradora, entre sonrisas de los pasajeros porque por donde he andado yo no he visto ningún occidental y les debía de extrañar.

En la compañía aérea me han confirmado que sus aviones son pequeños y que no hay problema para aterrizar en la isla, por lo que no sé si me han tranquilizado o me han dejado peor, con la incertidumbre de saber en qué voy a volar, porque me cuesta 35 €.

Lo que he visto de Manila puede competir con El Cairo en suciedad, caos y demás. Mañana visitaré zonas mejores y supongo más desarrolladas, por lo que no quiero emitir un juicio precipitado sobre Manila. Pero no sé yo que me da que ..............

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

11/09/2009

  Manila (Filipinas)

 

Hoy ha salido el día lloviendo, pero me he armado de valor y temprano he salido a recorrer Manila. La primera zona a la que he ido ha sido "Intramuros", considerado el barrio histórico y que está rodeado de una pequeña muralla desde donde históricamente se ejercía el control de la ciudad. Pues bien, lo que he encontrado no ha sido más que miseria conviviendo con algunos puntos históricos como: el Fuerte de Santiago, la catedral y alguna iglesia de estilo colonial.

Increíble la forma de vida a la que están destinadas personas que han tenido la desgracia de nacer en un país con condiciones infrahumanas y que en el siglo XXI todavía presente esta imagen. No entiendo un gobierno que diga luchar por el desarrollo humano y que mantenga la capital de la nación en tales condiciones. Conforme me movía por la zona la cosa empeoraba. He debido acercarme al puerto donde tal era la situación de gente tirada por el suelo, cubierta con plásticos porque continuaba lloviendo, que ni me he atrevido a fotografiarlos por respeto y porque tal vez tendría que ¡¡¡ salir por piernas !!! si no les gustaba, cosa que lo hubiese entendido de estar yo en su lugar. Me ha costado abandonar la zona porque intentaba encontrar calles transitadas con gente más normal, pero la realidad es que no las había. De camino, me intentaban vender hasta frigoríficos usados y cuando les preguntaba ¡¡¡ qué coño iba yo hacer con ellos !!! sonreían y se encogían de hombros.

Era hora de comer y no encontraba ningún lugar con la mínima garantía donde meterme y he decidido volver a la zona de la estación del Metro, en la que había algunos puestos de comida, aunque muy ¡¡¡ cutres ¡¡¡ Pero como tenía bastante hambre, he seleccionado el que me parecía menos malo y me han dado un cuenco de arroz, con un poco de soja y 2 pequeños trozos de carne o algo por el estilo. Al menos, me ha costado 1/2 € quitar el hambre y mirando el plano he querido cambiar de sitio visitando la zona financiera de Makati.

Para ello, he tenido que coger de nuevo 2 Metros que iban abarrotados, y claro, en el último a pesar de llevar la mochila, la documentación y el dinero bien protegidos, en un momento que he tenido que sujetarme a la barra me han robado el móvil. Me he dado cuenta nada más salir del vagón, pero había tal follón de gente que me han arrastrado a la salida. Esto me ha cabreado bastante conmigo mismo, porque pensaba que iba con los 5 sentidos alerta, pero parece que en Manila hay que tener más disponibles de los que tengo. He intentado llamar a mi mujer Carmen lo antes posible para que gestionase el bloqueo con Telefónica, pero no había forma de utilizar los teléfonos públicos, que sólo funcionan de manera local. Hasta he involucrado a un vigilante del Metro para ver si me podía encontrar la forma de conseguir la llamada internacional, pero después de varios intentos en tiendas y demás, he tenido que volver al hotel para realizarla desde allí.

Volver no ha sido tan sencillo. Hay colas para todo: cuando vas a coger el tren hay un paso obligado en el que te registran lo que llevas encima ¡¡¡ cola !!! después debes coger el billete en una ventanilla porque no hay máquinas ¡¡¡ cola !!! como he tenido que coger un segundo tren, para salir de la estación ¡¡¡ cola !!! en los tornos y repetición de los mismos pasos para el segundo tren. Al final he tardado 2 1/2 horas en llegar al hotel, donde claro está, tampoco ha sido tan fácil conseguir la llamada. Al final ya he podido comunicar con mi mujer y explicarle la situación.

Todo esto da la idea de cómo es un país. No por el robo en sí, porque esto pasa en todos los sitios, sino por la poca capacidad de reacción que tienen los sistemas que se emplean. Generalmente no te das cuenta de la importancia que tienen, hasta que necesitas las infraestructuras y servicios a los que estás acostumbrado y lo que sólo encuentras son barreras que te impiden soluciones.

Mañana abandono la capital para ir a Zamboanga en la isla de Mindanao, donde espero mejorar mis apreciaciones sobre Filipinas. Lo que he visto de Manila no me ha gustado, pero como tengo que volver todavía 2 veces más por temas de conexión entre las islas, seguiré intentando encontrarle algún punto fuerte, principalmente en la zona de Makati a la que hoy no he conseguido llegar.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

12/09/2009

  Manila / Zamboanga (Mindanao - Filipinas)

 

Esta mañana he cogido el avión de "Philippines Airlines " para trasladarme a la isla de Mindanao en el extremo sur de Filipinas. Nada más montarme en el avión, me ha sorprendido escuchar por megafonía los clásicos mensajes de bienvenida en una lengua muy parecida al español y que entendía. Entonces me he dado cuenta que había leído algo acerca del "chabacano", término que yo suelo utilizar con frecuencia para referirme a algo que me resulta ordinario. Pues bien, resulta que este término proviene de un dialecto criollo del español con gramática malaya y una rara conjugación de verbos españoles.

El viaje ha sido sin contratiempos, salvo que a la hora de hacer el check-in, me han solicitado la tarjeta con la que pagué por Internet y yo les daba la normal que uso y no debía ser la misma que utilicé en su momento, hasta que después de un buen rato me he acordado que llevaba otra sin uso, pero que era la utilizada para comprar el billete. La verdad es que como la compra la hice hace bastante tiempo, ni me acordaba que había tenido que pedir una nueva, debido al deterioro por el ¡¡¡ excesivo uso que hago !!!. Cuando ya iba al despacho del director de la Oficina de la aerolínea acompañando a la señorita del mostrador para armar la bronca, me he acordado y lógicamente me he disculpado por mi error.

He llegado a Zamboanga en 1 1/2 h. y me he trasladado al hotel "Grand Astoria " que aunque no tenía reserva hecha, lo tenía referenciado por recomendación de la guía Lonely Planet. Aquí he encontrado un camarero que hablaba bastante el "chabacano" con el que he podido comprobar el grado de similitud con el español.

Por otra parte, esta zona está considerada de ¡¡¡ Alto riesgo !!! para extranjeros y de hecho no he visto a ningún occidental. La verdad es que la gente me miraba con curiosidad y el personal de servicio del hotel ¡¡¡ soltaba risitas !!! cuando me veían. La información que tengo de Zamboanga es que existe un altísimo índice de robos a turistas, lo que unido a los problemas de lucha violenta entre el gobierno y grupos independentistas, se aconseja no venir. He estado paseando esta tarde por el centro de la ciudad y he visitado "el fuerte del Pilar" en el paseo costero y no me ha parecido nada especialmente peligroso y menos después de venir de Manila. Hasta me han invitado a un concierto no sé de quien, que a la noche se iba a dar al aire libre, al cual desde luego no iré por si acaso.

He intentado conocer qué puntos de interés hay por la zona, pero como hoy es sábado, la oficina de turismo está cerrada y las agencias de viaje me han dicho que por aquí no existen tours para conocer los alrededores, dedicándose exclusivamente a billetes de viaje.

Así que no sé mañana qué haré. Hay un pueblo cercano que debe ser curioso de ver y que está sobre palafitos en el mar, pero debe ser muy peligroso ir solo y parece que te tiene que acompañar un policía para tu seguridad. En estas condiciones no creo que vaya.

En cualquier caso, el lunes me marcho a Davao y pasaré el domingo como sea, porque de Zamboanga creo que ya lo he visto todo esta tarde.

 

Ver curiosidad: El chabacano un dialecto derivado del español que se habla en Filipinas
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

13/09/2009

  Zamboanga (Mindanao - Filipinas)

 

Hoy lo he pasado principalmente organizando una alternativa por si decido finalmente salir antes de Filipinas de lo previsto. No es que lo tenga que decidir ya, pero los últimos 5 días de mi visita a este país, los tenía dedicados a recorrer en coche el extremo sur de la isla donde se asienta Manila, y se me están quitando las ganas después de todo lo que estoy viendo aquí.

Ayer no pude establecer contacto con casa debido a la lentitud de las conexiones de Internet, ni tampoco pude actualizar el web. Pensaba que el problema se debía a la línea del hotel, por eso, esta mañana lo primero que he hecho ha sido buscar un Internet café para resolver el tema. Después de estar en más de media docena, todos han coincidido en que no iba a poder enviar los ficheros a mi servidor porque el servicio que tenían ellos era muy lento y afectaba a todos por igual. Tendré que dejarlo para mañana que iré a otra ciudad mayor para ver si se resuelve el tema.

Zamboanga ya lo tengo todo visto y como lo único que me faltaba era Río Hondo, un barrio de casas sobre el mar, me he dirigido allí a pesar de la recomendación de ir acompañado de un policía por el riesgo que entraña para los occidentales. Pero como hoy es domingo, los policías no estaban en el lugar donde se supone que debían estar y me he decidido por acercarme solo. No he pretendido entrar en la zona peligrosa sino ver la posibilidad de encontrar algún lugar fuera, desde el que poder tomar algunas fotos panorámicas que suelen quedar bien cuando se tiene este tipo de entorno. Cuando me iba aproximando unos chavales con buena pinta se han acercado y me han advertido de lo peligroso que podía ser para mí continuar adelante. Ante la advertencia y como no tenía ninguna posibilidad de ver nada desde donde estaba, me he vuelto por donde había venido. He intentado una segunda opción, parando una mototaxi para preguntarle cuánto me costaría que me diese una vuelta por Río Hondo y me ha contestado que no me iba a llevar porque era muy peligroso para mí. Así que después de estas 2 claras advertencias y consciente del riesgo que conllevaba, he optado por volver al centro a comer. Cuando volvía ha pasado la mototaxi anterior y ha parado diciéndome que me montara que me iba a llevar ¡¡¡ pero al centro, claro. No a Río Hondo !!! como iba ocupada con un pasajero, me he tenido que montar detrás del conductor en la moto y de lado, porque el sidecar me impedía pasar la pierna al otro lado de la moto. Vamos que he ido como las mujeres en las vespas de los años 60, incómodo hasta más no poder, arrastrando casi los pies y con los baches que había, botando y pensando que en cualquier momento me podía ir al suelo ¡¡¡ vaya mérito que tenían las mujeres de los 60 !!!

He ido a entrar en un centro comercial porque aquí me fío más de la comida preparada que la que he visto en la calle, y me he encontrado en la puerta de entrada la siguiente imagen que creo que explica claramente, cómo se vive el día a día en este lugar

He pasado la tarde viendo las alternativas de un posible cambio de planes, visitando la zona de Kinabalu en Malasia oriental, a la que hay vuelos muy baratos desde Manila con "AirAsia". Además desde allí puedo volar a Singapur saltándome Kuala Lumpur donde ya he estado. De todas formas, tengo tiempo y veré como transcurre mi viaje por Filipinas. Por suerte, mañana me marcho de aquí con destino a otra ciudad más importante dentro de Mindanao llamada Davao, que creo que es más segura y bonita.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

14/09/2009

  Zamboanga / Davao (Mindanao - Filipinas)

 

Tenía muchas ganas de marcharme de Zamboanga, por los riesgos que conlleva ser occidental en una zona que además no tiene nada recomendable para visitarla. Ser continuamente observado como un bicho raro sin tener una compensación de algún tipo: belleza de la naturaleza, bonitos rincones, etc. hace que se te haga un calvario tener que permanecer a la espera de que salga el avión.

Con ello no quiero generalizar, porque he tratado con gente muy amable y agradable, hablando en español/chabacano, pasando algunos ratos curiosos, pero no los suficientes como para sentirte a gusto en una ciudad donde en los centros comerciales te ruegan que ¡¡¡ deposites las armas de fuego !!! en la entrada, con lo que quiere decir que cuando sales las puedes recoger y pasear con ellas por la calle.

Lo que sigo teniendo suerte es con los aviones, hemos salido antes de tiempo porque parece ser que han contado los pasajeros y estábamos todos, por lo que hemos tomado rápidamente la pista de despegue. El trayecto en un avión de hélice nos ha llevado 1 hora, llegando a Davao y dirigiéndome rápidamente al hotel "Manor" donde tenía reservada habitación.

Lo primero que he pretendido ha sido organizar los recorridos de los 3 próximos días, pero he podido comprobar que no es tan sencillo. En el hotel me han recomendado una agencia de buceo que hace visitas a la "isla de Samal" en la que estoy interesado en visitar. Pero ha resultado ser exclusivamente para grupos, por lo que tengo una barrera además de la poca oferta existente, el ser una sola persona.

No obstante, he conseguido la dirección de la Oficina de Turismo a la que me acercaré mañana porque hoy ya había cerrado. Aquí para las 5 1/2 h. de la tarde empieza a anochecer, por lo que tendré que adaptar mi horario levantándome antes por la mañana.

Al margen de lo que consiga en la Oficina de Turismo, mañana tengo intención de pasar a la "isla de Samai" por mi cuenta y tratar de alquilar una motocicleta para dar vuelta a la isla a mi aire, que es lo que más me gusta. En la agencia que he estado, si bien no me han organizado la visita a la isla, por lo menos me han dado amablemente los pasos que debo dar y los autobuses a coger para montarme yo el tour.

He vuelto paseando unos 3 Km hasta el hotel y lo que he visto de Davao, no me ha disgustado. No es que tenga una especial atracción, ni que sea limpio, pero después de venir de Zamboanga, esto parece una ciudad normal. No sientes esa sensación de ser el centro de las miradas y en general el nivel de lo que he podido ver es muy superior al de ayer. Davao es el centro económico de la isla de Mindanao y eso en algo se nota.

 

 
 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

15/09/2009

  Davao - Isla de Samal (Mindanao - Filipinas)

 

Al fin he tenido un día bonito en Filipinas, aunque me ha costado un poco de esfuerzo y voluntad el conseguirlo, porque no es sencillo montarte por tu cuenta las visitas y servicios que puedes requerir.

Me he acercado primero a la Oficina de Turismo que estaba cerrada ayer, pero no he conseguido algo mínimamente organizado para ver la isla de Samal. Así que me he armado de valor y he comenzado la ardua tarea de moverme con el servicio público. He conseguido llegar a la estación (por decir algo) de autobuses y me he montado en uno que decía que iba a Babak, pueblo que está en la isla. Ha sido curioso el sistema de cobro del billete, porque primero nos han ido dando un ticket todo agujereado que marcaba fecha, destino y precio, eso sin cobrarnos nada. Después de casi 1/2 hora ha ido pasando el cobrador solicitando el dinero, pero entre tanto, habían subido y bajado muchas personas, por lo que el cobrador llevaba un control a ¡¡¡ ojímetro!!! para que no se le escapara nadie. Yo no he entendido qué ventaja les puede suponer dar el recibo sin cobrar, porque siempre alguien te puede decir que ya te ha pagado y tiene un comprobante. Está claro que el sistema se basa en la confianza y no parece que les dé problemas.

Hemos montado con el autobús en el ferry y en 15 minutos cruzábamos a la isla sin bajarnos, porque se estaba mejor dentro con aire acondicionado que fuera, que ya hacía un calor insufrible. Cuando he llegado a Babak, ha comenzado la fase de encontrar el lugar donde alquilaban las motocicletas, pero no veía tiendas ni nada por el estilo, sino tenderetes, hasta que he visto a un chaval que tenía una moto de montaña y le he preguntado si quería alquilármela. Se ha acercado en ese momento otro un poco mayor con otra moto y ¡¡¡ más listillo, que se ha hecho cargo de la situación !!! proponiendo un precio de alquiler por hora, lo que me subía mucho (bueno, mucho para aquí). Me he marchado en busca de otra posibilidad y el primer chaval me ha venido por detrás y me ha entregado la moto por el precio que yo le he dicho, es decir, la mitad de lo que me pedía el otro, y así me he hecho con un vehículo para recorrer la isla. De todas formas le he pagado bastante bien para lo que se ve aquí.

Aunque hay una carretera asfaltada que atraviesa la isla, principalmente he recorrido la costa por caminos de tierra y parando en algunos pueblos donde venían a saludarme los niños, porque no parecían acostumbrados a ver gente de mi aspecto por allí.

La isla tenía algunas zonas muy bonitas y salvajes, con playas de arena blanca pero donde hay poblados la suciedad impera. Aunque llevaba bañador no me he metido en el agua porque realmente había muy poco fondo y tenía que adentrarme bastante alejándome de la moto y de las cosas, por lo que no me he atrevido a dejarlas, por si acaso.

He estado todo el día de un lado para otro por la isla, hasta que he devuelto la moto al chaval, quien ha debido estar esperando todo el rato sin moverse del sitio donde hemos quedado, alegrándose bastante de verme volver sano y salvo y sobre todo con la moto entera, que supongo no tenía del todo claro, que el ¡¡¡ viejo !!! no se despeñara en alguna curva.

Me he despedido del chaval con un apretón de manos y he vuelto a coger el autobús de regreso a Davao.

Mañana veré si cojo el coche que tengo reservado para ir hacia el monte Apo, que es el más alto de Filipinas y ver los alrededores de Davao.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

16/09/2009

  Davao (Mindanao - Filipinas)

 

Cuando me he enterado de que el monte Apo está a unos 100 Km de Davao, distancia que en principio podía hacerla con ida y vuelta en el día, pero que se tarda de 3 a 4 horas en cada viaje, he anulado la reserva del coche y me he hecho un itinerario por la ciudad y cercanías. No me extraña que se tarde tanto, porque parece como si todo el país estuviese congestionado por bicitaxis, mototaxis, Jeppneis, coches y todo lo que se nos ocurra que pueda estar en la carretera, incluidos gallos que hay muchos, los cuale, no sé si los emplean como mascotas, porque los tienen en la calle atados y claro allí no pueden ¡¡¡ hacer su trabajo habitual !!!

He vuelto a mirar las posibles atracciones interesantes y he empezado por la fauna autóctona y ver algunas especies que nunca había visto. Para ello me he acercado al "Parque de los Cocodrilos" que tiene una verdadera ¡¡¡ estrella !!!. Sin duda, el cocodrilo más grande que he visto en mi vida, un auténtico gigante capaz de tragarse animales enteros e incluso alguna que otra persona, según constaba en la información del parque. Cuando yo he llegado estaban filmando al mayor de todos, por lo que la jaula de protección estaba abierta y he aprovechado para colarme junto con el cameraman y disponer de una posición privilegiada. Nadie me ha dicho nada y he disfrutado viendo al enorme animal como se cabreaba cuando le azuzaban y daba bocados a diestro y siniestro, con una gran rapidez y potencia. Creo que he visto bastantes cocodrilos en diversos países, pero un ejemplar de estas dimensiones jamás, el cual imponía un gran respeto. Yo me he colocado detrás del cameraman por 2 motivos: el primero para no molestarle en sus tomas y el segundo y más importante, para protegerme de los bocados que soltaba. Si a alguien cogía en una de sus rápidos movimientos, primero que fuera al filipino de la cámara que para eso le pagarían, y yo me sentía ¡¡¡ Cocodrilo Dundee !!!.

Al salir, he cogido un taxi que es muy barato, para acercarme hasta una colina cercana desde donde existía la posibilidad de ver el monte Apo, el más alto de Filipinas. Pero aunque hacía un sol de justicia, el día no estaba lo suficientemente limpio como para verlo en la distancia. Lo que síi he tenido ha sido una bonita panorámica de Davao.

He vuelto al centro y he entrado en un gran centro comercial donde he podido comprobar los precios bastante baratos de los ordenadores, pero tampoco eran los últimos modelos, así que no sé bien cuanto de ganga era. He comido allí dentro y después he andado cerca de 3 kilómetros hasta "People Park" que figura como una de las atracciones, pero que no es más que un parque muy normalito.

Como hacía un calor terrible, me he vuelto al hotel para dejar pasar las peores horas de calor, preparando las fotos y adelantando el trabajo, para salir posteriormente al atardecer a otro centro comercial que me habían recomendado en el hotel. Aunque no tengo nada que comprar, ni hay nada que merezca la pena, por lo menos se está fresco con el aire acondicionado y puedes cenar bastante bien y barato. Posiblemente, sea por su agradable temperatura el que estén llenos de gente, porque parece que es la forma de ocio preferida de los filipinos.

Mañana volveré a la isla de Samal, porque es lo mejor que hay por aquí. Intentaré de nuevo alquilar una motocicleta y recorrer la zona oeste de la isla, la cual, ayer no me dio tiempo de hacer.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

17/09/2009

  Davao - Isla de Samal (Mindanao - Filipinas)

 

Hoy he repetido mi visita a la isla de Samal. Mi último día en Davao lo he pasado en la isla recorriéndola nuevamente en motocicleta y accediendo a los lugares a los que ayer no tuve tiempo. He llegado casi hasta el extremo norte de la isla, al pueblo de "Caputian" y durante todo el recorrido he visto pequeños resorts que copan las mejores playas. He disfrutado de bonitas vistas y de los saludos de la gente con quienes me cruzaba en mi recorrido.

Al estar tan cerca de Davao que cuenta con 1.200.000 habitantes, la isla de Samal es el destino que eligen para descansar o hacer una escapada en el día, con la familia. Si bien, la calidad de los servicios está acorde con el resto de lo que he visto en Mindanao, que no es nada lujoso y muy barato, por lo que creo que no está entre sus objetivos el convertirse en un centro vacacional para extranjeros.

Poco más que contar porque aquí ya lo tengo todo visto. He comenzado mi visita a Filipinas por la parte más problemática en todos los sentidos: violencia, riesgo y pocas infraestructuras turísticas. Pero pienso que he hecho bien en venir y conocer estas zonas que son más remotas, viendo de primera mano cómo se vive el día a día, aunque haya tenido momentos un poco duros y con ciertas sensaciones de ¡¡¡ estar fuera de lugar !!!

Mañana viajo a Cebú que se sitúa en el archipiélago de Visayas y al norte de Mindanao. Por las informaciones que tengo, es una bonita isla con bastantes zonas de interés por los alrededores y veré cómo me lo monto para llegar a los destinos.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

18/09/2009

  Davao - Cebu (Visayas - Filipinas)

 

Hoy me he tenido que levantar a las 4 h. de la mañana, porque "Philippines Airlines " ha suspendido el vuelo que yo tenía reservado y me lo han pasado a éste tan mañanero. Sin problemas y en 40 minutos he llegado a Cebu, e incluso antes de coger el equipaje ya he contactado con la Oficina de Turismo existente en el aeropuerto. Ante la experiencia de mi visita anterior a Davao, en la que no encontré ninguna posibilidad de contratar un tour, limitándome a visitar zonas próximas y sin conseguir los niveles de movilidad a los que estoy acostumbrado, he comenzado a enterarme de las posibilidades que aquí existían. Con la dirección de una agencia en la ciudad que me han facilitado en dicha oficina, me he dirigido al hotel a dejar el equipaje. Justo delante del hotel he encontrado otras 3 agencias de viaje, por lo que en principio he considerado que aquí tendría infraestructura suficiente para hacer lo que yo quería ¡¡¡ craso error el mío !!! parece que nadie anda solo por Filipinas, porque en todos los sitios me han dicho que mínimamente se requerían 2 personas para contratar algún servicio.

Por otra parte, tenía reservado un coche de alquiler que suele ser la opción que prefiero, pero lo he cancelado porque aquí en Cebu no es la solución idónea. La orografía del país requiere moverte permanentemente entre sus islas para acceder a los mejores lugares y el coche es una limitación porque dependes de los ferrys capaces de transportarlos, y el servicio no hay con la frecuencia necesaria para moverte con rapidez.

Ante este ¡¡¡ nuevo jarro de agua fría !!! y sin mucha convicción, me he dirigido a la agencia que me habían facilitado en el aeropuerto, y ¡¡¡ mira por dónde !!! he dado con una persona con la que me he entendido perfectamente, tanto con el idioma inglés, como con mi objetivo de lo que quiero ver y además sin problemas por ser sólo una persona.

Conjuntamente hemos preparado un plan de los 3 días que voy a estar aquí: 2 islas y un recorrido hacia el sur a unas cataratas. Su responsable William me ha parecido la primera persona eficaz de las bastantes que he conocido del entorno turístico y desde luego, al igual que en China, la Oficina de Turismo oficial ha acertado al recomendarme esta agencia, al menos lo que he podido comprobar hasta ahora.

Ante la escasez de ofertas y por el precio comparado, considero interesante dejar los datos de la misma:

Danfil Discovery Tours

William V. Oljol

Door-H Yracahad Building

A.C. Cortez Ave., Mandaue City, Cebu

Tel. 0917-6253786, 0920-4074090, 0923-8355380

E-mail: danfil1963@yahoo.com

wilz_34@yahoo.com.ph

Una vez solucionado el tema, me he ido a visitar los puntos de interés de la ciudad, cosa que he hecho en un par de horas, porque realmente había poca cosa que ver. Todas las ciudades que he visto en Filipinas incluida Cebu son iguales y con los mismos tópicos: tráfico imposible, polución que te hace ir llorando por la calle y chabolismo por todos los costados. Pero estos son los menores de los problemas que tienen, porque si consigues vivir en una chabola es que ya te puedes sentir satisfecho, las calles están repletas de gente tumbada durmiendo a cualquier hora y sobre todo, muchos niños pidiendo.

En Filipinas, las urbes consiguen derrotar la belleza que pueda haberles dotado la naturaleza, convirtiéndose las ciudades en auténticos ¡¡¡ bodrios !!! en las que hay que ser filipino para poder vivir en ellas.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

19/09/2009

  Cebu - Isla de Bohol (Visayas - Filipinas)

 

Al fin puedo decir que he pasado un bonito día en Filipinas. No obstante, no ha alcanzado las expectativas que tenía respecto a "Chocolate Hills", en las que claro está, los filipinos no se andan con nimiedades y pretenden compararlas con la bahía de Halong en Vietnam. Está claro, que o bien no han visto el paisaje de Vietnam o tienen mucha moral y venden expectativas al visitante, porque además de no parecerse en nada, no tienen ni remotamente la décima parte de la espectacularidad de la bahía vietnamita.

Pero en general el día ha estado bastante bien. He salido por la mañana en ferry con destino a la isla de Bohol, a bordo de un moderno catamarán que me ha llevado en 1 1/2 h. hasta Tagbilaran que es la capital de la isla. Como el tiempo no acompañaba e incluso por momentos llovía, se ha adaptado el itinerario dejando para más tarde la parte de "Chocolate Hills" dando tiempo para que mejorara el día. El primer destino ha sido una iglesia/museo que tenía la característica de ser la segunda más antigua de Filipinas con bastantes accesorios originales. Después nos hemos dirigido a Loboc, donde hemos embarcado en un restaurante flotante navegando por el río y disfrutando de un bufete para la comida.

Aquí he tenido una curiosa experiencia consecuencia de pertenecer a diferentes culturas, porque me ha tocado en la mesa junto a una pareja que me han dicho que eran de Hong Kong. Eran sumamente finos y escrupulosos, principalmente ella que por el color de su piel parecía de porcelana, hasta el punto de que para pelar un plátano ha cogido 2 servilletas una para cada mano y así no tocar con sus manos la fruta. Vamos todo delicadeza hasta que ha llegado a la sopa, ha introducido suavemente la cuchara en su cuenco y lentamente ha cogido un poco de caldo y ¡¡¡ de pronto, se ha oído un fortísimo ruido al sorberla de la cuchara !!! que me ha hecho levantar la cabeza y mirarla para ver si se ruborizada, cosa que no ha sucedido. Lo que a nosotros nos parece una falta de educación en otra cultura el mismo acto es signo de todo lo contrario, aunque nos cueste reaccionar a tiempo. De todas formas, no me he fijado en Filipinas si se mete ruido al tomar la sopa, pero a mí no me lo parece, porque en ese caso no me hubiese sorprendido. Ella no obstante, debiera tener en cuenta que no está en su país y que debe adaptarse, como lo hacemos los demás, que me paso el día pensando si puedo o no sonarme la nariz en la mesa y ante la duda, me abstengo, cosa que cuesta un poco cuando comes cosas picantes.

Por la tarde, hemos parado en una reserva de mariposas bastante destacable por el impresionante tamaño de algunas de ellas. Hemos continuado viaje hasta la famosas colinas, de las que esperaba bastante más. El nombre que le han puesto es por el cierto parecido con los bombones de chocolate que parecen crecer desde la tierra, formando un curioso paisaje de pequeños promontorios marrones.

Me ha sorprendido que esta atracción se presente como el icono turístico de Filipinas, porque aún siendo bonito el paisaje, no creo que merezca tal calificativo. Tal vez sea, porque el tema de las playas de blanca arena es un ¡¡¡ gancho muy trillado !!! para el turismo y quieren mostrar algo que los demás no tienen.

Después nos hemos acercado a ver los pequeñitos monos Tarsier, que son unos diminutos animalitos que además de monos también me han parecido vampiros. Una curiosa mezcla que se puede utilizar como personaje en películas.

Ya de vuelta hacia Tagbilaran me han enseñado un monumento dedicado al conquistador López de Legazpi y como el guía repetía tanto la importancia del personaje, se me ha ocurrido gastarle una broma, diciéndole que yo era descendiente de tal señor, para lo cual le he enseñado el D.N.I. donde aparece todavía la dirección antigua que tenía de mi suegra en la c/. Legazpi, y dándoles a entender que era mi apellido. Se ha quedado atónito y ha comenzado a comentarlo con todo el mundo y antes de que el embrollo fuera a más, le he aclarado que era una broma y que realmente era la dirección y no mi apellido. No le ha importado mucho y ha continuado alabando mi persona como "otro posible conquistador".

Me he quedado a dormir en la isla porque mañana conoceré otra cercana, que está comunicada con un puente y que debe tener una bonita costa.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

20/09/2009

  Isla de Bohol / Isla de Panglao / Cebu (Visayas - Filipinas)

 

Hoy la isla de Panglao me ha presentado las imágenes más bonitas que Filipinas puede ofrecer, las de sus playas de arena blanquísima y su mar azul que invita a sumergirse en él.

Esta noche he dormido en un resort, y como ayer cuando llegué de noche no pude ver cómo era, esta mañana nada más levantarme me he ido a la playa a darme un baño mañanero. He desayunado bajo unas palmeras y entonces me he dado cuenta que realmente me estaba comportando como un auténtico turista y he de reconocer, que de vez en cuando no viene nada mal pasar unas horas rodeado de atenciones, comiendo todo lo que te apetece y con el único esfuerzo de levantarte de la hamaca para darte un relajante baño en aguas azules y cristalinas.

Pero al cabo de un rato ya he empezado a aburrirme y he intentado solucionar un tema de conexión a Internet que estoy teniendo en todos los hoteles que tienen un sistema de prepago para la conexión. Parece ser que el proveedor del sistema que les ha vendido a todos los hoteles es el mismo, porque el comportamiento en todos es similar y en definitiva la causa es que sólo contempla equipos bajo Windows XP y el Windows Vista no funciona.

A media mañana he comenzado el itinerario por la isla, centrándome principalmente en la costa que es lo más bonito de estas islas. A pesar de estar plagada de resorts, algunas zonas de playa son públicas y como hoy era domingo había muy buen ambiente de familias pasando el día.

Curiosamente en esta isla y concretamente en un pueblo llamado Alona es donde he visto más occidentales de todo Filipinas, principalmente grupos de jóvenes muchos de ellos con equipos de buceo.

He continuado recorriendo las preciosas playas y he comido en una granja que servía sólo comida de su propia factoría y algún pescado de la zona, como el atún que se estila mucho por aquí. La principal sorpresa ha sido una ensalada en la que se mezclaban verduras con muchos tipos de flores, lo que resultaba muy bonita a la vista por su fuerte colorido. En Filipinas se mezcla en una misma comida platos dulces con salados y es a lo que más me cuesta acostumbrarme. Ahora ya conozco un poco y no pido salsa de tomate porque es realmente dulce y lo mismo pasa con la mayoría del resto de salsas y caramelizados.

A media tarde he cogido el ferry de vuelta a Cebú y mientras esperaba en la cola de salida para abandonar el barco a la llegada, me ha venido a la cabeza la cantidad de accidentes que uno oye que suceden en los ferrys de Filipinas, muchos de ellos con muertos y es que no me extraña nada. Hemos tardado cerca de 25 minutos en salir del barco, obligándonos a hacerlo por una única y estrecha puerta entre maletas, lo que dificultaba la circulación y pensaba, ¡¡¡ si ocurre un accidente y esto se hunde por dónde coño podría yo salir, si estamos todos a mogollón como en un cuello de botella!!!. La verdad es que al igual que en los aviones, poco margen de maniobra tienes si ocurre algún accidente.

En definitiva, hoy ha sido otro bonito día viendo lo que yo me imaginaba que era Filipinas, preciosas playas y un entorno aunque turístico, menos explotado que en otros países.

Mañana visitaré unas cascadas que están a 3 horas en coche hacia el sur de la isla principal de Visayas.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

21/09/2009

  Cebu / Cascadas de Kawasan (Visayas - Filipinas)

 

Parece que hoy he tenido suerte, mientras que en la ciudad de Cebu ha llovido yo me he trasladado hacia el sur disfrutando de un precioso día soleado. Tal como tenía previsto, he salido temprano con destino a las cascadas de Kawasan en coche y con un conductor de la zona, ya que me resultaba más barato que el clásico alquiler de coche que suelo hacer habitualmente. Durante 3 horas me ha llevado "Margarito" que así me ha dicho que se llamaba mi conductor, aunque todo el mundo le conocía por Boy. Curioso nombre para un hombretón de casi 1,90 m. de altura y de color oscuro en el que todos sus ascendientes eran de la isla y se notaba en su físico.

Hemos descendido hacia el sur por la costa este, cruzando a la costa oeste y atravesando diferentes pueblos con nombres españoles: Ronda, Carmen, etc., hasta un pueblo donde hemos dejado el coche y continuado andando por la selva hasta nuestro destino. Me ha sorprendido muy agradablemente las cascadas de Kawasan porque es un precioso entorno, en el que si bien las cascadas no son espectaculares, ni altas, el lugar reúne todas las condiciones para pasar un bonito día, ya que puedes cambiar de lugar visitando 3 cascadas diferentes, cada una con su correspondiente pozo en el que darte un baño en aguas cristalinas.

Como hoy lunes era día de fiesta, aunque desconozco el motivo, había mucha gente disfrutando del bonito lugar y yo también he aprovechado para darme un relajante baño bajo la cascada mayor, eso sí, me han obligado a ponerme un salvavidas porque según han dicho el pozo era muy profundo.

He comido con "Margarito" una sopa de pescado en la que el pez estaba entero en el cuenco. Era bastante bueno hasta que sin darme cuenta me he metido en la boca un trozo de chili y ahí ha terminado mi paladar. Después he comido carne pero lo mismo podía haber sido atún, porque ya no era capaz de identificar sabores.

Después de un poco de siesta de mi conductor, y que también la llaman así aquí, hemos retornado hacia Cebu con otras 3 horas de viaje en la que he ido viendo el paisaje interior, con plantaciones de mango en el campo y de bicitaxis, mototaxis y jeepneys en la carretera.

Es toda una aventura circular por Filipinas en la que no hay límite de velocidad, ni falta que les hace como me ha dicho "Margarito" ¡¡¡ para que la necesitamos si no podemos correr con carreteras tan estrechas y todo el mundo circulando por ellas, incluidos peatones, animales y niños jugando en la cuneta !!!

Mañana vuelvo a Manila pero sólo por un día y por el motivo de que no hay interconexión directa desde aquí con la isla de Boracay a la que me dirijo, por lo que tengo que pasar previamente por la capital, aunque no me haga mucha gracia.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

22/09/2009

  Cebu / Manila (Filipinas)

 

Poca cosa que contar hoy. He vuelto a Manila dirigiéndome a un hotel en la zona de Makati, que es un barrio mucho más ¡¡¡ elegante !!! que el de Malate, en el que estuve la vez anterior hace un par de semanas.

La verdad es que lo que he visto no ha cambiado ni un ápice la opinión que tenía de esta ¡¡¡ insufrible ciudad !!! que aquí presenta una cara más desarrollada pero igual de fea. He paseado por la ruidosa zona hasta que he llegado a un sitio que imitaba a Hong Kong en el que había un paseo elevado peatonal, que llevaba a un centro comercial o "mall" como le llaman aquí. Cuando iba paseando he visto a unos obreros subidos en la maraña de cables como los que hay por toda la ciudad, sin ningún tipo de protección y dando la impresión de que en cualquier momento se podían electrocutar. Pues bien, a escasos metros he entrado en un centro comercial y he recibido un gran impacto. Parecía como si al traspasar la puerta hubiese atravesado el ¡¡¡ túnel del tiempo !!! y había salido un par de siglos después.

Uno de los centros más grandiosos y elegantes que he visto, con todas las grandes marcas y tiendas de atrevido diseño esparcidas por diferentes pisos. Lo que no se me ocurre es a quien venderán sus productos porque al margen de algunas familias de chinos y otras de españoles que deben ser muy ricas, según me han dicho, no creo que tengan mucha demanda. La verdad es que en los pasillos del centro había muy poca gente y desde luego, las tiendas estaban totalmente vacías con los dependientes mirando al techo. Me imagino que la revalorización de los locales justificará las inversiones y además revalorizan la imagen de marca, porque lo que son ventas no pueden hacer muchas.

He vuelto a atravesar el ¡¡¡ el túnel del tiempo !!! volviendo a la realidad de Manila y ha empezado la fase de pedigüeños, clubs de alterne y de pasar vergüenza ajena, porque al igual que Tailandia, Filipinas es otro de los ¡¡¡ destinos sexuales !!! que utilizan los occidentales ya entrados en años y también jóvenes, para juntarse con jovencitas y niñas.

Como es natural con esta demanda y por la falta de recursos que tienen, continuamente te están ofreciendo sexo y es un auténtico coñazo salir a la calle incluso en zonas como en la que he estado hoy.

Bueno, como mi paso por la capital esta vez ha sido rápido y mañana vuelo hacia la isla de Boracay, que es otro de los grandes destinos turísticos, espero olvidarme de Manila y disfrutar de lo mejor de Filipinas, los paisajes costeros.

 

Makati - Distrito financiero de Manila
Interior de un Centro Comercial
Exterior del distrito
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

23/09/2009

  Manila / Isla de Boracay (Visayas-Filipinas)

 

Conseguir llegar a la isla de Boracay se me ha puesto un poco duro. Ya ha empezado retrasándose el vuelo que tenía con "Zestair Airlines", además de haberme también cambiado en su día el destino de aterrizaje, porque se había cerrado el aeropuerto para este tipo de aviones pesados. Pues bien, he llegado a Kalibo en 40 minutos de vuelo con un tiempo realmente infernal. Del avión al terminal he ido andando y calándome hasta los huesos, a pesar del paraguas que me han dado porque el fuerte viento lo hacía inútil.

Me han montado en un autobús y durante 2 horas he recorrido la isla lloviendo mucho y llegando a Caticlán, que es el pueblo donde yo había previsto aterrizar. Allí el temporal era demoledor, tenía que coger una motora para trasladarme a la isla de Boracay y hemos tenido que esperar a que el mar se calmara un poco. Cuando nos han dicho de embarcar y con todo lo que caía, he cogido el equipaje: una mochila de 8 Kg. a la espalda, otra mochila de casi 10 Kg. por delante y el bolsón de 21 kg., echando a correr hasta donde estaba la motora. Más que correr, lo que hacía era arrastrarme por el malecón cargado como una burra y claro está, calándome. Pero lo peor estaba por llegar y era conseguir entrar en la motora, pasando por un estrecho tablón que hacía de puente y que se movía con las olas sin parar. Ha sido todo un poema conseguir llegar a la puerta de acceso, en la que todo el mundo con las prisas se daba con el marco en la cabeza y más de uno se ha tirado ¡¡¡ en plancha !!! dentro de la motora, antes de ir al agua.

Los que han entrado de los primeros ya se estaban mareando debido al enorme movimiento de la motora parada y esperando a que los de fuera se decidiesen a entrar. Yo antes que nada, me he bajado al piso inferior que había donde se nota menos el ¡¡¡ vaivén !!! me he puesto en el centro de la embarcación y he cerrado los ojos porque he pensado que tenía para rato allí quieto, hasta que nos pusiéramos en marcha, como así ha sido. Menos mal que la isla estaba muy cerca y en 15 minutos ya llegábamos. ¡¡¡ Pero claro, había que salir de la motora !!! la segunda vez lo hemos hecho por el techo donde han puesto una pasarela y con mis 39 Kg. de equipaje encima ¡¡¡ he bailado !!! alcanzando el malecón. Seguía lloviendo a mares y he tenido que coger una mototaxi, que es el único transporte en la isla hasta llegar al hotel "Casa Pilar", donde tenía hecha la reserva.

Una odisea de viaje. Pero a pesar de lo que llovía he tenido una buena impresión de la isla. Me ha dicho que sólo hoy había llovido, por lo que espero que mañana mejore y pueda disfrutar de esta isla que me ha dado la impresión de ser un ¡¡¡ paraíso perdido !!! que por cierto, me han dicho que aquí se rodó alguna de las películas de "Parque Jurásico".

 

 
 
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

24/09/2009

  Isla de Boracay (Visayas-Filipinas)

 

El mal tiempo ha persistido durante casi todo el día de hoy, con fuertes lluvias y viento que me han obligado a cambiarme 2 veces de ropa y colgar en la habitación del hotel convirtiéndola en un auténtico secadero aprovechando el aire acondicionado.

Ayer por la noche, recibí un e-mail de "Seair" en el que me comunicaban que el vuelo que yo tenía cogido para salir de aquí e ir a Puerto Princesa se había cancelado. La dueña del hotel que es una señora muy amable me comentó que aquí había una oficina de esa compañía, por lo que esta mañana bajo el "Diluvio Universal" me he acercado a ella para ver alguna solución, ya que era la única compañía que hacía este vuelo. Me han propuesto cambiar el billete por otro con destino a Manila y desde allí coger otro avión hasta mi destino. Lo que me iba a costar 1 hora de viaje, se ha convertido en todo un día, por el tiempo de espera en el aeropuerto entre los aviones.

Muchas veces he solido decir que todavía me sorprendía cuando en unas pocas horas cambiaba de país, cultura y de entorno. Pues bien, ahora es todo lo contrario, me va a costar muchas horas hacer un pequeño traslado, que yo no lo considero ni viaje.

Para cuando he conseguido tener los billetes en mi poder, había parado de llover y era hora de comer, por lo que después me he decidido a alquilar una moto para andar por la isla a pesar del riesgo evidente de que volviera a llover, como así ha sido.

Me he dirigido hacia el norte y durante un par de horas he visitado algunos poblados y playas muy bonitas, en las que en todas había las clásicas embarcaciones filipinas que tan bien quedan en las fotografías como parte del paisaje. Me ha pillado una tromba de agua y he tenido que parar porque la cantidad de agua en la carretera hacía peligroso el transitar, por lo demás como ya me imaginaba que iba a llover, me había vestido con bañador y chanclas, e incluso llevaba una bolsa especial e impermeable que se usa en rafting para llevar la cámara de fotos, así que no me ha importado calarme.

En definitiva, Boracay no quería que yo viniera. Ya me puso muchas trabas para llegar con un ¡¡¡ duro viaje !!! y además hoy ha continuado poniendo barreras con el tiempo. No me ha recibido bien y me marcho sin haber visto una parte de la isla que no tiene casi accesos, pero que creo que debe ser una zona virgen y bonita. Aunque podía haber alargado mi estancia aquí, las previsiones meteorológicas indican que va ha continuar el mal tiempo, por lo que prefiero probar ¡¡¡ nuevos aires !!! y marcharme.

Veremos como se presenta el tiempo mañana y si tengo que repetir mi aventura de ayer al entrar y salir de la peligrosa motora que parecía ¡¡¡ estar viva y cabreada !!! con los pasajeros por lo que se movía.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

25/09/2009

  Isla de Boracay / Manila / Puerto Princesa (Palawan - Filipinas)

 

Aunque el tiempo cuando me he levantado estaba lluvioso, por lo menos el mar estaba en calma, así que la vuelta a Caticlán ha sido tranquila.

Hoy el puerto estaba lleno de chavales que te cogían el equipaje para llevarlo hasta la motora y ganarse una propina, lo que me ha cabreado, porque ¡¡¡ poco estaban antes de ayer cuando llovía a mares y realmente se les necesitaba !!!. Esto quiere decir, o bien que no necesitan mucho el dinero, o que son bastante ¡¡¡ señoritos !!! para mojarse, así que no me ha dado la gana darles mi bolsón y lo he llevado yo.

Al entrar en el aeropuerto, el control de seguridad me ha dicho que el trípode de la cámara de fotos lo debía meter en el bolsón y facturarlo, porque con ello podía agredir a alguien, y me lo han dejado bien claro, haciendo los gestos de ¡¡¡ ir machacando cabezas !!! vamos, que después de más de 2 años cogiendo aviones sin parar, el aeropuerto de Caticlán ha descubierto el potencial peligro que puedo ser en el aire ¡¡¡ y los demás sin enterarse ¡¡¡

He esperado a que llegara el avión, o mejor dicho, ¡¡¡ un aparato poco mayor que una avioneta !!! que es lo único que puede aterrizar en este aeropuerto y que llevaba retraso debido al mal tiempo. Hemos ido en familia con una azafata que hacía de todo, hablar, darnos las normas de seguridad, controlar que nos portábamos bien, servirnos agua, etc., y realmente ha sido un viaje muy agradable. Como volábamos a baja altura, había momentos que el tiempo se abría y podías ver las preciosas islas que componen el archipiélago de Visayas con sus preciosas playas. En otros momentos, el tiempo se cerraba y comenzaba el movimiento desenfrenado del avión, pero en general me ha gustado el viaje por lo inusual de volar tan bajo.

He tenido que esperar 5 horas en el aeropuerto para coger el vuelo a Puerto Princesa, y si bien, en cualquier otro sitio me habría ido a dar una vuelta por la ciudad, aquí ni se me ha ocurrido moverme, porque no me siento a gusto en Manila. He aprovechado el tiempo preparándome un mapa completo de Malasia incluyendo la isla oriental, que como he decidido hacer un viaje a " Kota Kinabalu " en la zona septentrional de Borneo, lo necesitaré en mi Gps.

En cuanto he llegado a Puerto Princesa y en el mismo aeropuerto, he encontrado información de un hotel con buen precio y que daba opciones de organizar los recorridos que yo tenía previstos, así que ya tengo controladas las visitas de los 5 próximos días que voy a estar en el archipiélago Palawan. De hecho, mañana comenzaré visitando el mundialmente famoso "St Paul Subterranean River ", situado en un Parque Nacional. Con sus 8 Km de longitud, este río navegable subterráneo está considerado el más largo del mundo y se recorre en canoa.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

26/09/2009

  Puerto Princesa (Palawan - Filipinas)

 

Persiste el mal tiempo o mejor dicho, creo que ha empeorado todavía más si puede. Debido a la excesiva corriente del río subterráneo que iba a visitar, se ha cancelado la visita haciendo un cambio en los planes: hoy he visitado la bahía de Honda y mañana intentaré de nuevo el St. Paul Subterranean River con la esperanza de que haya más suerte, aunque verdaderamente no creo que se pueda hacer la excursión después de lo visto hoy.

Hemos salido en una motora tradicional o "barroto" como le llaman aquí hacia la isla de Snake, con mal tiempo y lloviendo aunque el mar estaba relativamente bien. Ya he llegado empapado a la isla, si bien iba bastante preparado y con la bolsa hermética especial para llevar las cosas secas.

He entablado conversación con un matrimonio muy amable: Tony y Edna, ella filipina y el de San Francisco, aunque por su físico de origen asiático. Me han obligado a practicar inglés muchísimo y me he dado cuenta de que a veces me salía fluido y en otras me atascaba y comenzaba la traducción de lo que quería decir, lo cual es un error. Hemos estado paseando por la playa de la isla que era una lengua de arena, porque con el tiempo que hacía no apetecía nada bañarse. Curiosamente había manglares en un lado de la playa con unos bonitos arbustos de largas raíces.

Pero cuando hemos terminado de comer se ha cerrado totalmente el cielo y con un fuerte viento ha comenzado a diluviar con tanta fuerza, que parecía que caía granizo por el daño que hacía. Hemos estado esperando casi una hora a que remitiera y ayudando a mantener las motoras en la orilla, porque a veces se soltaban y se las llevaba el mar.

Cuando los autóctonos han considerado que podíamos salir con garantías, hemos embarcado y decidido volver al puerto, olvidándonos del resto de islas, porque la cosa no estaba para bromas. Nada más salir, se ha vuelto a cerrar el tiempo y a soplar el viento con mucha fuerza y con grandes olas que obligaban a reducir la marcha continuamente. Yo iba en la cabecera de la motora lo que quiere decir que era el que se llevaba la peor parte de la lluvia y de las olas ¡¡¡ pero como uno es educado, me he tenido que joder y sonreir ante la adversidad !!! Íbamos contra el viento y contra el sentido de las olas, lo que hacía que nos eleváramos demasiado y que cayésemos pensando, yo al menos, si aguantaría el "barroto" de madera los golpes contra el agua. Posiblemente el mar no estaría peor que el otro día en el que la gente se tiraba dentro de la motora desde el muelle en Boracay, pero hoy era una embarcación muy pequeña y al aire, sólo con un toldo como protección de sol y no de lluvia. Parecía que se iba a rasgar por momentos, todo lo cual, acrecentaba el riesgo de un golpe de la lona. Hoy he entendido lo que tienen que pasar los inmigrantes que llegan en cayuco y que no están acostumbrados al mar, quedándose muchos en el intento y sin conseguir llegar a la costa.

Viendo la imagen de abajo que he tomado en un momento ¡¡¡ heroico !!! de una embarcación que nos precedía y a la que hemos adelantado, se puede uno imaginar la cara de tensión de los que me acompañaban, entre los que había un niño de 4 años que se llamaba "Manolo", quien se ha portado muy bien, tal vez por desconocer el riesgo que llevaba. El resto, me ha parecido que aunque eran la mayoría filipinos no estaban acostumbrados a encontrarse con este mar. No obstante, el que sí parecía dominar la situación era el patrón de la embarcación por la confianza que inspiraba.

Así que he terminado pronto mi tour de hoy, no parando en algunas islas que tenía previstas aunque sí he pasado delante de ellas en la ¡¡¡ estampida de regreso !!! aunque tampoco me ha importado mucho, ya que me han parecido bastante similares a la que había estado paseando por la playa.

Quiero confundirme respecto a que mañana se cancele de nuevo la visita al río subterráneo, pero tendré que buscar alguna alternativa factible por si acaso, ya que me da que el mal tiempo va a seguir.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

27/09/2009

  Puerto Princesa / El Nido (Palawan - Filipinas)

 

Ayer cuando me metí en la cama vi las noticias de Filipinas y me enteré de que el motivo de este tiempo tan pésimo es que teníamos un tifón encima al que se le llama Ketsana, así que allí estuve ayer navegando en un tifón. Bromas aparte, creo que al fin y al cabo he tenido suerte, porque uno de los lugares más afectados ha sido Zamboanga en la isla de Mindanao, donde estuve hace unos días y que parece ser que ha sido arrasado y con bastantes muertos. Manila capital, también ha sido muy perjudicada y comentaban desde una gran sala en el que estaba todo el gabinete de situaciones críticas, declarando el desastre natural como "Catástrofe Nacional" y haciendo comparaciones con el Katrina. Parece ser que este tifón ha desarrollado una fuerza de viento mayor que el americano.

Con este panorama y como era de esperar no he podido ir al ¡¡¡ codiciado río subterráneo !!! pero para hacerse una idea de cómo funciona este país, voy a explicar cronológicamente como ha sido el día de hoy:

La hora que tenía marcada para salir el tour era a las 7 de la mañana.

- A las 6:20 h. de la mañana me llama un recepcionista a la puerta de la habitación diciendo que a las 6:30 h. venían a buscarme para ir al río subterráneo.

- A las 6:22 h. de la mañana me llaman de nuevo a la puerta, esta vez una señorita diciéndome que se había suspendido la excursión debido al mal tiempo. Le explico que hacía 2 minutos que me habían llamado para ir, pero da igual, me comunica que ella ha telefoneado al tour y lo que le han dicho. Entonces le propongo un cambio: en lugar de marcharme mañana a El Nido en el norte de la isla, me marcho hoy y vuelvo un día antes para intentar de nuevo ir al ¡¡¡ puto río subterráneo !!! me contesta que va a llamar a la agencia para saber si es posible el cambio y que ya me dirá el resultado.

- A las 7:20 h. después de estar esperando casi 1 hora sin atreverme a moverme de mi sitio, justo haberme lavado y sin desayunar, viene la misma señorita y me comunica que es posible el cambio y que a las 7:30 h. sale una furgoneta de la estación de autobuses para El Nido, para lo que ya me estaba esperando en la puerta del hotel una mototaxi o triciclo. Y yo sin hacer la maleta ni nada.

- A las 7:30 h. llegaba a la estación y me dice el chofer que hasta las 9:00 h. no íbamos a salir y que todavía no era seguro el viaje porque necesitaba más viajeros para que le compensase el gasto de gasolina. Me he encontrado con un francés y su pareja de Malasia que iban a ir conmigo y hemos estado esperando, intentando forzar la situación para que saliéramos cuanto antes, ya que eran 6 horas de viaje.

- A las 9:20 h. nos ha dicho que nos íbamos y nos hemos montado en la furgoneta. Bien pero a dónde hemos ido ha sido a recorrer los hoteles de la ciudad preguntando si alguien iba El Nido, consiguiendo 3 pasajeros, por lo que parecía ya rentable el viaje. Pero todo esto sin decirnos nada, hasta que he visto que a las 10:20 h. volvíamos a la misma estación de autobuses de la que habíamos salido. Le he armado la bronca pero no le ha debido importar mucho, porque ha cambiado su puesto de conductor con otra persona y se ha marchado.

- A las 10:30 salíamos por fin de Puerto Princesa no sin antes echar gasolina y unas cuantas paradas más en los hoteles que estaban en la ruta. Lo que ha venido después ha sido todavía peor porque la mitad del trayecto no había carretera, sino barro y más barro. 5 veces nos hemos atascado y en una ocasión nos ha tenido que sacar una "pala" que estaba situada en un alto, para poder ayudar a los que no podía subir por sí mismos, es decir el 95%. Increíble la ruta de Puerto Princesa a El Nido al que hemos llegado a las 5:00 h de la tarde.

¡¡¡ Bonito plan el de hoy !!!, pues bien, a pesar de todos lo avatares, cuando he llegado a El Nido me he quedado boquiabierto de la belleza de este pueblo, que está situado en una preciosa bahía, con una bonita playa sobre la que estoy hospedado en un bungalow y que no tengo del todo claro que resista el fortísimo viento que está haciendo en estos precisos momentos, por lo que recojo los bártulos y estaré preparado por si tengo que salir a escape a un lugar más protegido.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

28/09/2009

  El Nido / Archipiélago de Bacuit (Palawan - Filipinas)

 

Según dicen los lugareños el tifón Ketsana ha pasado ya, pero no sé si creerles porque después de un día bastante bueno en el que hemos podido salir en motora a visitar las islas, en estos momentos está cayendo una lluvia torrencial y otra vez con fuerte viento, así que ¡¡¡ igual el tifón se ha dado la vuelta para terminar de fastidiarme los últimos días que me quedan en Filipinas !!! Espero que no y que estos sean los últimos coletazos de su paso.

Por lo demás hoy ha sido un día precioso. Probablemente el único que recordaré en el futuro de mi paso por Filipinas. A primera hora de la mañana ha llovido con intensidad y me han dicho que todo estaba suspendido, así que por mi cuenta me he ido a dar un paseo, ya que el tiempo estaba mejorando mucho. He enlazando diferentes playas y me ha gustado mucho esta costa que todavía permanece salvaje y en algunas zonas sólo con nativos, quienes se ve que están completamente adaptados a vivir bajo un techo de palmeras y poco más.

He vuelto a las 2 horas y cuando pasaba por delante de mi hotel, me han preguntado si todavía estaba interesado en ir a las islas, porque iba a salir una motora de un momento a otro. Ha corrido el rumor de que el tifón ya se alejaba y eso parece que ha animado a la vida normal. Me he integrado en un grupo de 7 israelíes lo que no me ha hecho mucha gracia por experiencias anteriores, pero éstos eran educados y no ha habido ningún problema. De todas formas con quien más he tratado ha sido con un chileno y su novia alemana, que aunque iban en otra motora coincidíamos en todas las paradas y nos poníamos a hablar tanto de Chile, como de Alemania, e incluso de Donosti y Zugarramurdi, porque él trabajaba en un tema de diseño de museos y conocía Chillida Leku y las cuevas de las brujas. Estés donde estés el mundo es un pañuelo, porque pasábamos de hablar del desierto de Atacama a Berlin, Munich y seguido a los pinchos de la Parte Vieja, que le habían impresionado al chileno.

He estado todo el día en el agua, disfrutando de los fondos marinos en los que me ha impresionado el coral y los distintos tipos que había, más que los peces que no eran muchos. La zona me recordaba a la costa de Krabi en Tailandia, en la que estuve con mi familia el año pasado haciendo un tour muy parecido a éste de hoy. Las rocas kársticas creando figuras extrañas conforman el entorno que tanto me gusta a mí, y en el que me estoy haciendo todo un experto, porque creo que ya he visto los mejores del mundo: Halong Bay en Vietnam, Krabi y la isla de Phi Phi en Tailandia, éstos que pertenecen al archipiélago de Bacuit en Filipinas y también las rocas kársticas sobre río, como: río Perfume y Ninh Binh en Vietnam y Guilin en China.

Mañana volveré a Puerto Princesa por la misma ruta por la que vine, así que no sé que pasará, ni a qué hora saldré realmente aunque tengo que estar a las 7 de la mañana en la estación de autobuses, ni cómo estará el camino, ni si habrá suficientes viajeros para que le sea rentable hacer el viaje . Muchos ¡¡¡ ni.... !!! para cosa buena.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

29/09/2009

  El Nido /Puerto Princesa (Palawan - Filipinas)

 

Pues nada, que no doy una porque parece ser que el tifón Ketsana ya se ha marchado hacia Vietnam y lo de ayer a la noche fue que nos quería dejar su ¡¡¡ tarjeta de visita !!! Además he salido puntualmente, es decir, a las 7 de la mañana me montaba en la furgoneta y salíamos de vuelta para Puerto Princesa. Hoy el grupo estaba compuesto por una pareja alemana, un viejo de Liechtenstein con una jovencita filipina que le dedicaba muchas caricias y un matrimonio sueco : Urban y Maribel con quienes he venido hablando en español, porque ella es venezolana y le ha enseñado a él. Me ha venido comentando la situación de Venezuela y la recomendación de no ir o centrarme en sitios muy concretos. Una pareja muy agradable y también muy viajera porque según me decía Maribel, viven para viajar, privándose de muchas cosas para poder ahorrar y ver el mundo. También tienen una web "Maribel&Urban" donde se puede apreciar el nivel de sus viajes. Además me van a suministrar información de India y de alguna agencia que ellos me recomiendan para moverme en coche.

A pesar de haber parado de llover y de llevar una furgoneta 4x4, hemos tardado incluso 2 horas más que el otro día y aunque la fotografía de la ayuda de la pala corresponde al viaje de ida, hoy le ha costado también un rato poder llegar arriba en el mismo sitio y eso que tenía tracción a las 4 ruedas, pero es que las montañas de barro eran impresionantes. Esto da una idea de cómo es la única ruta entre estos 2 importantes puntos de la isla y de las condiciones en las que tienen que viajar los lugareños. Esta vez, supongo que el tifón ha contribuido con su granito de arena ¡¡¡ o con un saco entero !!! en complicar el transporte.

Por lo demás, aparte del largo y desagradable viaje no ha ocurrido nada más digno de mención y espero por tercera y última vez que mañana pueda hacer el ¡¡¡ tan deseado !!! tour del río subterráneo, que ya se me está atravesando un poco y del que tal vez espero más de lo que es en realidad, pero todo el mundo me ha hablado muy bien del sitio.

Las infraestructuras en este país dejan mucho que desear y ahora concretamente estamos en todo Puerto Princesa sin electricidad, por lo que sólo disponemos de luz proveniente de generadores, así que que cierro cuanto antes este diario para reservar la batería del laptop.

 

arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 

30/09/2009

  Puerto Princesa / Sabang / St. Paul Subterranean River (Palawan - Filipinas)

 

El tiempo se ha estabilizado y hoy ha hecho un día muy bonito y por fin he podido ir al St. Paul Subterranean River, que con sus más de 8 Km de longitud, es según dicen el río subterráneo navegable más largo del mundo.

Parece que al fin Filipinas se siente en deuda conmigo y quiere obsequiarme con un buen final. He pasado un precioso día disfrutando de un entorno de naturaleza casi virgen. Por la mañana, nos hemos trasladado en furgoneta durante un par de horas por una carretera/camino bastante decente respecto al viaje a El Nido y hemos llegado a Sabang, que está en la costa oeste de la isla. Un pueblo que me ha encantado porque tiene una enorme playa con olas en las que se podría practicar surf, aunque aquí los lugareños se limitan por falta de recursos económicos, sólo a jugar con ellas y coger algunas ¡¡¡ txampas !!!

Este pueblo es de pescadores por los numerosos barrotos que hay atracados y además muy engalanados con banderitas, dando un bonita imagen al paisaje que muestra una cara bastante salvaje. Todavía hay poco turismo y eso se nota en la pureza de todo lo que se ve.

Desde Sabang, hemos embarcado en barrotos y navegado unos 3 Km por la costa hasta una bahía que daba entrada al río subterráneo, con una playa realmente de película que tenía árboles que se inclinaban sobre la arena como dando cobijo. Vamos, una de esas playas desiertas en las que el náufrago de turno suele ser llevado por el mar, para que pase un buen tiempo sin estrés. Aunque el río subterráneo parece estar conectado con el mar, la poca profundidad impide navegar hasta su entrada y hemos ido andando por un denso bosque hasta la zona. Allí hemos embarcado en unas canoas y nos han dado un paseo por el interior de la cueva adentrándonos unos 2 Km que son los que permiten visitar.

El paseo ha sido muy agradable, porque aunque la entrada al interior del río parecía pequeña, después se ampliaba y navegabas por amplios túneles. Llevábamos un potente foco con el que hemos podido ver las clásicas figuras de rocas a las que hay que echar mucha imaginación para encontrar los parecidos que te indica el guía. Pero lo más interesante eran los centenares de murciélagos colgados que siempre dan un espectáculo ¡¡¡ terrorífico !!! y amenizado por las goteras que te caen de agua fría en el cogote y que ayudan a que te sobresaltes.

En definitiva, otro de los pocos agradables días que he pasado en Filipinas, los cuales se han producido todos en el Palawan. Mañana cojo el avión para Manila donde pasaré el último día en este país a la espera de coger el avión rumbo a Malasia en la isla de Borneo.

Al igual que ayer vuelvo a estar sin electricidad, por lo que hoy tampoco podré hablar con casa, ya que estoy sin teléfono y utilizo Internet con el Skipe. Ya llevo varios días sin poder hablar y contactando vía correo electrónico en los momentos que viene la corriente e Internet. Espero que mañana en Manila pueda hacerlo. Supongo que será una situación transitoria que nos ha dejado el tifón Ketsana y que en Vietnam también está haciendo de las suyas.

 

Ver reportaje
arriba
-------------------------------------------------------------------------------
 
© Viendomundo.com
Volver